Majisuka Gakuen: Kimi no Senaka

Biblioteca

La biblioteca está solitaria a excepción de la encargada de la biblioteca, Suda Akari, y Mayu.

Después de coger un par de libros, la nueva Reina se dirige a la encargada.

-Te gustan los libros complicados.- le dice divertida, mirando los títulos para ficharlos.

-Son los más entretenidos.- le responde en tono neutro.

-¿Entretenidos?- se extraña- A mi me gusta leer y los veo complicados.

-Supongo que será porque no son de la temática que te gusta.- sigue con el mismo tono.

-Será.- se escucha una voz a su espalda.

-Ohayou, Oshima-sama.- le saluda Akari.

-Ohayou.- le devuelve el saludo con una sonrisa- Mayu-chan.- le saluda de igual manera, acariciándole el pelo.

-Oshima-sama.- le devuelve el saludo apartándose un poco del contacto de la recién llegada.

-Ve, ella es la única que se ha leído alguno de esos libros.- le dice Akari a Mayu, terminando de llenar las fichas de los libros.

-Aunque parezca mentira, también me gusta leer.- entrega un libro.

-Lo estaba buscando.- le dice al reconocerlo- ¿Lo han pedido?

-Se lo puede llevar, si quiere.- le responde después de comprobarlo en el ordenador.

-Es la primera vez, desde que estoy aquí, que alguien se lee un libro de los que he dejado.- le alaba Yuko- Si quieres hablar de algún libro o resolver alguna duda que tengas, puedes comentármelo.

-Arigatou, Oshima-sama.- le sonríe.

*         *         *

Pasillos

Kasai Tomomi sale de la sala de profesores, con un libro y una libreta entre sus brazos.

-Ya sabes,- le sigue Megumi, hasta el umbral de la puerta- si sigues teniendo dudas, no dudes en acudir a mí.- le dedica media sonrisa.

Hai, sensei.- le hace una reverencia antes de alejarse, decaída de la puerta.

-Kasai-san.- le llaman desde lejos.

Tomomi se gira para ver a la propietaria de la voz y ve a Kumi acercándose de forma apresurada.

-Itano-sama le está buscando.- le habla nerviosa, recuperando el alimento.

-¿Está donde siempre?- le pregunta después de respirar hondo.

Hai.- asiente de forma energética.

-Ahora voy. Tengo que pasar primero por la biblioteca.- le sonríe antes de retomar la marcha- Kumi-chan.- le llama antes de alejarse más- Arigatou.-le hace una pequeña reverencia.

-¿Eh?-le pregunta extrañada, sin saber que hacer o decir.

-Por cuidar de Itano-sama.-le sonríe por última antes de retomar su camino.

*         *         *

Cafetería

En una de las mesas, armando escándalo, están sentadas Mariko y Haruna juntas y Yuko frente a ellas.

-Al final te has salido con la tuya.- le dice Mariko a Yuko con sonrisa triunfante.

Levantan su refresco y ambas brindan por el triunfo Yuko.

-Era más simple de lo que parecía.- se encoge de hombros, con un poco de indiferencia- Solo tuve que dejar que Acchan hablase con Takachibi.

-Has matado dos pájaros de un tiro.- le guiña.

Haruna les mira divertidas antes de intervenir.

-Yo solo conseguí el consejo de Minami para que dejase de hacerte caso.- se burla Haruna, fungiendo ser más adulta.

-¿Tú también, Nya-nya?- se queja de forma infantil, dejándose caer sobre la mesa- Desde que estáis juntas te portas peor conmigo.-hace un puchero, levantando la cabeza- Le estás mal influenciando.- termina de decirle a Mariko.

-Solo le estoy llevando por el buen lugar.- le coge la mano a Haruna, y le sonríe de forma pícara- Ne?

-Esto es demasiado para mis ojos.- Yuko se levanta rápidamente de la mesa- Voy a dar una vuelta.- saluda con la mano antes de irse.

*         *         *

Patio

Yuko sale desperezándose. Desde lejos ve a Itano.

