Bienvendia Youtei!!!

Hemos añadido a Youtei como autora de fanfics en este blog ^.^/

Espero que disfruten de sus fics, que mayormente de serán de anime, y los comenten \(^.^)/

Gracias por visitar nuestro blog y por vuestro comentario ^.^

Posted in Novedades | Leave a comment

Majisuka Gakuen 2: ALIVE

Pasillos

Primera hora de la mañana. Minami va andando por los pasillos acompañada de Atsuko. Las alumnas les abren paso para admirarles mientras pasan.

-Hacen buena pareja.- comentan algunas emocionadas al verles juntas.

-¿Lo has escuchado?- le pregunta Atsuko a Minami divertida.

-Me da la impresión que hacen con nosotras como con los famosos. Seguro que se inventan historias.- se queja sin apartar la mirada del camino.

-¿No te da curiosidad por saber qué clase de historias cuentan sobres nosotras?- sigue igual de animada, intentando imaginar lo que las alumnas piensan de ellas.

-La verdad es que no.- responde después de pensarlo, un poco decaída- Hablando de historias.- recuerda de repente- Ayer escuché algo de Paru mientras salía de ver a Yui-han.

-¿Algo? ¿Cómo qué?- le pregunta curiosa y a la vez preocupada.

-Sabes si tienen algo. ¿Ya están juntas?- se atreve a preguntarle- Últimamente solo veo a Yui-han por el papeleo por lo que no he podido hablar con ella del tema.- sigue de forma distraída.

-No solemos hablar de esas cosas. No suele mostrar sus sentimientos por lo que no he notado ningún cambio en su carácter.- responde haciendo memoria.

*         *         *

Enfermería

Haruka está tumbada en una de las camas mientras Tomomi y Anna hablan con Asuka.

-Podéis estar tranquilas. Me aseguraré de que coma algo cuando despierte.- les tranquiliza Asuka.

-Muy bien.- dice Anna poco convencida- Iré a decírselo a Ricchan.- se despide de la reina y sale de la enfermería.

-¿Sabes si hay algo que le preocupe?- le pregunta la enfermera una vez están solas, en voz baja.

-No estoy segura…- suspira al pensar en varios motivos por los que pueda estar así- Hablaré con Acchan por si sabe algo.

-Intentad no acosarla. Podría sentirse incómoda.- le aconseja volviendo a su trabajo.

-De acuerdo.- hace una ligera reverencia antes de salir.

*         *         *

Pasillo

Minami y Atsuko van a pasar por delante de la enfermería cuando sale Tomomi.

-Tomochin.- le llama Atsuko al verle- ¿Ha pasado algo?- le pregunta cuando tiene su atención.

-He acompañado a Paru.- responde restándole un poco de importancia- Nada grave.- le tranquiliza al verle el cambio de expresión en su amiga- ¿Quieres verle?

-Dejaré que descanse.- responde al imaginarse el por qué está así.

-Yo voy yendo. Tengo que decirle algo a Yui-han antes de que entre en clase.- dice Minami adelantándose antes de que digan nada.

-¿Vas a clase?- le pregunta Tomomi a Atsuko.

-¿Tú vas a ir?- pregunta mirando por el pasillo con tono algo infantil.

-¿Vamos al patio? ¿O te dirá algo Takamina?- le pica.

-No creo que diga nada.- se encoge de hombros- ¿Vamos?- le coge de la mano para que empiece a andar al mismo tiempo que ella.

*         *         *

Aula vacía

Es la hora antes de la pausa. Minami está sentada en uno de los pupitres. Está apoyada con ambos codos sobre la mesa con la mirada perdida en esta.

-¿Por qué estaba tan animada por lo de las historias?- se pregunta en voz baja después de suspirar- No creo que sea gracioso. Hay que pensar en cómo se sentirán las personas afectadas.- vuelve a suspirar- ¿Qué pensará ella de todo eso? ¿Le hace gracia porque sabe que es imposible, porque no podría sentir nada por mí…? ¿Alguna vez se habrá planteado que hubiera pasado si fuese real? ¿Hubiese podido ser real?- vuelve a suspirar desanimada.

-¿Y ese suspiro?- escucha la voz de Yuki- ¿Me echabas de menos?- se acerca a ella y le abraza por la espalda- ¿Qué murmurabas?- le besa en la cabeza.

-Ordenaba mentalmente los papeles para Yui-han.- responde sin levantar la mirada de la mesa.

-Sabes que eso ya no es tu obligación.-se separa un poco de ella- Ahora ya está Saito-san, tiene ayuda.- le muestra una sonrisa comprensiva mientras se sienta en la mesa quedando enfrente de ella.

-Cuesta acostumbrarse a tener poco trabajo.- levanta la mirada, al topar con su falda, recorriendo la corbata hasta parar en su escote- Supongo que será eso.- termina de levantar la mirada para posarla en la de Yuki.

*         *         *

Patio

Atsuko y Tomomi están sentadas de frente en un banco al sol.

-Hoy hace un día realmente agradable.- comenta Atsuko rompiendo el silencio que se había formado.

-Estás hablando del tiempo. ¿De qué quieres hablar?- le pregunta prestándole toda la atención.

-Solo comentaba el tiempo.- responde mirando el césped.

-Sabes que te conozco lo suficiente como para saber que, si estamos hablando y hay silencio, cuando comentas sobre el clima es que hay algo que te preocupa pero no sabes cómo sacar el tema.- responde como si fuese una madre- ¿Es sobre Paru? Ya te he dicho que está bien. Ha dormido poco y se ha mareado.- le explica intentando calmarle.

-¿Sabes por qué duerme tan poco? No es la primera vez que le pasa.- pregunta un poco apenada- Me da la impresión que tiene más confianza contigo que conmigo y eso que yo le elegí como mi sub-reina.

-Tampoco habla de eso conmigo, no te preocupes por eso. Tiene a sus amigas.- le recuerda.

-Mm.- asiente poco convencida.

-¿Hay algo más que te preocupe?- le pregunta analizando su carácter.

-Hoy…- ordena sus pensamientos- unas alumnas han comentado que Minami y yo hacemos buena pareja…- sigue pensando- ¿De verdad lo parecemos?

-Desde fuera lo parece. Desde fuera.- recalca- Da la impresión que teneis cierta dependencia la una por la otra.- intenta ser lo más objetiva posible- Repito que es desde fuera.- insiste- Normalmente tú le buscas a ella y ella a ti. Lo que hace que no parezcáis pareja es que, cuando ella te busca, no le prestas la misma atención que ella a ti.- termina dando su opinión.

-¿Tú crees?- se queda pensativa.

-¿Te lo estás planteando? ¿Tienes dudas con tu relación con Yuko-san?- le pregunta un poco preocupada.

-No. No. Que va.- niega rápidamente- Sé lo que siento por las dos y sé que es diferente, no es lo mismo.- explica un poco más tranquila- Minami es un soporte para mí porque me ha ayudado mucho. Eso ha causado unos lazos muy fuertes con ella. Es solo eso. Después, Yuko… Estoy segura de que es diferente.

*         *         *

Enfermería

La enfermería se encuentra solitaria. Haruka sigue en la cama pero está sentada comiendo. Entre bocado y bocado hay una pausa y, en alguna de estas, algún suspiro.

La puerta se abre poco a poco. Haruka ni se inmuta, sigue en la misma posición, con la mirada perdida en las sábanas.

-Paru, ¿estás mejor?- le pregunta Atsuko retirando un poco la cortina para que le vea.

