Reunidas por el destino 5/10

——-AKB48

Casa de Mako. Juri y Mako están terminando de cenar en silencio.

-¿Estás molesta?- rompe el silencio Mako- No lo he podido evitar.- se intenta excusar.

-¿Y si ella te hubiese preguntado lo mismo?- le pregunta mirándole fijamente a los ojos.

-¿Sobre quién?- le pregunta curiosa.

-Sobre nosotras…- baja un poco el volumen.

-Nosotras somos amigas.- le responde con seguridad.

-Puede que su caso sea igual que el nuestro.- se le atragantan un poco las palabras.

-Tampoco pienso que sea una pregunta molesta.

-Depende de a quién se lo preguntes.- suspira decaída.

-¿Tú crees?- se desanima un poco- ¿Le he molestado? ¿Estás así porque le he molestado?- intenta encontrar la lógica.

-No estoy molesta.- le responde un poco cortante- Gomen…- se disculpa al ver su reacción por el tono que ha utilizado.

Iie…- le muestra media sonrisa- Gomen

-¿Por qué te disculpas?- le pregunta sintiéndose culpable.

-Por hacer que te molestes…- agacha la cabeza.

-No me he molestado. Solo…- busca cómo seguir. Se levanta y se sienta a su lado- No puedo estar molesta contigo.- le acaricia la mejilla para que le mire.

-Parecías molesta…

-He utilizado un tono inadecuado y me disculpo por ello, pero no estoy, ni me he molestado, contigo.- sigue acariciándole la mejilla.

-¿Por qué siempre eres tan buena conmigo?- pone su mano sobre la de Juri que tiene sobre su mejilla.

-¿Por qué preguntas eso ahora?- le pregunta nerviosa.

-No me has respondido.- insiste.

——–

Yui está recogiendo la mesa mientras que Haruka está pensativa en su sitio. Cuando termina de recoger se sienta a su lado y le coge de la mano.

-¿Qué te preocupa?- le vuelve a preguntar- Sé que no tiene nada que ver con el trabajo.- insiste.

Haruka le mira un instante pero aparta la mirada. Suspira antes de responder.

-¿Qué clase de relación tenemos?- le pregunta volviendo a mirarle los ojos.

-¿A qué viene esa pregunta?- se sorprende un poco.

-Curiosidad…- aparta la mirada.

-¿Qué clase de relación quieres que tengamos?- le pregunta tranquila- Conocidas, amigas, mejores amigas…- duda en seguir.

-¿Pareja?- sigue Haruka decidida.

-¿Pareja?- se vuelve a sorprender- Podría…- se pone nerviosa y se sonroja.

-¿No lo descartarías?- ahora se sorprende ella.

——-

Sumire está terminando de recoger la cocina mientras Karen está viendo la tele en el salón. Cuando termina va al salón.

-Ya he terminado con la cocina.- le informa desde detrás del sillón donde está sentada Karen.

-Ven, siéntate conmigo.- le dice sin girarse a mirarle.

Sumire le hace caso y se acerca a su lado pero no se sienta.

-Siéntate.- le repite- Ya has terminado de trabajar, relájate.- le muestra media sonrisa.

-Hoy ha sido un día interesante.- inicia una conversación Sumire- Es la primera vez que veo a tanta gente en casa que no sean empleados.

-Ha sido agotador.- suspira de forma pesada.

-A mí me ha parecido que te lo has pasado bien.- le muestra una sonrisa sincera.

-¿Tú crees? Si hemos estado todo el tiempo discutiendo.

-Pero eran discusiones divertidas por tonterías, para tener algún tema de conversación.- se anima- Y tus amigas también se han divertido.- sigue con su sonrisa.

-¿Amigas?- le pregunta confusa- ¿Crees que son mis amigas?

-A mí me ha dado esa impresión.- se encoge de hombros.

-¿Por qué? Yo no lo creo.- se desanima.

-¿No lo crees? Si parece que os conocéis mucho tiempo y os lleváis bien.

-Siempre hemos sido rivales.- se anima un poco- Desde la primaria que competíamos por ver quien conseguía más popularidad entre las chicas.- se anima más- Pero solo era eso…- se apaga un poco.

-Extraña manera de hacer amigos.- se burla un poco- Aunque no seáis del todo amigas, no os lleváis mal y eso es lo que cuenta.

-Estás inspirada hoy.- se burla- ¿Por qué tanta curiosidad de repente?- se tumba y apoya la cabeza en las piernas de la mayor.

