Dance Dance Dance 09

Que haay?? Aquí os dejo la coninuación y… El último capítulo de este Fanfiction de E-girls =( Espero que os haya gustado el desarrollo de la historia y las parejas escogidas =3 y sobretodo, disfruten de el final OwO

———————————————————————————————————————————

Reina

Llego a la puerta del local. No sé por qué he cogido el lirio, pero me hace sentir bien llevarlo conmigo. Sonrío de forma inconsciente al recordar el momento en que el cartero me ha entregado la flor junto con una carta, su carta. No esperaba un detalle como este, por lo que me hace sentir más feliz y eufórica.

Siento que me sonrojo y me cubro la cara. Cuando siento que mi rostro ha vuelto a la normalidad, aparto la mano de mis ojos, encontrándome con la mirada de Shigetome-san y Ruri-san, quienes me miran divertidas. Me pongo nerviosa y siento que me vuelven a arder las mejillas.

Konbanwa, Washio-san.-me saludan ambas con una sonrisa.

Konbanwa. -les respondo con una ligera reverencia.

-Pensábamos que hoy no podría venir. -me dice Ruri abriendo la puerta -Espero que lo pase bien.

Arigatou. -les digo adentrándome en el local.

El lugar parece estar más lleno que de costumbre. Con dificultad, consigo llegar a la barra, y me siento al final al no encontrarme con ninguna de las trabajadoras, y estar todos los taburetes ocupados.

-Washio-san. -me saluda Mio apoyándose en la barra, para poder quedar más cerca de mí -¿Le sirvo algo? -me pregunta sacando un vaso.

Asiento, pensando en que podría pedir.

-Algo dulce.-le respondo con una sonrisa.

Me sirve la bebida y se aleja para seguir sirviendo a las demás clientes. Observo a mi alrededor, al resultarme familiar el ambiente. Seguidamente centro mi mirada al escenario, donde se encuentra Erie, pinchando su música y animando a su público. De repente cambia el ritmo de la música y las luces empiezan a parpadear hasta que se vuelven tenues y la melodía se torna tranquila. Analizo la canción, sorprendida, e inconscientemente le busco con la mirada.

Al igual que la primera vez que entré en el local, Shuuka está en el escenario, vestida con un traje masculino. Interpreta el baile, pero lo hace de forma diferente, como con más sentimiento. Hipnotizada sigo sus pasos, hasta que en cierto momento del baile se quita el sombrero y su mirada se topa con la mía. El tiempo se detiene, presionando mi pecho. Una sonrisa aparece en su rostro, y sigue con su baile, con más energía que al inicio de este.

Una bocanada de aire llena de forma invasiva mis pulmones al terminar el espectáculo. Miro la bebida, todavía sin tocar. Le doy un trago largo, dispuesta a terminarla, pero me es imposible y la dejo nuevamente encima de la barra.

-¿Qué hago? -murmuro mirando el lirio de entre mis manos.

Lo acerco a mi pecho y me levanto del taburete. Miro la bebida, medio vacía. De otro trago me la termino y dejo el dinero en la barra. Me deslizo entre la gente, sin saber exactamente dónde ir. Busco con la mirada a alguien conocido o algún sitio donde poder parar, ya que me siento un poco mareada.

-Washio-san. -alguien me abraza por la espalda.

Me giro sorprendida, al no lograr reconocer la voz a causa del volumen de la música.

-Ami. -le sonrío al verle.

-Vamos a bailar. -me dice cogiendo mi mano libre, para que de una vuelta sobre mi misma -¿Has visto el espectáculo? -me pregunta en notable estado de embriaguez.

Asiento tímidamente.

-Shuuka es una excelente bailarina. -me dice sin respetar mi espacio personal, cerca de mi oído -¿Ya has hablado con ella? -me pregunta al ver el lirio entre mis manos.

-¿Eh? -acerco la flor a mi pecho –Iie.

-¿Y qué haces aquí? -pregunta divertida, mirando alrededor.

-E-estaba… buscándole. -bajo la cabeza al notar que me arden las mejillas.

-¡Aah, perfecto! -me rodea los hombros con su brazo -Deja que te invite a una copa para celebrarlo. -me lleva hasta la barra -¡Mio! -le llama al verle pasar por delante.

