All the Things She Said

Os suena el título!!??? Seguro que a los fans del Yuri y de este grupo sí =3 En efecto, es el título del primer single, en inglés, del grupo ruso t.A.T.u. =D Y como todavía son fan de este grupo, a pesar de su separación, he decidido escribir un Oneshot ^.^

Es el primero que escribo de ella y se me ha quedado un poco corto, pero espero que igualmente os guste \^w^/

——————————————————————————————————————————–

Estoy en el instituto, refugiada en la soledad de la biblioteca. Todavía resuenan por mi mente todo lo que ella dijo.

<<-Ya Shosla S Uma.- dice asustada mirando alrededor.

-¿Por qué dices eso? -le pregunto preocupada al ver que está algo alterada -¿Qué pasa?

Ya tebya lyublyu.>>

Suspiro y me dejo caer sobre el respaldo de la silla. Delante de mí los libros y libretas, los cuales he dejado de usar hace un buen rato.

-Señorita, la biblioteca va a cerrar. -me dice la bibliotecaria, pasando por detrás de mí.

Vuelvo a suspirar y empiezo a recoger mis cosas. Me levanto y dejo la silla en su sitio. Me deslizo entre los silenciosos pasillos, formados por estanterías repletas de libros. Al salir de la biblioteca ya está anocheciendo. Me detengo en la puerta, observando el horizonte, por donde se desvanece el sol.

-Puede que yo también haya perdido la cabeza. -murmuro retomando la marcha.

De camino a casa, sus palabras resuenan una y otra vez por mi mente. Llego a casa y dejo caer la mochila en la puerta. Como de costumbre, me encuentro sola en la enorme casa. Me dirijo, a paso pausado, hacia la cocina para preparar la cena. Mientras cocino, me doy cuenta de lo solitario que es preparar comida para uno, ya que de normal hago dos platos, el suyo, el de Julia, y el mío. Dejo el plato, ya preparado, sobre la mesa, y me siento para empezar a cenar.

-¿Por qué me inquietan tanto sus palabras? -murmuro al recordarlas -Bueno, es una mujer. -le hablo a la nada para intentar aclarar mi mente -Es normal sentirse inquieta cuando una mujer se te declara. -llevo algo de comida a mi boca -Pero me hizo sentir feliz. -recuerdo la mezcla de emociones que sentí al escuchar esa frase, en la que me declaraba sus sentimientos.

Dejo de comer, dejando el plato medio vacío, y subo a la habitación.

Ya tebya lyublyu. -analizo la frase, en busca de algo que me aclare su significado -No hemos hablado desde entonces. -me dejo caer sobre la cama.

Saco el móvil del bolsillo y entro en registro de llamadas, donde el primer nombre en aparecer es Yúliya, su nombre, y la duración de la llamada, casi una hora, de hace dos días. Deslizo el dedo sobre el contacto, iniciando así la rellamada. Suena el primer pitido. Mi corazón empieza a acelerarse mientras suena el segundo, a la espera de escuchar su voz.

Intento tranquilizarme, ya que nunca me ha puesto nerviosa hablar por teléfono con alguien.

-Lena, ¿pasa algo? -responde con tono preocupado.

-No, no es nada de eso. -le digo rápidamente, intentando no tartamudear -¿Por qué tendría que pasar algo? -le pregunto extrañada por su forma de responder al móvil.

-No sé… yo… -se forma un pequeño silencio -como hace dos días que no hablamos… -baja el tono de voz a cada palabra.

-Ah… -se me queda la mente en blanco, ocasionando otro silencio, pero esta vez más largo -Yo… -intento recordar el motivo de la llamada -Me preguntaba si querías venir a cenar. -cierro los ojos fuertemente, intentando silenciar los latidos de mi corazón -Te echo de menos. -digo casi sin pensar.

-Sí, claro. -su tono de voz muestra más alegría, pero no es la habitual.

La línea se corta, dejando un incesante zumbido que evita que la habitación se quede en silencio. Sigo sobre la cama, con el aparato posado todavía sobre mi oreja. Cuelgo y dejo cae el brazo sobre la cama.

-Ya he cenado… -recuerdo mi plato sin terminar de hace unos minutos -Y seguro que ella también.

Me levanto y empiezo a andar de un lado a otro, esperando a que la inspiración venga a mí.

-Seguro que se ha dado cuenta de que estaba nerviosa. -me detengo delante del espejo, donde me veo con el uniforme escolar -¿Qué me pongo? -me dirijo al armario y empiezo a rebuscar en él -Vale, para. -me digo a mi misma observando el desorden.

Llaman al timbre. Miro la hora y otra vez el desorden. Cojo la ropa que he echado sobre la cama y la lanzo al armario. Bajo corriendo las escaleras hasta la puerta. Respiro hondo para calmar mi respiración antes de abrir.

-Ho-hola. -saluda desviando la mirada al suelo.

Le miro un instante, ya que nunca le había visto actuar de forma tan tierna.

-Pasa. -me aparto de delante de la puerta para cederle el paso.

En silencio, llegamos al salón. Julia se detiene delante de la puerta, con duda.

-Supongo… que ya has cenado. -murmuro, mirándole con la cabeza gacha.

Ella me sonríe y asiente ligeramente. Le hago una seña para que entre al salón, pasando por su lado para entrar primero. Me siento en el sofá y espero que ella haga lo mismo.

-Lo siento. -rompe el silencio que nos ha estado acompañando hasta el momento -No tendría que haber dicho nada.

-Yo… -intento poner mi mente en orden, analizando sus palabras, esa confesión, sus sentimientos.

-Pensarás que es asqueroso… -murmura.

-De eso nada. -le interrumpo al ver que se ha hecho una idea equivocada.

Ella me mira sorprendida, como si no esperase mi reacción, o porque le he interrumpido.

-Amar nunca será asqueroso. -le explico -Eso es algo que no podemos controlar. -siento que se me sonrojan las mejillas -Tus palabras me hicieron sentir confusa, pero también feliz de saber que era yo la dueña de tus sentimientos. -bajo el tono de voz -He estado pensando en mis sentimientos… y en lo que me dijiste, y tal vez yo también he perdido la cabeza. -me sorprendo a mi misma por el rumbo que está tomando la conversación –Ya… Ya lyublyu tebya.

Ella sigue en silencio, mirándome fijamente. Baja la cabeza y cierra los ojos. Ahora soy yo quien le observa. Coge aire lentamente y lo suelta. Vuelve a centrar la mirada en la mía, causando que me vuelva a sonrojar. Veo como cada vez su rostro está más cerca del mío. Parece que duda y se detiene, así que decido armarme de valor y ser yo quien termine de romper la distancia que queda entre nuestros labios.

Ya shosla s uma. -susurro antes de besarle.

**************************FIN**************************

Espero que os haya gustado ^.^ y si ha sido así que le deis a “Like” =3

Todos los comentarios serán bienvenidos OwO tanto para comentar aspectos del texto como para hacer propuestas =D

Ah, y si queréis estar al día de nuestras actualizaciones, nos podéis seguir, haciendo click en “Follow”

Espero que sigáis disfrutando de nuestras lecturas =)

Advertisements
Posted in Fanfics, Russian-Pop Fanfics, t.A.T.u. Fanfics | Tagged , | 4 Comments

Cruce de Miradas 2/6

—-After School

La rutina ha empezado de nuevo. Pensando en encontrarme con su mirada y las palabras de E-Young resonando en mi cabeza han hecho que pase mala noche por lo que he dormido poco.

