Por amor

Este Oneshot fue uno de los primeros intentos de escribir “Amor imposible”. De todos los que escribí este no me desagradó del todo, así que lo he “arreglado” para subirlo ^·^’.

El principio es exactamente igual pero cambian las edades y los nombres, después cambia al rumbo de las protagonistas.

Espero que os guste ^.^/

——-AKB48

Enamorarse de alguien que sabes cien por cien que no te corresponderá es algo que puede pasar, que pasa.

Trabajar para alguien, alguien con mucho poder, y ser su simple cuidadora.

Llevo trabajado para ella prácticamente desde que nació. Tenía dos años y yo cuatro cuando nos presentaron. En esa época mi función era ser su distracción, su juguete.

Cuando cumplió los catorce empecé a servirle, a tratarle como señorita. Ayudarle con los deberes, vestirle, incluso bañarle, era mi función. Y hoy día sigue siendo lo mismo pero ya no le ayudo con los deberes porque no tengo suficiente nivel.

Cuando cumplió los dieciséis empezó a utilizarme de confesionario y consejera. Me gustaría saber si hay alguien que sepa de ella tanto como yo.

Empecé a fijarme en ella cuando empecé a conocerle, a saber sus pensamientos y sentimientos. Conocer sus preocupaciones y sus miedos. Su mirar humano cuando me ordenan algo que ella no ha pedido, porque ella no me pide nada, no hace falta. Sé todo lo que tengo que hacer cuando llega de la universidad según con el humor que entra en casa y sé que lo he hecho bien por su mirada.

Al principio, cuando empecé a servirle, tampoco me pedía nada, tenía que deducirlo yo y se notaba cuando hacía algo que no era de su agrado por eso, por su mirada. Pero nunca se ha molestado por ello, simplemente se le entristecía la mirada.

Sé como hacerle reír cuando está de buen humor, sé animarle cuando está deprimida, sé cuando hay que animarle y motivarle. Conozco todo de ella porque se ha dejado mostrar, porque me lo ha mostrado y sé que no lo ha hecho con nadie más.

Cuando es la hora de bañarle, cuando tengo que desnudarle, me dan unas ganas inmensas de acariciar su cuerpo, de sentir más el tacto de su piel, pero, ¿y si lo hago? No me gustaría enfadarle, no lo ha hecho nunca conmigo. No quiero que esté a desagusto conmigo por eso me retengo, mucho, y lucho contra esos impulsos que me dicen que me deje llevar.

¿Cómo voy a dejarme llevar por un “amor” que está mal visto y es poco aceptado? No sería posible aunque no trabajase para ella… Pero, ¿y si se enterase de lo que siento por ella? Seguramente no volvería a confiar en mí como hasta ahora. Obviamente dejaría de vestirle y de bañarle, aunque siempre he evitado fijarme en su cuerpo, siempre he mantenido la mirada en el suelo o en cualquier otra parte que no sea ella.

Esta semana me ha comentado que hay alguien que le llama la atención pero que no sabe qué hacer porque es alguien con quien tiene confianza y no quiere romperla. “Intenta averiguar que siente por ti cuando estáis solos.” le aconsejé. ¿Qué más puedo hacer? Principalmente es su felicidad, eso lo sabía desde antes de empezar a servirle. “¿Por qué no le pides que venga? Así podré observar su comportamiento hacia usted.” seguí con el consejo. “No creo que les haga gracia que me vean con…” respondió decaída.

He de admitir que me sentí emocionada. Estaba enamorada de alguien que la familia no aceptaría, como Romeo y Julieta, y yo sería quien les ayudaría a estar juntos. Es doloroso pensarlo pero al mismo tiempo, al estar prohibido, me anima a ayudarle, porque eso demuestra que es una persona que se fija en como eres no en quien eres.

Ya es hora de que venga. Dejo el baño preparado y voy a recibirle. Llega desanimada.

Konbanwa.- saluda.

Konbanwa.- le saludo cogiéndole la mochila- Voy a prepararle la merienda.

-Yui.- me llama entes de empezar a andar.

Me giro para quedar frente a ella.

-¿Están mis padres?- pregunta un poco preocupada.

¿Le habrá traído?

-Esta noche no vuelven a casa.- le respondo un poco emocionada por conocer quién ha conquistado el corazón de la señorita.

-Merendemos juntas.- habla sin mirarme.

Espero a que entre y le sigo hasta la cocina. La rutina ha cambiado y no sé cómo llevar la situación. Pensaba que había traído a alguien consigo pero está sola…

Merendamos en silencio por lo incómoda que me siento. Siempre cómo con el resto de invitados, cuando ya no queda nadie en el comedor, en la cocina. Ahora estamos merendando las dos en la cocina.

Después de la merienda viene el baño. Sin decir nada, como siempre, me acerco por su espalda y con un “con permiso” empiezo a quitarle la ropa, empezando por la camiseta. Al ver sus hombros al descubierto me vienen las ganas de acariciarle, besarle…

¿Besarle? Dios mío, ¿en qué estoy pensando?

