Unidas por el destino 7/9

—–AKB48

Se escucha la voz de una mujer en el interior de la casa que no es la de Mayu. Yuki se tensa al escucharla. “¿Su tía…?”Se gira dirección a la puerta y hace mención de correr al interior. Recapacita y se detiene. Intenta escuchar qué dice.

Ya era hora de que volvieras. ¿Dónde estabas?– se escucha el sonido de algo rompiéndose- ¿Te han vuelto a detener? ¡Habla!– otra vez se escucha algo romperse- ¿Por qué no dices nada? ¿Te ha comido la lengua el gato?

Yuki está sorprendida por lo que escucha. “¿Por qué ha vuelto? ¿Quién la ha dejado libre?”

¿Y la cena? … ¿A qué esperas a prepararla? ¡Vamos!– se vuelve a romper algo.

¡No me toques!

No me contestes, niñata.– se escucha es sonido de un mueble rompiéndose- Ve a preparar la cena, que tengo hambre.

“¿Ha vuelto a beber? ¿Qué está pasando?” La sombra del interior sobre el jardín le llama la atención. Una sombre se levanta con dificultad mientras otra anda nerviosa de un lado a otro. Se agacha para acercarse más, andando de cuclillas.

-!Vamos¡ ¡Prepara la cena!- la sombra que está de pie se acerca a la que se ha terminado de levantar y la empuja.

-¡Ya está bien! ¡Fuera de mi casa!

También es casa de mi hermana por lo que se convierte en mía.

Ella hace tiempo que te prohibió que entraras en su casa.- la tía coge a Mayu de la chaqueta y la arrincona contra la pared- ¿Qué crees que dirá mi madre cuando se lo cuente? Que has vuelto a beber y entras en su casa sin su permiso.

¡Damare!, niñata. Esta casa también me pertenece.- empuja a Mayu y esta cae al suelo.

Yuki, a cada palabra que escucha, le es más difícil retenerse. Quiere hacer algo, pero si no se lo piden no puede entrar porque sí. “No le hagas nada.” Lucha por mantenerse escondida.

Sabes que eso no es verdad.- habla retadora Mayu.

Si no es mía tampoco es tuya.- empuja a Mayu.

Yuki mira la hora. “¿Dónde están sus padres? En teoría, a estas horas deberían de haber llegado. A no ser que mintiese…” Sigue analizado cada movimiento de las sombras que ve. “Me gustaría poder verlo más claro, pero me pueden ver.”

-De todas formas,- se acerca a Mayu cogiéndola del brazo- hasta de aquí a un mes, sigues estando bajo mi tutela. Así que…- empuja a Mayu hacia la cocina- la cena.

“¿Por qué me dejaron bajo su tutela? Se suponía que se había rehabilitado.” Piensa Mayu con rabia. Mira la ventana de la cocina y a su tía. “La cena te la preparas tú.” Le saca la lengua. Abre la ventana comprobando en cada momento donde está su tía. Se encala a la venta y sale al exterior. Rodea la casa hasta llegar a la puerta donde está Yuki escondida.

Yuki escucha que se acerca alguien y se esconde más. “¿Mayu-chan?” Retiene la respiración para evitar el mínimo sonido. Mayu se agacha, tumbándose completamente en el césped. Empieza a arrastrarse modo militar hasta pasar por completo al gran ventanal. Yuki espera a que Mayu no pueda verla y sale por donde ha salido Mayu. Vigila que no esté cerca antes de salir completamente. “Parece que no está. ¿Dónde habrá ido?” Empieza a andar pensando donde podría estar. Gira una esquina y se encuentra con Mayu apoyada en la pared.

-Me preguntaba cuanto tardarías en encontrarme.- habla cabizbaja y con media cara cubierta por la capucha.

-Me has descubierto, ¿eh?- dice rindiéndose.

-Digamos que,- se pone derecha y la mira fijamente- tu champú es muy característico.- después de hablar le da la espalda.

-¿En serio?- se sorprende y se huele el cabello- Yo no huelo nada.

Mayu se gira riéndose.

-¿En serio?- sigue divertida Mayu.

-¿Qué he hecho ahora?- se pone seria.

-Déjalo…- dice andando. Yuki se gira para mirarla.

-¿Te apetece cenar? Sé que  ya es tarde, pero seguro que tienes algo de hambre.- habla Yuki nerviosa. “¿Qué clase de argumento es ese?”- Podemos ir donde quieras, yo invito.

