Futari wa… Cap.4

Aquí está la continuación de este fic de Pretty Cure!!! ^.^ ¿Qué les pasará ahora a nuestras protagonistas?? O.O

Espero que os guste la evolución de la historia =3

——————————————————————————————————————————–

Estoy sola, en medio de un espacio lleno de espejos, donde me veo reflejada infinitas veces. Miro a mi alrededor, en busca de Nagisa, pero solo me veo a mí.

-Nagisa. -le llamo, ocasionando que mi voz choque contra todos los espejos y me devuelvan el eco.

-Eres egoísta. -escucho por todos lados -Mirate, solo te ves a ti.

-Eso no es verdad. -le respondo, furiosa por esas palabras.

-Tu no quieres que esto termine… Quieres ser una Pretty Cure siempre. -sigue riéndose.

-No… -empiezo a correr, buscando un reflejo que no sea el mío, vestida de Cure White.

En uno de los espejos está el reflejo de Cure Black. Me detengo y lo miro fijamente.

-Si dejas de ser una Pretty Cure, ella se alejará de tu lado.

-Nagisa es mi amiga. -le respondo viendo como todos los espejos reflejan a Nagisa.

-¿Y él? -en el espejo que está delante de mí aparece Shougo.

—–

¿Qué ha pasado? ¿Dónde está? Estoy tirada en el suelo, buscando lo que se ha podido tragar a Honoka.

-Aah. -grito frustrada, dándole un puñetazo al suelo.

Cierro los ojos con fuerza, para intentar calmarme, y al abrirlos empiezo a cavar con las manos.

-Eso no servirá de nada. -escucho la voz de uno de los tipos de la Zona Dotsuku.

-Callate. -le digo sin dejar de intentar llegar a Honoka -Todo esto es culpa vuestra. -dejo caer las manos al ver que no logro avanzar -Desde que habéis aparecido todo me va mal, no puedo llevar una vida corriente, suspendo los exámenes… -enumero cabreada -Me las vais a pagar. -miro por primera vez al emisor de la voz, que se encuentra justo a mi lado.

Me quedo paralizada, al no esperarme tanta proximidad. Siento mis pupilas dilatarse al ver que retrocede una pierna, seguro, para golpearme.

—–

-Te abandonará por él. -sigue el eco de voces -Ella no quiere ser Pretty Cure, porque no quiere estar a tu lado.

-Mentira. -empiezo a llorar al no poder respirar.

-Ella preferiría ser una chica normal, sin tener que cuidar de ti, por obligación. -sigue con mofa, mientras todos los reflejos cambian y me muestran la imagen de Black.

-Nagisa no es así. -miro a mi alrededor, intentando localizar a la verdadera Nagisa.

-¿Segura? -escucho un susurro cerca de mi oído.

—–

Esto no puede ser. No puede derrotarme, no ahora.

-¡Honoka me necesita! -grito, tirada en el suelo, casi sin energía -Tengo que ayudarla. -intento levantarme.

-¿Para qué? -aparece de repente a mi lado -Podrías unirte a nosotros, así no la necesitarías para poder luchar.

Espero un golpe que no llega, pero sigue parado a mi lado, mirándome con desdén.

-¡Sí que la necesito!

Consigo levantarme y darle una patada, pero casi no le ha afectado y me devuelve un puñetazo.

—–

-Ella nunca se fijará en ti como tú en ella. -escuchó cerca de mi oído.

Me giro rápidamente, con el puño preparado para golpearle, pero detrás de mí no hay nadie.

-Mírate, das pena. -los reflejos vuelven a mostrar mi imágen -Enamorada de tu compañera Cure Black. -los reflejos ahora muestran a Nagisa -De una compañera de clase que no te hubiese hablado si no fuese por ellos. -ahora aparecen las imágenes de la primera batalla.

A cada frase, cada palabra, imágen, reflejo, siento como me aprieta el pecho al corazón, que me falta el aire porque un nudo se me está formando en la garganta.

-Ella está enamorada de otra persona… -los espejos cambian, uno a uno, lentamente, por imágenes de Nagisa junto con Shougo.

—–

Estoy dando vueltas, girándome por si aparece detrás de mí, pero parece que me he quedado sola. Analizo bien el paisaje, desolado, en busca de alguna señal de vida.

-Mirate, completamente sola no sirves para nada. -escucho una voz, riéndose, por todo el lugar.

Tengo que hacer algo. Tengo que hacer algo. Al darme la vuelta vuelvo a ver la enorme figura del rey Haaku, y la luz brillante de Hikari en el centro.