-Mm.- asiente- Kuramochi-sensei me ha dado algo de comer.- le comenta con tono neutro.

-¿Hay algo que te preocupe?- vuelve a correr la cortina y se sienta en la cama- ¿Siguen molestándote?- le pregunta, casi susurrando, preocupada.

-Ya me da igual.- le muestra media sonrisa- Voy a hacer lo que tú haces.- se sonroja un poco- No quiero seguir dependiendo de alguien. Este año te gradúas…- se apena.

-¿Estás preocupada por eso?- se acerca más a ella- Sabes que no estarás sola. ¿Qué hay de tus amigas? Parecen agradables.

-Y lo son…

-¿Es por Yokoyama-san?- se atreve a preguntar- No tienes que preocuparte por eso.- sigue al ver su reacción- Podéis seguir viendoos fuera del instituto.

-Pero…

-Vuestra relación no se va a romper por eso.- le dice al ver sus dudas.

-¿Oshima-sama y tú…?- duda en seguir la pregunta.

-Nosotras seguimos viéndonos, aunque con menos frecuencia.- mira por la enfermería- Te digo por experiencia que, si las dos queréis, podéis tener la misma relación que tenéis ahora.- le aconseja.

-Gracias.- le agradece más relajada y animada.

-Sabes que estoy aquí para lo que necesites. Sea lo que sea.- le acaricia el brazo- Sé que todo lo que estás pasando no es fácil, yo misma pasé por eso. No tengas miedo de abrirte y hablar con alguien.- se levanta de la cama- ¿Te encuentras mejor para salir?

-Me quedaré un ratito más.- le responde señalando la comida.

-Muy bien. Nos vemos más tarde.- se despide de ella antes de salir.

*         *         *

Cafetería

En la mesa de siempre están sentadas Minami y Sayaka. Sayaka está intentando animar a Minami al verle un poco apagada. Al ver que no consigue nada suspira.

-¿Te ha pasado algo?- le pregunta preocupada- Takamina.- le llama al ver que no tiene su atención- Bakachibi.- le llama con un poco de temor.

Minami centra su atención en ella. Sigue con su semblante neutro.

-Te ha pasado algo seguro.- afirma Sayaka al ver la falta de reacción de su amiga- ¿Puedo saber qué es?

-Tú… ¿Cómo supiste que, entre las dos, Miyuki era la correcta?- le pregunta en voz baja, con la mirada fija en la mesa.

-Comparé qué era lo que sentía por ambas, qué me hacían sentir.- responde haciendo memoria- Me sentía agusto con las dos pero no era igual.

-¿Qué es lo que les diferencia?- le pregunta prestándole más atención.

-Los sentimiento. Solo tenía, tengo,- rectifica- sentimientos hacia una de ellas.- responde apoyando la cabeza en la mano.

-¿Y qué tenías hacia Yui-han?- le pregunta un poco extrañada.

-¿Qué sientes cuando estás con Kashiwagi-san?- le pregunta al imaginarse por dónde van las cosas.

-Yo…

-¿No van bien las cosas?- le pregunta al ver que no sigue, incorporándose- ¿Tienes dudas?

-No sé… Puede que…- empieza a hablar nerviosa- ¿Y si estoy en la misma situación que tú?- le pregunta de forma pesada- No quiero dejar a Yuki pero siento que le estoy engañando.

-¿Maeda-san?- le pregunta aunque sabe la respuesta.

Minami asiente.

-¿En qué lado está Kashiwagi-san? ¿En el de Yui o en el de Milky?- le pregunta un poco preocupada- No es en el de Milky, ¿verdad?- afirma después de ver la reacción de Minami- Lo único que se me ocurre es que hables con ella.

*         *         *

Zona de casilleros

Es la última hora de clases, por lo que el lugar se encuentra solitario. Con paso pausado, Maeda se pasea entre los casilleros, sin mirar ningún nombre. Se detiene, suspirando. Mira el casillero de su izquierda, con el nombre de Shimazaki Haruka en él, con duda. Lleva, lentamente, la mano para abrirlo, pero no lo hace. Acaricia la puertecita que guarda lo que se encuentra en su interior, y con una triste sonrisa en su rostro, aparta la mano.

-Ya te has vuelto fuerte.-baja la mirada con nostalgia y abandona el lugar.

*         *         *

Entrada

Las clases ya han terminado. Atsuko está esperando cerca de la puerta con Haruka. Muchas alumnas les miran animadas y otras cuchichean a su paso.

Atsuko deja de saludar a las fans y centra su atención en Haruka. Está tranquila, buscando por el patio. Al encontrar de lejos a quienes buscaba les saluda con la mano para que sepan donde está.

-Maeda-sama.- le saluda Anna cuando están a su altura.

Rina solo le saluda con una ligera reverencia.

-Nosotras nos vamos.- se despide Haruka con una sonrisa- Nos vemos mañana.- le hace una ligera reverencia que Anna y Rina imitan.

-Hasta mañana.- les despide con una sonrisa.

-Ya estoy aquí.- le dice Minami con paso acelerado- ¿Has esperado mucho?

-Paru se acaba de ir, no estaba sola.- le responde con una sonrisa.

-¿Vamos?- le pregunta Minami dando un par de pasos.

Atsuko mira por donde vienen las alumnas y después a Minami.

-¿Pasa algo?- le pregunta Minami al ver que no avanza.

-No es nada.- le muestra media sonrisa.

—–つづく

Posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics | Tagged , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Casi Humanas: Dueña

[Pocos años antes de “Del Cielo al Infierno”]

Es de noche. Yui anda por callejones estrechos y oscuros. Le cuesta mantenerse derecha por lo que se tambalea y se apoya en las paredes para evitar caer.

-¿Qué he hecho?- se lamenta una y otra vez- Casi le muerdo.- maldice- Ahora no lo recordará.- se deja caer- Pensaba que ya lo había superado… Se supone que soy grado dos…- empieza a llorar- ¿Por qué?

-Perdona…- escucha una voz desde la entrada del callejón- ¿Te encuentras bien?- da un par de pasos adelante.

-No te acerques.- le advierte retrocediendo acercándose más a la pared.

-Puedo ayudarte, si me dejas.- sigue andando al ver que ya no retrocede.

-No creo que quieras ayudarme con lo que quiero.- esconde la cabeza entre los brazos.

-Déjame ayudarte.- le acaricia la espalda- Si yo estuviese mal también me gustaría que me ayudasen.

-¿Segura?- levanta la cabeza para mirarle directamente- No es nada normal.- le advierte.

-Segura.- responde con decisión.

-No grites, por favor.- le dice acercándose- Puede que te duela un poco.- se acerca a su cuello- Intentaré que no se vea.- le retira el cuello de la camisa para descubrir un poco el hombro.

-¿Qué…- intenta preguntar pero los nervios no le dejan pensar con claridad.

-Sh…- le susurra al oído- Intentaré que sea leve.- le dice antes de morder.

Por el dolor Kumi se queja. Retiene el grito tapándose la boca. Mira por el callejón por si les ve alguien. El dolor cada vez es menos intenso por lo que se va relajando.

-Pensaba que no existiais.- dice cuando ya no siente casi dolor.

-Poca gente reacciona como tú.- le responde alejándose- Es difícil dejarse ver.- se apoya en la pared- Te recomiendo que te sientes, te puedes marear.- le aconseja.

Kumi se sienta a su lado tocándose el hombro e intentado ver si tiene algo.

