Futari wa… Cap. 2

Holaaa!!! Seguimos con Pretty Cure Max Heart!!! =3 Espero que se vaya entendiendo la idea del fic o.o’ Como podéis ver es mi “final alternativo” ^.^ Se encontrarán entre todos esos escombros?? Y Hikari?? *música de suspense*

Disfrútenlo =3

————————————————————————————————————————————-

No puedo creer que me hayan separado de ella. Corro por las solitarias calles, escenario de batallas de la Zona de Dotsuku. Es la primera vez que me separan de ella, y no sé que hacer, solo corro en su busca.

-Sois patéticas. -escucho una voz conocida.

-Tú. -le digo al verle aparecer delante de mí.

-Si no estáis juntas no sois capaces de hacer nada. -se burla.

-Me da igual que pienses que es patético depender de alguien. -le digo frustrada -Prefiero depender de alguien que estar sola.

-¿De que te sirve si no puedes defenderte sin ella? -me ataca.

-Honoka es mi amiga, y le necesito para poder seguir adelante. -le digo devolviéndole los golpes.

—–

Sigo subiendo escombros, a pesar de la dificultad añadida por la falta de energía.

-Ya estamos cerca mepo, ánimo Nagisa, mepo. -oigo la voz de Meppel, más animado que antes.

Miro a mi alrededor, buscando con la mirada a Honoka. Un movimiento capta mi atención. Es una mujer que viste de blanco.

-Honoka. -le llamo, inconscientemente, por la emoción de encontrarle.

Ella se gira en mi dirección. A pesar de la distancias, nuestras miradas se encuentran. Sonrío, feliz de haberle encontrado por fin.

Bajo corriendo la montaña de escombros. Ella empieza a correr hacia mí, facilitando que la distancia entre ambas se acorte antes.

—–

Tengo que ser capaz de mantener su ritmo para poder correr a su lado. Tengo que ser capaz de estar a su altura para poder luchar junto a ella. Tengo que ser fuerte para poder protegerle, para poder defenderme.

Siempre estoy para detener su caída, para apoyarle, para animarle, y aún así, siento que no es suficiente.

-Nagisa, ¿todavía no te has dado cuenta de que eres la persona más importante en mi vida? -le digo a la pared de mi habitación, escribiendo en el diario.

—–

A pesar de tener todo el cuerpo dolorido, no siento dolor al contacto con su cuerpo. Su abrazo me devuelve la energía, y siento que a Meppel también. No sé cuánto tiempo llevamos abrazadas, pero, a pesar de haber sido solo minutos, horas tal vez, o simplemente segundos, el tiempo que hemos estado separadas, le he echado tanto de menos que no quiero romper el abrazo.

-Oh, qué momento más emotivo. -nos interrumpe una voz oscura, con mofa.

Por obligación, rompemos el abrazo en busca del emisor de la frase.

-¡Ahí está! -anuncia Honoka antes de ser lanzada lejos de mí.

-¡Honoka! -grito asustada, al no haber sido capaz de ver al adversario, antes de recibir un fuerte golpe en el costado, lanzándome más lejos de Honoka.

El dolor se vuelve a apoderar de mi cuerpo y apenas puedo moverme.

-Separadas sois insignificantes. -se vuelve a escuchar, riéndose, sin dejarse ver.

—–

Duele. Pero me duele más que nos hayan vuelto a separar. Siento que mi cuerpo pesa y me cuesta respirar con naturalidad. Analizo mi alrededor, donde solo hay escombros, que también están sobre mi cuerpo.

-Sois patéticas. -nos dice el hombre de la Zona Dotsuku.

-No. -digo intentando quitarme los escombros de encima.

-Ánimo mippo. -me anima Mippel con voz débil.

Sigo haciendo fuerza para levantarme y apartar los escombros. Las rocas empiezan a moverse, quitándose de encima de mí.

-¡Ah! -grito para poder terminar de levantarme, pensando en ayudar a Nagisa.

—–

Duele, pero a la vez me hace feliz ver su sonrisa. Le acompaño hasta donde se encuentra Fuji-p, dándole ánimos.

-Hola señorita Misumi y Honoka. -nos saluda acercándose a por el balón.