-Dime. -le responde con una sonrisa, acercándose a la barra.

-Ponnos dos chupitos de amazake. -pide bastante animada sin soltarme.

Mío nos sirve los chupitos. Ami coge ambos vasitos y me ofrece uno de ellos. Lo cojo con algo de duda pero con los ánimos de Ami pegados a mi cuerpo.

-¡Por la felicidad! -choca su licor con el mío antes de beberlo de un trago.

Al ver que ya se ha terminado la copa, me apresuro para hacer lo mismo.

Ganbare! -me dice sujetándome los hombros, mirándome a los ojos.

Hai. -digo con seguridad.

Miro la pista, confusa, pensando en dónde puede estar Shuuka. Vuelvo a centrar mi atención en Ami, pero me encuentro sola en la barra. Me desplazo entre la multitud de mujeres que bailan en la pista, mirando a mi alrededor, fijándome en las caras que se cruzan en mi camino.

Un grupo me llama la atención por el ruido que ocasionan. Son las trabajadoras del Dance Dance Dance, y parece que celebran algo. En el centro del grupo se encuentra ella, que mira hacia el suelo. Me acerco torpemente, a causa de los empujones y de los pequeños mareos que siento de vez en cuando.

-Washio-san! -escucho que me llaman -¿Qué haces en la pista sola?

Me giro para ver quien me habla.

-Anna. -le miro fijamente, ya que el movimiento me causa malestar.

-Baila con nosotras. -me coge del brazo y me lleva hacia donde se encuentra Shuuka.

Todas a mi alrededor bailan. Yo me quedo parada, analizando la situación. Alguien me coge de las manos y me hace bailar. Antes de dejarme llevar, me fijo en quien baila conmigo. Me quedo bloqueada al ver que es ella, que baila despreocupadamente con las demás, y que soy yo su pareja. Bajo tímidamente la mirada, para intentar ocultar el sonrojo.

-Veo que te ha gustado el lirio. -escucho, con dificultad, como me susurra en el oído.

Asiento ligeramente, llevando la flor a mi pecho.

-La carta también me ha gustado. -murmuro, mirandole a los ojos.

-¿Qué? -se acerca más para poder escucharme.

Niego con la cabeza. En ese momento la música se vuelve bastante más animada, por lo que todas se animan, saltan y gritan al ritmo de la música, incluida Shuuka.

Sujeto su camisa, para evitar que se aleje. Ella me muestra una sonrisa dulce y pone su mano sobre la mía. Siento un ligero mareo, por lo que me aferro más a su camisa para evitar caer.

-¿Te encuentras bien? -me dice al oído.

-Solo me he mareado un poco. -le respondo enderezándome.

-¿Quieres salir un poco? -me sujeta la mano entre las suyas -Te sentará bien el aire.

Me dejo llevar. Ella se desliza entre la multitud sin soltar mi mano. La gente y la música desaparecen de mi alrededor, dejándonos solas en el local.

-¿Te vas ya? -escucho una voz que interrumpe el momento.

Al centrarme en mi alrededor veo que nos encontramos ya en la puerta del local. Shuuka está hablando con Nozomi.

-Pues nos vemos mañana. -se despide de Shuuka antes de centrar su atención en mí -Espero verle pronto. -me dice con una sonrisa.

Asiento como respuesta y vuelvo a sentir como Shuuka me lleva por las calles transitadas por las personas que se mezclan con la noche. Nos detenemos antes de llegar a la zona más transitada de Shibuya.

-¿Te apetece que nos sentemos? -su voz llega pausadamente a mi mente.

-Shuuka, yo… -busco las palabras que llevo toda la noche preparando -Me ha encantado el detalle del lirio, y la carta… -siento que me arden la mejillas -Yo siento lo mismo… -se me traban las palabras.

Espero cabizbaja a su reacción, pero solo hay silencio. El silencio empieza a incomodarme, por lo que decido levantar la mirada, encontrándome con su rostro a escasos centímetros del mío.

-Me gustas, Washio-san. -dice antes de romper la distancia entre nuestros labios.

Sus labios arden sobre los míos, causandome una corriente eléctrica que recorre todo mi cuerpo, debilitándolo a cada segundo que sigue el beso. Me aferro a su camisa, para evitar caer. Al sentir el agarre, profundiza el beso. A causa de la sensaciones que me causa, junto con las emociones del momento y el alcohol, empiezo a marearme.