Me fijo en su perfil, está sonriendo, pero no es su típica sonrisa, es un poco diferente.

-No tengas miedo.- dice medio susurrando.

Me he quedado bloqueada. ¿Me ha descubierto? Pero, de ser así, ¿me ha dado permiso? ¿Qué hago? Ahora mi cuerpo no se siente como siempre, está más tenso, más ansioso.

Voy a quitarle el sostén. Lo desabrocho y dejo caer los tirantes pero, rompiendo la rutina y dejándome guiar, le acaricio el hombro mientras termino de retirar la prenda. Al hacer esto mi cuerpo se ha terminado de descontrolar.

Paso una mano por su cintura, deteniéndola bajo el ombligo, y pego mi cuerpo al suyo, sintiendo su calor y sus nervios. Le cojo la mano y la poso junto la mía sobre su ombligo y le deposito un beso en el hombro.

¿Qué estás haciendo? Esto no está bien, y lo sabes.

Con mi mano libre libero su espalda del cabello, dejando al descubierto su cuello.

Te van a echar, ¿estás segura de seguir? Sé que quiero seguir. Si me echan habré cometido el pecado más dulce, pecado del que no me arrepentiré porque ella me está dando permiso. No sé si ella se arrepentirá después, si piensa echarme o solo está jugando pero sé que ahora quiere y no quiere que me aleje de ella porque ha sido ella quien ha empezado el beso, beso que no dudo en corresponder.

-Creo que sí que soy correspondida.- dice después de volver a poner distancia entre nuestros labios- ¿Lo soy?

-Señorita, yo…

-Llámame por mi nombre.- habla sin alejar su espalda de mi cuerpo.

-Ha-Haruka-sama, yo… no creo que esté bien…- entonces, ¿por qué le sigues el juego?

-¿Estás segura de eso?- si gira completamente hacia mí y me acaricia la mejilla- Las dos sentimos lo mismo.

-Esto no me es permitido…

-¿A quién estás sirviendo?- pregunta con autoridad, autoridad que impone por primera vez desde que le sirvo- Yo no tengo nada en contra.- relaja su tono- Y sé que tú también sientes lo mismo. ¿Por qué no podemos intentarlo?

-Usted no es quien debe pedir permiso…

-¿Quieres intentarlo?- insiste.

-¿Por qué lo pregunta?

-¿Eso es un sí?- muestra media sonrisa.

-Ya lo ha dicho, ya conoce mis sentimientos.

-Seamos Romeo y Julieta, se mi Julieta. Haré todo lo que esté en mi mano para que estemos juntas, para que no nos separen.

-No quiero que esté en problemas por mí. No quiero serle una carga. Yo no tengo dinero…

-Pero yo sí. Y si no lo tuviese no me importaría siempre y cuando esté contigo. Daría todo lo que tengo por ti. Me desharé de todo si hace falta pero no quiero perderte.

-No quiero que haga eso…

-Pero es lo que siento. No me hace falta nada más si te tengo a mi lado. Yo…- duda- Fuguémonos.- se le ilumina la mirada- Vivamos las dos por nuestra cuenta. Enfrentémonos a la vida juntas.

-¿Está segura de eso? No quiero que deje los estudios.

-Trabajaré a medio tiempo y no me importa lo duro que pueda ser, es lo que deseo. ¿Qué me dices?

-Si está segura de ello, vámonos.- le acaricio la mejilla.

La vida es dura. Mucho. Pero tú eliges como vivirla y los caminos que quieres seguir. Yo he elegido el suyo y ella el mío y esto hace que no sea tan duro y que tenga ganas de seguir por ella, para que no falte de nada aunque no sea como antes.

Advertisements
This entry was posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , . Bookmark the permalink.

6 Responses to Por amor

  1. mairemegami says:

    Que finaaal!!! *.* me encanta el momento de la fugaa!!! Pero es raro que Haruka le pida de ser su Julieta jejeje A parte de eso, está genial, aunque no sabría decirte si me gusta más este o “Amor Imposible” o.o Porque Amor imposible tiene esa pizca de realismo y drama, y me encanta el drama *.*

    Liked by 1 person

    • tinasenpai says:

      Sé que queda raro que sea Haruka quien lo diga, pero como es ella quien quiere cuidarle ○○ No sé.
      En un principio quería este final con las protagonistas de KARA, pero no quedaba igual, por eso lo cambié, porque también me gusta el drama :p

      Liked by 1 person

      • mairemegami says:

        Pues ha quedado geniaal!! XD Pero sí que es verdad que no hubiese quedado igual con Hara y Seung Yeun o.o y así podemos leer dos versiones diferentes de la misma trama ^.^

        Liked by 1 person

  2. youtei says:

    El final… según mi parecer queda demasiado pegote, como obligando a la historia a que termine bien… Pero todo lo demás me encanta, sobretodo el enfrentamiento entre el deseo y el temor por parte de Yui

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s