Ohayou.- le saluda cuando ya está cerca.

Ohayou.- le saluda Tomomi dejándole sitio en el banco- ¿Te has cansado de la cafetería?

-De la cafetería, no.- le sonríe- Solo me apetecía tomar el aire.

Se forma un pequeño silencio.

-¿Buscas a Tomomi?- le pregunta Itano.

-Que va.- le vuelve a sonreír- Solo he salido a tomar el aire.

Otro silencio.

-Hablando de ella…- esta vez es Yuko quien rompe el silencio- ¿Sabes algo de ella? Hace tiempo que me cuesta encontrarle.

-Está yendo a clases de refuerzo con Ohori-senpai.- responde un poco incómoda.

-¿Clases de refuerzo?- le mira extrañada- ¿Desde cuándo le hacen falta? Me lo pudo decir a mí, no me hubiese importado ayudarle.

-Supongo que tendrá sus motivos para no decirte nada.- responde fijando su mirada en el suelo.

*         *         *

Club de teatro

Está todo el club reunido ultimando los últimos detalles del guión de la obra y así finalizar la decoración del escenario y los últimos ensayos.

-¿Acchan, cómo ves la obra?- pregunta Yuko acercándose a la protagonista.

Atsuko le mira acercarse pensativa.

-Está muy bien.- le sonríe.

-¿Piensas que Takachibi tenía razón?- le pregunta un poco preocupada.

-Si fuésemos alumnas de secundaria podría entenderlo. Pero yo misma se lo dije, ya estamos en bachillerato, una temática así no es para tanto.- sigue con su sonrisa.

-Yo misma intenté que entrara en razón pero sabía que tú conseguirías convencerle.- ahora le muestra su amplia sonrisa.

-Si se lo digo yo misma, que voy a interpretar el papel principal, y no me importa actuar así, es normal que acepte. A parte que es un reto este tipo de interpretación.- habla animada, sujetando el guión entre sus brazos.

-Me alegra que lo veas así.- suaviza la sonrisa y la muestra más tierna.

Se forma un silencio entre ambas.

-Ya hemos terminado los ensayos por hoy.-se escucha que dice Shinoda desde el centro del aula.

Yuko vuelve a centrar la atención en Atsuko, nerviosa. Maeda analiza su comportamiento confusa.

-Si quieres…-empieza a hablar la morena- Podemos darle un último vistazo al guión, y así si hay algo que nos sea complicado, pues eso.-le sonríe.

-Entonces, ¿te vienes a mi casa?-le pregunta Yuko notablemente nerviosa.

-Nos podemos quedar en el club.-acentúa su sonrisa- Minami me dejará las llaves.

El resto de componentes del club empieza a abandonar la sala para ir a sus casa.

-Vale…-mira a los lados- Tengo que ir a hacer algo un momento.-dice Yuko dirigiéndose a la puerta.

-Te espero aquí.-se sienta en una silla con el guión en la mano.

*         *         *

Zona de casilleros

La entrada al centro está prácticamente vacía. Yuko se desliza por los pasillos confusa, hablando en voz alta, hasta que se detiene delante de unos de los casilleros, que no es el suyo.

-¿Qué debería hacer?-se apoya en los casilleros- ¿Y si se lo digo ahora?-saca una carta del bolsillo de su chaqueta- No puedo simplemente decírselo- sujeta la carta a la altura de su cara, cerca de los casilleros- Todavía no es el momento.- baja la carta y la arruga y observa el nombre del casillero.

*         *         *

Pasillos

Ya han terminado los ensayos y empiezan su camino a la puerta. Por el camino se encuentran con Kasai, que sale de una de las aulas. Ambas reinas le observan en silencio. Yuko mira el aula de la que ha salido y adelanta un paso al de Maeda.

-Tengo que ir a hablar con ella.-le dice apenada.

-Tranquila, no pasa nada.-le sonríe- Ve antes de que la pierdas de vista.-se ríe al ver que ha girado una esquina, perdiéndole de vista.