He salido temprano de casa al estar despierta para evitar dormirme. Voy andando de forma pesada, sumida en mis pensamientos, esos que no me han abandonado en toda la noche.

Me detengo en el cruce al venir un coche. El sol me da a los ojos por lo que me cuesta ver la calle. Me quedo quieta esperando que se acostumbren los ojos. Escucho unos tacones. Esos que se parecen a los de ella.

Me giro para comprobarlo. Ahí está ella pasando por detrás de mí para ir por donde he venido, en la misma esquina por la que giré evitando cruzarme con ella.

¿Qué ha sido eso? ¿Estaba sonriendo? Me giro para seguir viéndole pero sigue andando por lo que no veo su expresión. ¿Ha sido a mí? ¿Me ha sonreído a mí?

Al ver su sonrisa voy más animada, más motivada para trabajar.

Salgo del trabajo cansada pero al salir a la calle he vuelto a motivarme. El recuerdo de su sonrisa no deja de pasar por mi mente junto con su mirada. Compruebo los mensajes del móvil. Tengo uno de E-Young.

<<¿Te has vuelto a cruzar con él? º.º

El otro día me distrajiste y se me olvidó preguntarte por él ¬¬

¿Cómo es? º.º ¿Crees que él también se ha fijado en ti? (*.*)>>

¿Por qué se ha tenido que acordar? No quería seguir hablando del tema con ella ya que ella espera que sea un chico.

Paso de responder al mensaje. Supongo que o me llamará o se presentará en mi casa de igual forma. Y, como no, recibo su llamada.

Entonces, ¿qué?– dice nada más contestar.

-¿De qué?- pregunto pasando del tema.

¿Te has cruzado hoy con él?– pregunta emocionada.

-Yo…- suspiro- No creo que sea algo por lo que tengas que emocionarte. Solo me ha llamado la atención.

¿Y ese tono? ¿Eso es que no?– se decepciona un poco.

-¿Podríamos hablar de esto de otra forma? Todavía estoy en la calle y no considero que sea el mejor lugar para hablarlo…-

¿Qué tiene de malo? ¿Tienes miedo de encontrarte con él mientras hablas conmigo?– pregunta intentando picarme.

-Que no es eso.- me pongo un poco nerviosa. ¿Por qué no me escucha?- Te lo contaré bien si vienes a mi casa, ¿vale? No quiero decirte esto por teléfono.- le digo controlando el tono. Tendré que decírselo si tiene tanta curiosidad aunque yo no considere que sea tan importante.

De acuerdo…– suena confundida- Te espero allí.- dice antes de colgar.

Llego a casa. E-Young me está esperando en la puerta. Está cabizbaja, pensativa.

-Ya estoy aquí.- le digo con un poco de sentimiento de culpa- ¿Subimos?

No dice nada. Subimos en silencio, ella detrás de mí. Al cerrar la puerta dejo la chaqueta y me siento en el sofá indícandole que haga lo mismo con un gesto de mano.

-Siento haberte hablado mal por teléfono.- me disculpo antes de empezar.

-No entiendo tu reacción. ¿Qué es lo que está pasando?- sigue confundida- Solo estaba bromeando y te has molestado. Eso no es propio de ti.

-E-Young, hay un dato que no te he dicho.- empiezo a hablar con tono pesando- No entiendo, realmente, por qué piensas que, la persona con quien me cruzo todos los días, es un chico.

-Sería lo más lógico si te gusta alguien, ¿no?- intenta entenderme.

-Y, ¿por qué crees que me gusta? Sé que ya me lo dijiste.- le interrumpo al ver que iba a hablar- Pero, ¿no puede llamarme la atención una chica?- le pregunto bajando el tono de voz a espera de su reacción.

-Eso…- duda- Por eso dices que no te gusta, ¿por qué es una chica?- se sienta a mi lado y me coge de la mano- ¿Qué hay de malo en eso? Te puede gustar igual, ¿no?

-Pero…- le miro a los ojos- es una chica. ¿Te puede gustar una chica?

-¿Y por qué no? Se trata de gustar alguien, da igual quien sea.- responde de forma comprensiva- No te tienes que preocupar por eso, yo te apoyaré con todo. Bueno… ¿cómo es? Te he preguntado por mensaje como es, ¿me vas a responder?- pregunta muy animada.

Me gusta que lo vea bien, que lo entienda, aunque lo vea más normal que yo. Ahora sé que se lo puedo contar todo, que no tengo que tener miedo de que me juzgue.

—-Fin del capítulo

Posted in After School Fanfics, Fanfics, K-Pop Fanfics | Tagged , | 1 Comment

Seifuku Dance 2: FASE 1

Contacto

-Hell or Heaven-

El bar está lleno y las camareras andan de un lugar a otro para poder tener a todos sus clientes atendidos.

-El ambiente está muy bien.- comenta Yurino entrando en el bar.

-Y la música también.- se anima Erie entrando tras ella.

El grupo se sienta en la barra al no haber mesas vacías.

-Buenas noches,- les atiende Mayuyu- ¿qué os pongo?- les pregunta con su sonrisa.

-Un resfresco.- le responde primero Reina.

-Otro.- sigue Shuuka.

-¿En serio?- les pregunta Ami- Una ronda de chupitos para todas.- le dice a Mayu más animada.

-Pero…- intenta rechistar Reina.

-¡Buenas noches!- interrupe una voz desde el escenario- Ha llegado el momento que todos estabais esperando,- sigue Yuko desde el escenario- Con todos ustedes, ¡Blue Rose!- presenta levantando los ánimos en el bar.

=====

-Dance Dance Dance-

Al ser pronto la discoteca todavía está cerrada.

-¿Por qué nos hemos tenido que quedar nosotras?- se queja Harumi arreglando la ropa de todas para la actuación.

-Alguien se tenía que quedar.- le responde Kaede encogiéndose de hombros.

-Están ellas pasándoselo bien y nosotras aquí.- se queja ahora Anna.

-Menos quejas y al trabajo.- les riñe Manami revisando que todo esté en orden- Al cerrar son ellas quienes van a recoger.- les recuerda animándoles.

-¿Crees que aceptarán?- pregunta Mio.

-Yo lo haría.- responde Kaede encogiéndose de hombros.

=====

-Hell or Heaven-

La actuación ya ha terminado. El ambiente está más animado que antes de la actuación.

-¿Hoy te toca actuar?- le pregunta Paru a Yuihan.

-Esta noche me toca hacerme cargo de la barra.- le responde apoyándose en esta- Así puedo estar más tiempo contigo.

-Seguro que eso se lo dices a todas.- le molesta retirando la mirada un poco sonrojada.

-¿Dudas de mí?- se sube un poco en la barra para poder acercase más a ella.

-¿No debería?- le molesta fingiendo indiferencia.

-Eso es muy cruel de tu parte.- se aparta de la barra fingiendo molestia- Hablaremos a la salida.- le guiña antes de seguir con su trabajo.