-Se me ha presentado ahora la oportunidad.- se encoge de hombros- No lo había pensado hasta hoy.

-Lo que hacen los trabajos.- suspira de forma pesada.

——-

Jurina y Rena han terminado de cenar y están mirando una serie. Ponen anuncios.

-Todavía no he terminado el trabajo.- empieza a hablar Jurina- Mañana también quedaremos.

-No hace falta que lo terminéis ya, se entrega la semana que viene.- habla extrañada.

-Pero cuando entes lo terminemos antes dejaremos de tener excusas para quedar.- se cruza de brazos un poco molesta.

-¿Tan mal estás con tu grupo?- se preocupa- Si estáis muy mal puedo hacer una excepción y cambiar vuestro grupo.

-Déjalo, ya tenemos más de medio trabajo hecho.

-¿Ya?- se levanta y va a su habitación.

-¿Qué pasa?- le pregunta sin perderle de vista.

-Tenía calculado que el trabajo tardaría en hacerse en unos cuatro días.- responde saliendo de su habitación revisando una libretita.

-Pues no es tan complicado.- se encoge de hombros.

-Ya…- sigue revisando sus apuntes- Que más da.- deja la libretita en la mesa- Ya planearé otro.- se vuelve a sentar- ¿Qué problema tienes con el grupo? Puedo hablar con todas par…

-No hace falta que intervengas.- le corta- No estamos mal, es solo rivalidad.

-¿Rivalidad?- se ríe un poco- ¿Sobre qué?- se acerca más a Jurina.

-Son cosas nuestras.- le responde con indiferencia.

-Ahora tengo curiosidad.- se anima.

-Pues te vas a quedar con las ganas de saberlo.- le empuja un poco.

-Oh, venga.- sigue con tono juguetón- Quiero saberlo.- vuelve a acercarse.

-No vas a conseguir que te lo diga.- se cruza de brazos y se sienta en el borde del sillón.

-Eso habrá que verlo.- empieza a hacerle cosquillas.

-Pero, ¿qué…- empieza a reír por las cosquillas- Pa… Para…

-No pararé hasta que me lo digas.

A causa de las cosquillas, Jurina ha ido tumbándose haciendo que Rena quede encima de ella.

-Va… Vale…- desiste entre la risa- Te… Te lo… diré….

Rena para y le sostiene por las muñecas para que no se escape.

Jurina recupera el aliento y analiza la situación.

-No sabía que tenía estos gustos, sensei.- le dice de forma insinuante.

——-

Yuki ha terminado su turno y se dirige de forma pesada a su casa. Introduce la llave de forma torpe. Al rodar la llave algo le llama la atención. “No he dejado la puerta abierta.” Se pone en guardia y abre la puerta poco a poco. Unos zapatos, que no son los suyos, están tirados en la entrada.

-¿Mayu?- le llama al reconocer los zapatos- ¿Estás aquí?- entra dentro de casa.

-Has tardado mucho.- le dice Mayu desde el sofá.

Yuki analiza la casa. Tiene la cena servida en la mesa.

-Voy a calentarte la cena.- se levanta y coge los platos.

-Déjalo. No me importa.- le coge las manos para evitar que coja los platos.

-Estará más bueno si está caliente.- le dice evitando mirarle directamente.

-Si lo has cocinado tú estará igual de bueno.- le sonríe y le suelta las manos- Tadaima.- le da un beso en la frente.

Okaeri.- le dice sonrojada.

Yuki se sienta y se sirve.

-Puedes volver a sentarte.- le dice Yuki al ver que sigue de pie- Estás en tu casa.

Mayu se sienta en una silla al frente de Yuki.

-Por lo que veo, no has tenido ningún problema con la puerta.- le dice seria- ¿Cómo lo has hecho?

-El otro día te cogí la llave.- le entrega la copia.

-Menos mal que siempre tengo copias en la taquilla del trabajo, pensaba que la había perdido.- mira la llave- Ten, quédatela, es tuya.- le sonríe- No es que esté orgullosa de lo que has hecho pero lo hiciste muy bien.- le alaga- Es muy difícil conseguir quitarme algo.

-¿No estás enfadada?- le pregunta un poco arrepentida.

-Tenerte aquí hace que sepa que estás bien.- le coge la mano.

——Fin del capítulo

Advertisements
This entry was posted in After School Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s