-Si te encuentras muy mal te puedo llevar a casa.- le dice Yui al ver que se siente algo mareada.

-Puedo esperar a que se me pase…

-Ahora hace fresco.- le interrumpe- Es mejor que te lleve a casa.- sigue poniéndose de pie.

-Pero… hace un momento…

-Ya me encuentro mejor gracias a ti.- le agradece- Deja que te lleve.- se agacha a su lado para que suba a su espalda.

Duda. Se fija en su posición. Si está mucho tiempo agachada después le dolerán la piernas. Se decide a subirse a su espalda.

-¿Te pasa mucho?- le pregunta Kumi.

-Es la primera vez que me pasa. Nunca antes me había sentido así.- responde seria- Temo que me vuelva a pasar.- se apena.

-Puedo…- duda- Si te vuelve a pasar…- mira por la calle buscando las palabras- Podría seguir ayudándote si te vuelve a pasar.

-¿Cómo?- se extraña- ¿Lo volverías a hacer?

-A la derecha.- le guía- Es mejor que atacar a alguien por sorpresa, no?- intenta hacer broma.

-Esto no es un juego. No es fácil…

-Me estoy ofreciendo.- le interrumpe- A la izquierda.- le indica la dirección- Quiero ayudarte. Me imagino que no será fácil para vosotros… o eso creo.

-No es nada fácil, la verdad.- suspira- Déjame compensarte por ello.

Llegan al apartamento de Kumi. Es pequeño y con pocas cosas, lo justo para poder estar medianamente cómoda.

Yui le prepara el futon y le ayuda a acomodarse.

-No hacía falta que hicieses eso.- le dice Kumi un poco apenada- No estoy tan mal.

-Si te soy sincera, no lo estoy haciendo cien por cien por ti. En cierta parte también es por mí.- le comenta estirándose- Quiero que trabajes para mí.

-Pero estoy estudiando.- dice sorprendida.

-Yo te ayudaré con lo que necesites a cambio de que tú hagas lo mismo por mí.- sigue Yui apoyándose en la pared- No podré encontrar a alguien como tú para que me ayude con mi problema. Tú me ayudas con eso y yo te consigo una vida más cómoda. ¿Qué me dices?

-Yo…

-Pensaba que querías ayudarme.- le interrumpe al ver que duda- Yo te ayudo a cambio de tu ayuda. No creo que haya nada malo de eso.

-Si lo dices así…- habla pensativa.

-Te haré la vida más fácil, eso seguro…- deja una pausa- Aunque te dejaré libre, en mi mundo seré tu dueña. Nadie más podrá tocarte, solo yo. Me pertenecerías.- le advierte- Me ayudarás con todo lo que solo se puede hacer de día, yo te ayudaré con tus gastos,- indica la vivienda con la mano- estudios y material para ello, nutrición, ropa…- se separa de la pared- Todo lo que necesites.

-Pero eso es demasiado.- se preocupa.

-Te repito que me pertenecerías.- oscurece un poco la voz- Sería tu dueña y me tratarías como tal.- se agacha frente a ella- ¿Qué me dices?

Kumi se queda pensativa. Mira la habitación donde se encuentra, casi vacía. Analiza toda la información, la actitud de la persona que tiene frente a ella. Se toca el hombro que le ha mordido hace poco y respira hondo.

-Si solo hay que hacer eso,- empieza a hablar seria, con decisión- acepto.

-Muy bien Yagami…- espera a que le diga el nombre.

-Kumi.- se presenta.

-Kumi.- repite el nombre extendiendo la mano- Yokoyama Yui. Yokoyama-sama para ti desde ahora.

—–Fin

Posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics | Tagged , | 5 Comments

48 Juujun’na Slave

Como habéis visto, el Juujun’na Slave sigue!!! >.< Y la idea es llegar a 48 parejas!!! OwO Ya tengo 8!!! \(>.<)/ Ya tengo otro pendiente, más las parejas que me podais decir (siempre y cuando las vea posibles ^.^’)

Ya he cambiado la parte de los Oneshots para que quepan todas las parejas, advirtiendo de las parejas que hay escritas =3

Espero que os gusteeen!!!

Posted in Novedades | Leave a comment

Juujun’na Slave [SayaMilky]

Buenaas queri@s lector@s!!! ^.^ Aquí dejo el Juujun’na Slave que me pidió Tina-senpai!!

Este es un poco, bastante, diferente a los que he escrito anteriormente o.o Espero que os guste =3

————————————————————————————————————————————-

Servirle siempre ha sido mi deber. Pero para mí no es una obligación por linage, más bien es mi voluntad. Ella es la princesa y yo su protectora y su sirvienta. Sirvienta de nacimiento y protectora por vocación.

Su honor, su salud y su felicidad son mi prioridad para poder vivir. Sin ella no podría vivir. Si enferma, mi salud se debilita; si llora, mi corazón se rompe en pedazos; y si… No quiero pensarlo, sé que me iría con ella.

Como siempre, voy a su habitación. Llamo antes de entrar, arrodillada en el suelo, y entro cuando ella me cede el paso. Parece preocupada, sentada en su cama, o, tal vez, asustada.

-¿Sucede algo Watanabe-sama?- le pregunto levantándome del suelo después de cerrar la puerta.

-No puedo dormir.-murmura cabizbaja- He tenido una pesadilla.

Me acerco a su cama y me detengo a su lado.

-No me llames así cuando estemos asolas.-vuelve a murmurar, mirándome fijamente a los ojos.

-Lo siento Miyuki.-le hago una reverencia.

-¿Podrías dormir conmigo?- se aparta un poco para dejarme sitio en la cama.

Ha-hai.-le respondo nerviosa, sentándome a su lado.

Rápidamente me abraza y esconde la cara en mi espalda.

Arigatō.

Me acomodo en la cama, intentando no molestarle con mis movimientos y rodeo su cuerpo entre mis brazos.

-A pesar de ser más bajita que yo, siempre me he sentido segura entre tus brazos.-me susurra en medio de la penumbra de la habitación, antes de quedarse completamente dormida.

Le observo dormir, apartando algunos mechones de cabello de su rostro, para poder contemplarla mejor. Mi corazón se acelera y mi respiración abandona su ritmo normal al contemplar su belleza. Hace tanto tiempo que mi corazón le pertenece que no recuerdo el momento en que empecé a amarle. Suspiro ante lo que es un imposible y cierro los ojos para intentar conciliar el sueño.

Pero un estruendo hace imposible el poder dormir. Abro los ojos rápidamente, alerta, intentando localizar el causante del sonido. Una luz extra, proveniente de la pared, capta mi atención. Un agujero causado por algo muy afilado.

-Sayaka.-escucho su voz, de forma débil.

Sigo la trayectoria de su voz, encontrándome con una escena desgarradora.

-Lo siento.-me muestra media sonrisa, como si nada estuviese ocurriendo, llevando sus manos a la lanza, llena de sangre, clavada en su pecho.

-No.-escapa de mis labios el pánico al perderla.

Llevo rápidamente las manos a la lanza, para intentar hacer algo para salvar su vida. En la penumbra, iluminada únicamente por el agujero que ha hecho la lanza que le está arrebatando la vida a mi corazón, puedo observar mis manos temblar, sin realizar ningún movimiento que pueda ser capaz de salvar su vida.

-Te salvaré.-le digo, observando como la sangre abandona su cuerpo.

Ella detiene mis manos, con las suyas, llenando las mías de su sangre. Le observo incrédula, ya que parece que no quiere que le salve.

