Ima, Hanashitai Dareka ga Iru [Nishino Nanase x Shiraishi Mai]

Buenaas!! ^.^Aquí os dejos un Oneshot, del grupo Nogizaka46, el primero que escribo de ella, como protagonistas, Nanase y Mai =3

Espero que os guste la trama escogida para este título ^.^’

————————————————————————–

Un día, de repente, sin darte cuenta, tu vida, tal y como la conocías, cambia. Para bien o para mal, pero cambia. Queriendo o sin quererlo. Los cambios han hecho que cambiara mi forma de ver la vida, de tal manera, que he llegado a perder el sentido de la propia vida. Todo iba bien, era perfecto, no merecía ningún cambio, pero…

~            *           ~

-Nanase! Nanase!- le llamó Shiraishi Mai, al verle de lejos.

Nishino Nanase, al escucharle, se giró con una sonrisa y le devolvió el saludo.

Mai se acercó a ella. Habían quedado para pasear por el parque después de las clases del viernes. Hacia un clima agradable. Las calles estaban transitadas de gente. Ambas se disolvían entre la multitud, parándose a mirar en los diferentes puestos que encontraban a su paso y que, sobretodo, captaban la atención de Nanase.

A pesar de su carácter tan espontáneo, Mai se sentía a gusto a su lado. Observaba todo lo que su amiga le mostraba, se probaba, incluso probaba de toda la comida que compraba por simple curiosidad.

Ne, mite.-le decía mientras le hacía señas con la mano- Esto te quedaría bien.

Al asomarse al escaparate, frente a ella, había una pulsera, con una pequeña piedra y la cinta hecha con motivos florales del mismo color que la piedra, verde. La pulsera le gustó, pero no llevaba dinero suficiente para podérsela comprar. Nanase observaba atentamente la reacción de su amiga al mirar la pulsera. En realidad le había llevado hasta allí para comprobar si le gustaba, ya que hacía tiempo que quería regalarle algo, simplemente por estar a su lado.

Abandonaron el escaparate, con un poco de pesar. Mai lamentaba haberse gastado el dinero que llevaba en jugar a los recreativos y suspiraba pesadamente.

-Ah.-exclamó de repente Nanase- Me he dejado la bolsa, con lo que había comprado, en la tienda.-se mira las manos apurada- Coge mesa en el bar que quieras, yo invito.-dijo mientras empezaba a correr de vuelta a la tienda donde había visto la pulsera.

Mai miró a su alrededor, en busca de un bar cercano al lugar y que no estuviese muy lleno para que su amiga le pudiese encontrar enseguida al volver.

Al rato volvió, y empezó a buscarle en todas las terrazas de los bares de alrededor, con una sonrisa en su rostro, como siempre. Mai le observaba de lejos, divertida. Nanase empezó a mirar, usando una mano como visera, más centrada en los lugares. Al localizar a su amiga se acercó corriendo.

-Estabas aquí delante.-le dijo sentándose a su lado, dejando las bolsas en la silla que quedaba en frente de Mai- ¿Has pedido ya?-le dice con una sonrisa radiante.

Mai negó con la cabeza, sin poder evitar sonreír de vuelta.

Al terminar sus refrescos, se quedaron un rato más conversando en su sitio. Después pagaron y empezaron el camino de vuelta a casa.

-No hace falta que me acompañes.-le decía preocupada Mai al ver que ya era tarde.

-Tranquila, no vivo tan lejos.-le dijo con indiferencia- Pero… -cambió su sonrisa por una insinuante- …podría quedarme a dormir en tu casa.

-¿Qué dices?-le dijo sonrojada- Ni en sueños.-fingió estar enfadada y empezó a andar hacia su casa.

-Eres mala.-se escuchó a sus espaldas. Podía imaginar la expresión de Nanase, haciendo un puchero y sacarle la lengua- Entonces…-empezó a hablar usando un tono de voz más serio que de costumbre- ¿Me quedo con esto?