Abro los ojos, confusa. No reconozco donde me encuentro. Miro a mi alrededor, en busca de algo conocido. A mi lado, en la cama, se encuentra el lirio. En el otro lado de la habitación hay otra cama y hay alguien durmiendo en ella. Me incorporo con algo de dificultad, ya que me encuentro un poco mareada. Intento averiguar dónde estoy y cómo he llegado aquí, pero solo consigo recordar el momento en el local.

Desde mi posición intento averiguar quién duerme en la otra cama. Siento que me quedo paralizada al ver a Shuuka dormir plácidamente, con el cabello algo revuelto y las sábanas dejando entrever algo de su cuerpo, cubierto por un pijama de manga corta. Contemplo su rostro, sus ojos, su nariz, sus labios… Sus labios. Ella me besó. El recuerdo del beso aparece en mi mente, causándome nuevamente mareo. Siento que me arde el cuerpo.

Me cubro, instintivamente, el rostro con las manos, al sentir que me arden la mejillas, al recordar su declaración, pero no recuerdo si le correspondí a los sentimientos o no. Vuelvo a intentar recordar algo, al menos si llegué a decirle algo, pero los recuerdos se detienen en el momento del beso.

Me quejo en silencio al ver que todos los intentos han sido en vano. Vuelvo a mirar a Shuuka. Shok.

-¿Ya estás despierta? -me pregunta con una sonrisa preocupada, levantándose -¿Cómo te encuentras?

-Yo… -noto que balbuceo la palabra, por lo que decido quedarme en silencio.

Lleva una mano a mi frente, y seguidamente a mi mejilla, mirándome fijamente a los ojos.

-Siento haberte causado problemas. -murmuro al darme cuenta de su preocupación.

-No me has causado ningún problema. -mueve mi barbilla para que le mire -Solo te ha sentado un poco mal el alcohol.

-Es que… -empiezo a hablar, tímidamente, a causa de su proximidad y la situación -No recuerdo qué ha pasado. -me sonrojo al recordar el beso -Y-yo… -me pogo nerviosa -¿Te… te… qué…?

-Sh, tranquila.- me aparta un mechón de pelo, con una caricia -Solo te desmayaste. -me explica tranquila -No vomitaste ni hiciste nada que pueda avergonzarte. -ahora muestra una sonrisa pícara.

-Ah… -desvío la mirada, buscando valor para preguntarle si le respondí -Shuuka. -impido que se levante, al notar que se apartaba un poco de mí, sujetando su camiseta -Me gustas… -consigo decirle en un murmuro, mirando las sábanas de la cama.

Siento que me acaricia la mejilla. De esta manera me levanta la cara. Levanto la mirada, topando con la suya, que me mira fijamente.

-Tu también me gustas, Reina. -susurra cerca de mis labios.

Se me aceleran las pulsaciones, al recordar el beso de esa noche, y me armo de valor para romper la corta distancia que nos separa.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~The End~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Por aquí abajo encontraréis el botón “Like” OwO No olvidéis darle clic si os ha gustado

Como no, comentad lo que os ha gustado o lo que no =) Así podré mejorar los próximos Fics ^.^

Y sobretodo, compartirlo y divulgarlo por las redes sociales y darle a “Follow” para recibir las actualizaciones al instante!!! 8)

Saludoos a tod@s nuestr@s lectorees!!!

Advertisements
This entry was posted in E-Girls Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Dance Dance Dance 09

  1. Tina says:

    ¡¡Me encanta!! ¡Me encanta que Shuuka encuentre a Reina entre la multitud de gente! *.* Y me encanta Reina nuevamente borracha XD Me encanta que sea tan mona con el lirio y me encanta el final *.*
    Me ha gustado todo en general pero me ha faltado algo de Karen 😶 Aun así me ha encantado 👍👍

    Liked by 1 person

    • mairemegami says:

      Me alegra que te haya encantado ^.^ realmente me ha costado bastante decidirme por un final apropiado para la trama -.-
      Karen??? O.O La trama de su Kataomoi?? o.o Mmmm… Lo tendré en cuenta por si hago algún epílogo ^.^

      Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s