-Gracias por todo lo que has hecho por mí. -susurra con la voz débil, causando que un hilo de sangre se deslice entre sus labios, manchando su mejilla.

-N-no hables.-le limpio la sangre, decidida a salvarle.

Un sonido en el exterior hace que me dé cuenta de que hay un hombre fuera, con otra lanza en la mano.

-¡No!-grito al ver que va a volver a atacarte.

Desenvaino mi katana y me lanzo hacia él, parando el ataque.

-Demasiado tarde.-dice el hombre con voz fría-La herida de la princesa es mortal.

Me giro hacia ella, desesperada por saber que hacer, por no haber sido capaz de protegerle, dándole la espalda al hombre. En ese momento, delante de mis ojos, el último suspiro de Miyuki es liberado.

El dolor se adueña rápidamente de mi pecho. Mi cuerpo pierde toda su fuerza y caigo de rodillas al suelo, abandonandome, como su último suspiro.

-Espérame, voy contigo.-murmuro al sentir la lanza cerca de mi cuerpo.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~Fin~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Por aquí abajo encontraréis el botón “Like” OwO No olvidéis darle clic si os ha gustado

Como no, comentad lo que os ha gustado o lo que no =) Así podré mejorar los próximos Fics ^.^

Y sobretodo, compartirlo y divulgarlo por las redes sociales y darle a “Follow” para recibir las actualizaciones al instante!!! 8)

Saludoos a tod@s nuestr@s lectorees!!!

Posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics | Tagged , | 3 Comments

Rutina

—–2NE1 (CL x Minzy)

Hay personas que entran en tu vida por la rutina. Personas que siempre ves en el mismo lugar o que te cruzas día a día. Personas que puedes saber si llegan tarde o eres tú quien lo hace y te avisan sin saberlo.

Yo me cruzo con ella todos los días, en la misma calle, de camino al trabajo. Muchas veces tengo curiosidad por saber dónde va, si va al trabajo o al bar, puede que simplemente pasee. Me gustaría saber a qué se dedica, cómo se llama, dónde vive.

Muchas de las veces que nos cruzamos me pregunto si ella también se habrá fijado en mí, si le he llamado la atención aunque no sea como ella a mí, simplemente si me ha mirado en algún momento del trayecto que compartimos acera en sentido contrario.

Me gustaría que algo se interpusiese en nuestra rutina e hiciese que choquemos o hablemos. O, tal vez, cruzarme con ella fuera de la rutina. ¿Y qué haría? ¿Me presentaría como si nada, porque sí? Algo así como: “Perdona, sé que no nos conocemos aunque nos hemos visto muchas veces. Me llamo Lee Chae Rin, aunque puedes llamarme CL…” Que estúpido suena…

-Perdona.- una voz interrumpe mis pensamientos- Se te ha caído esto.

Me centro en la propietaria de la voz. Es ella. Ha sido ella quien ha roto la rutina. ¿O he sido yo sin querer?

-Gracias.- le agradezco cogiendo el pañuelo de tela que se me había caído y que ella ha recogido.

-No sé si te habrás dado cuenta pero… nos cruzamos todos los días en la misma calle.- habla un poco nerviosa- En cierta parte siento que te conozco pero no sabemos nada la una de la otra.- juega un poco con sus manos- ¿Podemos empezar con nuestros nombres? Me llamo Minzy.

-CL.- respondo sin pensar, de forma automática, como si fuese un robot. Me ha dejado sin palabras, fuera de mí.

No pensaba que las cosas pudiesen salir así. Hoy, al ir distraída, no me he fijado por dónde iba. No he guardado el pañuelo donde tocaba, por eso ha caído. Todo ha pasado por seguir la rutina de forma automática.

Parece ser que ella también se había interesado en mí, ¿quién lo diría? Ahora, de momento, hemos empezado con el nombre. Este fin de semana hemos quedado para conocernos mejor. Al final podré responder a todas esas preguntas que tenía en mi mente sobre ella.

Posted in 2NE1 Fanfics, Fanfics, K-Pop Fanfics | Tagged , | 1 Comment

Juego

—–t.A.T.u.

Nuestras familias se conocen desde antes de que naciésemos. “Nuestros hijos acabarán casándose” decían. Veían en su descendencia una buena forma de unificar las familias.

Al nacer resultó que las dos éramos chicas. A ella le hicieron cambiar de imagen y de carácter para que quedásemos bien juntas. No le importó y tampoco le quedaba mal, le favorecía. Cambió su carácter a uno más duro y rebelde. Durante la adolescencia se convirtió en una chica atractiva.

Hoy en día sigo preguntándome si lo decían en serio o solo era para divertirse.  Para ella resultó ser un juego y lo más seguro que lo fuese para todos. Ella fue la primera en encontrar una pareja masculina por lo que rompió su imagen homosexual que consiguió al ir siempre conmigo.

Por desgracia yo me lo creí. O como mínimo deseé que fuese así. Llegué a pensar que estábamos juntas. Nadie se imaginaba que yo terminaría cediendo, aunque tampoco lo saben. Nadie pensó en nuestros sentimientos y en cómo podríamos sentirnos cuando la gente nos juzgaba por vernos juntas.

A mí nunca me importó, no porque creían que la que iba detrás de mí era ella, es como soy. Me gustaba que viniese detrás de mí, saber que me buscaba.

Juliya, ¿alguna vez te planteaste estar juntas de verdad? Dejar de jugar y llevarlo un paso más allá. Cruzar esa línea entre el juego y la realidad. Me gustaría pensar que te lo planteaste, que tus besos fueron sinceros.

Dime Juliya, ¿fue así?

Posted in Fanfics, Russian-Pop Fanfics, t.A.T.u. Fanfics | Tagged , | 3 Comments

Majisuka Gakuen 2: Iiwake Maybe

Azotea

Es horario de clase. Solo se encuentran las veteranas Minami y Mina. Minami está tirada tomando el sol mientras que Mina está apoyada en la barandilla mirando el patio.

-¿Crees que nos dirán algo por faltar a clase?- pregunta Mina girándose para poder ver a su compañera.

-Me extraña que todavía preguntes eso.- responde Minami sin cambiar de posición- Los profesores agradecen que no vayamos para evitar estar escuchando los continuos suspiros de las fans.

-Aun así…- se sienta usando la barandilla de respaldo- Se me hace extraño tener tanto tiempo libre. El año pasado aún podíamos entrar en algunas clases pero este año es mucho peor y eso que hay nuevas ikemen.- se queja- ¿Crees que las del Nogizaka tendrán el mismo problema?

-Pues…- se incorpora para mirarle- No sabría qué decirte.- responde pensativa- Depende de si son igual de eufóricas que aquí.- se encoge de hombros.

-Tengo curiosidad por saber cómo es estar allí.- sigue Mina volviéndose a levantar.

-Se lo preguntaremos a Matsumura-kun y Yumi-kun cuando vengan.- se levanta ella también con el sonido del timbre- Nos vemos luego.- saluda con la mano mientras entra en el edificio.

*         *         *

Pasillos

Akane y Rena van andando dirección a la cafetería. Las alumnas dejan paso por la presencia de la reina.

-Andar así por los pasillo da gusto.- dice Akane animada.

-Aunque intimida un poco que todas te miren.- le muestra media sonrisa.

-Toda ventaja tiene su inconveniente.- sigue Akane analizando el carácter de Rena- ¿Allí es igual que aquí?