Mai disminuyó el paso hasta detenerse completamente.

-¿Nani?-le preguntó sin girarse.

-No te lo voy a decir.-volvió a utilizar su tono alegre habitual- Ahora solo te lo daré si me das un beso.-le dijo haciendo ruido con una de las bolsas, haciendo como si sacase el regalo.

-Eso no vale.-se giró hacia ella, haciendo un puchero.

-Vale.-sacó el regalo- Cógelo.-se lo mostró, estirando un poco el brazo para que lo tuviese un poco más cerca.

Al empezar a andar, Nanase retrocedió. Mai detuvo su paso, un instante, e intentó cogerle el regalo corriendo, pero Nanase empezó a correr también. Solo se detuvo cuando vio que su amiga lo hacía. Aún así, estaban más lejos que hacía un instante.

En ese momento, algo por detrás de Nasane, captó la atención de Mai.

-Na…-quiso decir su nombre al ver que era un coche, chocando contra otro coche, pero el impacto le silencio.

Nanase se giró, instintivamente, hacia el lugar de donde procedía el estruendo.

-Nanase!-le llamó desesperada al ver que no se movía- Vámonos, puede explotar.

-Creo que hay un herido.-le dijo dejando las bolsas en el suelo.

-Nanase, NO!

En ese momento, una chispa de una batería tocó la salida de gasolina del motor y el coche explotó.

Al descubrirse la cara, vio a Nanase en el suelo, y no se movía.

-Nanase!-empezó a correr hacia ella- NANASE!-gritaba desesperadamente, intentando hacer reaccionar a su amiga.

Un zumbido incesante invadía los oídos de Nanase. Solo sentía molestia y dolor de cabeza, que a su vez le causaba náuseas. Abrió los ojos, en busca de Mai, encontrándola a su lado, llorando. Parecía desesperada, como si gritara, pero Nanase no lograba escucharle.

Todo su alrededor se llenó de luces azules y rojas. En su campo de visión empezaron a aparecer doctores, que le hablaban y le hacían señas preocupados. Otros sonreían al verle despierta.

~            *           ~

No solo los hechos producen cambios, sino las propias personas. Es increíble lo que el miedo puede llegar a cambiar a la gente. Fui una cobarde. De esta forma cambié mi estilo vida, produciendo un gran cambio en su vida, aparte del que ya estaba viviendo.

~            *           ~

En la habitación del hospital todo eran lamentaciones, lloros, visitas inesperadas. El tránsito de doctores era incesante, pero cada día menos frecuentes. Nanase miraba la puerta, en su busca, pero no apareció.

Le dieron el alta y empezó a ir a clases particulares, con una profesora interprete, que le enseñaba a signar a parte de la materia, para que pudiese comunicarse.

Desde ese trágico día, salía todos los días sola al parque. Ya podía ir sola, y eso le gustaba, ya que dejó de importarle estar cerca de la gente y las amistades. Iba todos los días por el mismo lugar, poco transitado por vehículos. Seguía deteniéndose en todos los escaparates, pero ya no buscaba nada para nadie.

Uno de esos días, pasó por delante de una cafetería, donde una persona sentada en una de las mesas captó su atención. Anteriormente no se hubiese dado cuenta, porque siempre iba distraída, pero al perder la audición tuvo que mejorar su atención para poder salir a la calle sin peligro de ser atropellada.

Centró la vista en ella y por fin la encontró. Aún así, después de haberle esperado tanto tiempo, sintió miedo y se alejó del lugar rápidamente, chocando sin querer con un camarero. Miró al camarero e hizo una amplia reverencia en señal de disculpa y siguió su camino.

El ruido causado por la caída de la bandeja del camarero llamó la atención de Mai. Miró hacia el lugar, y se quedó paralizada al ver la imagen de Nanase abandonar rápidamente el lugar. Mai se levantó y se fijó en el camino que siguió la que había sido su amiga durante muchos años. Pagó su consumición y se fue corriendo, siguiendo el mismo camino que Nanase.