-¿Por qué tiene un horario tan complicado?- se lamenta para sí misma mirando a Yui hacer su trabajo.

-¿Qué murmuras?- le pregunta Annin sentándose a su lado.

-Que debe ser duro tener su horario.- le responde después de suspirar.

-Es lo que tiene ser una de las gerentes.- le dice levantando la mano para entregar un pedido- Se han sentado clientes en tu zona.- le dice después de entregarle el pedido a Rena.

-Voy.- respira hondo antes de ir a atenderles.

=====

-Dance Dance Dance-

Ya está todo ordenado para abrir. Las trabajadoras están cambiándose de ropa para trabajar.

-¿Por qué tardarán tanto?- pregunta Kaede después de mirar la hora.

-Todavía tenemos tiempo hasta la hora de abrir.- le tranquiliza Manami.

-Puede que todavía estén negociando las condiciones.- responde Anna sentándose en el banquillo.

-No es tan complicado.- se une Harumi- Solo es decir si quieren competir contra nosotras o no.

-Y hablar del premio del concurso.- le recuerda Kaede.

=====

-Hell or Heaven-

Takamina se ha reunido con Aya y Ami. Junto a ella están Mariko-sama y Rena.

-Supongo que no pasará nada por participar en un concurso.- se anima Mariko- Eso también hace publicidad del bar.

-¿No sería mejor hablarlo con todas?- pregunta Rena con duda.

-No es preciso que nos lo digáis ahora.- interrumpe Ami.

-Claro.- sigue Aya- Podemos reunirnos otro día para terminar de aclarar las cosas.

-Estáis en el “Dance Dance Dance”, ¿verdad?- les pregunta Takamina- Iremos allí a confirmaros pero en un principio cuenta con nosotras.- termina de decir mirando a sus compañeras que asienten como aprobación.

-Perfecto.- se anima Aya- Os estaremos esperando.

*To be continued*

Posted in AKB48 Fanfics, E-Girls Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics | Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Majisuka Gakuen 3: Relax

Instituto Femenino Nogizaka

Antes del inicio del nuevo curso escolar, en el despacho de Reika están reunidas reunidas las actuales Seito Kaichou, incluida la de la extensión privada del Nogizaka, dando a conocer los diferentes tipos de uniforme que utiliza cada instituto. Están sentadas alrededor de la mesa de reuniones, tratando un tema que parece relevante.

-Pienso que sería buena idea que, ya que Matsui-sama estuvo aquí el año pasado, que Ikoma-sama, su sub-reina y actual Reina, sea trasladada al Majisuka.- comenta Makiko revisando unos documentos.

-¿Así? ¿Por qué sí?- se extraña Reika.

-Hemos pensado que sería buena idea para acabar de unir lazos entre los dos institutos.- le responde Makiko entregándole los papeles.

-Son los papeles del traslado.- se sorprende tras analizarlos. Yuuka se acerca a ella para poder leerlos.

-¿Habeís hablado con ella?- les pregunta ahora Yuuka, apartando la mirada de los papeles para centrarla en Makiko.

-Nos dió el visto bueno.- responde Makiko con seguridad- Si se hubiese negado, no hubiese venido a consultaros.

-¿Y qué pasará con su uniforme? -pregunta ahora Yuuka analizando la situación.

*         *         *

Instituto Femenino Majisuka

Entrando en el todavía solitario centro hay dos alumnas, todavía sin el uniforme escolar, andando por el patio.

-¿A qué clase crees que irás?- le pregunta Nanase entrando en el edificio.

-No lo sé.- responde Rina mirando por los pasillos- Puede que a la clase S como Matsui-san.- sigue después de hacer memoria.

-¿Vamos a buscarla?- le pregunta cogiéndole de la mano para tirar de ella al haber acelerado el paso.

-Parece que te hace más ilusión a ti que mí.- le pica Rina.

-Tú tendrás tiempo de pasearte por estos pasillos. Yo solo iré a la cafetería.- le recuerda animada sin dejar de tirar de su amiga.

-Mira esa aula.- se detiene al pasar por delante del aula vacía- No tiene grupo. -mira a su alrededor por si no se ha fijado bien.

-No se usará.- se acerca para mirar el interior por el cristal de la puerta- Es muy grande. -sigue sin dejar de mirar al interior.

Rina se une a ella, menos emocionada que su compañera.

-¿Por qué crees que está sin usar?- le pregunta Rina después de comprobar el tamaño del aula.

-Eso lo tendrás que averiguar tú.- le guiña el ojo antes de retomar la marcha.

Rina se aparta de forma apresurada de la puerta y le coge el brazo a Nanase.

-¿Y si está encantada?- le pregunta Nanase al verle asustada, escondiendo una sonrisa.

-No digas eso.- le golpea el brazo con una mueca infantil.

*         *         *

Instituto Femenino Nogizaka

En el despacho de la directora están reunidas Reika y Yuuka. Ambas están de pie en frente de la mesa que ocupa la directora del centro. Esta se encuentra sentada en la silla con ambos codos apoyados sobre la mesa.

-¿Qué es lo que queréis?- les pregunta la directora seria.

-Este año, como sabe, hemos empezado a participar en las tradiciones del Instituto Hermano Majisuka,- empieza a hablar Reika- y nos gustaría saber si podríamos cambiar los uniformes para aquellas alumnas que formen parte de los acontecimientos.- sigue tras un asentimiento por parte de la directora.

-¿Modificar los uniformes?- mira a Yuuka sorprendida al ser conocedora de los uniformes del Majisuka- ¿Vosotras también?

-Nosotras no participaremos en la parte de ikemen.- responde Yuuka con seriedad.

-Entonces, queréis que deje que las que sean reinas puedan modificar sus uniformes y las que son ikemen que utilicen el uniforme masculino, ¿no?- sigue la directora levantándose- ¿No es esa una forma de marcar diferencias entre las alumnas?

-Eso no quiere decir que esas alumnas sean superiores a nadie, simplemente es una manera de diferenciarlas del resto como representantes del Instituto.- responde Reika.

-Supongo que no habrá problema siempre y cuando sea con moderación.- termina de decir la directora indicándoles la puerta- Me encargaré de elegir los uniformes masculinos más apropiados.

*         *         *

Instituto Femenino Majisuka

Las alumnas empiezan a inundar el patio y los pasillos del centro. Como todos los años, hay alumnas que son recibidas por reverencias, ánimos y gritos de emoción por volverles a ver o por ser la primera vez que se encuentran con ellas.

-Fíjate en la cantidad de grupos que hay este año.- dice Sayaka mirando el panel que muestra las listas de las clases- A, K, B, 4, 8, S, N, H, III y… ¿este?

-Volvemos a ir juntas.- celebra Miyuki colgándose del brazo de Sayaka tras comprobar que su nombre aparece en la misma lista.

-Este año el grupo A…- suspira Paru después de comprobarlo dos veces, algo desanimada por el cambio de grupo.

Ohayou.- le saluda Annin al darse cuenta de su presencia.

Ohayou.- le devuelve el saludo Paru, algo neutra.

-Vamos juntas.- le dice Rina a Annin, animada, bajando la mirada del panel.

-¿Ella no es del Nogizaka?- pregunta Takeuchi Miyu después de comprobar la lista de su grupo, extrañada.

