Seifuku Dance Trailer

 

Aquí os dejamos el trailer de nuestro próximo Fanfic ^.^/  Sí, han leído bien, nuestro =D porque también será escrito por por mi y por Maire Megami.

Este fanfic comenzará ha publicarse a partir del 23 de Junio, como dice en trailer, para acompañar al  Senbatsu Sousenkyo del blog

Espero que os haya gustado el trailer y leaís el fanfic ^.^

¡¡Os esperamos!!

Posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics, Morning Musume Fanfics, Novedades | Leave a comment

(Terror) 3

——Morning Musume

Es tarde y todavía no he conseguido pegar ojo. Últimamente me cuesta mucho dormir. Me siento extraña cuando estoy sola. Siento que me observan.

Sigo dando vueltas en la cama. La sensación hoy es más fuerte. Me incomoda demasiado. Hace calor pero estoy tapada hasta la nariz. Me siento muy insegura. Observo la habitación otra vez, no sé cuántas van ya.

Una sombra. Una sombra que la última vez que he mirado no estaba. Está delante del armario, cerca de la cama.

“Tranquila, Ayumi, te lo estás imaginando. Seguro que es la falta de sueño.”

Cierro los ojos y respiro hondo. “No hay nada. Sabes que no hay nada. Habrá algo que la cause. Pero… hubiese estado antes.”

Sé que no debería. Yo misma me pongo nerviosa cuando lo hacen en las películas. No entendía por qué lo hacían. Ahora lo sé. La curiosidad por saber si sigue ahí es muy grande aunque tengas miedo de descubrir que es real. Tengo que saberlo.

Poco a poco abro los ojos. No hay nada. Vuelvo a comprobar la habitación. Nada.

Respiro tranquila y me relajo para dormir.

Un peso extra. Un peso extra acomodándose a mi espalda.

“Me lo estoy imaginando. No hay nada, tú misma lo  has comprobado.”

Siento un aliento en la nuca. Un aliento causado por susurros.

-Buenas noches.

Posted in Fanfics, J-Pop Fanfics, Morning Musume Fanfics | Tagged | 1 Comment

Dance Dance Dance 08

Buenaas queri@s lector@s!!! ^.^ Por fiin puedo seguir con los fiics!!! \>.</ Aquí está la continuación del Dance Dance Dance, la historia de un loca nocturno y sus trabajadoras del grupo e-girls *.* y las protagonistas, ShuukaReina!!! OwO

Voy a seguir escribiendo, que tengo un Juujun’na Slave pendiente =D

Espero que os gustee!!! ^.^

——————————————————————————————————————————-

Manami

 

En un apartamento, modesto y tranquilo, descansan Manami y Mio. Charlan animadamente sobre la organización de los espectáculos de la semana. En cierto momento de la conversación sale el espectáculo de ikemen de esa noche.

-No puedes pretender que salga todo perfecto.-intenta animar, Mio, a su compañera, al notar su sentimiento de culpa.

-Ya pero…-sigue culpándose de los hechos.

-Pero nada.-le corta, abrazándole- Por mucho que sepas, veas o hagas, siempre hay inconvenientes.

-Aún así, me sigo sintiendo mal por Nozomi y Karen.-dice en un  hilo de voz- Son las que peor paradas han salido.

-No puedes curar los sentimientos dañados de la gente.-le da un beso en la mejilla-Si sigues así, también tú estarás mal.-le abraza más fuerte.

-Tienes razón.-sonríe, reconfortándose en sus brazos, girándose para darle un beso en los labios- Gracias.

-Aunque hay que reconocer que son una pareja bastante complicada.-bromea Mio para alegrar el ambiente.

-Si solo fuera la pareja…-suspira, girándose hacia ella, con una sonrisa- Vamos a la cama.-le da un beso en la frente antes de de cogerle de la mano para llevarle a la cama.

Llegan en silencio a la habitación y se preparan para acostarse. La primera en acostarse es Manami, que observa, en silencio, como termina de ponerse el pijama su pareja, Mio.

-Estaba pensando… -empieza a decir Manami, mientras Mio levanta las sábanas para poder acostarse a su lado -En que, a lo mejor, sería conveniente cambiar el orden de las actuaciones de la semana. -termina de recapacitar acercándose a ella para abrazarle.

-¿No crees que sea bueno que Nozomi y Harumi coincidan? -le pregunta acariciándole el brazo que rodea su pequeño cuerpo.

-Más o menos. -murmura dándole vueltas al tema -Es más por Nozomi y la pareja en sí.

-Le das demasiadas vueltas al asunto. -le da un beso -Nozomi estará bien, y si no, te pedirá ella misma el cambio. -Se acomoda entre sus brazos para dormir.

-Gracias, no se que haría sin ti. -le da otro beso antes de acomodarse para dormir –Oyasumi.

 

Por la noche, ambas mujeres salen para ir a su lugar habitual para cenar. Allí aparecen, también, varias trabajadoras del Dance Dance Dance. El ambiente, a pesar de todo lo sucedido, es el normal, con sus risas y sus bromas. Ninguna detecta lo sucedido como algo problemático o fuera de lo normal.

Minna! -les saluda Ami, acercándose junto las otras tres jefas –Konbawa! -Suelta la cintura de Erie para sentarse en la mesa.

Konbawa! -les saludan todas casi al unísono.

-¿Cómo va el espectáculo de esta noche? -pregunta Aya sentándose al lado de Manami.

-Si sale como lo hemos ensayado, se quedarán todas encandiladas. -le responde orgullosa de su equipo.

-Me alegra escuchar eso. -le dice Shizuka, después de pedir unas bebidas -Shuuka! -le llama, elevando un poco la voz, al encontrarse al otro extremo de la mesa.

La aludida de se gira, extrañada, y le saluda con una sonrisa.

-Dime.

-¿Hoy va a venir tu amiga? -le pregunta con tono socarrón.

Shuuka analiza la pregunta, con expresión neutra, y, disimuladamente, mira a su alrededor en su busca.

-No lo sé, hoy no he hablado con ella. -le responde, con un tono más apagado que el inicial.

-Si no viene, quiero que imagines que te está mirando para que te salga igual o mejor que siempre. -le dice elevando el vaso con la bebida en señal de brindis para darle ánimos.

Manami analiza la conducta de su compañera, y las palabras de su jefa, mientras termina de comer y brinda junto con sus compañeras antes de ir a abrir el local.