Llego a un cruce, por el cual no sabía qué dirección tomar. Analizó el camino. Si su amiga seguía pensando igual, hubiese tomado el camino que más recto quedaba. No pudo evitar sonreír ante este recuerdo y empezó a correr.

El camino le llevó hasta un parque, el parque por el cual solían pasear. Ya estaba atardeciendo. El parque estaba teñido de un color anaranjado, y en el suelo se proyectaban largas sombras negras.

No tardó en reconocer su silueta. Tenía el sol de espaldas, por lo que podía ver claramente que era ella.

-Nanase! Nanase!-le llamó de forma instintiva, como solía hacer, acercándose a ella.

Al no ver ninguna reacción por parte de su amiga, recordó el día del accidente. Detuvo su paso, y le miró desde lejos.

Gomen’nasai.-susurró dando un paso hacia atrás.

El extraño movimiento de las sombras captó la atención de Nanase, quien no pudo evitar girarse para ver que era, por curiosidad. Intento ver reojo, pero al no alcanzarle la vista se giró.

-Mai.-dijo, de forma casi inaudible, Nanase al encontrarte con su silueta.

El extraño sonido hizo que Mai levantase la mirada.

-Nanase.-dijo inconscientemente- Nanase!-dio un paso hacia adelante.

Nanase se quedó parada en su sitio, sin realizar ningún movimiento. Al rato hizo unos gestos con las manos, que Mai no supo interpretar.

“Te he estado esperando”.-repitió los gestos, más lentamente.

Mai se acercó, al no ver ninguna reacción negativa por parte de su amiga, hasta quedar a una distancia más cercana, pero sin invadir el espacio personal.

“Gomen’nasai”.-le dijo con señas- Es lo único que he aprendido.-murmura.

De repente, los brazos de Nanase le rodearon, quedando en un cálido abrazo. Mai respondió el abrazo, con lagrimas en los ojos.

Gomen’nasai.-le decía mientras le abrazaba.

Al romper el abrazo, por parte de Nanase, ambas se miraron a los ojos, como hacía tiempo que no lo hacían. Nanase le limpió las lágrimas y le indicó, torpemente, que se tapase los ojos. Mai obedeció. Entonces, Nanase sacó del bolsillo de su chaqueta una pequeña caja, envuelta para un regalo y la mostró. Seguidamente le dio un pequeño toque en la mano, para que se descubriera los ojos.

-¿Es para mí?-le dijo, volviendo a empezar a llorar, esta vez por alegría- “Arigatou”. -le signó.

Nanase sonrió y, antes de que Mai consiguiera coger el regalo, apartó la mano. Mai le miró extrañada, viendo que se estaba señalando los labios. Mai sonrió ante este acto. Lentamente, aprovechando que su amiga tenía los ojos cerrados, se acercó a sus labios, hasta sellarlos en un breve pero tierno beso.

*************************FIN**************************

No olvidéis darle a “Like” si os ha gustado!!! =)

Dejar comentarios con lo que os ha gustado y lo que no =3 que siempre se agradece un Feeback para mejorar la calidad de los Fics ^.^

Y sobretodo, compartirlo y divulgarlo por las redes sociales y darle a “Follow” para recibir las actualizaciones al instante!!! 😉

Un Saludooo!!! OwO

Advertisements
This entry was posted in Fanfics, J-Pop Fanfics, Nogizaka46 Fanfics and tagged , . Bookmark the permalink.

7 Responses to Ima, Hanashitai Dareka ga Iru [Nishino Nanase x Shiraishi Mai]

  1. tinasenpai says:

    Me encanta *.* Es tan dramático y bonito… Me encanta ;p

    Liked by 1 person

  2. brew says:

    llore e.e
    fue muy hermoso y algo triste ❤
    hagan un fic de WakaRei por favor c: no hay muchos fics de Nogizaka46 lamentablemente ._.

    Liked by 1 person

  3. youtei says:

    Que bonitoo!! Me encanta ^^

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s