Arashi no Yoru ni wa – Capítulo 5

)º0º( Casi se me pasa el día para publicarlooo!!!! -.-‘ Menos mal que he llegado a hora ^.^ pero… tengo que decir que este será el último capítulo de este Fic =( Me ha parecido que con forme se ha quedado está bastante bien para que sea el final…

Así que… no os aburro más y os dejo con el Desenlace =) Espero que os guste ^.^

———————————————————————————————————-

– ¿Cuántos año crees que tengo?-le pregunta divertida.

-Más o menos los míos,… ¿veinticinco?- le pregunta.

– Veinticuatro.-sigue sonriendo.

-Entonces, soy un año mayor.-le dice cogiendo su taza de té.

-Es posible…-baja la mirada- Pero yo he vivido más años.-le desaparece la sonrisa del rostro y su mirada se vuelve más cansada- Mi tiempo se detuvo hace cuarenta y cuatro años.-empieza a hablar mirándole fijamente a los ojos- No puedo envejecer.

-¿Eh?- casi se le cae la taza de las manos.

Deja la taza sobre la mesita mientras le mira fijamente.

-Yo…- de repente parece abatida, sin fuerzas. Tiene los ojos inundados en lágrimas-Me prometí que no lo volvería a hacer, esto no tendría que pasar.

-No tendría que pasar, ¿el qué?-pregunta poniéndose de pie, con miedo a que sea lo que está pensando.

-No me tendría que haber enamorado de nadie.-baja la mirada, las lágrimas empiezan a fluir por sus mejillas- Se lo prometí.

Dare ni…?-un nudo en el pecho le impide hablar, respirar.

-A la persona que dio su vida por mí.-le tiemblan las manos- Mi primer amor…

Airi retrocede dolida. Era poco lo que se habían visto. No sabían nada la una de la otra. Eran desconocidas. Aún así, la amaba. Las palabras “primer amor” le golpearon fuerte en el pecho.

Quiere irse, huir de ese lugar. Correr lejos y no volverle a ver.

-“Prométeme que me esperaras hasta la respuesta”.-recuerda las palabras de esa mágica noche.

Ahora ya sabía la respuesta y no le gustaba. No soportaba la verdad.

-Me prometiste que esperarías hasta que te contestase.-le dice mirándole fijamente a los ojos, con una mirada seria, dolida y cansada-Todavía no te lo he contado todo.

Airi mira a los lados, buscando algo que le diga que hacer. Finalmente, baja la mirada y se queda en su sitio, de pie.

-Hace cuarenta y cuatro años…-empieza a hablar dejando la taza de té sobre la mesa-Me enamoré de… una mujer… era… era… más joven que yo.-juguetea con sus manos, nerviosa- En aquella época, no estaba bien visto una relación entre mujeres…-se levanta y entra en la casa, se dirige a la chimenea y coge la foto en la que sale ella junto con otra chica, y sale con ella-Yo le amaba, pero no quería decírselo… era demasiado inocente, hasta que una noche… jugando…-se sonroja- Casi se entregó a mí por completo…- dice en un murmuro- Le detuve, no podía hacerle eso… Le hubiese convertido en una criatura del diablo, y no quería eso para ella. -hace una pausa, aclarando su mente, ya que se le ha puesto un nudo en la garganta- Después ella me buscaba, hasta que aquella noche…-una lagrima se desprende de su ojo izquierdo- Complací su deseo… y el mío también…-empieza a llorar. Las lágrimas cubren el retrato que Rena atesora entre sus brazos.

Airi sigue de pie. Quiere acercase y abrazarle, pero la historia le ha dejado paralizada. No quiere adivinar el final.

-Estábamos en una cabaña de cazadores… Una de las velas cayó… -Rena intenta contener su llanto- Yo… Yo… -se cubre el rostro con una mano- Intenté sacarla…

Airi se ha quedado petrificada. Las piernas se le han debilitado. Haciendo equilibro, logra sentarse en el sofá.

Rena se ha inundado en su llanto. Se ha apoyado en sus piernas, abrazando el retrato, dejando que su llanto la consuma.

Airi la mira en silencio, no quiere interrumpir; necesita llorar, parece que nunca lo ha hecho. De forma intermitente, dudosa, acerca su mano hasta su espalda, pero se detiene.

-Lo siento Jurina…-dice entre el llanto- Lo siento tanto…

Airi aparta su mano. Sabe que Rena está mal, pero se siente afectada. Lentamente, se levanta y entra en el salón. Se detiene delante del sofá donde Rena se entregó a ella. Se acerca a él y se sienta, mirando por la ventana. De repente, un rayo ilumina la oscura noche. Se apoya en el respaldo y se queda observando el cielo que empieza a convertirse en una guerra de rayos.

Una mano, acariciando su rostro, seguida de un trueno, le despierta.

Go-gommenasai.-le dice Rena al ver que se ha despertado- No quería despertarte.

Airi abre del todo los ojos para poder verle mejor.

Ie.-le dice incorporándose-¿Cómo se encuentra?-le pregunta mirando hacia un lado.

-Bien…-le sonríe un poco- Arigatou.

-¿Por qué me agradece?-le pregunta un poco confusa.

-Por quedarte.-esta vez le sonríe de forma sincera.

-Yo…-mira hacia los lados-Siento lo de… Jurina…-le dice mirándole a los ojos.

Rena niega con la cabeza.

-Ya es agua pasada.-baja la mirada- Ya hace cuarenta y cuatro años…-levanta la cabeza, mirando como se acerca la tormenta- Es la primera vez que le hablo a alguien sobre ella y sobre mí.