Una vez en el interior del lugar, todo empieza a cobrar vida. Las luces llenan de color las paredes y el suelo; la música suena de fondo, animando el trabajo de preparación de la apertura; y las chicas llenan de movimiento y vida la zona, con su ir y venir de la barra o los vestuarios. En los vestuario, Shuuka se ha quedado para repasar los movimientos de baile. Al ver que salen todas, menos ella, Manami se adentra en la pequeña sala, llamando a la puerta antes de interrumpir los pensamientos de su compañera.

-¿Nerviosa? -le pregunta sentándose en un banco.

Shuuka le mira extrañada, por la repentina pregunta, y niega con la cabeza.

-Pero no estás motivada. -añade, recostandose en el respaldo de la silla -¿Qué te preocupa? -le pregunta sin apartar su mirada.

-Yo… -intenta evitar la pregunta, nerviosa.

-Relájate, hay tiempo. -le ofrece sitio, a su lado, con la mano.

Shuuka obedece, cabizbaja.

-Respira hondo, y busca aquello que te hizo interpretar la canción la primera vez. -le dice levantando la mirada al techo, con una sonrisa melancólica -Cuando lo encuentres, guárdalo en tu mente.

Manami se levanta, comprobando que Shuuka está centrada en su respiración y recuerdos. Posa una mano en su hombro, para darle ánimos, y sale del vestuario. En la puerta le espera Mio, quien sonríe al verle.

-¿Todo bien? -le pregunta al ver que no ha entrado al vestuario a cambiarse de ropa.

-Eso espero. -le responde con una sonrisa -¿Vamos? -le ofrece la mano.

Mio le coge la mano, y de esta forma se dirigen a la barra. Se detienen en la entrada de ésta y se despiden con beso antes de que Mio se adentre detrás de la barra para empezar a trabajar. Manami se dirige a la puerta, comprobando la hora en su reloj. Cuando ve que es casi la hora, busca con la mirada a Ami. En ese momento el volumen de la música aumenta y, de detrás del escenario, sale Ami, quien le da una señal para que abra las puertas.

Animada, pide la documentación y charla con las clientas antes de que entren al local. La mayoría habituales, le preguntan sobre los espectáculos y sobre las empleadas, centrando más la conversación en Mio. A los poco minutos aparece Ruri, para ayudarle a aligerar la cola. Al quedar la calle solitaria, ambas aprovechan para relajarse y charlar de temas banales.

-El local se ha vuelto a llenar.- le dice Ruri mirando al interior del Dance Dance Dance.

-Sabiendo quien es el espectáculo principal, no me extraña. -le dice cruzándose de brazos de forma triunfante.

-¿Cómo le has visto hoy? -le pregunta algo preocupada -Parecía distraída durante la cena.

Manami suspira antes de responder.

-Parece que realmente se ha enamorado. -le muestra una sonrisa pícara -Pero… Se ve más insegura por ello. -cambia el tono de voz por uno más serio.

-¿Crees que vendrá Washio-san? -pregunta haciendo memoria por si no se ha dado cuenta de que ha entrado.

-No sé. -vuelve a suspirar -Pero sé que su presencia le animaría más a bailar. -murmura con melancolía en su mirada.

En ese momento aparece una silueta al final de la calle, acercándose al local. En sus manos parece que lleva algo, como una flor. A medida que se acerca, se puede distinguir que se trata de Reina, y que entre sus manos lleva un lirio.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~To be continued~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Por aquí abajo encontraréis el botón “Like” OwO No olvidéis darle clic si os ha gustado

Como no, comentad lo que os ha gustado o lo que no =) Así podré mejorar los próximos Fics ^.^

Y sobretodo, compartirlo y divulgarlo por las redes sociales y darle a “Follow” para recibir las actualizaciones al instante!!! 8)

Saludoos a tod@s nuestr@s lectorees!!!

Posted in E-Girls Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics | Tagged , , , , , , , , , , , | 5 Comments

Majisuka Gakuen 2 Trailer Final

 

Aquí está el trailer que anuncia el final del fanfic Majisuka Gakuen 2, que pensamos tenerlo terminado para inicios de este mes que viene =3 No penséis que el último capítulo sea el siguiente en publicarse, ya que quedan 2 capítulos para el final!!!

Espero que hayan disfrutado del fic, de la misma forma que hemos disfrutado nosotras escribiéndolo!!!

 

 

 

 

Posted in Novedades | Leave a comment

Majisuka Gakuen 2: Juujun’na Slave

Entrada

Kumi anda distraída en sus apuntes. De vez en cuando levanta la mirada para evitar chocar.

-Kumin.- escucha que le llaman- Espérame.- le dice Yuria andando apresurada- Que aplicada.- le dice cuando llega a su altura- Debería seguir tu ejemplo.- sigue empezando a andar- ¿Qué haces en el descanso? ¿Vas a ir con Itano-sama?

-Tenía pensado ir a la biblioteca.- responde con tono neutro.

-Últimamente estás extraña.- le analiza- ¿Ha pasado algo con Itano-sama?

-¿Por qué con ella?- pregunta un poco enfadada.

-Tu reacción me dice que sí.- sigue seria- ¿Por qué no vienes a la cafetería conmigo? Tienes que relacionarte más.- le aconseja.

-No sé si estaré de humor para relacionarme.- responde después de suspirar.

-Pues vamos a un lugar más tranquilo y te desahogas.- le da una palmadita en el hombro- ¿Vale?

-Mh.- asiente poco convencida.

*         *         *

Patio

En el banco de siempre está Itano junto con Atsuko.

-Sé que hace tiempo que no hablamos de esto…- comenta Atsuko mirando a las alumnas pasear de lejos- ¿hay alguien que te guste?- pregunta centrándose en la otra Reina.

-¿Y esa pregunta?- pregunta un poco tsundere.

-Es solo por curiosidad.- responde encogiéndose de hombros con una sonrisa.

-Me gustan muchas personas.- responde con el mismo tono.

-¿Y saldrías con esas personas?- sigue animada.

-No creo. Simplemente les tengo mucho aprecio.- cambia el tono a uno más serio.

-¿Y Kumin?

-¿Kumin?- Tomomi analiza el rostro de su amiga. Está animada pero la pregunta es seria- Es diferente con ella. Tengo la necesidad de protegerle, de saber que está bien.- responde después de tomar aire lentamente.

Atsuko asiente satisfecha ante la respuesta.

*         *         *

Clase 1-S

La clase está tranquila. Cada alumna está sentada en su pupitre. Solo se puede escuchar las palabras de la profesora Megumi dando la teoría.

Una alumna parece distraída, mirando por la ventana, Yuria. Parece que toma apuntes, pero solo está haciendo rayas sin sentido sobre la hoja de la libreta.

