Majisuka Gakuen 2: Juujun’na Slave

Entrada

Kumi anda distraída en sus apuntes. De vez en cuando levanta la mirada para evitar chocar.

-Kumin.- escucha que le llaman- Espérame.- le dice Yuria andando apresurada- Que aplicada.- le dice cuando llega a su altura- Debería seguir tu ejemplo.- sigue empezando a andar- ¿Qué haces en el descanso? ¿Vas a ir con Itano-sama?

-Tenía pensado ir a la biblioteca.- responde con tono neutro.

-Últimamente estás extraña.- le analiza- ¿Ha pasado algo con Itano-sama?

-¿Por qué con ella?- pregunta un poco enfadada.

-Tu reacción me dice que sí.- sigue seria- ¿Por qué no vienes a la cafetería conmigo? Tienes que relacionarte más.- le aconseja.

-No sé si estaré de humor para relacionarme.- responde después de suspirar.

-Pues vamos a un lugar más tranquilo y te desahogas.- le da una palmadita en el hombro- ¿Vale?

-Mh.- asiente poco convencida.

*         *         *

Patio

En el banco de siempre está Itano junto con Atsuko.

-Sé que hace tiempo que no hablamos de esto…- comenta Atsuko mirando a las alumnas pasear de lejos- ¿hay alguien que te guste?- pregunta centrándose en la otra Reina.

-¿Y esa pregunta?- pregunta un poco tsundere.

-Es solo por curiosidad.- responde encogiéndose de hombros con una sonrisa.

-Me gustan muchas personas.- responde con el mismo tono.

-¿Y saldrías con esas personas?- sigue animada.

-No creo. Simplemente les tengo mucho aprecio.- cambia el tono a uno más serio.

-¿Y Kumin?

-¿Kumin?- Tomomi analiza el rostro de su amiga. Está animada pero la pregunta es seria- Es diferente con ella. Tengo la necesidad de protegerle, de saber que está bien.- responde después de tomar aire lentamente.

Atsuko asiente satisfecha ante la respuesta.

*         *         *

Clase 1-S

La clase está tranquila. Cada alumna está sentada en su pupitre. Solo se puede escuchar las palabras de la profesora Megumi dando la teoría.

Una alumna parece distraída, mirando por la ventana, Yuria. Parece que toma apuntes, pero solo está haciendo rayas sin sentido sobre la hoja de la libreta.

-No entiendo por qué me preocupo por ella.-murmura, suspirando, dejando caer el lápiz, en la mesa- Ella ha elegido ser su esclava.-vuelve a suspirar.

-¿Y ese suspiro?-interrumpe sus pensamientos la voz de Tani Marika, que está sentada a su lado.

-¿Qué quieres?-le mira de reojo, volviendo a coger el lápiz.

-Saber por qué suspiras tanto.-le muestra una sonrisa.

-Me cuesta entender el tema.-mira la hoja de la libreta llena de rayas, y vuelve a suspirar.

*         *         *

Despacho de Yui

El despacho está en silencio. Dentro están las ayudantes, sentadas en dos mesas pequeñas juntas, y Yui, sentada en la mesa más grande.

-Yo ya he terminado mi parte.- dice Tomu dejando un montón de papeles sobre la mesa de Yui- ¿Hago algo más?- pregunta revisando los documentos que quedan.

-Estos ya son míos.- le dice Yui con una leve sonrisa- Si quieres, ya puedes irte.

-Muy bien.- coge su estuche- Nos vemos mañana.- se despide antes de salir.

-¿Hoy no viene Saito-san?- pregunta Sumire mirando el montón que le queda a Yui.

-Ha venido antes. Le he mandado para que el profesorado revisara unos documentos.- le explica mirando la hora- Pero ya debería estar aquí.- comenta más para sí misma- ¿Se habrá entretenido con algo?- se pregunta casi en un murmuro.

-Puedo hacer su parte, no me importa.- le dice después de comprobar la hora.

-Tranquila, no creo que tarde mucho en venir.- dice poco convencida.

-Me esperaré hasta que venga.- revisa los montones- ¿En qué te ayudo?

-Pues…- desiste- este mismo.- le señala uno de los montones.

*         *         *

Patio

Sentada en el suelo, bajo la copa del árbol donde está el banco donde suele estar Itano, está Anna. Se encuentra distraída mirando el movimiento de las sombras de las hojas por la suave brisa.

Unos pasos acercándose le llaman la atención y levanta la mirada. Se encuentra con Kumi que parece sorprendida de verle.

-Si te molesto,- empieza a hablar Anna- puedo irme.- hace mención de levantarse.

-Ha llegado antes, no puedo echarle.- le dice evitando que se levante.

-Parece que no te gusta mi presencia.- le dice al ver que hace mención de marcharse- ¿He hecho algo que te moleste?- le pregunta al ver que tiene su atención.

-No es eso.- responde incómoda negando con las manos- Solo que…

-No esperabas verme aquí, sola, sin Itano-sama, ¿no?- le interrumpe al ver que no encontraba las palabras.

-Más o menos…- se apaga al ver que puede leerle.

-Si quieres, puedes sentarte conmigo. Me puedes hacer compañía.- le sonríe.

-Con permiso.- se sienta a su lado de forma tímida.

*         *         *

Pasillo

El pasillo se encuentra solitario dado a que es horario de clase. Una Reina, junto con su Sub-reina, pasean tranquilamente camino a la cafetería. En ese momento suena el timbre, indicando la hora de la pausa.