-Por aquí cerca hay un sitio donde sirven comida hasta tarde.- habla de espaldas a Yuki- Voy allí siempre que me detienes, está muy bien de precio.- empieza a andar. Yuki la mira extrañada. El gatito maúlla- ¿Todavía llevas al gato contigo?- se gira divertida.

-No he pasado por casa.- responde un poco apenada.

-No creo que pase nada mientras lo sigas llevando en el bolsillo.- anda de espaldas mirando a Yuki- ¿Vienes? Invitas tú.- Yuki corre un poco para ponerse a su altura.- ¿No me vas a preguntar nada?- dice para romper el silencio que empezaba a formarse.

-Estoy un poco cansada de interrogarte.- habla seria- A parte de que, por lo que he visto, sueles mentir.

-No todo es mentira.- se defiende- Sabes mi nombre, edad y donde vivo y con quien.- Yuki la mira un poco enfadada- No me mires así. Es verdad que vivo con mis padres, pero ellos no están aquí ahora.-respira hondo- Se fueron al extranjero a buscarle un internado o algo a mi tía para que deje de molestarnos y se rehabilite.- habla seria.

-¿Y por qué te han dejado bajo su tutela?

-Eso lo dice ella para que la deje quedarse… Pero no puedo echarla porque no tiene donde ir… Hacía tiempo que no bebía tanto… No sé por qué le ha pegado ahora, ahora se pone violenta…

-¿Sabes que estuvo detenida casi un mes?- Mayu asiente- ¿Sabías que estaba suelta?- niega- Si te vuelve a molestar… puedes llamarme… y podemos quedar.- habla ahora dubitativa- Así te puedes despejar.

-Me distraigo con otras cosas.- dice con indiferencia.

-¿Te refieres a robar en las tiendas?- habla con asombro.

-Es muy divertido, y sueltas mucha adrenalina.- habla emocionada- Es adictivo.

-Tienes que ir con cuidado, puede convertirse en tu droga.- le aconseja.

-¿En serio?- se pone seria.

-Puedes tener hasta abstinencia.

-No lo sabía…- se queda pensativa- Puede que siga tu consejo. Pero… no tengo tu teléfono.- se sonroja. El gatito maúlla. Saca el móvil y se lo entrega- ¿Me lo apuntas?

-Claro.- sonríe y le coge el móvil. Al cogerlo hay contacto entre sus manos. Las dos se sonrojan. Yuki marca el teléfono y le entrega el móvil. Mayu lo coge con ambas manos haciendo que haya más contacto, y lentamente para que dure más. Ambas se miran fijamente a los ojos sonrojadas.

-Gracia…- dice una vez se han soltado las manos.

-Gracias a ti por aceptar mi consejo.- sigue sonrojada. El gatito maúlla.

-¿Ya le has puesto nombre?- dice para romper la atmósfera que está formándose.

-Todavía no, pero tengo varias opciones.- Mayu la mira esperando a que se las diga- Me gusta Kumi, Saki, Yuu…

-Yuu, me gusta.- corta Mayu animada.

-¿Sí? Pues Yuu.- dice muy animada- Ya tienes nombre.- le habla a Yuu- ¿Te gusta?- Yuu maúlla- Le gusta.-Mayu la mira divertida- ¿Qué pasa?- le pregunta tocándose la cara- ¿Tengo algo?

-No es nada.- sigue igual- ¿Vamos?- al pasar por su lado le coge de la mano. Yuki se sorprende- Tengo hambre.- se sonroja. Yuki asiente de igual forma.

-Vamos.- dice de forma casi inaudible correspondiéndole la mano entrelazando sus dedos.

Ninguna de las dos dice nada. El silencio que se ha formado es agradable y no hay porqué romperlo. Solo con el sonido de los pasos basta.

——Fin del capítulo

Advertisements
This entry was posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , . Bookmark the permalink.

5 Responses to Unidas por el destino 7/9

  1. supaishi neko says:

    Asdfg asdfg ya faltan 2 cap solamente 😥
    ¡Es hermoso!

    Like

  2. mairemegami says:

    Me encataaaaa!!! La historia de la póliza y la ladrona*.* Vaya situaciones que montas 😡 pobre Mayuyu… Menos mal que el destino les unió!!! =3

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s