-Es mucho más tranquilo. Hay pocas que realmente saben quien soy.- responde un poco apagada- Las ikemen son mucho más llamativas. Aunque creo que no les atosigan tanto como aquí.- muestra media sonrisa- ¿Cómo han estado las cosas por aquí?

-No hay cambios desde de la última vez que nos vimos.- responde pensativa.

-¿Y Oba-kun?- pregunta con un poco de temor.

-Estuvimos hablando.- suspira- Ahora estoy un poco confusa. No sé qué pensar de ella. He empezado a verle con otros ojos.

-¿Cómo fue la conversación? Pensaba que le habías rechazado.- pregunta extrañada.

-Y así lo hice…- vuelve a suspirar- Desde que se me confesó he empezado a tener un cierto interés en ella. Pensarás que es porque sé de sus sentimientos pero no es así… He estado pensando en cómo me siento con ella y cómo actúo. Una parte de mí se siente muy agusto con ella pero no estoy segura de sentir lo mismo, de poder corresponderle.- termina de explicar de forma un poco pesada.

-Date tiempo. Lo descubrirás.- le anima Rena entrando en la cafetería.

*         *         *

Otra aula vacía

Está todo el grupo SONE reunido. Están sentadas, alrededor de dos mesas juntas, ordenando y montando los diálogos para su actuación.

-Podríamos hacer un poco de fanservice.- propone Miho- Aprovecharnos que hay una ikemen y una reina.-añade divertida mirando a las aludidas.

-¿Qué clase de fanservice?- le pregunta Rino entre curiosa y preocupada.

-Mii-chan podría dramatizar y aclamar a sus fans.- se motiva Miho gesticulando mucho señalando a la ikemen– Y Sashii…- mira a Rie- podrías dramatizar vuestra relación.- sugiere más calmada y con un poco de temor.

-¿Y si ligo contigo?- propone Minami acercándose sacando su lado más ikemen.

-E-e…- intenta responder- No-no creo que quede realista.- consigue tranquilizarse un poco de la proximidad de la ikemen.

-Podría quedar extraño pero animaría mucho a las fans, y sería divertido.- apoya Rie más animada- Creo que será buena idea.- espera la afirmación de Rino.

-¿Por qué no?- se anima también.

-¿Qué remedio?- desiste Miho- Entonces, ¿fanservice?- se anima.

-Fanservice.- se anima el resto del grupo.

*         *         *

Pasillo

Minami va andando acompañada de Yuki. Minami habla muy animada, gesticulando mucho con las manos mientras que Yuki le mira de vez en cuando de reojo mientras juega con sus manos.

-Bueno,- detiene el paso Minami en frente del despacho de Yui- yo me quedo aquí.- hace mención de abrir la puerta.

-¿No te despides?- le pregunta poniendo la mano sobre la de Minami para evitar que abra la puerta, dejando a la baja acorralada entre ella y la puerta- Minami.- le llama susurrándole al oído- Quiero mi beso.

-¿Aquí?- le pregunta de forma atragantada dándose la vuelta.

Yuki aprovecha que se ha dado la vuelta para darle el beso, un beso rápido sin casi contacto.

-No te pido nada más.- le dice sonriendo satisfecha- Pero si quieres darme otra clase de beso…-añade de forma insinuante.

-En el instituto no.- le corta muy nerviosa, mirando a su alrededor.

-Muy bien.- le guiña antes de dejarle libre- Nos vemos más tarde.- le acaricia la mano antes de alejarse.

Minami llama y entra en el despacho de Yui.

*         *         *

Parte trasera del patio

Resguardándose del sol, bajo la sombra de un árbol, está Rino y Rie. Rino está apoyada en el tronco con Rie entre sus brazos. Se ha formado el silencio entre ambas, y solamente observan el cielo. Rie suspira, captando la atención de la reina.

-¿Sucede algo?-le pregunta Rino, rompiendo el silencio.

Rie fija su mirada en la suya, algo apenada.

-Yo…-empieza a hablar bajo la mirada de su novia- Pienso que lo del fanservice es buena idea… -desvía la mirada hacia el lado contrario al que se encuentra Rino- Pero parodiar nuestra relación…

Al escucharle, Rino dibuja una sonrisa tierna, y le acaricia el rostro para llamar su atención.

-Miralo como una forma de poder mostrar nuestro amor en público.-le dice cuando sus miradas coinciden, sin dejar de acariciarle la mejilla con el pulgar-Y que la parodia es una actuación. Cuando bajemos del escenario, nuestra relación seguirá siendo la misma.-se acerca para poder darle un beso en la frente.

Rie sonríe y asiente más tranquila. Antes de que Rino se aleje más de su rostro, Rie le coge de la camisa y le vuelve a acercar a ella para besarle en los labios.

*         *         *

Patio

En una de las zonas de césped están sentadas Mina y Shimada Haruka.

-Pensaba que ya habías hablado con ella.- se extraña Haruka.

-Y lo hice…- suspira- Ahora parece que…- Me da la impresión que ahora somos un poco más cercanas. No estoy segura.- habla un poco nerviosa por la duda que siente.

-Pero ella te rechazó, ¿no?- le pregunta extrañada- ¿Qué te hace pensar eso?

-Supongo que su forma de actuar cuando está conmigo. No sé si es porque se siente incómoda o porque ha empezado a sentir algo por mí, pero yo le noto nerviosa.-se deja caer sobre el césped.

-Si crees que se siente incómoda, ¿no deberías apartarte?- le aconseja preocupada.

-Es ella quien me busca.- vuelve a suspirar mirando el cielo- Me gustaría saber qué está pensando.

*         *         *

Pasillo

Miichan va andando un poco distraída. Detiene su marcha en frente del antiguo despacho de Minami.

-¿Por qué vengo aquí si ella ya no es la Seito Kaichou?- se pregunta un poco molesta retomando la marcha.

En ese momento la puerta se abre pero ella ya ha pasado de largo por lo que no le presta atención.

-Miichan.- le llama una voz conocida.

-Takamina.- le reconoce- Pensaba que no estarías.- le dice.

-¿Me estabas buscando?- le pregunta poniéndose a su lado- ¿Pasa algo?- le pregunta analizando su carácter.

-Nada.- niega con la cabeza- Solo me apetecía hablar contigo ya que hace tiempo que no lo hacemos.

*         *         *

Escaleras

En una de las escaleras menos transitadas, la que lleva a la azotea, sube una distraída Akane. En un momento dado, mira a su alrededor, percatandose de que se encuentra sola. Baja el tramo que ha subido y mira el pasillo para saber en qué parte del centro se encuentra. Vuelve a mirar la escalera, con duda, y se sienta en el último escalón.

El sonido de unos pasos, bajando las escaleras le asusta, y pensando que se trata de una profesora, intenta esconderse, pero no logra hacerlo a tiempo. Quien bajaba las escaleras iba más rápido. Respira de alivio al ver que no se trata de una profesora.

-¿Qué haces aquí?-le pregunta Mina extrañada- ¿Saltándote las clases?-le dice divertida, al ver que estaba asustada por que la descubriesen.

-Me he distraído y me he equivocado de escalera.-le dice algo avergonzada por su despiste.

-Bueno, si alegas que estabas conmigo, no te dirán nada.-le dice con una sonrisa ikemen.

-¿También os utilizan a vosotras para poder faltar a las clases?-sonríe al ver que tienen los mismos derechos que las reinas.