Annin y Paru comprueban el panel algo sorprendidas.

-Es Ikoma-san.- se sorprende Annin- ¿Crees que ha sido por Matsui-san?

*         *         *

Extensión Privada del Nogizaka

Las alumnas empiezan a reunirse en el gimnasio para la ceremonia de apertura.

-¿Es verdad que este año vamos a participar en los eventos del Majisuka?- le pregunta Nagahama Neru a su senpai Watanabe Rika.

-Parece ser que sí.- le responde encogiéndose de hombros.

El silencio se forma al subir al escenario la Seito Kaichou, Sugai Yuuka.

Ohayougozaimasu.- saluda Yuuka con calma- Bienvenidas una año más al inicio de un nuevo curso. Como muchas habréis escuchado, este año será un año de cambios. Al haber participantes de los actos del Instituto Majisuka en el Instituto Nogizaka, se nos permite participar si se da la ocasión.

*         *         *

Instituto Femenino Majisuka

Las estudiantes están reunidas en el gimnasio. Una de las estudiantes, una reina, ha llamado más la atención por la forma de llevar su uniforme.

-¿Esa no es Haruppi?- le pregunta Miyuki a Mayu sin apartar la mirada de su compañera.

-Sí que lo es.- se extraña al verle vestida con el chaleco del uniforme, únicamente cubriendo su torso y la chaqueta echada por encima de sus hombros.

-Parece que ser la sub-reina de Sashihara-san no es la mejor opción.- se burla Sayaka analizando la vestimenta de Haruppi.

-¿Puede ir así?- interviene en la conversación Paru, al ver que nadie le llama la atención ni parece sorprenderse por la forma de llevar el uniforme.

-No va enseñando nada.- se encoge de hombros Sayaka.

-Pero…- duda en seguir hablando Paru.

—–つづく

Posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics, Nogizaka46 Fanfics | Tagged , , , , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Request Hour 2017

Aquí llega la tercera clasificación del Request Hour por el motivo del tercer aniversario del blog. Esta vez, a parte de la clasificación, en OneShots, de J-pop y K-pop también hemos añadido el Rusian-pop y Anime.
La clasificación se ha organizado por el número de visitas y desempatado por el número de likes.

ONESHOOTS

 

J-POP                                                                                      K-POP

 Yuuhi wo Miteiru ka? [48]                             15º Date la Vuelta (Terror) [A.S.]
35º ¿Sabes? [48]                                                     14º Amistad de Infancia [4M]
34º Viaje [48]                                                           …  Despídete (Terror) [Miss A]
33º Enfermería [48]                                              13º Mentira [4M]
32º Winter Love [EG]                                            12º Solo un poco más de tiempo [f(x)]
…   Memoria [48]                                                     …  Llave del Mañana [Kara]
31º Relación entre Amigas [48]                           11º Porque eres Tú [A.S.]
30º Girl’s Rules [46]                                                10º Más que Amigas [2ne1]
29º Libertad [48]                                                       9º Momentos que Cambian la Vida [Kara]
28º Sola [48]                                                              …  Unidas por un Error [Miss A]
27º Dibujo [48]                                                         8º El Valor de la Amistad [T-ara]
26º Fin del Juego (Terror) [Sc]                               7º Por Casualidad [T-ara]
25º Casi Humanas: A cambio de [48]                   6º 5 Minutos [4M]
24º Juujun’na Slave (JuriMayu) [48]                    5º Beautiful Girl [T-ara]
…   ¿Acaso está eso mal? [48]                                4º Camino a Casa [f(x)]
23º Juujun’na Slave (YukiRena) [48]                   3º Day by Day [T-ara]
22º Juujun’na Slave (Sakura x Haruppi) [48]    2º Algo Mejor que Hacer [T-ara]
21º Tira de Mí [46]                                                  1º Hacer daño, ¿a quién? [f(x)]
20º Dakishimeraretara [48]
19º Kimi no Uso wo Shitetita [48]
…   Ichiban Utsukushi Flower [48]
18º Encuentro de Verano [48]
17º Pero… ¿qué? [48]
16º Juujun’na Slave (YuiParu) [48]                                    Rusian-Pop
…   Anata no Senaka [48]                                                     2º Juego 
15º Juujun’na Slave (KawAnnin) [48]                               1º Lo Siento
14º Casi Humanas: ¿Por qué ser así? [48]
13º Romper la Rutina [48]
12º Kuchi Utsushi no Chocolate [48]                                     Anime
11º Por Amor [48]                                                                 … Religión [Mari mite]
10º Kinjirareta Futari [48]                                                  2º Sedienta [Demi-chan]
9º Aitakatta [48]                                                                    1º La melodía de mi corazón [L.L.]
8º Oshibe to Meshibe Yoru no Chouchou [48]
7º ¿Por qué? [48]
6º Recuerdos del Primer Beso [48]
5º Por sus Besos [46]
4º Juujun’na Slave (AtsuMina) [48]
3º Majida Yo [48]
2º Omoide no Hotondo [48]
1º Ima, Hanashitai Dareka ga Iru [46]

 

FANFICS  

 

J-POP                                                                           K-POP

16º Majisuka Gakuen 2 [MIX]                          5º Amor Imposible [Kara]
15º Organización HHSS [MIX]                         4º Mirror Mirror [4M]
14º Ángeles Caídos [48]                                     3º Sentimientos Confusos [f(x)]
13º Cuestión de Tiempo [48]                            2º Love Tension [4M]
12º Edad [48]                                                       1º El Bosque [4M]
11º Jugando con el Tiempo [48]
10º Reunidas por el Destino [48]
9º Majisuka Gakuen [48]
8º Arashi no Yoru ni wa [48]
7º Koi suru Fortune Cookie [48]
6º Hanazakari no Kimitachi e [48]
5º Itoshiki Rival [48]
4º Blue Rose [48]
3º Hana Kimi [48]
2º Unidas por el Destino [48]
1º Del Cielo al Infierno [48]

Mención a J/K-Pop: Ni Ángeles ni Demonios
Mención a Anime: Por Ella

Posted in Novedades | Leave a comment

Cruce de Miradas 1/6

—–After School (Lizzy x Nana)

Hoy la cosa ha sido diferente. Me he encontrado con ella en otra calle, paralela a la de costumbre, más cercana a mi casa, porque he salido más tarde. Pero las dos hemos girado al mismo tiempo. Ella ha girado para ir por la misma calle que yo mientras que yo giraba para encontrarme donde le encuentro de normal. Pero le estaba viendo mientras giraba, veía como giraba a mi dirección, evitando que nos cruzaramos.

Parecía que la dos buscábamos encontrarnos pero por mí no ha pasado. Me gustaría pensar que es así ya que ha girado por la calle donde vio que yo giraba para ir a la calle donde nos cruzamos de normal, donde al girar y toparme con ella nuestras miradas coincidieron por primera vez.

Desde que me crucé con ella voy más animada al trabajo. Tengo ganas de salir de casa para ir a trabajar. Trabajo más animada cuando le veo aunque de normal, no nos miramos, no me mira.

Los días pasan. Muchas veces le veo de lejos en la calle de enfrente o nos cruzamos mirándonos levemente a los ojos. Así hasta llegar al fin de semana.