-No entiendo por qué me preocupo por ella.-murmura, suspirando, dejando caer el lápiz, en la mesa- Ella ha elegido ser su esclava.-vuelve a suspirar.

-¿Y ese suspiro?-interrumpe sus pensamientos la voz de Tani Marika, que está sentada a su lado.

-¿Qué quieres?-le mira de reojo, volviendo a coger el lápiz.

-Saber por qué suspiras tanto.-le muestra una sonrisa.

-Me cuesta entender el tema.-mira la hoja de la libreta llena de rayas, y vuelve a suspirar.

*         *         *

Despacho de Yui

El despacho está en silencio. Dentro están las ayudantes, sentadas en dos mesas pequeñas juntas, y Yui, sentada en la mesa más grande.

-Yo ya he terminado mi parte.- dice Tomu dejando un montón de papeles sobre la mesa de Yui- ¿Hago algo más?- pregunta revisando los documentos que quedan.

-Estos ya son míos.- le dice Yui con una leve sonrisa- Si quieres, ya puedes irte.

-Muy bien.- coge su estuche- Nos vemos mañana.- se despide antes de salir.

-¿Hoy no viene Saito-san?- pregunta Sumire mirando el montón que le queda a Yui.

-Ha venido antes. Le he mandado para que el profesorado revisara unos documentos.- le explica mirando la hora- Pero ya debería estar aquí.- comenta más para sí misma- ¿Se habrá entretenido con algo?- se pregunta casi en un murmuro.

-Puedo hacer su parte, no me importa.- le dice después de comprobar la hora.

-Tranquila, no creo que tarde mucho en venir.- dice poco convencida.

-Me esperaré hasta que venga.- revisa los montones- ¿En qué te ayudo?

-Pues…- desiste- este mismo.- le señala uno de los montones.

*         *         *

Patio

Sentada en el suelo, bajo la copa del árbol donde está el banco donde suele estar Itano, está Anna. Se encuentra distraída mirando el movimiento de las sombras de las hojas por la suave brisa.

Unos pasos acercándose le llaman la atención y levanta la mirada. Se encuentra con Kumi que parece sorprendida de verle.

-Si te molesto,- empieza a hablar Anna- puedo irme.- hace mención de levantarse.

-Ha llegado antes, no puedo echarle.- le dice evitando que se levante.

-Parece que no te gusta mi presencia.- le dice al ver que hace mención de marcharse- ¿He hecho algo que te moleste?- le pregunta al ver que tiene su atención.

-No es eso.- responde incómoda negando con las manos- Solo que…

-No esperabas verme aquí, sola, sin Itano-sama, ¿no?- le interrumpe al ver que no encontraba las palabras.

-Más o menos…- se apaga al ver que puede leerle.

-Si quieres, puedes sentarte conmigo. Me puedes hacer compañía.- le sonríe.

-Con permiso.- se sienta a su lado de forma tímida.

*         *         *

Pasillo

El pasillo se encuentra solitario dado a que es horario de clase. Una Reina, junto con su Sub-reina, pasean tranquilamente camino a la cafetería. En ese momento suena el timbre, indicando la hora de la pausa.

El lugar se llena inmediatamente de alumnas, camino a la cafetería, al patio o hacia otras aulas. A pesar de tratarse de una Reina, algunas alumnas topan con ella, impidiendo su paso. Su Sub-reina se da cuenta de este detalle y detiene su paso.

-Maeda-san, ¿se encuentra bien?- le pregunta de forma formal al estar rodeadas de alumnas.

-¿Por qué lo dices?- finje una sonrisa, como si no hubiese sentido el último empujón.

Paru sujeta su mano y le guía hasta la pared, por donde circulan menos alumnas.

-Me apetece ir por aquí.-le muestra una sonrisa cómplice -A lo mejor veo a Ricchan y a Annin.-reanuda su marcha, sin soltar la mano de la Reina.

Arigatou, Paru.- murmura Atsuko, dejándose llevar por la menor.

*         *         *

Patio

La situación ha cambiado. Anna ya no está pero sí su reina, Itano. Kumi sigue sentada bajo el árbol. Tomomi está centrada en el móvil. De vez en cuando mira a Kumi que parece que se ha dormido.

-Puede coger frío.- se dice a sí misma al notar la brisa. Analiza la ropa que lleva, solo la camisa, y suspira- No le puedo dejar nada…- se levanta del banco y se sienta a su lado- Así le puedo cubrir un poco de la brisa.- piensa un poco animada.

Kumi, al sentir calor, se acerca más a Tomomi, apoyándose en ella.

-Eh… Kumin…- le llama nerviosa por la repentina proximidad. Al no obtener respuesta se levanta de golpe despertándole.

-¿Pasa algo?- se asusta un poco Kumi.

-No… Na-nada.- responde nerviosa negando con las manos- Había una abeja.- sigue volviendo a sentarse en el banco.

-Ya la he apartado.- dice una recién llegada Atsuko muy animada.

-Gracias.- le agradece Tomomi todavía nerviosa.

-Has molestado a Kumin por una abeja.- le pica Atsuko.

-Una abeja, ¿eh?- murmura Kumi un poco apagada al ver la proximidad entre ambas reinas- ¿Ha sido porque ha llegado ella o por mí?- sigue apagándose más.

*         *         *

Pasillos

Las clases ya han terminado. Yuria sale de clase, distraída, haciendo caso omiso al resto de sus compañeras. Instintivamente se dirige hacia la zona de las clases de segundo. Mira el cartel del aula, la 2-S. Suspira, después de comprobar que el aula ya se encuentra vacía.

-¿Qué hago aquí?- murmura bajando su mirada al suelo.

-Es extraño que no lo sepas tú.-se escucha a sus espaldas.

-Kumin-san.-se gira sorprendida, encontrándose a su amiga con una sonrisa- Y-y-yo p-pe-pensaba que ya te habías ido.-cierra fuertemente los ojos, para relajarse.

-He venido a por la cartera.-pasa por delante de ella, para acceder al aula.

Yuria le sigue con la mirada, hasta que recupera su cartera y sale del aula. Ambas se quedan en silencio.

-Yo… -empieza a hablar, en voz baja, Yuria -¿Vamos juntas a casa?

-Claro.-le responde con una sonrisa algo triste.

Yuria se percata de ese gesto y le abraza.

-Todo irá bien, ya lo verás. -murmura sin dejar de abrazarle.

Kumi se relaja, y le devuelve el abrazo.

-Bien, vamos.-se separa, Yuria, algo sonrojada y cabizbaja, adelantándose un poco a su compañera.

*         *         *

Puerta de entrada

Itano está apoyada en el muro devolviendo los saludos de las alumnas con un ligero gesto de cabeza.