-Ah.-empieza a correr- Arigatou.-le agradece sin dejar de correr.

Atsuko sigue su camino lentamente. Deja la llave en el lugar que le ha dicho Minami y se dirige a la salida. Se encuentra completamente sola. Apenada, abre el casillero, dispuesta a encontrarse con algo que le quiera dañar o ensuciar.

-Menos mal que se ha ido antes.-murmura.

Abre el casillero, y lo encuentra normal, sin nada peligroso o punzante. Lo analiza sorprendida y encuentra un sobre. Es otra carta anónima. Abre el sobre y empieza a leer la carta.

Maeda Atsuko, e:

Imagino que te resultará extraño encontrar esta carta, y supongo que encontrar el casillero vacío también. Tranquila, me he encargado de limpiarlo por ti ºwº No tienes de que preocuparte, mientras siga estudiando en este centro te seguiré protegiendo, de igual manera que lo he estado haciendo desde que te conocí y te convertiste en Reina.

Como podrás ver, esta carta no es como las demás que te he escrito antes. Tenía otra escrita, pero al final he decidido escribirte este tipo de carta. ¿Por qué este cambio? Verás, a parte de protección, quiero darte algo más, algo que no se me está permitido mientras nuestra relación siga este curso, amistad.

Hasta que encuentre el valor de confesarme debidamente y decirte mi nombre, seguiré tus pasos, te protegeré y te apoyaré en todo lo que esté en mi mano, como has hecho tú, que has aceptado todo lo que te he dicho hasta el momento.

Atentamente, por ahora:

Tu Ángel guardián.

Atsuko mira alrededor, en busca de la propietaria de la carta. Ya se ha dado cuenta de quién es el remitente. En uno de los vistazos encuentra un trozo de papel en el suelo, arrugado, al lado de los casilleros. Devuelve el sobre a su estado original y en el remitente lee “Anónimo”. Abre el sobre y lee la carta de su interior.

Hi Acchan!!!

Siento no haberte escrito en esta semana pasada, he estado ocupada con los exámenes -.-’ Pero he cumplido mi promesa de alejar a las anti-fans, espero que lo hayas notado =3

Me gustaría hacerte una propuesta:

Me gradúo este año, y aunque no pueda haber nada entre nosotras, porque no estás obligada a corresponderme, quiero que sepas quien soy, y decirte la última carta que tengo en mente para ti en persona. ¿Qué opinas?

No sé tu respuesta, y prefiero no saberla por ahora. El día de la graduación te buscaré por detrás del escenario, al terminar la obra. Esperaré el tiempo que haga falta, incluso si decides no venir.

Hasta entonces, seguiré haciendo mi papel de “ángel guardián” para ti.

Hasta pronto Acchan!!!

-¿Acchan?-murmura- ¿Por qué en esta me llama Acchan y en la que me ha entregado Atsuko?

Sujeta la carta en su pecho.

-No puedo creer que le guste.-se dice apoyándose en los casilleros para no caer- Sabía que era ella quien me ayudaba, pero no imaginaba que le gustase.-baja la mirada confusa- Puede que haya malinterpretado sus palabras. No, imposible.

-Acchan!- le llaman desde fuera del centro, asustandole- ¿Todavía sigues aquí? Te acompañaré a casa.-le dice entrando nuevamente al centro.

-¿Eh?-esconde la carta trás de sí, y asiente en respuesta a la pregunta.

-¿Cartas de fans?-le dice al darse cuenta de que hay otra carta en su casillero, ya leída- Sí que estás solicitada.-sonríe- Si fuese una de esas fans me sentiría muy celosa.-le sonríe, entrando.

Atsuko guarda las cartas en su cartera y se pone los zapatos.

-¿Vamos?-se dirige a la puerta corriendo, con una sonrisa.

Yuko tarda en reaccionar, se ha quedado analizando uno de los sobres.

-Ese sobre…-murmura empezando a andar. Mira a Atsuko alejarse- ¿Se habrá dado cuenta?

—–つづく

Advertisements
This entry was posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s