-Lizzy, ¿te pasa algo?- me pregunta E-Young- Pareces distraída. ¿Ha pasado algo?

-No es nada.- niego con las manos.

¿Por qué estoy así? No consigo apartar su mirada de mi mente. Esa mirada que, cuando topa con la mía, se torna tímida.

-¿Alguna vez te ha llamado la atención alguien con quien te cruzas cada día?- me atrevo a preguntarle- Saber cómo se llama, a qué se dedicará.- creo que he dicho demasiado.

-No me suelo fijar, la verdad.- responde pensativa- Entonces, alguien te ha llamado la atención por lo que veo.- me analiza- ¿Y dónde te cruzas con el afortunado?- me pregunta picarona.

¿Afortunado? ¿Por qué afortunado? ¿De qué está hablando?

-¿Afortunado?- le pregunto confundida. No tiene sentido.

-Porque tiene suerte de tener tu atención. Nunca te he visto interesada en nadie.- responde como si fuera evidente.

-Pero…- es una chica…- ¿qué tiene eso de raro?- no le entiendo. ¿Dónde quiere llegar?

-Por fin parece que te gusta alguien.- me explica extrañada- Si no fuese eso, no te hubiese llamado la atención alguien con quien te cruzas a diario ya que es parte de tu rutina.- da el hecho por evidente.

-¿Tú crees?- sigo pensativa.

¿Me gusta? ¿Me gusta la chica con quien me cruzo todos los días? Pero, es una chica. No me puede gustar. ¿O sí? Como ella ha dicho, nunca nadie me había llamado la atención antes.

—-Fin del capítulo

Posted in After School Fanfics, Fanfics, K-Pop Fanfics | Tagged , , | Leave a comment

Deseo oculto

Capítulo 13

 

Pulsó el botón rojo y volvió a comprobar la hora: las 20:30. Apartó la mirada del móvil para dirigirla hacia el techo resoplando con exasperación ¿Dónde se había metido? Llevaba horas llamándola sin respuesta alguna… ¿No se suponía que después de comer la avisaría? A cada minuto que pasaba su preocupación aumentaba. Por su cabeza no paraba de pasar imágenes de posibles causas por las que la muchacha no aparecía. No obstante, Yumi sabía defenderse a sí misma ante cualquier situación, bien lo había demostrado durante los ataques de XANA. Por tanto, no pudo haberle ocurrido nada de regreso a su casa. Aún así, era inusual que la joven la dejara plantada en una cita.

Sin pensarlo dos veces, recogió su abrigo y su móvil, y se dispuso a averiguar por sí misma el porqué de la desaparición de su amiga. Se plantó frente a la puerta pero un sonido la detuvo. Sin más demora, cogió el teléfono y respondió a la llamada mientras salía de la residencia.

—Yumi, estoy yendo a tu casa, ¿dónde te has…?

—No vengas. —Aelita se paró en mitad del pasillo al escuchar la abrupta orden de Yumi. Su voz sonaba ronca y con un deje de tristeza oculto tras un tono imponente.

—¿C-cómo?

—Lo siento Aelita, pero hoy no me apetece quedar.

—Pero… ¿qué ocurre?

—¡Nada! Solo que no me apetece quedar —repitió molesta.

—Yumi, sabes que si te pasa algo puedes contármelo —dijo con voz comprensiva.

—¡Que no ha pasado nada! ¿Por qué no puedes entender que quiero estar sola? —Yumi empezaba a enfurecerse por las insistencias de su amiga.

—Porque sé como eres —empezó a hablar con voz firme,— se que cuando quieres quedarte en casa es por tus padres, para cuidar a tu hermano o porque ha ocurrido algo. Se que cuando no te apetece quedar no te esperas a cancelar la cita horas más tarde. Se que cuando te pones a la defensiva es para ocultar algo. Se que…

—¡Vale déjalo ya! —la cortó exasperada.

—Mira, yo solo quiero ayudarte…

—¡Tú no puedes ayudarme, Aelita! —gritó alterada. Ante esas palabras un incómodo silencio envolvió a la pareja.

—Pero Yumi…

—Déjalo estar. Ya hablaremos en otro momento. —Sin nada más que añadir Yumi cortó la llamada dejando a Aelita completamente confundida.

La joven guardó el móvil en el bolsillo, aún sin creer en las palabras que Yumi le había dicho, y lentamente volvió sobre sus pasos.

—¿Vas a dejar las cosas así? —inquirió una voz a su izquierda.

—¿Eeeh? —Levantó la mirada en busca de la persona que le había hablado.

—¡¿Pero qué haces Tamiya?! Era una noticia excelente —protestó Milly.

—Me da igual, no pienso ver esto y no intervenir —respondió Tamiya cruzándose de brazos para reafirmar sus palabras.

—¿Pero ahora que noticia pondremos en el periódico de Kadic? Te recuerdo que todavía no tenemos nada.

—Puede que si ayer no hubieras insistido en quedarnos en la habitación para “pasar tiempo a solas”, ahora tendríamos algo.

—¿Perdona? Si tu no…

—Ejem… ¿necesitáis algo? —preguntó Aelita interrumpiendo la discusión. Miró con curiosidad a la pareja que se encontraba en su habitación con la puerta abierta de par en par. No fué difícil imaginar que las dos reporteras habían estado escuchando a escondidas tras la puerta, pasando desapercibidas por ella.

—Aaah… si… Lo sentimos mucho por interrumpir, pero no he podido contenerme —dijo Tamiya pasando por alto el tema de estar escuchando conversaciones ajenas. A toda respuesta Aelita mostró una media sonrisa incómoda.

—¿Y bien? —preguntó tras unos segundos.

—Que no dejes las cosas así —respondió Milly de mala gana.

—¿Cómo?

—Con Yumi —aclaró tras un suspiro.

—Lo se… pero no puedo hacer nada. Ella no quiere que…

—Aelita, tienes que hablar con ella —cortó con voz comprensiva Tamiya.— Tienes que hacerle entender que puede confiar en ti pase lo que pase.

—¿Y cómo lo hago si pensaba que eso ya había quedado claro? Siempre me lo cuenta todo, no se porqué esta vez no quiere hacerlo.

—Hablale con el corazón en la mano… —informó Milly sorprendiendo a las dos chicas.— Tienes que hablar con ella a solas y explicarle como te sientes. Recordarle que estás ahí para lo que necesite —explicó al ver la mirada de duda de la mayor.

—Creo que sé lo que tengo que hacer —dijo Aelita para sí misma tras unos segundos de duda. Empezó a correr hacia la salida de la residencia. —¡Muchas gracias por el consejo!

—¡De nada! —dijo Milly con una sonrisa.

—Oye, ¿y tú desde cuando dices tan buenos consejos?

—Se podría decir que desde que alguien me ayudó para evitar que cometiera uno de los errores más estúpidos de mi vida —respondió con una sonrisa enigmática.

—¿Cual?

—Separarme de tu lado —aclaró causando un sonrojo en el rostro de Tamiya.

*               *               *

Aelita se detuvo con la respiración entrecortada y observó el edificio con impotencia. Sacó el móvil y miró la hora: las 21:30. Había llegado hasta allí sin nada planeado, por lo que en esos momentos no sabía qué era lo que debía hacer. No obstante, no pensaba volver con las manos vacías.