-Lo ha visto seguro.- se queja en voz baja- Ahora pensará raro…- suspira- ¿Cómo puede ser tan observadora?

Una alumna acercándose le llama la atención. Es su tocaya. Se incorpora al verle acercarse.

-¿Te he hecho esperar?- le pregunta Kasai al saber que es un poco tarde.

-Sé que hoy tienes algo con el club.- le resta importancia- ¿Volvemos juntas?

-Ya que te has esperado sería muy cruel decirte que no.- le responde con una sonrisa empezando a andar- ¿Ha pasado algo?- le pregunta cuando la reina se pone a su lado.

-Nada importante.- se encoge de hombros.

-Por eso te has esperado a mí, ¿no?- ralentiza un poco la marcha- ¿He hecho algo?- se preocupa un poco.

-Que va. No has hecho nada.- niega rápidamente con las manos- Es solo que…- intenta ordenar lo que quiere decir- Hoy me ha preguntado Atsuko si había alguien que me gustara.- retoma la marcha- Sé que todos mis sentimientos son de aprecio, y se lo he hecho saber.- respira hondo- Entonces me ha preguntado por Kumin…

-¿Por Kumin?- se extraña.

-Puede que le esté haciendo daño y no me haya dado cuenta.- suspira.

-Si le has hecho daño, no ha sido a propósito y ella lo sabe.- intenta animarle- Ella ha elegido servirte, sea por el motivo que sea. Si ella hubiese visto que le has hecho daño adrede, lo más seguro que se hubiera apartado.- le coge de la mano- Y yo no pienso que lo hayas hecho.

—–つづく

Posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics | Tagged , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Casi Humanas: A primera vista

[Semanas antes de “Del Cielo al Infierno”]

Cafetería de Anna. 7:00. Todavía está cerrada y en su interior todavía están Yui y Minami. Están arreglando la tubería del fregadero. Yui está debajo de él mientras Minami le alumbra con una linterna y Anna limpia el agua que ha estado saliendo desde antes de cerrar el bar.

Unos minutos más tarde entra Kumi en el callejón donde está la puerta de atrás. Lleva consigo una sombrilla de calle. La puerta está junta por lo que mira el interior por si ve a Yui. Al no verle se apoya en la pared para esperarle. “Estará cambiándose de ropa” se dice a sí misma.

-Buenos días.- escucha que le dicen- ¿Esperás a alguien?- le pregunta Mina un poco curiosa.

-Bu-buenos días.- le devuelve el saludo un poco torpe- Es-espero a Yokoyama-sa-sama.- sigue todavía nerviosa.

-¿Todavía está aquí?- le pregunta un poco confusa.

-Parece que se ha roto una tubería o algo.- responde un poco más tranquila.

-¿En serio?- se asoma por la puerta.

-Pero parece que ya está arreglada.- intenta que no se preocupe.

-Eso está bien.- le sonríe.

-Ya estoy.- interrumpe Yui saliendo acompañada de Minami.

-Voy a ayudarle a limpiar.- dice Mina entrando- Buenos días.- se despide antes de desaparecer detrás de la puerta.

-Aquí tiene.- reacciona Kumi entregándole la sombrilla a Yui.

-Gracias.- le agradece.

(Días después)

Kumi entra en la cafetería y se sienta en una mesa que ve vacía. Mira por la cafetería en busca de alguien. Cuando le encuentra se relaja. Le ve servir desde la mesa casi sin perder detalle. En un momento dado sus miradas se encuentran. Kumi, al ver que le sonríe, retira la mirada sonrojada.

-Buenos días.- le saluda Mina acercándose con una sonrisa- Eres la chica del otro día, ¿verdad?- le pregunta animada- Me alegra ver que te has decidido a entrar. ¿Quieres tomar algo?

Kumi no sabe qué decir. Mira el tipo de cafetería que es y los pedidos que hay encima de otras mesas.

-Un zumo de frutas estará bien.- responde después de una pausa.

-Ahora te lo traigo.- le dice animada antes de alejarse.

Kumi vuelve a centrarse en ella. Alguien en la barra llama su atención al ver la actuación de la dueña hacia otra de sus clientas.

-Aquí tienes.- le saca de sus pensamientos Mina- Espero verte más a menudo por aquí.- le dice antes de alejarse a servir a otros clientes.

(Durante “Del Cielo al Infierno”)

Aki se acerca a atender a Kumi.

-Buenas, ¿hoy no está Minarun?- le pregunta Kumi después de mirar por la cafetería.

-Hoy seré yo tu camarera- le responde con una sonrisa.

Kumi se desanima.

-¿Qué le pongo?- dice haciendo la mención de tomar nota.

-Tomaré un chocolate- habla desanimada.

-De acuerdo. Ahora lo traigo- va a donde se encuentra Anna.

Kumi suspira y mira la lista que lleva en el bolsillo. “¿Podré ir a verle?”

Llega a casa de Yui después de hacer todos los recados. Antes de abrir la puerta ésta se abre sola.

-¿Ya has llegado?- le pregunta Minami al reconocerle.

Le mira extrañada. No recuerda que estuviese en la casa cuando ella ha llegado a por la lista.

-Eres cercana a Mina-san, ¿verdad?- le pregunta Minami haciendo memoria- Si tienes un momento libre, ¿podrías ir a verle?- ahora pregunta mirando a Yui.

-¿Le ha pasado algo?- se preocupa.

-Solo le he tenido que modificar los recuerdos.- responde Yui con indiferencia- Debería estar bien.- analiza los nervios de su sirvienta- Si ya has terminado con la lista, puedes ir a verle. Así ella está más tranquila.- sigue con indiferencia.

-Muchas gracias.- le agradece con una reverencia prolongada- Iré a verle.

Llega a casa de Mina. Llama y, al no obtener respuesta, comprueba si la puerta está abierta.

-Con permiso.- dice entrando. Cierra la puerta y se dirige a la sala de estar. Mina está tumbada en el futon todavía con la ropa de calle puesta. “Debería ponerle el pijama” piensa recordando las palabras de su dueña.

A los minutos de haberle cambiado de ropa, Mina se despierta.

-¿Cómo te encuentras?

—-Fin

Posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics | Tagged , , , , | 1 Comment

Casi Humanas: Borrón

[Años antes de “Del Cielo al Infierno”]

Hace mucho calor. Rena va andando por el patio de la universidad. Va cargada con unos papeles. Entes de entrar en el edificio está a punto de chocar con alguien.

-Cuidado.- dice la otra chica con una sonrisa- ¿Nos conocemos?- le pregunta mirándole bien.