El lugar se llena inmediatamente de alumnas, camino a la cafetería, al patio o hacia otras aulas. A pesar de tratarse de una Reina, algunas alumnas topan con ella, impidiendo su paso. Su Sub-reina se da cuenta de este detalle y detiene su paso.

-Maeda-san, ¿se encuentra bien?- le pregunta de forma formal al estar rodeadas de alumnas.

-¿Por qué lo dices?- finje una sonrisa, como si no hubiese sentido el último empujón.

Paru sujeta su mano y le guía hasta la pared, por donde circulan menos alumnas.

-Me apetece ir por aquí.-le muestra una sonrisa cómplice -A lo mejor veo a Ricchan y a Annin.-reanuda su marcha, sin soltar la mano de la Reina.

Arigatou, Paru.- murmura Atsuko, dejándose llevar por la menor.

*         *         *

Patio

La situación ha cambiado. Anna ya no está pero sí su reina, Itano. Kumi sigue sentada bajo el árbol. Tomomi está centrada en el móvil. De vez en cuando mira a Kumi que parece que se ha dormido.

-Puede coger frío.- se dice a sí misma al notar la brisa. Analiza la ropa que lleva, solo la camisa, y suspira- No le puedo dejar nada…- se levanta del banco y se sienta a su lado- Así le puedo cubrir un poco de la brisa.- piensa un poco animada.

Kumi, al sentir calor, se acerca más a Tomomi, apoyándose en ella.

-Eh… Kumin…- le llama nerviosa por la repentina proximidad. Al no obtener respuesta se levanta de golpe despertándole.

-¿Pasa algo?- se asusta un poco Kumi.

-No… Na-nada.- responde nerviosa negando con las manos- Había una abeja.- sigue volviendo a sentarse en el banco.

-Ya la he apartado.- dice una recién llegada Atsuko muy animada.

-Gracias.- le agradece Tomomi todavía nerviosa.

-Has molestado a Kumin por una abeja.- le pica Atsuko.

-Una abeja, ¿eh?- murmura Kumi un poco apagada al ver la proximidad entre ambas reinas- ¿Ha sido porque ha llegado ella o por mí?- sigue apagándose más.

*         *         *

Pasillos

Las clases ya han terminado. Yuria sale de clase, distraída, haciendo caso omiso al resto de sus compañeras. Instintivamente se dirige hacia la zona de las clases de segundo. Mira el cartel del aula, la 2-S. Suspira, después de comprobar que el aula ya se encuentra vacía.

-¿Qué hago aquí?- murmura bajando su mirada al suelo.

-Es extraño que no lo sepas tú.-se escucha a sus espaldas.

-Kumin-san.-se gira sorprendida, encontrándose a su amiga con una sonrisa- Y-y-yo p-pe-pensaba que ya te habías ido.-cierra fuertemente los ojos, para relajarse.

-He venido a por la cartera.-pasa por delante de ella, para acceder al aula.

Yuria le sigue con la mirada, hasta que recupera su cartera y sale del aula. Ambas se quedan en silencio.

-Yo… -empieza a hablar, en voz baja, Yuria -¿Vamos juntas a casa?

-Claro.-le responde con una sonrisa algo triste.

Yuria se percata de ese gesto y le abraza.

-Todo irá bien, ya lo verás. -murmura sin dejar de abrazarle.

Kumi se relaja, y le devuelve el abrazo.

-Bien, vamos.-se separa, Yuria, algo sonrojada y cabizbaja, adelantándose un poco a su compañera.

*         *         *

Puerta de entrada

Itano está apoyada en el muro devolviendo los saludos de las alumnas con un ligero gesto de cabeza.

-Lo ha visto seguro.- se queja en voz baja- Ahora pensará raro…- suspira- ¿Cómo puede ser tan observadora?

Una alumna acercándose le llama la atención. Es su tocaya. Se incorpora al verle acercarse.

-¿Te he hecho esperar?- le pregunta Kasai al saber que es un poco tarde.

-Sé que hoy tienes algo con el club.- le resta importancia- ¿Volvemos juntas?

-Ya que te has esperado sería muy cruel decirte que no.- le responde con una sonrisa empezando a andar- ¿Ha pasado algo?- le pregunta cuando la reina se pone a su lado.

-Nada importante.- se encoge de hombros.

-Por eso te has esperado a mí, ¿no?- ralentiza un poco la marcha- ¿He hecho algo?- se preocupa un poco.

-Que va. No has hecho nada.- niega rápidamente con las manos- Es solo que…- intenta ordenar lo que quiere decir- Hoy me ha preguntado Atsuko si había alguien que me gustara.- retoma la marcha- Sé que todos mis sentimientos son de aprecio, y se lo he hecho saber.- respira hondo- Entonces me ha preguntado por Kumin…

-¿Por Kumin?- se extraña.

-Puede que le esté haciendo daño y no me haya dado cuenta.- suspira.

-Si le has hecho daño, no ha sido a propósito y ella lo sabe.- intenta animarle- Ella ha elegido servirte, sea por el motivo que sea. Si ella hubiese visto que le has hecho daño adrede, lo más seguro que se hubiera apartado.- le coge de la mano- Y yo no pienso que lo hayas hecho.

—–つづく

Advertisements
This entry was posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s