A esa hora la família de Yumi ya habría cenado y se estarían preparando para ir a dormir, por lo que no podía llamar al timbre. Sin pensarlo más se dirigió al jardín trasero y examinó la casa con el ceño fruncido. Miró la puerta trasera, con suerte se encontraría abierta, pero el allanamiento de morada no era una opción viable. Levantó la vista hacia la ventana de Yumi, una tenue luz le indicaba que su amiga seguía despierta. No obstante, una luz más intensa iluminaba la habitación del otro extremo de la casa, por tanto, tenía que evitar hacer sonido alguno para que los señores Ishiyama no se percataran de su presencia. Trató de buscar algún objeto pequeño para lanzarlo a la ventana de la chica, pero inmediatamente rechazó la idea ya que la nieve cubría cualquier clase de posible proyectil, además, no quería arriesgarse a romper la ventana por no tener el cuidado suficiente. Algo llamó la atención de la muchacha, sin embargo, al dirigir la mirada hacia el foco de la idea, las alarmas de su mente resonaron por todo su cuerpo gritándole que la rechazara.

Durante 15 minutos estuvo estudiando todas las posibilidades que habían. Finalmente, sacó el móvil para llamar a Yumi y que le abriera la puerta. Pulsó el botón verde y esperó a la respuesta.

—El número al que llama se encuentra apagado o fuera de cobertura, por favor…

Colgó la llamada y miró otra vez la ventana de la habitación de Yumi. Oscuridad. En algún momento de su búsqueda su amiga había apagado la luz decidiendo ir a dormir sin que ella se percatara. “Tiene que ser una broma…” Pensó dirigiendo la mirada a la tubería que ascendía hasta el techo pasando justo por el lado de la ventana.

Tras una dura batalla interna y rezar a cuantos dioses conocía, Aelita se detuvo delante del conducto. Tratando de no pensar en los posibles fallos de su plan ni en las consecuencias que estos podrían conllevar, saltó y se aferró a los hierros que sujetaban la cañería a la casa. Con mucha más dificultad de lo que esperaba, a causa de los guantes que llevaba para combatir el frío, ascendió lentamente. En ese momento, pudo asegurar que trepar por una tubería no era un camino de rosas aunque no hiciera frío. Los hierros a los que se sujetaba eran tan pequeños que apenas podía poner los dedos del pie en ellos, y la distancia entre cada uno de ellos era bastante considerable.

Cuando creyó que su cuerpo no resistiria a más esfuerzos, tentándola a dejarla caer, llegó a su objetivo. Se aferró con un brazo y con todas las fuerzas que le quedaban al conducto, y con la otra mano golpeó el cristal suavemente.

Yumi se removió al escuchar unos golpes insistentes en la ventana. Se dió la vuelta perezosamente sin levantarse de la cama para ver qué interrumpia su plácido descanso. Al ver al causante se incorporó parpadeando. “No puede ser…” Al comprobar que lo que sus ojos estaban viendo no era algún tipo de alucinación salió de la cama de un salto y abrió la ventana.

—¡¿Pero qué haces?! !¿Estás loca!? —murmuró alterada mientras se aferraba al cuerpo de la joven para evitar que cayera.

La muchacha saltó a la vez que su amiga tiraba de ella hacia el interior de la habitació. Debido al esfuerzo Yumi cayó sentada al suelo con Aelita encima de su barriga. Sin dar ni un segundo de descanso, la joven cogió a Aelita por los hombros haciendo que se incorporara.

—¡¿Te has vuelto loca?! —le recriminó en voz baja.— Pero cómo se te ocurre subir por ahí ¿Y si te hubiera pasado algo? ¿Por qué lo has…?

—Tenía que hacerlo —afirmó con seriedad. Su respiración era entrecortada, el corazón le latía a mil por hora por culpa de la adrenalina, tenía el cuerpo resentido debido al esfuerzo y sentía un dolor punzante tanto en manos como en brazos debido a los hierros que habían presionado su piel. No obstante, el conseguir llegar hasta donde se encontraba era la mejor recompensa para aquellos pequeños males.

—¿Tenías que hacerlo? ¿Para obligarme a escucharte, a pesar de que te dije que quería estar sola?

—¡Sí!

—¡Pero qué estás diciendo! ¿Puedes entender lo que acabas de hacer? Te podrías haber caído, la tubería se podría haber roto ¡¿Me puedes decir qué hubiera hecho yo si…?! —Calló de repente al darse cuenta de lo que iba a decir. —¿Y si te hubiera pasado algo? —continuó con voz dolida mientras apartaba la mirada y apretaba los puños aferrándose más al abrigo de su amiga.

Aelita observó a Yumi perpleja. Núnca había visto a su amiga tan alterada. Puso su mano en la mejilla de la chica para obligarla a mirarla a los ojos.

—Yumi, tenía que hacerlo. Necesito hablar contigo.

—¿Para volver a preguntar qué me ocurre otra vez? —dijo tratando de hacerle ver que había sido una estupidez llegar hasta tal punto de osadía.

—No. Para recordarte que, al igual que tú yo también estoy aquí. Siempre lo estaré…

—Para lo que necesite. —Yumi recordó las mismas palabras que le dijo ayer a Aelita con amargura. No lograba creer que pese a todo lo que había ocurrido, nunca cumpliría esa promesa.

Se acercó a Aelita y apoyó la frente en su pecho. Respiró profundamente tratando de calmarse y cerró los ojos disfrutando de la presencia de la chica. De su contacto cálido. Sintiendo su respiración que se tranquilizaba paulatinamente. Cubriéndose del frío que entraba por la ventana abierta. Dejándose proteger por primera vez por aquellos brazos que rodeaban su cuerpo, mientras dolorosos y amargos pensamientos allanaban su mente.

*               *               *

Aelita se sentó en la cama y se dedicó a observar a su amiga. Se había puesto los primeros vaqueros que había encontrado en el armario. Ya que era incómodo mantener una conversación de tal calibre vestida con ropa interior, que era la vestimenta con la que la chica solía dormir. Se había acercado a la ventana para cerrarla y que no se enfriara aún más la habitación. En ese momento, se soltó el pelo y dedicó unos segundos a escrutar el cielo nocturno.

Tras un suspiro de resignación Yumi empezó a contar poco a poco lo que pasaba por su mente. Aelita, por su parte estudió todos y cada uno de los movimientos de la joven hasta que empezó a hablar. A cada palabra que salía de los labios de su amiga, la muchacha podía sentir como un puñal penetraba más en su corazón. Su mente se negaba a creer lo que sus oídos escuchaban. Cuando la joven dijo la última palabra la mente de Aelita se negó a cooperar bloqueando todo paso de pensamiento.

Posted in Anime Fanfics, Code Lyoko, Fanfics | Tagged , , , , , | 2 Comments

Cruce de Miradas Prólogo

—–After School

Hay personas que entran en tu vida por la rutina. Personas que siempre ves en el mismo lugar o que te cruzas día a día. Personas que puedes saber si llegan tarde o eres tú quien lo hace y te avisan sin saberlo.