-Soy la seito kaichou.- responde Rena un poco sonrojada al ver que no le reconoce.

-Entonces eres un año menor que yo.- sigue con su sonrisa- No hace falta que seas tan formal, seito kaichou.- amplía su sonrisa- Parece que no te encuentras bien,- le dice al notarle algo pálida- deberías descansar.

-Es solo el calor.- le dice intentando no preocuparle- Estoy bien, Furukawa-senpai.

(Unos meses después)

Rena sale animada al centro siguiendo a su senpai.

-Airin.- le llama para llamar su atención.

-Rena.- detiene el paso para que le alcance- Hoy has terminado pronto.- le comenta con una sonrisa- ¿Volvemos juntas?

El silencio les envuelve. Rena parece un poco incómoda.

Senpai.- rompe el silencio Rena- Hay algo que no te he dicho.- le dice un poco apagada.

-¿Qué es?- detiene la marcha para tener toda su atención.

-Es que…- duda un poco- no soy como crees que soy…- dice bajo- No soy como las demás.- le mantiene la mirada- Me gustaría que no te asustases…

-¿De qué se trata?- le pregunta preocupada.

-Soy…- retira la mirada y la centra en sus manos- una vampiresa… No puedo estar expuesta bajo es sol de manera directa y algún día necesitaré beber sangre…- le explica evitando mirarle.

-¿Estás diciendo que los vampiros existen?- le pregunta divertida.

-Déjalo.- niega con la cabeza- No te he dicho nada.- fuerza una sonrisa- Me adelanto, ¿vale?- empieza a correr.

Al día siguiente Airi le espera en la salida.

-Rena.- le llama al verle- Siento lo de ayer.- se disculpa- Déjame acompañarte a casa para compensarte.

-No hace falta.- niega con las manos. “¿Por qué hoy?”

-Tengo curiosidad por saber más de ti.- le dice de forma sincera.

Llegan a casa. Rena le ha explicado sobre su condición y sus limitaciones. La edad para tener la necesidad de beber sangre. Le explica que a veces se llega a borrar la memoria de quien muerden. A cada palabra le cuesta estar más centrada.

-Entonces,- analiza todo lo que le ha contado- no tardarás en tener los… ¿impulsos?

-Lo siento Airin, pero creo que deberías irte.- le dice al ver que cada vez le cuesta más controlarse- No estás segura ahora.

-Déjame ayudarte.- le dice preocupada.

-¿Segura que quieres ser tú? No quiero hacerte daño.- le advierte.

Suben a la habitación de Rena. Se apoya en el escritorio para evitar caer o lanzarse sobre Airi.

-¿Dolerá?- le pregunta sentádose sobre la cama.

-No lo sé. Es la primera vez que lo voy a hacer.- se agacha un poco delante de ella para descubrir su hombro. Poco a poco se acerca. Escucha las pulsaciones aceleradas de su senpai y siente que las suyas se ponen a su ritmo. Respira hondo y muerde. Siente que Airi se resiste un poco, que se queja, pero no puede parar, tiene demasiada sed.

-¿Qué me has hecho? No creía que lo ibas a hacer.- le dice Airi cuando termina de morderle.

-¿No me creías?- le pregunta preocupada.

-¿De qué me hablas?- le pregunta un poco enfadada- Todo eso son fantasías.

-Intentaré que no te acuerdes de esto.- le dice muy apenada.

-¿Vas a borrarme la memoria?- le pregunta burlándose un poco.

-No me dejas otra.- desiste- Te lo he contado antes. No siempre es fácil

-¿Por qué haces esto? Rena.- se levanta de la cama con la mano sobre el hombro- Eso no es posible.

-No me dejas otra alternativa. Lo siento…- le dice acercándose a ella.

-¿Qué vas a hacer?- retrocede un poco.

-No te acordarás de nada…- Rena le sostiene la cabeza con ambas manos y respira hondo- Intentaré que no lo olvides todo.

Airi se queja y está a punto de caer. Rena hace más fuerza para evitar su caída. Se agacha para dejar a Airi tumbada. En un momento dado, Airi siente un fuerte dolor de cabeza y le coge las manos de Rena. Rena apoya su cabeza en la de su senpai– Lo siento…- se vuelve a disculpar.

Una honda separa a Rena de Airi. Rena cae al suelo por todo el esfuerzo y mira a Airi.

-Airin.- le llama acercándose a ella.

Airi abre los ojos. Mira a Rena. Se incorpora un poco y mira la habitación.

-¿Dónde estoy?- pregunta mirando a Rena.

-Airin, soy yo.- le dice acariciándole las mejilla.

-¿Quién eres? Déjame.- se aparta de ella un poco asustada.

-Airin, soy yo.. Rena.- le dice con miedo.

-Lo siento, pero no sé quién eres.- le dice levantándose.

-No me dejes… Airin… Soy yo…- se levanta y le coge del brazo para que no salga.

-No me toques.- le aparta con un movimiento brusco.

Rena cae de rodilla y empieza a llorar.

-No he sabido hacerlo bien.- se lamenta entre sollozos- Lo siento.

El día siguiente llega. Rena, al haber completado todas las fases, se ha quedado en casa. Se mantiene sentada en la cama, cubriendo su cabeza con ambos brazos, en una habitación completamente oscura.

-Puede que esto haya sido lo mejor.- se dice a sí misma.

—–Fin

Posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics | Tagged , | 1 Comment

Majisuka Gakuen 2: Dear My Teacher

Entrada

Las alumnas abren paso ante la llegada de una reina y su ayudante. Las Tomomi conversan animadas al no tener que preocuparse por chocar con alguien.

-¿Quieres que te acompañe a clase?- le comenta la reina para seguir con su conversación.

-No hace falta.- le guiña un ojo- Podemos seguir después.

-¿Estarás en el descanso?- le pregunta un poco molesta.

-Te prometo que estaré.- le muestra el dedo meñique.

-Muy bien.- junta ambos dedos- Nos vemos más tarde. Sabes donde encontrarme.- se despide con un gesto de mano algo pesado.

*         *         *

Sala de profesores

El profesorado está preparándose para las clases.

-Cindy.- le llama Okuchi Misa- No me las satures mucho que después no tienen ganas.- le riñe de broma.

-Esa es la intención.- le saca la lengua antes de salir.

-Es verdad.- le dice Megumi- Después de tu clase no tienen ganas de nada más.- sigue con la broma.

-No me gustaría ser una de sus alumnas.- dice Ito Mana revisando sus apuntes- Parece mortal.

-Iba a venir una profesora nueva, ¿no?- pregunta Megumi haciendo memoria.

