Dance Dance Dance 02

Me despierto confusa, sudando. El corazón late desesperadamente dentro de mi pecho a causa de la intensidad del sueño. Me acurruco en la cama y abrazo mis piernas, en busca de algo que me haga sentir mejor.

Cuando siento que mi cuerpo ya se ha tranquilizado, hasta el punto de estar casi a la normalidad, me levanto y voy a preparar el desayuno. En mi mente empieza a sonar una canción que tarareo inconscientemente. Mientras desayuno, intento recordar que canción es y dónde la he escuchado.

– … dakishimete… Ne…- intento recordar la letra.

En ese instante la imagen de ella bailando, interpretando la canción, abrazándose a sí misma, aparece en mi mente.

-No puede ser verdad.-niego con la cabeza, intentando contradecirme a mí misma al ver que ella sigue en mi mente.

Me levanto, dejando el vaso en la mesa.

Me visto y salgo de casa. El aire fresco de la mañana llena mis pulmones, haciendo que deje la mente en blanco mientras inicio mi marcha. Ando sin rumbo fijo, solamente evitando no chocar con la gente. Al pasar por delante de una cafetería me detengo, ya que apenas acaba de abrir y llama mi atención. Entro y miro a mi alrededor, buscando un sitio adecuado donde sentarme entre todos esos lugares vacíos.

Ohayougozaimasu.-me saluda la dependienta que parece ser más o menos de mi edad- ¿Ha encontrado algún lugar que le guste?-me pregunta con una sonrisa agradable e inocente.

Veo un sitio apartado, cerca de la ventana.

Hai.-le respondo señalándole el lugar con la mirada.

-Bueno, vamos allí.-me acompaña hasta la mesa y me entrega una carta.

Miro la carta sin leerla.

Ohayou, Karen.-dice una chica entrando en la cafetería.

Ohayou, neechan.-le saluda la dependienta.

Aparto mi atención de la carta para dirigirla a la recién llegada.

-Hoy has terminado más tarde de trabajar.-sigue como si yo no estuviese.

-Y tú estás trabajando.-le dice divertida dirigiéndose a la barra.

Me quedo paralizada al volverle a tener en mi mente, pero esta vez parece que es real.

Gomennasai.-se disculpa la camarera-¿Ya sabe lo que quiere?

-¿Eh?-intento aparentar normalidad.

-¿Ya sabe que tomará?-me pregunta con una sonrisa.

-Ha-hay ta-tantas cosas, -le hablo torpemente a causa de mi indisposición mental- que no sé qué pedir.-le sonrío.

-Ponle el especial del día, seguro que le gusta.-escucho desde la barra-Y a mí otro.

La camarera me mira interrogativa, y yo asiento aceptando el pedido. Anota algo en su libretita y desaparece detrás de la barra.

-¿Te importa que me siente contigo?-escucho de repente desde la barra, rompiendo el silencio del lugar.

-¿Eh?-busco con la mirada a la causante de la pregunta, que se ha levantado y se dirige hasta la mesa en la que estoy sentada.

-Es algo triste ver a una mujer sola en un bar.-se para al lado de la silla que tengo enfrente.

-Es una cafetería.-intento buscar una excusa para que no se siente.

Ella me devuelve una mirada entre divertida e interrogativa.

-¿Y si te pido que me hagas compañía para no estar sola en una cafetería?-me pregunta mirándome fijamente a los ojos.

Noto que sucumbo a su mirada, que mi mente me ha abandonado para que no le pueda culpar de mis actos. Trago saliva, confusa y, por fin, logro apartar mi mirada de la suya.

-¿Eso es un sí?-pregunta apartando la silla, con duda.

-Puede.-intento fingir que no me influye su presencia.

-¿Nos conocemos?-se acerca un poco mientras me mira fijamente, como si pudiese leer mi mente para responder a esa pregunta.

-N-n-no-no lo creo.-le respondo nerviosa a causa de su proximidad.

-Me suena tu cara…-hace un ademán de recordar.

En ese momento llega Karen-san con nuestros pedidos, con una sonrisa, los deja sobre la mesa y se va a atender a un par de hombres que acaban de llegar.

-¿Es posible que tú…?-vuelve a decir después de un rato, dejando su plato a medias-No, no lo creo.-sigue comiendo como si nada.

Le miro intermitentemente mientras sigo con mi desayuno.

-¿Conoces un garito que se llama “Dance Dance Dance”?-me pregunta con bastante interés, captando completamente mi atención.

Hai.-le respondo por inercia ante su forma de preguntar.

Como respuesta, asiente y sonríe mientras se termina su desayuno. Ahora soy yo la que sólo le mira, y ha dejado el plato a medio terminar.

-Pero…-se limpia con la servilleta- ¿has estado alguna vez allí?-me pregunta como si intentase situarme en algún lugar de su memoria.

Asiento tímidamente, al recordar el tipo de sitio que se trata.

-Anoche me llevaron…- dudo al nombrarles, ya que no sé si realmente son las dueñas- Aya-san, Erie-san…

-Vaya, que interesante.-me mira con expresión divertida y mirada de duda- Así que la primera vez, ¿me equivoco?

Niego cabizbaja.

-¿Puede, por casualidad, que estuvieses sentada en el fondo, en la barra?

Dejo caer el tenedor sin darme cuenta, bloqueada por la situación, ya que nunca hubiera imaginado que me hubiese podido ver desde el escenario, entre tanta gente.

-Así que eras tú.-murmura acercándose un poco- Pensé que te había imaginado, porque desapareciste.

-Me tenía que ir.-murmuro.

-¿Volverás a ir?-busca mi mano sobre la mesa- Para verme…-murmura sin llegar a coger mi mano, alejando la suya para esconderla debajo de la mesa.

