Libertad

—–AKB48

Hay quien dice que a veces es mejor dejarle ir, que estaría mejor sin ti. Es tan fácil decirlo… Cuesta tanto hacerlo…

Yo misma estoy segura que estaría mejor sin mí pero también sé que no podría vivir sin ella… Es una decisión tan complicada… Le quiero tanto… Le necesito, no podría estar sin ella. Pero estar a mi lado le quema…

Sabiendo eso, ¿por qué no puedo simplemente dejarle ir? Nunca estuvo bien conmigo, yo misma lo sé… Ella lo sabe. Pero nunca ha dicho nada. ¿Por qué no me dijo nada? ¿Por qué no me lo dice? Si tan mal está no debería costarle nada, debería ser fácil para ella.

Ambas sabemos que no está bien conmigo, pero ella no dice nada. Sigue quemándose por estar a mi lado. Tardé en darme cuenta porque ella siempre me muestra su sonrisa. No puedo dejar que se queme por estar a mi lado.  Tengo que terminar con esto aunque me duela mucho más que a ella. A ella le liberaré, estará bien. Tengo que hablar con ella, hacer que abra los ojos.

-Tomu.- le llamo cuando sale del baño.

Ahora que le vuelvo a ver ligera de ropa me fijo en lo delgada que está. ¿Desde cuándo se ha puesto así? ¿Cuándo perdí el interés por su cuerpo?

-Necesito hablar contigo.- sigo al ver que tengo toda su atención.

-Dime, Tano-chan.- se sienta a mi lado.

Tano-chan… Todavía me llama así…

-Yo…- dudo al no tener las palabras claras- ¿Como estás?- me decido a preguntarle.

-¿Y eso?- muestra media sonrisa- Estoy bien.- responde al verme seria.

-¿Te has visto?- me duele…

-¿De qué estás hablando?- parece confusa.

-¿No ves lo que te estoy haciendo?- empiezo a molestarme- Te estoy haciendo daño.

-¿Qué dices?

-¿Es que no lo ves?- le corto más enfada- No puedes seguir así, te estás quemando. No quiero que te pase nada porque estás a mi lado.

– No me importa, yo elegí esto, estar a tu lado.- responde molesta pero con los ojos llorosos.

-Tomu, no.- intento calmarme. El nudo de la garganta ayuda un poco- Fui yo quien hizo que te acercaras, quien quiso que te fejases en mí.- me enamoraste la primera vez que te vi- Yo…

-Fui yo quien se acercó porque quise.- me corta- No me hubiese quedado contigo si no hubiese querido. No me obligaste a nada.

-Eso quiere decir que no te has visto.- vuelvo a sacar el tema- ¿No has visto lo delgada que estás? ¿Desde cuándo estás así?

-No me importa, lo hago por ti.- me coge las manos.

Evito el contacto con su mirada.

-Tano-chan…

-Deberías estar con alguien con quien pudieses ir al parque, al cine… Alguien con quien poder salir a la calle…- no puedo evitar que me salgan las lágrimas.

-Pero yo quiero estar contigo…

-Eso es una ilusión que te he hecho pensar…

-¿Cómo vas a hacerme pensar esas cosas? Tú no puedes controlar mis sentimientos.- aguanta las lágrimas.

-Esos sentimientos te hieren… Te atan a alguien que te quema…

-¿Y si yo quiero estar así?

-No te dejo. No quiero que sigas viniendo a verme. No quiero verte.- intento sonar dura.

-Dame un motivo para que me aleje.- suena dolida.

-Ya no siento nada por ti…- mentira…

-Dímelo a la cara.- me acaricia la mejilla para que lo haga.

Respiro hondo y me centro en esos ojos que nunca han dejado de mostrarme su amor.

-He perdido mis sentimientos hacia ti.- intento mostrarme seria- He dejado de quererte, por eso no quiero hacerte daño.

-¿Eso lo dices por todo lo anterior o lo dices en serio?- una lágrima se desliza por su mejilla.

-Lo digo en serio. Todo lo anterior era para no hacerte daño.- mentirosa. Es todo lo contrario- Pero es cierto, ya no siento lo mismo que cuando te conocí, ya… no te quiero…- termino de decir con un hilo de voz.

-No lo estás diciendo en serio y lo sabes. Te estás mintiendo a ti misma.- habla ya llorando.

-Lo siento… Es verdad.- intento no apartar mi mirada, mantenerme firme.

-Y…- habla nerviosa- ¿qué quieres que haga? Aunque no sientas lo mismo podemos seguir siendo amigas.

-No quiero una amiga por lástima.- aparto su mano.

-No es por lástima. Todo lo que siento es real.

-No, Tomu. Te has estado mintiendo a ti misma. Yo misma interferí en tus sentimientos. Te hice ver algo que jamás hubieses visto porque estaba fuera de tu interés. Yo no te intereso.- le explico- Te acercaste por lástima y yo aproveché para aprovecharme de ti.- sueno dura.

-No te aprovechaste de mí.- sigue después de dudar- Yo quise que fuese así.

-Ves como estabas a mi lado por lástima.- le corto- Vete.- le ordeno cortante- Vete.- insisto al ver que no se mueve.

Se ve tan dolida…

-Por favor, Tomu, vete.- suavizo el tono y me tiembla un poco la voz.

Se levanta con la misma expresión, con la mirada perdida, y se dirige a la puerta. Duda un momento bajo el marco de la puerta y se gira a mirarme.

-Me gustaría que, ya que no estaré a tu lado, – vuelve a tener los ojos llorosos- supieses que no me importaba estar a tu lado, no salir, porque estaba contigo, a tu lado… Porque te quiero, y no ha sido porque tu lo has querido o por lástima. Te quiero.- insiste.

-Pero yo a ti ya no…- aparto mi mirada después de decirlo.

No quiero ver su rostro, sé que me arrepentiría si lo hiciese, y no puedo dar marcha atrás. Debo dejarle libre antes de condenarle a muerte.

Advertisements
This entry was posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , . Bookmark the permalink.

One Response to Libertad

  1. mairemegami says:

    Qué teisteeeee!!! T.T tener que dejar ir a la persona que amas para que no sufra 😢 Aunque también hay que entender la posición de Tomu =(
    Es tan trágico y bonito a la vez que me encanta =3

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s