-Es una forma de que las alumnas no molesten en clase.-se encoge de hombros, como si explicase algo obvio- ¿Subías o bajabas?-le pregunta señalando por donde ha venido- Podemos ir a la azotea, si quieres.-le dice de forma tímida la ikemen.

Akane asiente y ambas suben las escaleras, pero no llegan a salir a la azotea, ya que Churi se ha detenido.

-¿Ocurre algo?-le pregunta preocupada Mina.

Akane asiente, cabizbaja. Mina, al ver su respuesta, se preocupa y duda en si acercarse o mantener la distancia. Opta por la segunda opción y se queda parada en su sitio, a la espera de que le cuente lo que le ocurre.

-Verás…-empieza a hablar- Desde que te confesaste… he empezado a tener dudas… a sentir algo distinto hacia ti…

Mina le mira fijamente, paralizada.

-En ese momento, me di cuenta de que también me gustabas…-le dice en un hilo de voz.

-Yo…-Mina da un paso adelante, pero se detiene al ver que se ha quedado en blanco, incrédula por lo que acaba de escuchar.

-Me gustaría saber si… todavía… te gusto…-le mira tímidamente

-Pensaba que eran imaginaciones mías…-le dice, finalmente, visiblemente alegre- Sí, todavía me gustas.-se acerca a ella y le acaricia la mejilla.

Lentamente acerca sus rostro, pero se detiene con temor de intimidarle. La caricia cesa, y Akane abre los ojos, confusa al no sentir los labios de la ikemen.

-Vayamos poco a poco, ¿vale?-le dice con una sonrisa, ofreciéndole la mano.

Akane le mira un instante, tímidamente, y asiente antes de cogerle la mano.

*         *         *

Patio

Ambas Minami, la ikemen y la Reina, pasean por un lateral del patio, evitando los lugares transitados por las fans.

-Te ves ausente.-le dice Takahashi al notar la falta de atención de su amiga.

-¿Enserio?-dice, medio en broma, intentando aparentar normalidad.

-Mii-chan.-le llama más seria-Nos conocemos desde hace tiempo.-detiene su marcha para enfrentarle con la mirada.

La ikemen baja la mirada y se detiene también.

-Me da miedo dejar el instituto.-murmura sin levantar la cabeza.

Takamina cambia su expresión seria por una más tierna al notar su preocupación.

-Tampoco quiero que desaparezca SONE.-empieza a decir haciendo un puchero- Sé que cuando nos graduemos todo será diferente.-se le escapa una lágrima-Los uniformes, los compañeros…-empieza a llorar.

Minami se acerca a ella y le acaricia la cabeza.

-Está bien si tienes miedo.-le intenta animar, sin poder evitar hacer ella también un puchero- Es una nueva etapa, como todas las anteriores.-se seca unas lágrimas que habían abandonado sus ojos-Te acostumbrarás rápido al cambio.

-Pero ya no nos veremos como ahora.-dice sin dejar de llorar Mii-chan.

La reina también empieza a llorar, sin poder parar para consolar a su amiga.

—–つづく

Posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics, Nogizaka46 Fanfics | Tagged , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Suki Desu ka? [NakashiBe]

Aquí dejo un NakashiBe, Ami x Erie, para aligerar la espera del siguiente cap del “Dance Dance Dance” ^.^’

Disfrútenlooo!!! ^.^

————————————————————————————————————————————

Nos conocemos de hace tanto tiempo. Siempre estamos con bromas, juegos, risas… A la gente de nuestro alrededor les gusta vernos juntas, como si de una película o un juego se tratase. A mí me gusta estar con ella, de la forma que la gente le gusta ver en nosotras, pero ellos creen que es eso, un juego, nada más que un juego.

Voy andando por los pasillos de la agencia, distraída, revisando mentalmente la letra de la canción, mientras mentalmente añado los pasos de baile. Entonces, una melodía se cuela en mis pensamientos, interrumpiendo mi práctica. Analizo la música. Se trata de música pinchada. No puedo evitar sonreír, e inconscientemente me dirijo a la sala. Lentamente me asomo al interior, por el hueco de la puerta que quedaba abierta. Y ahí está ella, centrada en su música. En cierto momento de la canción, donde la melodía se ha vuelto más dulce, levanta la mirada y coincide con la mía.

Con un gesto de cabeza me indica que entre. Hipnotizada por su mirada y su seriedad, entro y cierro la puerta. Lentamente me dirijo hasta la mesa de mezclas, y me quedo a un lado, en silencio, observando como cambia y regula la melodía para enlazarla con la siguiente.

Su mirada se vuelve a fijar en la mía y me sonríe. Me encanta cuando hace eso. Se quita los cascos, sin apartar la mirada de mí.

-¿Te gusta?-me pregunta subiéndole un poco el volumen.

Hai.-le respondo con una sonrisa, tímida.

Se vuelve a centrar en su trabajo, pero ya no muestra la seriedad inicial, ahora sonríe. Termina la práctica y desconecta todos los aparatos.

-¿Vamos a comer algo?-me pregunta recogiendo su ordenador.

Asiento y espero a que termine de recogerlo todo. Por el pasillo nos topamos con varios integrantes del staff y del grupo.

-Nos vemos, parejita.-nos dice Shizuka al pasar por nuestro lado.

-Hasta mañana.-le responde Erie siguiéndole el juego.

-Buen trabajo.-se despide, también, Aya, que va a su lado.

Les respondo a ambas con un gesto de cabeza.

-Parece que no se cansan de llamarnos “parejita”.-me dice con el rostro un poco colorado.

-¿Te molesta?-le pregunto al ver que anda cabizbaja.

-No, que va. No es eso.-niega rápidamente, mirándome a los ojos.

El silencio se forma entre ambas, y ella desvía la mirada al frente, mientras salimos del edificio. Nos dirigimos a la cafetería de enfrente, sin romper el silencio, menos en el momento en que la camarera se ha acercado para tomarnos el pedido.

-Ami.-rompe el silencio, escondiendo sus palabras detrás de la taza de café.

Hai.-le respondo, curiosa, sin dejar de beber mi café.

Etto…-deja la taza sobre la mesa-¿Qué opinas sobre lo de que nos llamen “parejita”?-pregunta desviando la mirada.

Me quedo en blanco, todavía con el borde de la taza entre mis labios. Pienso en alguna respuesta que evite decir: me gustaría que fuese real; pero mi mente enloquece y no consigo ordenar mis pensamientos. Suspiro y dejo la taza sobre la mesa. Tal vez debería decirle lo que siento.

Atashi…-empiezo a hablar en un hilo de voz.

-Es una tontería.-me interrumpe entrelazando sus dedos alrededor de su taza-Solo es un juego.-me mira con una sonrisa extraña.

Me quedo paralizada. Pensaba confesarle, por fin, mis sentimientos, pero ella cree que es un juego. Bajo la mirada, para evitar que note mi cambio de expresión. Ya había conseguido empezar la frase, y no he podido decírselo. Puede que sea mejor así, pero no quiero echarme atrás.

Atashi…-vuelvo a empezar la frase, de la misma manera, pero cabizbaja- A mi me gusta este juego.-le digo de forma torpe, perdiendo el orden de la frase que había montado en mi mente- Me gusta pasar tiempo contigo, que me sonrías y me busques para sacarnos fotos…-empiezo a tomar el control de mis palabras- Porque tú….

En ese momento, entran en la cafetería Shizuka y Aya, buscando una mesa con la mirada.

-Me gustas…-digo finalmente.

-Ah, pero si estabais aquí.-interrumpe Aya, abrazándome por los hombros.

