Huída 8/8

——E-girls

Todas, incluso yo, reconocemos el camino de salida, el mismo por donde entramos. El camino de la izquierda. Ese que evité para buscar a Karen aunque retrocedí y volví atrás porque él volvía. Después se abrió la pared y me perdí. Ahora, gracias a la chica que he dejado atrás dos veces, la chica que se escapó y volvió para ayudar a Karen, podemos salir de aquí y ayudarles, sacarle de aquí, disculparme y agradecerle que ayudara a Karen.

-¿Dónde creéis que vais?- escuchamos una voz masculina, para ellas conocida- Vosotras no podéis salir de aquí.- habla con malicia- Solo puedo hacerlo yo para traeros a nuevas amigas.- se acerca a la salida.

La cara de ellas muestra terror. Me acerco a Karen y le cojo la mano para que esté tranquila.

-Tú,- me señala- eres nueva. Has entrado sin mi permiso.- sigue después de analizarme- Eres tú.- se ríe al verme cerca de Karen- Deberías temerme. Te la quite una vez y, aunque estés delante, lo puedo volver a hacer.

-Si haces la mínima intención de hacerlo no sabes lo que te espera.- le reto imponiéndome.

-¿No me temes?- mira a las otras- Pues deberías. ¿Has visto cómo están?- se vuelve a centrar en mí- Ellas eran como tú.- sonríe satisfecho.

-La diferencia entre ellas y yo es que yo soy hermana mayor y tengo que ejercer mi papel sin importar qué me pase.- intento sonar segura y tranquila.

-Eso tiene fácil solución.- empieza a acercarse a nosotras.

Me pongo delante de Karen. No conseguirá volvermela a quitar. No lo permitiré y menos estando delante. Los errores se cometen una vez…

Todas se han escondido detrás de mí. Detrás de Karen está Reina y detrás de ella Harumi y Kaede.

-Parece que te has ganado su confianza.- se detiene a escasos centímetros de mí- Pero puede cambiar fácilmente.

Detecto un brillo procedente de su mano. Una navaja…

Neechan!- grita Karen al ver la navaja.

Antes de darme cuenta, siento un dolor intenso en un costado. Me llevo la mano al dolor. Todavía está su mano con la navaja.

-¿Crees que ahora les sigues dando esa confianza?- se burla a escasos centímetros de mi rostro.

-No…- escucho la voz temblorosa de Karen.

-Esto no ha terminado.- le advierto antes de golpearle en la cara con el puño.

Cae al suelo soltando la navaja que sigue en su posición. Dudo en si dejara ahí o quitármela ya que me impide moverme.

Neechan!- me coge de la mano- Tenemos que curarte eso…

-Maldita.- maldice levantándose- ¿Cómo te atreves…

La posiciones han cambiado. Ahora están todas delante de mí menos Karen que está a mi lado.

-Sabéis que no tenéis nada que hacer contra mí.- les advierte- Cuando os vuelva a tener vuestro castigo será peor.- les amenaza.

-Antes de eso…- dice una voz desde la oscuridad del pasillo- nos tienes que volver a capturar.

Es ella. La chica que dejé atrás dos veces. La chica que le dio las indicaciones a Karen para salir de donde estaba. Está detrás de él y lleva un farol en las manos.

-Shizuka-san.- le llama Karen al reconocerle.

-Tú…- dice él con rabia- ¿¡No has tenido suficiente!?- le grita colérico.

-Como ves, no.- le responde prepotente.

Se abalanza sobre ella pero le golpea con el farol en la cabeza y cae al suelo en un golpe seco.

Ella le esquiva, con una distancia prudente y se pone delante de nosotras.

-Veo que sí que ha venido a por ti.- le dice a Karen.

-Sabía que lo haría.- me coge de la mano.

-¿Qué hacemos con él?- pregunta Reina un poco temerosa.

-Primero tendremos que saber cuántas chicas hay aquí encerradas y dónde.- responde Shizuka sin quitarle la mirada de encima- Atémoslo.- saca del bolsillo una cuerda.

Dudan en coger la cuerda, se nota que le temen aunque está inconsciente. Sin pensarlo dos veces le cojo la cuerda de las manos y me acerco a él. Le doy una patada en la pierna para ver si hay alguna reacción de su parte. Al no ver nada raro, me agacho con una pierna en su espalda y le ato las manos por detrás de ésta. Shizuka se acerca a ayudarme.

-Le ataremos también las piernas.- saca otra cuerda. Analiza mis manos- ¿Estás herida?- me pregunta preocupada.

-No es grave.- no sueno convincente.

