Arashi no Yoru ni wa – Capítulo 3

Ya es luneees XD!!! Y toca la actualización de este fantástico RenAirim!!! >.<

Espero que disfruten leyéndolo, tanto, como yo escribiéndoloo!!=3

[Este Fanfic presenta contenido para +18]

———————————————————————————————————

Airi sigue despierta. De repente han aparecido muchas dudas sobre Matsui Rena. Se le ve joven, pero su mirada presenta el cansancio y la pesadez que la de su abuela en esa foto. Había oído hablar del impero empresarial de la familia Matsui, pero siempre que ha escuchado algo sobre él suena como si hubiese sido muchos años atrás.

Se gira hacia la ventana, donde la lluvia sigue haciendo chocar sus gotas. Una luz, como de linterna llama su atención.

-Han entrado a robar.-se dice a sí misma, mientras se levanta de la cama.

Se pone las zapatillas y la bata para resguardarse del frío y se dirige despacio a la ventana. Se acerca por la pared, para evitar poder ser vista por los posibles ladrones, y poco a poco observa el exterior.

La imagen que contempla la deja petrificada. Observa detenidamente, sin poder apartar la mirada de ella. Un poco de vaho, señal de que había estado reteniendo el aliento, empaña el cristal. Por instinto, lo limpia con la mano. La imagen sigue parada, en la misma posición. Es hermosa, oscura, misteriosa. La imagen de Rena, arrodillada, bajo la lluvia, en medio de un jardín de tulipanes, es hipnótica, no consigue apartar la mirada de ella. Intenta visualizar mejor la imagen, ya que el exterior está oscuro y la lluvia distorsiona el paisaje. Rena baja la cabeza hasta apoyarla sobre sus manos, como si estuviese orando.

Este acto le extraña, le hace sentir intrusa, observadora de algo prohibido. Se aparta de la ventana y se dirige a la cama. Mira la cama, no le apetece acostarse, sola, en ella. Además, está preocupada por la imagen que ha presenciado.

Se dirige a la puerta y la abre con cuidad. Lentamente se dirige a la cocina, para coger un vaso de agua. Una vez a llenado el vaso, se queda en la cocina. Se queda quieta hasta que escucha la puerta. En ese momento abre el grifo del agua para hacer algo de ruido y sale con el vaso de la cocina. Al salir, ve a Rena, apoyada en la puerta, con la mirada perdida. Va descalza y vestida con un camisón y una bata, ambos blancos. Al estar mojado por la lluvia, la ropa se le queda pegada, trasparente.

Airi aparta, rápidamente, la mirada del cuerpo de Matsui y la dirige a su rostro. Se acerca a ella al ver que no muestra reacción ante su presencia.

-Matsui-san…-le llama dudosa-¿Se encuentra bien?-sujeta el vaso con ambas manos mientras pronuncia la pregunta.

Rena le mira, con una sonrisa, y asiente.

Ignorando su presencia, Rena pasa por su lado y se dirige a la cocina. Airi le sigue sin decir nada y observa todos sus movimientos. Rena saca la tetera y la prepara. Cuando el agua ya está lista se prepara el té y va al salón. Se sienta en un sofá, al lado de la ventana. Mira a través de ella mientras reposa el té.

-¿Crees en la eternidad, Airi?-le pregunta mirándola a través del reflejo de la ventana.

-Hm.-asiente mirándola fijamente- Pienso que hay cosas que siempre serán eternas.

Rena sonríe ante la aclaración de su invitada y se gira para mirarla a los ojos mientras destapa la taza del té.

-¿Sólo cosas?-pregunta sin quitar su sonrisa ni apartar la mirada de Airi.

-Bu-bueno… No todo es material.-responde sin saber exactamente a dónde llegará la situación.

Nani?-le pregunta dándole un sorbo al té.

Airi se para a pensar detenidamente la pregunta durante un instante.

-Un recuerdo.-dice fijando su mirada en la de su acompañante, que sigue bebiéndose el té- Eto… Un recuerdo puede hacer de una persona algo eterno.-dice desviando la mirada al suelo.

-¿Sólo un recuerdo?- pregunta extrañada Rena.

Esta reacción hace que Airi se extrañe.

Rena se levanta y se dirige al tocadiscos. Empieza a sonar una melodía triste, suave, melódica. La propietaria de la gran mansión se gira hacia su invitada, con una sonrisa y una mirada apagada. Se acerca a ella hasta quedar a escasos centímetros de ella. Airi sigue en su posición, mirándola fijamente a los ojos. Quiere saber qué es lo que ha podido pasar para que tenga una mirada tan pesada.

Entonces, Matsui rompe la distancia que quedaba entre ambas, entre sus labios. Este beso es más rudo que el primero que se dieron, más posesivo, hambriento.

-Eres la primera con la que quiero romper las normas.-le susurra separándose de sus labios, pero no demasiado, haciendo que Airi sienta su cálido aliento sobre sus labios.

-¿Que normas?-le pregunta con la respiración agitada, mientras se aferra a las solapas de la bata para que no pueda alejarse.

-Más adelante…- mientras dice la frase se vuelve acercar a sus labios, de forma más sensual.