-En un principio vendrá en el descanso.- dice Noro entrando en su despacho.

*         *         *

Clase 3-B

La clase está silenciosa. Solo se puede escuchar las explicaciones de Biología de la profesora Urano. Ninguna alumna está prestando atención a la clase: algunas leen otras asignaturas o libros, otras se comunican a través de papelitos que van de un lado a otro de la clase, y alguna duerme.

Al final de la clase están sentadas Yuki y Aki, quienes observan con desinterés a su profesora.

-¿Cuanto queda de clase?-pregunta la reina algo molesta, al ver que se trata de una pérdida de tiempo.

-Media hora.-le responde la ikemen después de comprobar la hora en su reloj.

-No deberíamos de haber entrado.-murmura dejándose caer sobre el pupitre- ¿Que está haciendo Kasai-san?-pregunta centrando su atención en ella.

-¿Qué te ha llamado la atención de ella?-pregunta Aki extrañada, mirando en su dirección.

-No tiene nada que ver con eso.-le riñe fingiendo molestia.

-Parece que está tomando apuntes.-le responde después de analizar a Tomomi.

-Parece que es la única.-mira al resto de la clase- Se los pediré al terminar la clase.-dice con una sonrisa de triunfo, Yuki, volviendo a echarse sobre el pupitre.

-Yo también le pediré los apuntes.-se apoya en el respaldo de la silla, a espera de que termine la clase.

*         *         *

Pasillo

Es tiempo de descanso entre clases. Algunas alumnas salen de clase de forma pesada. Kasai anda desperezándose pegada a la pared para evitar chocar con alguien. En ese momento se cruza con la profesora Ohori. Pasa por su lado, sin mirarle pero hay un ligero roce de manos. Junto ese ligero roce, casi desapercibido, Tomomi le pasa un papelito bien doblado.

Siguen su camino, como si nada hubiese pasado, con naturalidad. En ese momento se encuentra con Maeda, que pasa por su lado con naturalidad al no topar con las alumnas.

-Kasai-san, ohayou.-le saluda la reina con una sonrisa natural.

Ohayougozaimasu.-le devuelve el saludo con una reverencia.

-¿Vas a ir después al patio, con Tomochin?-le pregunta reanudando la marcha.

Hai.-le responde siguiéndole rápidamente para evitar que las alumnas le corten el paso.

-Yo iré a la segunda pausa.-se detiene en la puerta baño- Si le ves, avisale de mi parte.-le vuelve a sonreír antes de entrar.

-Hai.-le responde con otra reverencia.

Al desaparecer la presencia de la reina, las alumnas se vuelve a juntar entre sí, dificultando su camino.

*         *         *

Baño de profesoras

Megumi entra al baño y se lava la cara. Respira hondo antes de sacar la notita que le ha pasado Tomomi.

-¿Un día pesado?- le pregunta Asuka saliendo de un baño. Al acercarse al lavabo a lavarse las manos se da cuenta del papelito- ¿Todavía te haces chuletas?- le pregunta de broma.

-No-no…- arruga el papelito nerviosa- No es nada.

-Estamos solas.- le dice para que se relaje- ¿Es de una alumna?- le pregunta por su reacción- Tranquila, no diré nada.- se apoya en el lavabo- Es bastante complicado para que vaya alguien contándolo.- le habla de forma cómplice- Te dejo.- se despide antes de salir.

Megumi le observa salir del baño, analizando sus palabras. Respira profundamente antes de volver a abrir el papelito.

 

Hoy no vamos a tener clase juntas… T.T  Tengo una duda de algo y me gustaría que me ayudases a resolverla (>_<) Te estaré esperando en el aula, al finalizar las clases, chiyuu~ ^.^

 

*         *         *

Patio

Itano está sentada en el banco habitual. A su lado, Kumi. Desde lejos se ve a Kasai acercarse a ellas.

-Kumin, ¿te importaría dejarnos solas?- le pregunta la reina antes de que se acerque Kasai.

-Muy bien.- se levanta y le hace una reverencia antes de irse.

-Aquí estoy.- dice la recién llegada animada- Espero que no pensases que no iba a venir.

-Me lo habías prometido y tú no eres de las que rompen sus promesas.- le dice indicándole que se siente.

Tomomi se sienta y se forma el silencio entre ambas.

-Seguramente no querrás decírmelo pero, ¿tienes algo con la profesora Ohori?- se atreve a preguntarle la reina.

-Yo…- duda.

-Puedes confiar en mí, no se lo voy a contar a nadie.- respira hondo- ¿Te gusta?

-Mh.- asiente cabizbaja- Empezó como un juego y ahora es como si estuviésemos saliendo.- habla en voz baja.

-¿Desde cuándo?- le pregunta tranquila.

-Primero solo iba por las dudas, después empecé a sentir algo. Tenía la necesidad de verle a cada descanso.- respira hondo- Siento no habértelo dicho antes.

-Sé que es algo que no se puede ir diciendo.- le dice de forma comprensiva.

-¿Crees que alguien más lo sospecha? ¿No he sido discreta?- le pregunta preocupada porque le ha descubierto.

-Supongo que, si lo he sabido, ha sido porque sabía con quien estabas.- intenta que se tranquilice- Soy bastante observadora.- le guiña un ojo.

*         *         *

Enfermería

El lugar se encuentra solitario. Asuka es la única que ocupa el lugar, sentada en su silla, revisando un informe. En ese momento alguien llama a la puerta. La enfermera mira la hora.

-Juraría que ahora no hay clases de educación física.-murmura extrañada- Adelante.-dice para que la persona que se encuentra detrás de la puerta pueda oírle.

-Kuramochi-sensei, ¿tiene un momento?-le pregunta Aki mientra entra, comprobando que están asolas.

-¿Necesitas algo?-le pregunta algo preocupada por la repentina visita de la ikemen.

-Es solo que la clase de biología me ha dejado sin energía.-le responde desviando la mirada- Quería descansar aquí, contigo.-murmura sonrojada.

-Te prepararé una cama.-le dice de forma juguetona, acercándose a ella.

*         *         *

Despacho de la directora

En el despacho se encuentran la directora, Kayo Noro, y una profesora, Ohori Megumi. El ambiente parece tenso e incómodo. Noro da vueltas de un lado a otro, mientras Megumi sigue de pie, cabizbaja.

Después de varios minutos así, la directora vuelve a su asiento, apoya los codos en la mesa y entrelaza sus dedos, mirando fijamente a su compañera.

-Parece que la más cuidadosa es a la que han descubierto.-dice en tono pesado, suspirando al final de la frase.

Gomen’nasai.-hace una reverencia bastante prolongada- Me iré enseguida.-le dice sin dejar de hacer la reverencia.