Miro a Erie, para asegurarme de si ha escuchado lo último o no. Me mira fijamente, sin expresión. Shizuka aparece en mi campo de visión, a un lado de la mesa.

-Ya tengo los cafés.-le dice Shizuka a Aya, mostrándoselos.

En la mano lleva dos vasos de café para llevar.

-Ah, sí.-Aya suelta el abrazo y se queda al lado de Shizuka-¿Vamos?-le pregunta cogiendo uno de los vasos- Mañana, al final, no hay trabajo.-nos dice antes de empezar a andar.

Ambas salen de la cafetería y nos volvemos a quedar solas. Temerosa, dirijo la mirada hacia ella. Me detengo en seco al ver sus ojos vidriosos. Siento que se me hace un nudo en la garganta y desesperadamente busco algo para intentar salvar el momento.

-Menos mal que mañana tenemos libre.-le digo intentando hacer una sonrisa que no parezca nerviosa.

-Pensaba que sería sólo un juego.-murmura mientras sus lágrimas empiezan a desprenderse de sus ojos.

Al final sí que lo había escuchado. El temor se apodera de mí.

-Yo-yo…

En ese momento me coje ambas manos con las suyas, y tira de mí mientras ella se levanta para poder acercarse más. Analizo la situación, donde a cada segundo le veo más cerca, sus labios más cerca de los míos. Al verle tan cerca, con nuestros labios a punto de encontrarse, cierro los ojos y adelanto el encuentro levantándome yo también.

El beso, esta vez real, ha sido lento y duradero. Ha causado en mí una corriente que no había sentido hasta ese momento. Lentamente nos separamos y nos miramos fijamente a los ojos.

Watashi no koto aishiteru.-murmura todavía cerca de mi rostro.

Al escucharle, no puedo evitar sonrojarme.

Atashi mo, aish…-en ese momento llega la camarera con la cuenta.

Cuando se aleja, vuelvo a centrar mi atención en Erie, pero ya se ha levantado de la silla y está casi en la puerta. Rápidamente me dirijo hasta donde está ella y salimos juntas del local.

-¿Te apetece dar una vuelta?-me pregunta ofreciéndome tímidamente la mano.

Hai.-me aferro a su brazo, y me apoyo en su hombro.

-Buen trabajo.-se despide Reina al pasar por nuestro lado.

-Buen trabajo.-le respondemos al unísono.

-¿Crees que deberíamos decirles…?-empiezo a preguntarle, escondiendo la cara en su hombro.

-Será más divertido esperar a ver si se dan cuenta.-me acaricia la cabeza.

Le miro de reojo, sin desocultar del todo mi rostro.

-Vale, vale. Se lo diré a Shizuka.-saca su móvil.

-No.-le cojo el móvil- Esperemos un tiempo a ver si se dan cuenta.-le muestro una amplia sonrisa.

-Pues haré para que se den cuenta.-me abraza por la cintura para darme otro beso en los labios.

-Me parece bien.-le digo, evitando que se aleje con otro beso.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~Fin~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Por aquí abajo encontraréis el botón “Like” OwO No olvidéis darle clic si os ha gustado

Como no, comentad lo que os ha gustado o lo que no =) Así podré mejorar los próximos Fics ^.^

Y sobretodo, compartirlo y divulgarlo por las redes sociales y darle a “Follow” para recibir las actualizaciones al instante!!! 8)

Saludoos a tod@s nuestr@s lectorees!!!

Posted in E-Girls Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics | Tagged , , , , | 2 Comments

Dance Dance Dance 07

Buenaas!!! Aquí os dejo el siguiente cap de este fic!! ^.^Sé que he tardado bastante en colgarlo… -.-‘ culpa de los cambios de vista ^.^’

Espero que os guste!! =3

———————————————————————————————————————————-

Nozomi

La fiesta sigue en el local. Es una locura. Al ser verano, las bailarinas echan agua al público para que pueda refrescarse. Todas disfrutan del ambiente, cargado de adrenalina, menos Nozomi y Harumi, que se encuentran ocultas detrás del escenario. Harumi está agachada, abrazándose las rodillas, ocultando su rostro empapado de lágrimas. Nozomi, agachada a su lado, le acaricia la espalda, analizando lo ocurrido, con expresión neutra.

-Harumi…-le habla bajo, a pesar del volumen de la música-No creo que haya sido algo serio.-le dice, mirando hacia el oscuro techo oculto entre las luces de los focos.

Harumi guarda silencio, sin cambiar de posición, pero cesa un poco su llanto.

-Piensalo.-sigue con su expresión neutra, buscando las palabras en el techo-¿Por qué delante de todas?-se gira hacia ella.

La más alta, gira levemente la cabeza, mirando a su compañera de reojo, escuchando atentamente sus palabras.

-Sabes que son muy amigas, desde hace mucho tiempo, y hay confianza.-le explica dibujando una sonrisa, triste, en sus labios- El espectáculo de ikemen requiere juego con las espectadoras, picardía.-capta la total atención de Harumi, que analiza sus palabras meticulosamente- Si no hubiese confianza entre ellas, no le hubiese besado.-hace una pausa al ver el cambio de expresión de la castaña- Y si hubiese sentimiento, no lo habría hecho delante de todas.-le explica cuidando sus palabras.

-¿Tú crees?-habla después de estar todo el momento en silencio, con la voz todavía algo quebrada, y con una pizca de esperanza en la mirada.

-Piensalo.- le anima Nozomi con una sonrisa- No tendría sentido si no fuese eso.

-Tienes razón.-se endereza un poco y se seca las lágrimas.

La morena le responde con una sonrisa.

-Voy a seguir sirviendo.-dice empezando a levantarse, pero Bando lo hace antes para ayudarle- Gracias.-le muestra una sonrisa, con los ojos todavía algo vidriosos.

Iie.-niega sin quitar la sonrisa de su rostro, viendo a la más alta desaparecer entre la multitud.

Cuando ya está completamente fuera de su campo de visión, su rostro se torna triste, y vuelve a levantar la cabeza hacia el techo.

-¿Todo bien?-se escucha a sus espaldas la voz de una de las encargadas.

Como respuesta, simplemente asiente, y deja la cabeza baja, con los ojos fuertemente cerrados.

-¿Estás bien?-se acerca a ella, para acariciarle la espalda, pero se detiene al notar que su compañera está llorando- Tiene que ser difícil para ti todo esto.

-Tranquila Manami-san, estoy bien…-dice secándose las lágrimas.

-Realmente eres fuerte.-da un paso hasta quedar a su lado- Pero eso no significa que lo tengas que afrontar todo tú sola.

-Lo sé.-le mira, todavía con lágrimas desprendiéndose de sus ojos- Pero por ahora puedo yo sola.-le muestra una sonrisa triste- Esto ha sido un imprevisto.-desvía la mirada hacia la multitud de mujeres.

-Muy bien.-le sonríe de forma cómplice, a pesar de que no le mira- Sabes que estoy aquí para lo que necesites.-posa su mano derecha sobre su hombro izquierdo antes de desaparecer también entre la multitud.

Nozomi permanece en su sitio, hasta que siente que se ha tranquilizado, y vuelve a su trabajo.

Dado que el número principal de la noche ha finalizado, las bailarinas disfrutan del ambiente, en el centro de la pista. Nozomi, en cambio, tiene que seguir con su trabajo, en la puerta, controlando que no entren menores en el lugar. Hablando con las mujeres que transitan el lugar, logra despejar su mente de lo ocurrido esa noche.