Furukawa quisiera tener la respuesta en este momento, pero los labios de Rena le resultan adictivos, al igual que su voz susurrada y su cuerpo. Profundiza el beso, causando sorpresa en Rena. Este hecho hace que Rena se excite más y coge a Airi por las muñecas, llevándola de esta manera, sin interrumpir los besos, lentamente, hasta el sillón. Ambas caen en el mullido sillón, Rena encima, sujetando las muñecas de Airi por encima de su cabeza, mientras un rayo ilumina la escena.

-Prométeme que me esperaras hasta la respuesta.- le pide Rena, mirándola seriamente a los ojos.

Airi duda un instante. Si le está pidiendo eso, quiere decir que se volverán a encontrar, que habrán más ocasiones como esta, besos y, posiblemente, más salidas a tomar té por la noche. Se sonroja a causa de sus pensamientos y vuelve a las palabras de Rena. Fija su mirada en la suya, para mostrarle que lo que siente es verdadero, y asiente. Como puede, se acerca a los suaves labios de la chica más hermosa y elegante que ha conocido nunca. Rena termina de romper la distancia, iluminado por otro rayo.

Una corriente eléctrica recorre el cuerpo entero de Airi, sin dejar ningún rincón por electrizar. Este sentimiento hace que se le erice la piel, que su cuerpo empiece a temblar, que sienta una especie de hormigueo en el estomago y en su zona más íntima. Traga saliva nerviosa, mientras Rena sigue saciándose de sus labios. Se siente primeriza, inexperta, por el hecho de haber empezado a temblar de esa manera.

Por su parte, Rena disfruta de los temblores de la que se había convertido en una persona tan importante como para romper esas normas que ella misma se había marcado. Le parece excitante saber que puede causar ese efecto en ella y sigue mostrando su seducción a través de los besos y caricias que le entrega al otro cuerpo, preso todavía entre sus manos.

Airi quiere tocar ese cuerpo escultural que tiene a horcajadas encima de ella, pero la mano de Rena, a pesar de ser solo una, se lo impide. Aunque ella sabe que no hace todo el esfuerzo para soltarse, ya que disfruta de que Rena la controle. Matsui la suelta un instante para poder deslizar la bata por los hombros de Airi, para dejarla solamente con el camisón. Airi aprovecha este momento para despojar a Rena de su bata.

Los rayos cada vez son más frecuentes, creando flashes por toda la sala e iluminando furtivamente sus cuerpos. A Airi le parece fascinante contemplar el cuerpo de Rena, encima de ella e iluminado, únicamente, por los rayos. Ahora es ella la que toma el control, y empieza a besarle el cuello mientras deja recorrer sus manos por la cintura de la chica encima suyo. Las baja hasta los muslos, donde se encuentra el principio del camisón. Vuelve a tragar saliva antes de empezar a deslizar lentamente el camisón por el cuerpo de Rena. La espalda de Rena se contonea al tacto del camisón el ella, y cierra los ojos para poder disfrutar de las sensación que está experimentando.

Al terminar de quitarle el camisón, la música cambia y empieza a sonar la 5ª Sinfonía de Beethoven, se queda boquiabierta, contemplando el cuerpo completamente desnudo de la mujer que conoció porque le ayudó aquella noche de lluvia. A cada rayo contempla una parte de su cuerpo, y como si su cuerpo tuviese vida propia, sus manos se dirigen a él, rozándolo con la yema de los dedos. Ante este nuevo contacto, Rena no puede evitar que se le escape un pequeño gemido. Airi posa sus manos en la cintura de la joven del imperio Matsui, para poder acercarla a ella, y empieza a besarle el cuello, bajando hasta el pecho.

Mientras tanto una mano empieza a descubrir el vientre, los muslos, el trasero, hasta llegar a su destino. Rena gime más fuerte y se abraza a Airi mientras esta sigue besándola y empieza a masajear aquella zona, todavía nueva para ella, con sus dedos más expertos.

Los truenos tapan los gemidos de la menor de las dos, mientras los rayos le permiten a la mayor contemplar el contoneo del cuerpo de Rena sobre ella. El sonido de los truenos se mezclan con la música, creando un ambiente misterioso y excitante Rena acelera, y Airi vuelve a besarle el pecho. Entonces, con las últimas notas de la sinfonía, Rena echa la cabeza hacia atrás, dándole a entender a Airi que ha finalizado el espectáculo.

-Creo…-se acerca Rena al oído de Airi para poderle hablar susurrando, para no interrumpir el momento con un tono de voz inapropiado- Creo que me saltaré las normas más a menudo si nos seguimos viendo así.-le susurra haciendo contacto con sus labios en su oreja mientras hablas y quedándose dormida en esa posición.

Airi le acuesta en el sofá, para poder cubrir su cuerpo con la bata, pero no sin antes volver a contemplarla. Una vez cubierta su adicción, pasa los brazos por debajo de ella para poder llevarla a la habitación, para poder dormir juntas antes de que tenga que marcharse el día siguiente.

———————–——–———–¿FIN?————————–——————

Si no os ha gustado: podéis comentar el por qué =)

Si os ha gustado: podéis comentar que parte os ha gustado y cual no; también, por supuesto, darle a Like ;·)

Si os ha gustado mucho: podéis comentar por qué os ha gustado; por supestísimo, darle a Like y, por último, compartir ;·P

Y si queréis estar al día con nuestras publicaciones, darle click a “Seguir” o “Follow” =3

Advertisements
This entry was posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s