-Sabes que en este centro tenemos unas normas.-dice Noro usando un tono autoritario- Y hay castigo para quien las incumple.

Gomen’nasai.-se vuelve a disculpar sin abandonar su posición- No era mi intención desepcionarle.

Noro se levanta de su silla, al ver que Megumi sigue disculpándose, y, con un toque en el hombro, hace que se incorpore.

-Ve con más cuidado.-le dice sujetando su rostro para que le mire a la cara- Los rumores pueden hacer daño al prestigio del centro.-le mira fijamente a los ojos- Y sobretodo a ti.-le sonríe.

Megumi le mira extrañada, confusa.

-Es normal que las adolescentes inventen rumores sobre alumnas y profesoras.-sigue Noro, apoyándose en la mesa- Están en esa edad en que se fijan en los profesores y sienten celos de las alumnas que se acercan antes que ellas.-le explica con una sonrisa cómplice.

-¿Un rumor?-murmura al entender las palabras de su directora y amiga.

-Puedes retirarte.-le dice, usando un tono profesional, regresando a su silla.

Arigatou.-le hace una reverencia antes de salir del despacho.

*         *         *

Entrada

Las clases ya han terminado y las alumnas van abandonando el centro. Entre las estudiantes hay dos que llaman la atención y les hacen pasillo.

-Sigue resultándome extraño llamar tanto la atención.- dice Anna un poco nerviosa a su acompañante Itano.

-Poco a poco te acostumbrarás.- le sonríe Itano- Ya verás. Lo llegarás a ver incluso cómodo.- se ríe- Si vas medio dormida no chocarán contigo.

-Eso es verdad.- se ríe ella también-Es una buena forma de verlo.

-Y si te sientes muy observada, es cuestión de buscar un sitio tranquilo, que no vaya mucha gente, y hacerlo tuyo.- le guiña un ojo- Así consigues un poco de tranquilidad.

-Seguiré tu ejemplo.- le dice animada- ¿Te ha pasado algo bueno hoy?

-Podría decirse.- se gira para ver el edificio- He vuelto a recuperar la confianza con Tomomi.- termina de decir mirando a Anna.

*         *         *

Clase 3-B

Kasai está parada delante de la puerta, algo dubitativa. Mira a su alrededor, comprobando que no quedan alumnas en el centro. Suspira y abre la puerta.

En el interior del aula se encuentra su profesora, Megumi.

Konbanwa, sensei.-le hace una pequeña reverencia, mirando de reojo hacia los pupitres por si hay alguna alumna.

Al comprobar, una vez más, que se encuentran asolas, cierra la puerta y se acerca a la mesa de la profesora.

-He oído que te han llamado al despacho de la Kaichou.-le dice preocupada.

Megumi niega con la cabeza, dibujando una sonrisa en sus labios.

-Va todo bien.-le dice mirando de reojo- Noro nos apoya.-murmura, mirando con temor a su alumna.

-¿Quieres decir…?-le dice algo asustada, Kasai.

-Tranquila.-se levanta y se acerca a ella- Somos amigas, y dice que no cree en rumores.-le susurra, bastante cerca de sus labios.

-¿Rumores?-dice casi en un suspiro, a causa de la tensión del momento.

-Exacto, rumores.-rodea la cintura de la menor, para pegar ambos cuerpos- Aishiteru.-susurra antes de romper la distancia entre sus labios.

Kasai se deja llevar, por primera vez, por la situación, en su aula, y con su querida profesora, Megumi.

—–つづく

Posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics | Tagged , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Por ella 2

—-Pretty Cure

Desde que hablamos ese día he notado a Nagisa un poco diferente. Parece distraída y distante. Me preocupa que sea porque sabe que me gusta una chica. A consecuencia de esto yo también voy distraída a clase. Me gustaría preguntarle, saber qué es lo que le pasa, pero me asusta que piense que no es de mi incumbencia y me aparte como la otra vez…

-Nagisa.- le llamo acercándome a su mesa- ¿Podemos hablar?- me decido. No puedo seguir con esta situación. O se lo digo o se apartará más de mi lado. Estoy dispuesta a todo. Pase lo que pase, se va a apartar igual. Así, como mínimo, sabe como me siento.

Vamos a la azotea. Ella sale directamente y se apoya en la barandilla. Yo me mantengo detrás, a una distancia prudencial.

-Nagisa, yo…- empiezo a hablar.

-Honoka.- me interrumpe sin darse la vuelta- ¿Podría saber quién es ella?- pregunta girándose pero sin apartarse de la barandilla. Su semblante es serio, algo decaído.

-No estaba muy decidida a decírtelo pero…- doy un paso adelante- me gustaría que supieses como me siento. Esto para mí no es fácil. Es una situación que no sé como llevar. No sé qué hacer ni cómo actuar… Me he dado cuenta que, desde que sabes que me gusta alguien, estás más distante… Yo…- noto que me tiembla la voz.

-¿Es posible que te pueda gustar una chica?- me interrumpe- ¿El sentimiento es igual que en un chico? Debe de ser difícil darse cuenta que te gusta alguien del mismo sexo. ¿Podrá confesarse algún día?- habla como si enumerase una lista mirando el cielo- Para alguien como Honoka, ¿lo estará llevando bien ella sola? ¿Le habrá costado saber que es el mismo sentimiento que podría tener hacia un chico? ¿Qué pensará su familia?- sigue mirándome- Todo eso es lo que me mantenía distante. Me daba rabia que hubieses pasado por todo esto tú sola. No debió ser nada fácil contármelo. Tuviste mucho valor en hacerlo. Yo no sé qué hubiese hecho si hubiese estado en tu situación.- me sonríe- Siento haberte interrumpido.- se rasca la cabeza un poco avergonzada- Pero sabía que te preocuparía mi actitud pero eso te lo he dicho.- sigue con su sonrisa- ¿Qué es lo que querías decirme?- da un paso adelante quedando más cerca de mí.

¿Qué hago? Después de todo lo que me ha dicho. Estaba preocupada por mí, no molesta. Si se lo digo, ¿qué pasará? ¿Debería hacerlo? ¿Debería confesarme, decile por fin quién es ella? Pero, corro el riesgo, ahora sí, de ser yo cien por cien la causante de eso.

-Honoka.- suena un poco preocupada.

Al volver a fijarme en ella, está más cerca de lo que estaba. La tengo a escasos centímetros de mi rostro. Siento que se me entrecorta la respiración, que el corazón se me va a salir del pecho. Cierro los ojos fuertemente para poder respirar hondo.