Se da cuenta de la navaja.

-Pero…- se pone nerviosa y mira al secuestrador más asustada.

-Tranquila,- le cojo de la mano- así no podrá hacerte nada. A parte de que no lo permitiré.- sueno segura.

-Gracias…- me agradece de forma sincera- Hay que curarte eso.- me dice señalándome el costado.

-Tenemos que liberarles primero.- le digo poniéndome de pie.

-Es mejor que salgas, llames a la policía y una ambulancia por si hay alguien más herida, y vayas al médico.- me dice tomándome por los hombros.

-No pienso dejaros solas con él.- sueno convencida. Solo es un corte pequeño, en la parte más superficial del costado.

Neechan.- me llama Karen poniéndose a mi lado- Hazle caso.- me coge de la mano- Yo te acompaño.

-Karen,- respiro hondo- no sé lo qué habréis vivido con él, pero no voy a dejaros solas, y menos a ti. No pienso volver a perderte.

No puedo apartar de mi mente cuando encontré a Reina, atada, sola y aterrorizada en esa habitación. Después cuando le vi a ella, que dejé atrás dos veces y nos ha ayudado a salir de aquí y nos ha salvado de él. La reacción de todas cuando se han encontrado con él… No están preparadas para volver a pasar por lo mismo, a quedarse solas con él aunque esté atado.

¿Y si hay otro? Aunque durante todo este tiempo solo le he visto a él.

-¿Sabéis si hay más chicas encerradas?- les pregunto en general.

-Si que las hay.- responde Harumi con duda- Pero no sé dónde pueden estar. Nos cambia mucho de celda y habitación según como le pegue.- hace memoria para intentar recordarlo.

-Como mínimo habrán tres más.- sigue Shizuka-san- Diferencié otras voces más a parte de las suyas.- mira a Harumi y Kaede.

-Yo no estoy segura.- dice Reina con temor.

-Puede que las voces que escuché yo fuesen las mismas que escuchó Shizuka-san, pero yo diferencié dos voces antes de estar en la habitación y después de estar en la celda.- informa Karen.

¿Ella también ha estado en la cela? ¿Dónde estuvo después? ¿Qué le hizo?

-Yo también escuché dos voces diferentes.- dice después de hacer memoria Harumi- La otra fue la de ella.- mira a Karen con compresión.

-Yo he rodado mucho,- empieza Kaede- no estoy segura si escuché las mismas voces o eran diferentes.- respira hondo- Dos de ellas son la de Shizuka-san, la suya- hace referencia a Karen- Obviamente la de Harumi. La suya- mira a Reina- es la primera vez que la escucho, eso quiere decir que no he coincidido con ella en las mismas salas.- vuelve a respirar hondo- Si no me van mal los cálculos, unas siete más.

¿Siete…? Y que no hayan más… No podremos con esto solas, hace falta más gente. Necesitamos ayuda. Esto es enorme y laberíntico, podríamos volvernos a perder. Y no pienso dejarles solas y menos en las condiciones que han estado desde que les he encontrado, faltas de comida y agua…

-Vete,- me dice Shizuka-san- nosotras nos haremos cargo de ellas.

-No puedo dejaros solas. Lo habéis pasado mal desde que os encontré.- les digo muy nerviosa.

-Creeme, estamos mejor que encerradas.- me dice Harumi- He de admitir que ha llegado a ser, incluso, divertido en algunas situaciones.

-Lo mejor será salir y buscar ayuda.- desisto- Solas no podremos con esto.

-Tú misma nos has sacado de aquí.- me anima Karen.

-Porque ella te dijo el camino…- noto que me tiemblan las piernas.

No he podido hacer siquiera eso… ¿Qué clase de hermana mayor soy? Ha tenido que ser Karen quien nos ha guiado a la salida.

-Y tú nos has encontrado a nosotras.- me dice Reina con mirada comprensiva.

-Y supiste volver a por ella.- sigue Kaede- Así lograste encontrar a Karen-chan.

-Si tú sola has podido con eso, todas juntas podremos con lo que queda.- concluye Shizuka-san- Vete, nosotras nos hacemos cargo.

No quiero. No otra vez. Sería la tercera vez que le dejo atrás. No podría soportarlo.

-No pienso volverte a dejar atrás.- le digo segura de mí misma- Esto…- saco la navaja- no es grave. No ha tocado ningún órgano vital.- toco la herida para comprobar que no es profunda. Tampoco sangra mucho.

-Aun así…- sigue Shizuka-san.

-No lo haré, ya te lo he dicho.- insisto.

-Ten.- me entrega su chaqueta Reina- Úsala de venda.