Sin pensarlo dos veces empiezo a correr hacia él. Delante de mí aparece, paso a paso, una figura, mucho más pequeña que la del rey de la oscuridad. Poco a poco empieza a tomar forma humana, la cual reconozco enseguida.

-Honoka. -le llamo inconscientemente al verle parada frente a mí.

—–

Siento mi cuerpo fallecer, mientras mi mente lucha por apartar las palabras que todavía chocan incesantemente contra los espejos.

-No te dejes vencer, mippo. -escucho la voz de Mippel -Sabes que no tiene razón mippo.

-Sí que la tiene. -murmuro sintiendo las lágrimas deslizarse por mi mejilla.

-No te entiendo, mippo. -suena confusa.

-No quiero que esto termine, Mippel. -dejo caer los brazos -No quiero que os separen de mí. -siento que me duele el pecho -Sin vosotros estaría sola.

Siento que el llanto se apodera de mí, que mi mente ya no me pertenece y que me llevan los sentimientos.

-Soy una egoista por querer ataros a mi lado. -me cubro la cara con las manos y me dejo caer por la falta de energía.

—–

-Honoka. -le llamo estirando el brazo para que me vea.

Ella se gira en mi dirección, pero su expresión no es la misma, y empieza a correr hacia mí.

-Cuidado meppo. -me advierte Meppel al ver que estira el brazo para golpearme -Esa no es Honoka meppo.

Esquivo el golpe y me aparto para evitar que pueda seguir golpeándome. Ella se acerca rápidamente y me golpea. Consigo parar el golpe, pero no intento devolverselo, no puedo, no a Honoka.

-Honoka, soy yo, Nagisa. -le digo esquivando una patada.

Paro un puñetazo, pero seguidamente me llega otra patada que no logro parar. A causa del impacto me quedo un instante sin aire.

-Ah~. -grito frustrada, parando otro golpe.

—–

El lugar se ha quedado a oscuras. Ya no se ven los reflejos ni se escuchan voces, solo mi llanto y la lágrimas caer al suelo.

Siento una sensación extraña en mí, en mi cuerpo, mi energía. Aparto las manos de mi rostro, dándome cuenta de que el traje de White se está desvaneciendo.

-No… -cierro los puños, intentando conservar el traje, en vano -Mippel. -le llamo al no escucharle hablar desde hace un rato -Mippel. -el traje se desvanece completamente, dejándome con mi ropa de calle -No. -las lágrima vuelven a escapar de mis ojos sin control -Por favor. -me acurruco sobre mi misma, buscando algo de consuelo.

—–

Ya no puedo más. Apenas me queda energía para ponerme de pie, pero ella sigue como si nada.

-Si sigues así, acabará contigo, mepo. -escucho a Meppel bastante preocupado.

-Pero no puedo pegarle, es Honoka. -le digo mientras veo como se acerca.

-Ella no es Honoka, mepo. -dice desesperado -No siento la presencia de Mippel con ella mepo.

-¿Estás seguro? -le pregunto mirando fijamente a Honoka, sin expresión, con la mirada perdida.

Me levanto y me preparo para recibir el golpe, pero esta vez, también, para atacar.

—–

Ya no me quedan más lágrimas ni fuerza para seguir llorando. Levanto la cabeza, hacia la nada, inspirando lentamente para llenar mis pulmones de oxigeno, pero en ese momento siento un golpe en el costado.

Caigo al suelo a causa del dolor y la falta de aire, confusa por no saber que me ha golpeado. Miro a mi alrededor, en busca de algún movimiento o alguna señal de vida, pero sigo sola en medio de la oscuridad​.

Otro golpe, esta vez en la tripa. Me acurruco sobre mi misma, en posición fetal. Las lágrimas vuelven a aparecer en mis ojos a causa del malestar que siento en ese momento.

-¿Qué me está pasando? -me quejo, intentando encontrar alguna explicación del dolor que estoy sintiendo.

**************************FIN**************************

Espero que os haya gustado ^.^ y si ha sido así que le deis a “Like” =3

Todos los comentarios serán bienvenidos OwO tanto para comentar aspectos del texto como para hacer propuestas =D

Ah, y si queréis estar al día de nuestras actualizaciones, nos podéis seguir, haciendo click en “Follow”

Espero que sigáis disfrutando de nuestras lecturas =)

Advertisements
This entry was posted in Anime Fanfics, Fanfics, Pretty Cure Fanfics and tagged , . Bookmark the permalink.

One Response to Futari wa… Cap.4

  1. Tina says:

    ¡¡¡Nooo!!! ¿¡Por qué!?
    Honoka… ¿Dónde ha ido Mippel?
    Los golpes de Honoka no…
    No quiero… Honoka ha perdido la confianza…

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s