Al verle dudar, algo dentro de mí se enternece y me aprisiona el pecho. Ella baja la mirada y juega con sus manos por debajo de la mesa.

-Bueno, yo…-empieza a decir alejando su silla de la mesa para poder levantarse.

-Sí que iré…-le digo rápidamente para evitar que se marche.

-Shuuka, Fujii Shuuka.-se presenta con una sonrisa entre pícara y misteriosa.

Me mira fijamente, ya de pie, esperando a que yo también le diga mi nombre.

-Washio Reina.-murmuro tímidamente.

Hace una pequeña reverencia y se aleja de la mesa. Sigo con la mirada sus movimientos. Se despide de su imotou y sale de la cafetería. Miro mi plato vacío y levanto la mano para llamar la atención de Karen-san.

-La cuenta, por favor.-busco mi cartera en el bolso.

-Ya está pagado.-me dice con una sonrisa mientras empieza a recoger los platos.

Me levanto y salgo distraída.

Me acuesto, pensando en el extraño encuentro. Las imágenes de la anterior noche se me pasan por la mente y siento que el corazón se me va a escapar del pecho. ¿Cómo puede una mujer hacerme sentir de esta manera? Escondo la cara en la almohada.

Suena el despertador. Me siento como si al despertar, parte de mí se hubiera quedado en el sueño. Me levanto sin apenas energía y me preparo para ir a trabajar. El día pasa  lento, como si no quisiera terminar. Mi mente desea que pase la semana para poder volver al local.

Hoy he salido antes. Ando sin rumbo fijo por la calle. Las farolas se van encendiendo a mi paso. Levanto la mirada al cielo ya oscuro, y cuando la centro a mi alrededor me veo rodeada de gente, yendo de un lado a otro sin prestar atención a mi presencia. Intento recordar que dirección tomé para volver a casa, hasta que llego a un callejón medio iluminado. Me adentro un poco hasta quedar delante del cartel con el nombre del local. Un cartel delante de la puerta capta mi atención, el horario. Por lo que dice, abren todos los días menos los lunes, a media noche. Miro la hora en mi reloj de pulsera y vuelvo a donde se acumula toda la gente. Hay un pequeño puesto de comida. Pido algo rápido y ceno, controlando la hora.

-Washio-san.-escucho que me llaman.

Al girarme me encuentro con Aya, Erie, Ami y Shizuka.

Kombawa.-les saludo haciendo una ligera reverencia con la cabeza.

-¿Hoy también vas a venir?-pregunta entusiasmada Ami-san.

Asiento tímidamente.

-Hoy hay un espectáculo especial.-explica Shizuka-san- Hoy actuará un grupo de baile moderno, con la música de la gran DJ Erie.-dice como si presentase un espectáculo de circo- Y el grupo líder.-dice lo último con énfasis.

Empiezan a comer y a beber, lo que han ido pidiendo Ami y Erie mientras Shizuka me explicaba el evento de la noche.

-Casi que nos esperáis.- se oye una voz molesta.

-Anna-chan.-le saludan las encargadas del bar- Chicas.

Junto con Anna, han llegado cinco chicas más. Se sientan en la misma mesa en que estamos nosotras y se piden algo de beber.

-¿Es nueva?-pregunta una de ellas con aspecto más Ikemen.

-No, Kaede.-le responde Ami- Simplemente viene a vernos hoy.

Kaede me mira fijamente, como si intentase saber algo de mí que yo desconozco.

Al acercarse la hora de la apertura, nos dirigimos al local, conversando todas entre todas, como si yo fuese una de ellas.

Ano…-le digo tímidamente a Ami.

Nani?-me mira sonriente.

-¿Hoy… actuará Fujii-san?-bajo la mirada sonrojada.

Tarda en responder, como si no supiese quien es.

-Hoy no.-dice casi cuando hemos llegado a la puerta- Pero viene todas las noches para ayudar, ya que nos relevamos los puestos.

Una chispa de esperanza ha aparecido de repente. Me quedo atrás del grupo, ya que han entrado para preparar el local. Me detengo antes de entrar y miro por el callejón en su busca. Miro la hora, faltan diez minutos para que abran. Sonrío y entro en el local.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~To be continued~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Por aquí abajo encontraréis el botón “Like” OwO No olvidéis darle clic si os ha gustado😉

Como no, comentad lo que os ha gustado o lo que no =) Así podré mejorar los próximos Fics ^.^

Y sobretodo, compartirlo y divulgarlo por las redes sociales y darle a “Follow” para recibir las actualizaciones al instante!!! 8)

Saludoos a tod@s nuestr@s lectorees!!!

Advertisements
This entry was posted in E-Girls Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to Dance Dance Dance 02

  1. tinasenpai says:

    Waaaa~ Me encanta 😍 😍😍Reina ha conseguido que Shuuka esté nerviosa😉, que kawaii 😊 Y Shuuka distingue a Reina entre toda la multitud 😵 (muerta de emoción al leerlo)
    Me encanta la trama 😍😍😍😵😵 (dead part 2)
    Tengo ganas de saber cómo sigue y qué pasará entre ellas, porque ahí hay feeling 😎 mucho feeling 😙😚
    Espero emociona la segunda parte 😊😊

    Liked by 1 person

    • mairemegami says:

      Ajajaja, guay que te guste ^.^ Sí sí, pero no mueras ahora ahora que habrá maaaaas!!!!, *.* (O eso e espero 0.0) me encanta como quedan en pareja >.< Pero estoy mirando de hacerlo diferente, y probablemente habrán más parejas, así que no sé cuánto tardaré en escribirlo, porque tengo mis dudas sobre cómo debería escribirlo -_-" Así que lo siento, pero habrá que esperar para ver cómo sigue 🙇

      Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s