Airi le  mira sorprendida.

-He estado sola desde entonces.-se sienta en frente de Airi- Yo morí ese día, junto con ella. Pero sigo aquí.-vuelve a mirar por la ventana, recordando ese día- Aquella noche, también llovía, había tormenta, pero no lograba apagar el fuego. Yo la llevaba cogida de la mano. Al ir, ambas, cubiertas por una sabana…-se vuelve a sonrojar-El fuego lo cubrió todo. Yo le cubría a ella para que el fuego no pudiese alcanzarla.

-… an! …na-chan! Rena-chan! RENA-CHAN!-le gritaba Jurina-Despierta! Vamos!

Jurina intentaba apartar una viga de encima de Rena, pero no podía con el peso.

-Jurina, marchate.-le decida al ver que el fuego y el humo ya lo cubría todo y las rodeaba.

-No! No me iré sin ti!-seguía intentando levantar la viga.

-Te ordeno que te vayas!-le dijo Rena, desesperada, con lágrimas en los ojos, al ver que la muerte les podía alcanzar a ambas.

-Demo…

-Ve y pide ayuda.

-Entonces…-Rena baja la mirada-El suelo se derrumbó y le perdí de vista. Yo conseguí sujetarme en la viga. Debajo de mí estaba el infierno abierto, y a ella ya se la había llevado…-traga saliva, intentando contener, nuevamente las lágrimas.

-JURINA!!-gritaba al ver que el suelo, debajo de ellas, se derrumbaba.

Ella estaba sujeta en la viga, y debajo de ella todo eran llamas, como si fuese el infierno.

Empezó a soltar la viga, dándose por vencida, no soportaba una vida sin ella, pero algo se lo impedía. Estaba enganchada con la sábana en la viga. El ambiente era asfixiante, el humo lo cubría todo, incluso sus pulmones. Empezó a toser, perdiendo la fuerza que ejercía sobre la sábana para poderse soltar.

Entonces, un rayo cayó sobre el tejado de la casa.

-Desperté en el suelo, fuera de la cabaña.-dice mientras observa los rayos- Me pareció ver su imagen en frente de la cabaña… pensé que estaba viva… pero ni yo lo estaba.-se levanta y se dirige a la chimenea, observando la foto del imperio Matsui- Nunca encontraron su cuerpo… Pero ese día se nos dio por muertas, a ambas…-se gira hacia ella con una mueca en la cara-Me escapé de mi velatorio…-sonríe de forma triste- Sabía que jamás volvería a vivir…

Rena empieza a andar, lentamente, hacia Airi. Ella le observa boquiabierta.

-No tengo pulso… mis pulmones no necesitan oxígeno… mis células no envejecen… yo tampoco.-se detiene delante de Airi y le coge la mano, apoyándola sobre su pecho- A veces, cuando estoy cerca de ti, me parece que vuelve a latir.-se sonroja.

Airi le contempla de arriba abajo, analizando todo su cuerpo. Siente unas ganas irresistibles de abrazarle, besarle. Se levanta del sofá y se queda frete a ella, todavía con la mano en su pecho. Al hacer esta acción, le parece sentir algo en el pecho de Rena, en el cual no había sentido nada hasta ese momento.

-¿Lo has sentido?-le pregunta Rena con una sonrisa.

Airi, solamente, asiente, y se acerca a ella lentamente. Otro latido hace que su pecho vuelva a golpear su mano. Airi se detiene y avanza más lentamente hacia sus labios. Un suave latido, un poco más continuo, empieza a sentirse en el interior de su pecho.

Airi sonríe ante este hecho, y nota que Rena empieza a temblar. Pero no es la única que tiembla. La mano sobre el pecho de Rena, también lo hace, al igual que su cuerpo. Traga saliva, y entonces, nota que se le entrecorta la respiración.

-¿Lo sientes?-le pregunta ahora Airi.

Rena asiente sorprendida, con lágrimas en los ojos.

-¿Estás asustada?-le pregunta volviéndose a acercar a ella, esta vez un poco más rápido.

Rena vuelve a asentir, antes de que Airi termine de romper la distancia entre sus labios, sintiendo los latidos del corazón de Rena sobre su mano.     

———————–——–———–FIN————————–——————

Si no os ha gustado: podéis comentar el por qué =)

Si os ha gustado: podéis comentar que parte os ha gustado y cual no; también, por supuesto, darle a Like ;·)

Si os ha gustado mucho: podéis comentar por qué os ha gustado; por supestísimo, darle a Like y, por último, compartir ;·P

Y si queréis estar al día con nuestras publicaciones, darle click a “Seguir” o “Follow” =3

Advertisements
This entry was posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Arashi no Yoru ni wa – Capítulo 5

  1. tinasenpai says:

    Que mal lo he pasado leyendo lo de la cabaña 😦 Que triste, pobre Rena.
    Al final resulta que no es un vampiro XD Pero estaba muerta º.º No me lo hubiese imaginado.
    Me ha encantado el final, el volver a sentir latir su corazón *·*
    (Muchos aplausos)

    Liked by 1 person

    • mairemegami says:

      Me alegra que te haya gustado =3 Lo del final… pues resulta que me encanta el drama =D y no lo he podido evitar -.-‘ Las imagenes me venian solas a la cabeza y tenía que plasmarlas *.*
      Realemente, también lo pase mal escribiéndo esa escena =S Soy horrible T.T

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s