Yo me cruzo con ella todos los días, en la misma calle, de camino al trabajo. Muchas veces tengo curiosidad por saber dónde va, si va al trabajo o al bar, puede que simplemente pasee. Me gustaría saber a qué se dedica, cómo se llama, dónde vive.

Muchas de las veces que nos cruzamos me pregunto si ella también se habrá fijado en

mí, si le he llamado la atención aunque no sea como ella a mí, simplemente si me ha mirado en algún momento del trayecto que compartimos acera en sentido contrario.

Normalmente no tomo el mismo camino pero siempre paso por la misma calle, sea en el tramo que sea.

Hoy he decidido entrar en esa calle más pronto haciendo ésta más larga. Tenía la necesidad de tomar una ruta que todavía no había tomado. Giro la calle. A mitad de la manzana en la que estoy, en la misma cera, va ella. Miro la hora. Nos cruzamos más pronto que de costumbre. No puedo evitar mirarle. Me mira. Durante unos segundos nuestras miradas se cruzan.

“Me ha mirado” celebro mentalmente. Si me ha mirado quiere decir que también le he llamado la atención, ¿no? Me gustaría pensar que es así. Tengo ganas de volver a cruzarme con ella y ver si vuelve a pasar. Pero hoy es viernes, mañana no trabajo. Hasta el lunes no volveré a tomar la misma ruta por rutina.

Por primera vez, desde que empecé con las rutinas, tengo ganas de que pase el fin de semana para volver a cruzarme con ella.

—–Fin del prólogo

Posted in After School Fanfics, Fanfics, K-Pop Fanfics | Tagged , | 3 Comments

Deseo oculto

Capítulo 12

 

La camarera se acercó a la mesa, dejó el plato con un surtido de nougats, llenó los vasos con vino cuit y posó la botella a un lado de la mesa.

—Espero que les guste —dijo antes de abandonar la mesa con paso elegante.

Dana observó cómo la chica se alejaba, con una sonrisa en los labios. Yolanda carraspeó atrayendo la atención de su acompañante antes de darle un pequeño sorbo a una de las copas de vino.

—¿Le importaría no quedarse abstraída observando a otras mujeress mientras està conmigo? —preguntó indiferente mientras dejaba la copa de vino otra vez sobre la mesa.

—¿Tiene miedo de que me vaya con otra? —inquirió con tono burlón.

—¿Miedo? Para nada. Ninguna otra persona podría sobrellevar tener una relación contigo. Además… serías incapaz de separarte de mí.

—La veo muy segura de sí misma, señorita Perraudin ¿Qué le hace pensar eso? —preguntó apoyando los codos sobre la mesa e inclinándose hacia adelante.

—Sus ojos la delatan —respondió adoptando la misma pose que su acompañante y sin cambiar ni por un segundo su tono indiferente. —Lleva toda la noche imaginando cómo quitarme la ropa en cuanto lleguemos a casa.

Dana no se sorprendió ante sus palabras, en cambio, sonrió seductoramente mientras, con la mirada, analizaba todos los trozos de piel que el vestido de su acompañante dejaba al descubierto. Paseó su mirada paulatinamente por el pelo corto de la mujer, los mechones que caían descuidadamente por su rostro, el vestido rojo que tan sólo cubría sus pechos, mostrando su espalda y el trozo de piel que separaba sus senos, completamente desnudos tras la tela roja… Se levantó, rodeó la mesa y, aprovechando que los asientos del restaurante eran sillones de dos plazas, se sentó al lado de su esposa.

—¿Qué haces? —inquirió Yolanda con desdén.

—Te equivocas en una cosa —anunció en voz baja acercándose a su oído, sorprendiendo a Yolanda. La enfermera centró toda su atención en las sensaciones que le producía la caricia del aliento de Dana en su oreja. —Mi imaginación no espera a llegar a casa —confesó con un susurro a escasos milímetros de ella.

*               *               *

“¿Cómo habían llegado a esa situación?”, se preguntaba tratando de entender el comportamiento de la joven que en esos momentos se encontraba encima de ella. No obstante, la razón amenazaba con abandonar su mente ante las caricias de la chica, que la tentaban a dejar a un lado los “por qués” y dejarse llevar hacia los deseos de su acompañante.

—A-Aelita… ¿Qué ocurre? —preguntó con voz temblorosa debido a las emociones que nublaban los sentidos de la muchacha.

A toda respuesta Aelita volvió a morder su cuello causando que liberara un imperceptible suspiro. Con las uñas recorrió suavemente las costillas de Yumi hasta llegar a su abdomen. Recorrió el pequeño tramo de su figura lentamente, con una dulce caricia, hasta llegar al borde de su pantalón. No pudo evitar que una sonrisa pícara se formara en sus labios al escuchar cómo su amiga liberaba el aire que había retenido en sus pulmones al llegar al primer botón que sostenía la prenda. Abruptamente cambió la dirección de su mano dirigiéndola al elástico de su top, causando una leve mueca de desilusión en el rostro de Yumi. Poco a poco, Aelita recostó a la muchacha sobre el suelo sosteniendo sus muñecas sobre la cabeza. Una vez en ésa posición beso sus labios apasionadamente llegando a rozar la impaciencia.

Al separarse, las dos chicas cruzaron miradas. Yumi observó cómo los ojos de Aelita, aún vidriosos por las lágrimas, se apartaban bruscamente tratando de evitar su mirada, centrándose en su cuerpo. La mente de la muchacha reaccionó ante tal imagen. “¡No! esto no está bien”.

—Aelita, para —ordenó en tono serio tratando de ocultar rastro alguno de la lujuria que la invadía. Aelita trató de besar nuevamente los labios de su amiga. No obstante, Yumi se zafó del agarre de la chica y se incorporó deteniendola con el abrazo más cálido que pudo ofrecerle.— Aelita, para —le repitió con un susurró cerca de su oído.— Estoy aquí. Siempre lo estaré. Para lo que necesites… y ahora no necesitas eso. —Su voz era dulce, cálida, acogedora.

Aelita se removió entre sus brazos intentando escapar del agarre de la chica. No obstante, Yumi hizo su abrazo más fuerte para evitarlo hasta que, al final, el cuerpo de la chica se relajó.

—¿Por qué? —preguntó Aelita con voz ahogada y temblorosa. Su mente se llenaba de dudas y cuestiones sin resolver. ¿Por qué había parado? ¿Sería que Yumi tampoco la quería a su lado? Pero entonces, todo lo que había ocurrido…

Yumi hizo que levantara la mirada, haciendo que sus ojos coincidieran. Su expresión era mucho más seria que de costumbre, no obstante en sus ojos habitaba un brillo de cariño que pocas veces dejaba ver.

—Aelita, te quiero. Por eso no puedo permitir que sigas tratando de ocultar tus emociones. Si estás triste dilo. Estoy aquí para tí, para lo que necesites —repitió recogiendo con el dedo una lágrima indiscreta que rodaba por la mejilla de Aelita.

Sin lograr contener el llanto, la muchacha escondió el rostro en el hombro de su amiga. Yumi la envolvió silenciosamente en un abrazo protector, esperando pacientemente a que Aelita liberára poco a poco el dolor que había acumulado durante tantos años.

*               *               *

—¿Cómo? —logró preguntar Yolanda en el mismo tono de voz que Dana.