-Gracias.

Me ayudan a vendarme bien antes de empezar la búsqueda. Harumi y Kaede se han quedado con el captor para evitar que se pueda escapar y, por si lo consiguiese, no estar solas.

Seguimos el pasillo por el que se llevó a Karen el cual nunca llegué a cruzar porque caí por el agujero. Los pasillos siguen oscuros por lo que nos movemos casi por intuición y lo que ellas recuerdan.

Encontramos a una chica en una sala que parece de tortura por la cantidad de cadenas, cuerdas y cintas adhesivas que hay. Está atada de pies y manos con los ojos vendados.

-Tranquila,- le habla Reina- Soy yo, ¿me recuerdas?- le habla antes de quitarle la venda de los ojos con mucho cuidado- Hemos venido a sacarte.

Nos mira a todas confusa. Intenta hablar pero, parece, no le salen las palabras o está muy asustada para intentar hablar.

-Él está controlado.- le dice Karen- No va ha poder hacerte nada de nuevo.

Con el mismo truco que con las otras cadenas le liberamos. Le ayudamos a levantarse. Con su mala condición no podremos avanzar mucho.

-Reina, llévale con Kaede y Harumi.- le digo.

-Pero…- rechista.

-Estará mejor allí.- le dice Shizuka. Seguro que se ha dado cuenta de su condición.

Desiste y se va con muy pocas ganas. Obviamente se habrá dado cuenta de su condición.

Seguimos por el laberinto. Encontramos los interruptores de la luz y le damos a todos para evitar volver a ir a oscuras, no da ninguna seguridad.

Karen nos guía por otra zona, la segunda por la que habrá pasado. Solo hay una puerta y una rendija en ella donde se puede ver que hay dos chicas dentro. La cerradura de la puerta no cederá como la de las cadenas. Buscamos una piedra con un tamaño “adecuado” para poder golpear las bisagras e intentar hacer que cedan.

Conseguimos hacer que cedan y, mientras Karen golpea las bisagras, Shizuka y yo golpeamos la puerta con nuestros hombros. Al tiempo conseguimos que la puerta ceda completamente por una de las bisagras, dejando un hueco lo suficientemente grande para que puedan salir.

Esta vez es Karen quien les acompaña a la salida. Ya hemos encontrado tres eso quiere decir que, si Kaede no se ha equivocado, nos quedan alrededor de cuatro.

-Donde yo estaba no hay más.- dice Shizuka- Y por el camino no he encontrado otro lugar donde hubiesen.

-De donde sacamos a Karen y Reina es muy poco probable que hayan más porque lo comprobamos antes de salir.- le digo haciendo memoria- ¿Sabes dónde podrían estar las otras?

-Solo se me ocurre un lugar…- habla un poco apagada.

-Pues vamos.- le animo.

-Si es así…- evita mirarme- no podemos hacer nada por ellas…

-No puede ser…

Noto que caigo de rodillas al suelo. Me tiembla todo el cuerpo. No puede ser. Debe haber otra sala, más habitaciones…

No puede ser… Tiene que haber… algo… No puede ser eso… No puede ser…

-Será mejor que regresemos.- se agacha a mi lado- Vamos.- me toma por el brazo y me ayuda a levantarme.

No puede ser…

Neechan.- me saca de mis pensamientos.

Sin darme cuenta Shizuka me ha guiado a la salida.

-¿Volvemos?- me pregunta cogiéndome la mano.

Me gustaría pensar que todavía se puede hacer algo por las chicas que hemos dejado atrás, que la policía les encontrará y volverán a casa como lo estamos nosotras ahora.

Una de las chicas que hemos liberado ha ido a su casa, que casualmente está cerca de la mía, a llamar a la policía mientras nosotras esperamos con el secuestrador.

Ahora solo queda esperar a que vengan, lo compuebren todo y, ojalá, les saquen de ahí, les encuentren bien.

—–FIN—–

Advertisements
This entry was posted in E-Girls Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Huída 8/8

  1. mairemegami says:

    Súper Shuuka!!!! 😎 Que mal trago cuando ha aparecido el secuestrador -_-‘ menos mal que ha aparecido Shizuka (^^) Pero… las otras están vivas??? 😥 Dime que siii o.o No puede terminar con las otras chicas… (TT) A que no!! 😇

    La historia muy buena y emocionante *.* Pero eso del final… =_= deberían estar todas fuera y vivas 100% 😒 un final alternativo?? 0.0 un epílogo con happy ending??? 😇 No lo puedes dejar asiiiiií con las otras chicas allí😱

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s