-Nagisa, me gustas.- me atrevo a decirle sin mirarle, todavía con los ojos cerrados.

No escucho ningún sonido de parte de ella. No dice nada y todavía siento su presencia cerca.

Abro lentamente los ojos. Se encuentra con la mirada perdida en la nada. Parece que ni respira. ¿Qué hago? He metido la pata, ahora sí. No he debido decírselo. Noto que me lloran lo ojos, que tengo ganas de huir… No lo puedo evitar y empiezo a llorar. Cubro mi rostro y me dejo caer de rodillas. Esta situación me puede. No sé qué hacer. Me he confesado a mi mejor amiga, eso no sale en los libros.

-No… No quiero perderte.- le digo entre sollozos- Yo…

-Honoka.- siento que me acaricia la cabeza- No me voy a apartar.- me acaricia las mejillas para hacer que le mire- Voy a estar aquí para ti, como siempre.- me seca las lágrimas- ¿Sabes?- muestra media sonrisa- Algunas veces he sentido que eras la única a la que quería ver, que necesitaba ver.- se sonroja un poco- Puede que haya pensado que quedaba bien como tu príncipe.- aparta la mirada para decirlo- Desde que hicimos la obra de “Romeo y Julieta”… ¿Sabes?- vuelve a preguntar- No te he dicho todo lo que he estado pensando…- se rasca la nuca- Puede que también me haya planteado que me gustara una chica…- dice muy bajo.

-Nagisa.- me sorprendo.

-Y la única que me cuadraba…- me mira a los ojos- eres tú. Sé que no es lo mismo que siento por Fuji-p, pero tampoco es lo mismo que siento por Shiho o Rina.- habla un poco nerviosa- Pero no me lo he planteado hasta que me dijiste que te puede gustar una chica.

Ahora soy yo quien no puede reaccionar. ¿Nagisa siente lo mismo que yo? ¿Siente lo mismo que yo? Esto no puede estar pasando. Seguro que me he pasado la noche llorando y estoy soñando esto. Seguro que esto tiene algo que ver con alguien de la oscuridad como la otra vez. Pero… eso ya acabó.

-Nagisa.- intento saber si es cierto o no. Lo más seguro es que sea un sueño, no pierdo nada si lo intento- ¿Puedo besarte?- le pregunto con la voz algo quebrada.

-¿¡Qué!?- exclama nerviosa apartándose un poco- ¿Be-be-besarme?- parece tan real que me hace dudar.

Le acaricio la mejilla. Ella se mantiene quieta, rígida. Poco a poco voy acercándome a ella hasta poder sentir que mantiene la respiración. ¿Por qué es tan real? No puede estar pasando. A ella le gusta Shogo.

Pero no. Todo es real. La calidez que siento sobre mis labios es real. Sigue sin moverse pero no está tan rígida. Rompo el contacto poco a poco, abriendo los ojos esperando a despertarme, sigue frente a mí, con los ojos cerrados. Ahora estoy segura de que no ha sido un sueño. Sé que todo es real.

Posted in Anime Fanfics, Fanfics, Pretty Cure Fanfics | Tagged , | 2 Comments

Religión

—-Maria-sama ga Miteru (Noriko x Shimako)

No entiendo por qué necesito estar tan cerca de ella. Al principio me incomodó que se fijase en mí pero al descubrir su secreto por accidente ella descubrió el mío. Así nuestra amistad fue creciendo hasta el punto de ser mi onee-sama.

Mis sentimientos hacia ella son más que esta relación de hermanas que tiene de tradición el instituto. Más allá de querer ser solo amigas. He empezado a fijarme en ella como nunca lo he hecho con nadie, a desear más de su atención, más de ella.

Pero eso es completamente imposible. No está bien visto y su religión, lo más importante, no lo acepta. ¿Cómo puede la hija de un budista tener esos ideales? No es que quiera tener algo con ella…, mentira, pero me gustaría que me entendiese, que no me viese mal.

Por ese motivo no quiero decirle mis sentimientos. ¿Y si me aparta? No quiero que se aleje. ¿Y si entiende como me siento?

Cada vez me cuesta estar cerca de ella a solas. Mi mente se descontrola y descontrola mi cuerpo. No quiero hacer nada de lo que pudiese arrepentirme después.

Sin pensarlo, y porque quiero pasar tiempo con ella, vamos a pasar las vacaciones juntas, visitando templos e iglesias.

Así que, aquí estamos, en nuestra primera parada, en la habitación de un templo budista de un amigo de su padre.

-Yo ya he acomodado mi parte, me bañaré yo primera.- me dice saliendo de la habitación.

-Shimako-san.- le llamo para que no salga.

¿Qué quiero decirle? ¿Por qué le he llamado?

-¿Pu-puedo bañarme contigo?- me atrevo a preguntarle.

¿Qué estás haciendo? No está bien. Sabes que no debes.

-Si ya has terminado de acomodar tus cosas, ¿por qué no?- me dice esperando en el marco de la puerta.

-Sí-sí. Ya he terminado.- le respondo después de comprobarlo.

-¿Vamos?

Entramos en el baño. Ella parece no darse cuenta de mis nervios. Pienso que no ha sido buena idea esto de bañarme con ella. No sé dónde mirar o si debería mirarle a la cara cuando habla…

-Noriko.

Al escuchar mi nombre mi atención se centra en sus labios, esos que llamaron mi atención la segunda vez que nos cruzamos.

-¿Te pasa algo?- vaya, sí lo ha notado- Pareces nerviosa.

-No-no es nada.- respondo torpemente por los nervios.

-¿Es porque nos estamos bañando juntas?- pregunta después de una pausa.

Prefiero no responder y que interprete el silencio como quiera.

-Yo también estoy un poco nerviosa pero pienso que eres mi imoto y que puede ser algo normal entre soures.- sigue con una sonrisa un poco nerviosa.

-Entre soures…- murmuro para mí misma. Antes que me entregara su rosario éramos amigas, seguimos siéndolo…- Suki…- hablo sin pensar- Anata no koto ga suki.- me atrevo a decirle… Aunque debería haber esperado a salir del baño…

-Yo me siento igual.- dice después de una pausa que me ha parecido eterna- Desde el momento que te vi.- se acerca más a mí- Aishiteru yo.- me dice antes de terminar de romper la corta distancia que nos separaba.

Pensaba que sus creencias por ser cristiana le impedirían realizar tal acto, pero no es así. Ha sido ella quien lo ha provocado. Supongo que, en ocasiones como estas, la religión no cuenta.

Posted in Anime Fanfics, Fanfics, Maria-sama ga Miteru Fanfics | Tagged , | 2 Comments