Religión

—-Maria-sama ga Miteru (Noriko x Shimako)

No entiendo por qué necesito estar tan cerca de ella. Al principio me incomodó que se fijase en mí pero al descubrir su secreto por accidente ella descubrió el mío. Así nuestra amistad fue creciendo hasta el punto de ser mi onee-sama.

Mis sentimientos hacia ella son más que esta relación de hermanas que tiene de tradición el instituto. Más allá de querer ser solo amigas. He empezado a fijarme en ella como nunca lo he hecho con nadie, a desear más de su atención, más de ella.

Pero eso es completamente imposible. No está bien visto y su religión, lo más importante, no lo acepta. ¿Cómo puede la hija de un budista tener esos ideales? No es que quiera tener algo con ella…, mentira, pero me gustaría que me entendiese, que no me viese mal.

Por ese motivo no quiero decirle mis sentimientos. ¿Y si me aparta? No quiero que se aleje. ¿Y si entiende como me siento?

Cada vez me cuesta estar cerca de ella a solas. Mi mente se descontrola y descontrola mi cuerpo. No quiero hacer nada de lo que pudiese arrepentirme después.

Sin pensarlo, y porque quiero pasar tiempo con ella, vamos a pasar las vacaciones juntas, visitando templos e iglesias.

Así que, aquí estamos, en nuestra primera parada, en la habitación de un templo budista de un amigo de su padre.

-Yo ya he acomodado mi parte, me bañaré yo primera.- me dice saliendo de la habitación.

-Shimako-san.- le llamo para que no salga.

¿Qué quiero decirle? ¿Por qué le he llamado?

-¿Pu-puedo bañarme contigo?- me atrevo a preguntarle.

¿Qué estás haciendo? No está bien. Sabes que no debes.

-Si ya has terminado de acomodar tus cosas, ¿por qué no?- me dice esperando en el marco de la puerta.

-Sí-sí. Ya he terminado.- le respondo después de comprobarlo.

-¿Vamos?

Entramos en el baño. Ella parece no darse cuenta de mis nervios. Pienso que no ha sido buena idea esto de bañarme con ella. No sé dónde mirar o si debería mirarle a la cara cuando habla…

-Noriko.

Al escuchar mi nombre mi atención se centra en sus labios, esos que llamaron mi atención la segunda vez que nos cruzamos.

-¿Te pasa algo?- vaya, sí lo ha notado- Pareces nerviosa.

-No-no es nada.- respondo torpemente por los nervios.

-¿Es porque nos estamos bañando juntas?- pregunta después de una pausa.

Prefiero no responder y que interprete el silencio como quiera.

-Yo también estoy un poco nerviosa pero pienso que eres mi imoto y que puede ser algo normal entre soures.- sigue con una sonrisa un poco nerviosa.

-Entre soures…- murmuro para mí misma. Antes que me entregara su rosario éramos amigas, seguimos siéndolo…- Suki…- hablo sin pensar- Anata no koto ga suki.- me atrevo a decirle… Aunque debería haber esperado a salir del baño…

-Yo me siento igual.- dice después de una pausa que me ha parecido eterna- Desde el momento que te vi.- se acerca más a mí- Aishiteru yo.- me dice antes de terminar de romper la corta distancia que nos separaba.

Pensaba que sus creencias por ser cristiana le impedirían realizar tal acto, pero no es así. Ha sido ella quien lo ha provocado. Supongo que, en ocasiones como estas, la religión no cuenta.

Advertisements
This entry was posted in Anime Fanfics, Fanfics, Maria-sama ga Miteru Fanfics and tagged , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Religión

  1. mairemegami says:

    Aaaaaah!!!! >.< Esperaba este momento en el anime todo el tiempoooo!!!! *.* Aunque no así XD lo del baño suena a bastante incómodo jejeje

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s