Solo en el agua

—–E-Girls

¿Alguna vez os habéis enamorado de alguien imposible? Esa persona que está contigo pero con la que no puedes salir, que, por las razones que sean, no puedes estar con esa persona.

Es odioso cuando te pasa, lo sé porque a mí me está pasando. No puedo si quiera verla… Pero sé que existe porque está ahí, le siento. Nuestros mundos son opuestos el uno del otro, tan opuesto que ella vive, como si fuese un espejo, del revés pero para ella quien está del revés soy yo.

Los colores de ambos mundos son diferentes. El cielo, el paisaje, las flores… Las flores son diferentes, no existen las mismas clases.

¿Cómo nos conocimos si no estamos en el mismo mundo? Por los reflejos en el agua, lagos y mares.

La primera vez que nos vimos fue en verano, en la playa. Estaba bañándome cuando le vi. Pensé que se ahogando e intenté salvarla, después me di cuenta que miraba como si fuese mi reflejo. Descubrí que ella es como yo en su mundo. Vive donde mi casa y siempre va donde voy yo. Es como mi reflejo.

Descubrimos la manera de comunicarnos ese verano. Al pasar el mes allí, nos hicimos muy amigas hasta el nivel de llegar a sentir por ella algo más que amistad. A parte de la diferencia de los mundo está que ambas somos mujeres.

Sé que es muy poco probable que me corresponda pero tengo muchas ganas de que vuelva a ser verano para encontrarme con ella. Mientras tanto, siempre que bailo, pienso que lo hago con ella, que baila al mismo tiempo que yo.

Para poder sentirla, muchas veces me siento en el suelo y pienso en ella. Imagino que está sentada a mi lado y podemos hablar sin usar gestos.

——–

Por fin es verano. Por mi insistencia, hemos venido a la misma playa. Después de ordenar mis cosas en la habitación del hotel, me pongo el biquini y voy a nadar, no puedo esperar para verle.

Miro el reflejo, ahí está ella con su sonrisa.

-Nozomi.- le llamo al verle. Me agacho para poder estar más cerca y ella hace lo mismo.

-Harumi.- leo en sus labios. Ambas tocamos el agua para intentar tocarnos.

-Te he echado mucho de menos.- le confieso.

Ella asiente diciendo que siente lo mismo.

“Ha sido tan duro no poder verte. Si supieses lo que siento…” Me entristezco un poco al pensarlo.

-¿Te encuentras bien? Harumi.- leo en sus labios.

-No es nada.- le respondo negando.

Volvemos a querer tocarnos. “¿Por qué tiene que ser tan complicado? ¿Por qué tiene que estar en ese mundo? Me gustaría tanto poder decirte lo que siento… Pero sé que lo nuestro sería imposible, más imposible el poder mantenerlo… “Te quiero tanto… Desearía poder tocarte, abrazarte, sentirte cerca, a mi lado… Besarte…”

-¿Segura que te encuentras bien?- me vuele a preguntar- Pareces preocupada.- intenta animarme.

-Yo…- me decido a hablar- Creo que me he enamorado de alguien…- veo como cambia su expresión, parece dolida- Y lo más probable es que sea kataomoi…- evito mirarle. A cada palabra que digo me pongo más nerviosa- Es una chica…- me atrevo a confesarle. Sigo hablando sin mirarle- Sé que no es lo correcto pero no puedo evitar verle como algo más que como una simple amiga, quiero que sea algo más…- dudo si seguir con mi confesión o dejarlo como está- Y…, aunque me correspondiese, sería imposible estar juntas.

-¿Por qué piensas que sería imposible? ¿Por lo que puedan pensar los demás?- me pregunta después de un breve silencio.

-Ojalá fuese solo eso…- suspiro y fijo mi mirada en la de ella, parece preocupada- Sería imposible porque pertenecemos a mundos distintos.- termino de confesar.

Ella me mira extrañada, sorprendida. El temor que tenía en su mirada se ha esfumado un poco.

-Te he dicho que es imposible,- rompo el ambiente que se estaba formando- pero, ojalá estuvieses aquí, conmigo… Poder tenerte mucho más cerca, poder acariciarte…- sigo sonrojada- Me gustaría poder encontrar la forma de estar junto a ti… Nozomi, ¿te gustaría averiguarlo conmigo?- me declaro con decisión.

Su mirada se ilumina, muestra una luz que no se puede comparar a ninguna. Intenta acariciarme, hago lo mismo al ver que soy correspondida, que no ha sido kataomoi. Siento su tacto en mi mano. “No puede ser real.” Sonrío al ver que ella también se ha sorprendido. He conseguido tocarle.

Nos cogemos la mano para evitar separarnos. Ambas intentamos tirar de la otra para traernos a nuestro mundo pero al otro lado está el agua que nos separa.

Ambas nos hundimos y nos encontramos frente a la otra. Sin poderlo evitar nos abrazamos.

——

Después de ese día conseguimos estar juntas aunque ninguna de las dos pertenezca a su mundo.

Advertisements
This entry was posted in E-Girls Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Solo en el agua

  1. mairemegami says:

    Uooo, que bonitoo!!! *.* Pero que triste a la vez =/ La escena de que se imagina bailando con ella me a recordado a la escena de la pelicula de Utena ^.^

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s