—Cierra los ojos —ordenó la mujer, dejando que su aliento acariciara el oído y parte del cuello de su acompañante. Yolanda obedeció sin ser capaz de resistirse a la voluntad de la profesora. —¿Sientes mi mano? — Su acompañante asintió al notar como una cálida mano se posaba sobre su mejilla. —Has estado apartándote este mechón a lo largo de toda la noche, y a cada vez que lo hacías he deseado ser yo quien lo ponía detrás de tu oreja —comentó mientras colocaba el mechón de pelo en su sitio con una dulce y tierna caricia. Hablaba pausadamente, y un matiz lujurioso se escondía tras cada palabra que salía de sus labios. —Para así, una vez tener mi mano aquí poder acariciar con la yema de mis dedos tu cuello. Bajar por la espalda y recorrer tu espina dorsal hasta el borde del vestido que llevas puesto. Rodear tu cintura hasta llegar al vientre, volver a subir la mano acariciando lentamente todas y cada una de las curvas de tu cuerpo, pasando mis dedos entre tus pechos, y volver a recorrer tu cuello. —Yolanda suspiró notando como su calma se escapaba de su mente a cada palabra que escuchaba.— Sujetar tu rostro para hacer que me mirases y empezar a besar y morder suavemente tus preciosos labios. Mientras te beso, bajaría mi mano hasta tu rodilla e iría subiendo lentamente la falda de tu vestido acariciando la parte interna de tu muslo. —La enfermera se mordió el labio inferior suavemente y lo liberó poco a poco de sus dientes saboreando las imágenes que aparecían en du mente. Tragó saliva con dificultad y suspiró profundamente para sus adentros.— Si hiciera eso, vería cómo levantarías tu rostro separando nuestros labios soltando uno de tus suaves suspiros. Sin embargo, me detendría al llegar a la costura de tu ropa interior, porque en ese momento te levantaría y te sentaría en la mesa tirando al suelo todo lo que hay en ella. Te cogería del pelo, tiraría de él evitando que agacharas otra vez la cabeza y mordería tu cuello deleitandome del dulce sabor de tu piel. Mientras que con mi mano acariciaría tus caderas y tiraría de ellas para acercarte más a mi y que pudieras notar lo cerca que estás de mi cuerpo sin poder llegar a tocarme. Con besos y mordiscos descendería lentamente pasando otra vez entre tus pechos hasta llegar a tus caderas y así poder hacerte el amor como nunca antes.

Dana dejó de hablar para morder sensualmente el lóbulo de la oreja de Yolanda, provocando que liberara todo el aire de sus pulmones. Al escucharlo, Dana se levantó y volvió a su asiento y, con una sonrisa inocente, escogió un nougat para degustarlo por primera vez en toda la noche.

—¡Mmmm…! Qué bueno, deberías probarlos Yolanda.

La enfermera volvió a la realidad dándose cuenta de su respiración entrecortada y del extraño calor que desprendía su cuerpo. Al ver a la profesora comer un nougat y entender lo que estaba haciendo le dedicó una mirada colérica.

—¿Qué le ocurre, señorita Perraudin? —preguntó con tono burlón.

—Vámonos a casa —ordenó con severidad.

—¿Eeeeh? Pero si aún no hemos terminado de comernos los nougats…

—Vale, entonces me voy a MI casa —anunció cogiendo el abrigo y el bolso y dirigiéndose hacia la puerta del restaurante.

—¿Mmm? Pero si la casa es nues… —sus palabras se detuvieron al entender la indirecta de su esposa. —¡Espera Yolanda! ¡Voy contigo! —la llamó mientras sacaba el dinero de su cartera para pagar la cuenta y salía corriendo del local.

*               *               *

Paseó la mirada por la habitación sin terminar de salir de su letargo. Las cenizas en la chimenea, las tazas con chocolate frío en el suelo, los cacharros aún por lavar en el fregadero… Cerró los ojos y se volvió a acomodar abrazando la cálida figura que se encontraba a su lado. Su dulce aroma la envolvió, mientras una mano empezó a acariciarle el rostro con dulzura.

—Buenos días —susurró una voz cerca de su oído.

—Mmm… —Escondió el rostro en el cuerpo de la persona a su lado.

—Si sigues así te vas a volver a dormir —insistió la voz pinchandole la mejilla con el dedo.

Asintió levemente sin cambiar de posición.

—¡Eres toda una marmota! —se quejó con una sonrisa elevando un poco la voz. —Venga, arriba. Tenemos que limpiar todo esto antes de que me vaya. —Se levantó y se dirigió a la cocina dejando a Aelita en el sofá.

—Pero aún es muy pronto Yumi…

—Pronto lo será para tí. Son las doce y media, y mi padre ya me ha llamado preguntándome si iré a comer.

—Podrías haberle dicho que no —murmuró lo suficientemente alto para que lo oyera.

—Aelita, sabes que no puedo hacer eso —respondió asomándose por la cocina. —Si quieres esta tarde puedo ir a hacerte una visita —concedió con un guiño.

—Está bien… —dijo tras un suspiro. Se estiró tratando de desperezarse y se dirigió a la cocina para ayudar a Yumi y terminar con el trabajo lo antes posible.

Por suerte no había mucho que limpiar, debido a eso, al cabo de poco más de una hora, Yumi pudo llegar a su casa. De camino a su casa recordó las imágenes de la noche anterior. Un escalofrío recorrió su espina dorsal al evocar las caricias de su amiga antes de que la detuviera. Entonces recordó su mirada. Esa mirada llena de tristeza contenida… “¿Por qué prefirió actuar así antes que decirme que lo estaba pasando mal?” Pensó mientras el llanto de Aelita aullaba en sus oídos. Suspiró profundamente alejando sus dudas de su mente antes de abrir la puerta de su casa.

—Ya estoy en casa…

—Yumi, ¿qué son estas horas de llegar? Te hemos dicho por teléfono que no tardases —le recriminó su padre con tono serio.

—Lo siento, es que los padre de Aelita no me han podido traer antes. —Yumi entró en la cocina donde estaban sus padres. —¿Pero a qué viene tanta prisa? Pensaba que podría quedarme en casa de Aelita a comer…

—Querida siéntate, tenemos que hablar contigo de una cosa importante —informó Akiko sorprendiendo a Yumi.

—¿Eeeh? —Dirigió una mirada preocupada a su padre en busca de respuestas sin hacer caso a la petición de su madre. Sin embargo, Takeda le respondió con una expresión neutra. Al final se rindió y se sentó dispuesta a escuchar a sus padres.

—Verás Yumi…

Posted in Anime Fanfics, Code Lyoko, Fanfics | Tagged , , , | 1 Comment

Seifuku Dance 2 Trailer

 

Buenaas querid@s lector@s!!!

Como veis, para leer la 2 temporada de este fic no hay que esperar un año XD Por ahora tenemos previsto publicarlo en fechas marcadas, que puede coincidir, como en este caso, con la publicación de otros fics anuales ^.^

Esta vez se enfrentarán AKB48 con e-girls!!! Quién ganará!!???

 

Para encontrar la primera temporada, o el Fanfic de Majisuka Gakuen, estará publicado en la página Tina-Maire

 

Posted in Novedades | Leave a comment