-Ah, acabo de recordar que mi abuela me ha pedido que le haga unas compras. -me invento una escusa para poder dejarles solos.

-¿Ah sí? -se sorprende Nagisa, medio asustada y nerviosa.

-Sí, pero puedo ir sola. -le digo al ver que se estaba acercando a mí -Ya que hemos hecho el camino hasta aquí, quédate. Seguro que a Fuji-p le anima verte en las gradas.

-Claro. -le dice él con una sonrisa -También te puedes unir, nos harías un favor.

-No, yo no podría. -le responde rápidamente.

-Bueno chicos, yo me voy. -me despido marchándome.

-¿Estás bien, mippo? -me pregunta Mippel cuando estamos solas.

-Si ella es feliz, yo también lo soy. -intento convencerme de ello.

—–

-Nagisa, tienes que despertar. -escucho de lejos la voz de mi madre -Vas  volver a llegar tarde. -eleva el tono de voz al ver que sigo con los ojos cerrado.

-Voooy~ -me incorporo, con pesadez en el cuerpo.

-Si no te hubieses quedado hasta tarde para terminar lo deberes, ahora no estarías tan cansada meppo. -escucho la voz de Meppel.

-Pero los tengo terminados, ¿no es así? -le digo como reprimenda mientras me levanto de la cama.

-Sabes que lo digo por tu bien, meppo. -sigue hablándome mientras salgo de la habitación.

-Lo que tu digas. -cierro la puerta.

—–

Una explosión cerca de mí hace que vuelva a la realidad. Dirijo la mirada para ver que la ha ocasionado y veo a Honoka salir del humo, corriendo. Miro hacia donde se dirige, que es el tipo de la Zona Dotsuku. Me levanto, como puedo, y voy corriendo a ayudarle.

-Honoka. -le llamo para evitar que sea golpeada por él.

Ella se detiene y, aprovechando que está distraído, soy yo quien logra alcanzarle. El tipo cae al suelo.

-Ahora. -le digo a White, sujetando su mano -¡TRUENO NEGRO!

-¡TRUENO BLANCO!

El rayo nos alcanza, llenándonos de su energía, pero no parece igual a la de siempre.

-¡La rectitud y la pureza de Pretty Cure!

-¡Expulsan a la mente maligna!

Sujeto su mano fuertemente, sintiendo como me da más fuerza.

-¡RAYO DE MÁRMOL PRETTY CURE!

—–

Ha sido increíble la energía que he sentido procedente de su mano. Hemos logrado terminar con ese monstruo, nosotras solas. Le miro de reojo, ella parece igual de sorprendida, mirando sus manos.

-Señorita Misumi… -empiezo a hablar, antes de que Mippel y su amigo hagan su aparición y empiecen a hacerse carantoñas.

Ella me mira divertida, con triunfo y brillo en los ojos.

-¿Decía algo, señorita Yukishiro? -me pregunta alegre.

-Nada. -le devuelvo la sonrisa, preguntándome que ha sido esa corriente eléctrica que he sentido al sentir su mano sujetar la mía.

**************************FIN**************************

Espero que os haya gustado ^.^ y si ha sido así que le deis a “Like” =3

Todos los comentarios serán bienvenidos OwO tanto para comentar aspectos del texto como para hacer propuestas =D

Ah, y si queréis estar al día de nuestras actualizaciones, nos podéis seguir, haciendo click en “Follow”

Espero que sigáis disfrutando de nuestras lecturas =)

Advertisements
This entry was posted in Anime Fanfics, Fanfics, Pretty Cure Fanfics and tagged , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Futari wa… Cap. 2

  1. Tina says:

    ¡Me encanta! Por fin juntas *.* Ahora queda poder terminar con el malo 🤔
    Me encanta que estén tan claros los sentimientos de Honoka 😊
    Quiero más 😍

    Liked by 1 person

    • mairemegami says:

      Desde mi punto de vista, en el anime ya se ven claramente sus sentimientos XD pero como la protagonista es Nagisa y es ella quien cuenta la historia… -.-‘
      Realmente estoy inspirada últimamente, así que supongo que no tardaré en actualizar =3 Y no, no creo que sea de otro Fic que no sea este =D

      Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s