Las horas pasan y se acerca la hora del cierre. Una chica, en estado de bastante embriaguez, saliendo del local, capta su atención. Al ver que va sola, se acerca preocupada.

-¿Se encuentra bien?-le ayuda a incorporarse.

La mujer le responde con una sonrisa.

-Washio-san.-se sorprende al verle en ese estado.

-Estoy bien, estoy bien.-le dice intentando mantenerse recta- Pero el suelo se mueve demasiado.

-¿Va sola?-le pregunta mirando a su alrededor, extrañada.

Reina baja la cabeza, y asiente. Nozomi mira a su alrededor, comprobando que su trabajo ha finalizado.

-Espere aquí, ahora vuelvo.-le dice entrando en el local, para avisar de que se marcha.

Al salir, se encuentra a Reina apoyada en la pared, espantando a las mujeres que se acercan para ayudarle o para ligar con ella.

-Reina, ya he terminado.-le llama fingiendo que son muy cercanas, para que las chicas se alejen.

-Ah, no sabía que iba con usted.-se disculpan y se van.

Nozomi le ayuda a mantenerse en pie, y salen a la zona de Shibuya en busca de un taxi.

-No quiero subir a un taxi.-se queja Reina, huyendo del vehículo- Quiero que me dé el aire.-respira tranquilamente.

Nozomi le mira divertida, y deja ir el taxi.

-Pues vayamos andando.-le dice rodeándole la cintura, para que ande recta.

Andan en silencio, hasta que salen de Shibuya, despacio, repasando sus pensamientos, sus sentimientos.

-Ha sido culpa mía.-empieza a hablar Reina, con lágrimas en los ojos.

-¿Eh?-la bailarina vuelve de sus pensamientos y centra la atención en Reina.

-Lo del beso.-detiene el paso y mira al cielo- Pensaba que sería algo bueno, pero algo ha salido mal.-baja la mirada y se masajea la frente- No sé qué he hecho mal.-sigue llorando.

-No has hecho nada malo.-se pone en frente de ella y le limpia las lágrimas- Kaede está saliendo con alguien.-le levanta la cabeza para que le mire a los ojos, mientras su mirada se vuelve cristalina.

-¿Tiene novia?-se extraña, secándose las mejillas.

Nozomi asiente, pero deja la cabeza baja.

-¿A ti también te gusta Kaede?-le pregunta preocupada.

Nozomi niega, con media sonrisa por la pregunta de su compañera.

-Me gusta Harumi, su novia.-le dice mirándole a los ojos.

Reina se queda en silencio, intentando analizar la información dentro de su mente confusa a causa del alcohol.

-Y hace unas horas, le he estado consolando, porqué ha visto el beso.-ante estas palabras, Reina reacciona y le abraza.

-Os he hecho daño a todas.-le dice volviendo a llorar.

-No, ha sido el juego.-empieza a llorar también.

Ambas lloran, abrazadas, en mitad de una acera solitaria, iluminadas por las luces de las farolas.

Llega a casa, después de dejar a Reina en su casa. Se siente agotada, pero pasear al amanecer le ha sentado bien. Mira en dirección a las ventanas, por donde entra la luz anaranjada de la mañana. Con pesadez, se acerca a ella y echa las cortinas para conservar algo de oscuridad dentro del salón. Una vez ha dejado la sala en penumbra, se dirige a la cocina y se bebe un vaso de agua, apoyada en la encimera. Suspira.

-Debería de cambiar de oficio.-murmura mirando hacia la nada- Pero no sería igual.

Deja el vaso en la pila y va la habitación, donde realiza la misma acción que en el salón, y se deja caer sobre la cama.

-No me apetece dormir…-murmura mirando al techo- Y si…-mira la hora, en el reloj de su mesita de noche, las cuatro de la mañana- Todavía es pronto… -duda volviendo a mirar el techo- Por un día, no pasará nada.

Se levanta de la cama y se dirige al baño. Toma una ducha rápida y se arregla para salir a la calle. Vuelve a mirar la hora y sale de casa.

Por las calles empieza a transitar la gente se dirige a sus puestos de trabajo. Sigue una ruta ya bastante conocida. Gira la última esquina antes de llegar a su destino, pero se detiene, dubitativa. Respira hondo y retoma su marcha. Decidida, entra en la cafetería.

Ohayou, Karen-chan.-le saluda dirigiéndose a la barra.

Ohayougazaimasu, Nozomi-san.-se acerca a ella, bastante animada, al estar la cafetería solitaria.

-He visto que en el cartel pone que sigue cerrado.-le dice extrañada- ¿Está bien si entro?

Karen asiente, cambiando su expresión animada por una triste.

-Nozomi-san.-le llama, extrañada, Shuuka, saliendo de la cocina.

Ohayou, Shuuka.-le saluda con un gesto de cabeza-¿Necesitáis ayuda?-les pregunta al entender la situación.

-Por ahora, está todo tranquilo.-le responde Shuuka- Pero puedes pasar aquí la mañana, si te apetece.-le muestra una sonrisa cómplice.

Arigatou.-le devuelve la sonrisa.

-Voy a abrir.-dice Shuuka dirigiéndose a la puerta, para girar el cartel.

-¿Qué te pongo?-le pregunta Karen, con su habitual sonrisa.

-Ponme el menú del día.-le dice intentando conservar la suya.

-Oído cocina.-dice Shuuka entrando en la cocina.

Nozomi observa el movimiento de la cafetería, a la gente entrar y salir, y a Karen ir de mesa en mesa tomando los pedidos mientras Shuuka prepara los pedidos en la cocina. Observa la fortaleza de Karen y analiza todo lo ocurrido por la noche.

-Karen-chan.-le llama para captar su atención, al ver que el lugar está tranquilo- ¿Puedo estar en la cocina?-le pregunta con algo de temor.

Hai.-le responde alegre.

Al entrar en la cocina se encuentra a Shuuka apoyada en la encimera, pensativa. Al escuchar pasos se endereza y pinta una sonrisa en su rostro.

-¿Sucede algo?-le pregunta al ver que no es Karen.

-Solo…-juguetea con sus manos- Venía a ver si necesitabas ayuda…-mira a su alrededor- Debes estar cansada.

-Gracias.-le deja paso delante de la cocina- Pero no te voy a pagar, eh?-le guiña un ojo.

-Me parece bien.-le dice recogiéndose el cabello para poder estar dentro de la cocina.

Ambas trabajan en silencio, por la falta de hábito de verse fuera del local. Shuuka mira de forma intermitente a su compañera, como queriéndole preguntar algo. Finalmente, se acerca a ella, y comprueba que Karen está ocupada.

-Nozomi.-le llama para captar su atención- ¿Puedo hacerte una pregunta?

Nozomi asiente, algo dudosa por la situación.

-¿Has acompañado a Reina-san a su casa?-le pregunta sonrojada, desviando la mirada.

Bando se queda un instante parada, analizando la información, y sonríe antes de responderle asintiendo.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~To be continued~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Por aquí abajo encontraréis el botón “Like” OwO No olvidéis darle clic si os ha gustado

Como no, comentad lo que os ha gustado o lo que no =) Así podré mejorar los próximos Fics ^.^

Y sobretodo, compartirlo y divulgarlo por las redes sociales y darle a “Follow” para recibir las actualizaciones al instante!!! 8)

Saludoos a tod@s nuestr@s lectorees!!!

Posted in E-Girls Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics | Tagged , , , , , | 2 Comments