Koi Suru Fortune Cookie – Cap. 2

Holaa Genteee!! Aquí os dejo la segunda parte de este fic. Pretendía hacerlo más largo, con otro tipo de trama, pero mientras escribía me ha venido a la mente este tipo de final.

Espero no haber fallado en el cambio y que os guste =3

Pd.: Acepto quejas o sugerencias de cómo lo hubieseis terminado o como os gustaría que hubiese sido en realidad =)

———————————————————————————————————-

Sigo buscando por las calles solitarias y oscuras de la cuidad. Ya he ido a la policía, pero tengo que esperar a que pasen 24 horas para poder denunciar una desaparición. Ya no sé por dónde más buscar. Una brisa de aire me hace estornudar. Esto hace que me dé cuenta de que me duelen las piernas y de que hace frio.

“Para recuperar eso que has perdido, busca en el lugar donde la dejaste”, recuerdo el mensaje de la galleta. He ido a todos los sitios donde solíamos ir juntas, hasta su trabajo, pero nada.

Una tenue luz, proveniente de un callejón, llama mi atención. Es un restaurante de comida china. Entro y me pido un menú; desde que he estornudado no paran de sonarme las tripas. Pago y me dirijo a un parque cercano para comer. Cuando me termino el primer plato, veo la galleta de la fortuna. Dudo en si abrirla o no, pero han sido ellas las que me han avisado de eso.

-¿Y si no la hubiese abierto?-murmuro con ella en la mano.

La abro, como las otras, esperando a que me diga dónde está Yuki: “¿Estás segura de que has buscado bien?”

-Sí…-respondo sin pensar-Ya no sé dónde más buscar.

Me dejo caer, abatida, sobre el respaldo del banco, con la bolsa de comida entre mis brazos.

Me levanto para regresar a casa. Vuelvo sobre mis pasos, arrastrando los pies por la pesadez de mi cuerpo. Entro en casa, con la esperanza de ver allí a Yuki, pero está solitaria. Dejo caer la bolsa de la comida. Siento rabia conmigo misma. Sin pensarlo le doy un puñetazo a la pared.

Me dirijo a uno de los armarios de la cocina, pasando del dolor de la mano, y cojo una botella de sake y un vaso. Me siento en el sofá, y sin encender la tele, me lleno el vaso. Así, sin darle importancia a nada más, empiezo a beber, mientras las agujas del reloj siguen avanzando lentamente, con la esperanza de que todavía vuelva.

Me despierto en el sofá, con la botella de sake en la mano. El dolor de cabeza es insoportable. Me levanto, pesadamente, y me dirijo al baño tambaleándome. Me apoyo en el lavabo antes de lavarme la cara. Desde esa posición me puedo ver en el espejo. Es la primera vez que lo hago en mucho tiempo, y eso que Yuki me lo pedía. No me reconozco. El cabello desaliñado, la cara desmejorada, la mirada perdida. Bajo la mirada hasta mis manos, sucias. Seguidamente, me miro la ropa, la misma del principio de semana.

-A Yuki no le gustaría verme así.-murmuro, haciendo que mi voz resuene en todo el cuarto de baño, por la soledad.

Sujetándome a casi todo lo que tenía delante, me meto en la bañera, mientras esta todavía se llena. Entro con la ropa y los zapatos. Siento como el agua traspasa las prendas de ropa mientras sube el nivel. Cuando ésta ya llena, cierro los ojos. No recordaba que fuese tan relajante tomar un baño.

-Eso no vale, tu ocupas más sitio que yo.-me dice Yuki mientras hace un puchero.

-Ven, ponte aquí conmigo.-le indico abriendo los brazos-Así quedará más sitio libre.

Ella me hace caso, sonriente, como siempre, y se acerca deslizándose por la bañera. Cuando mi cuerpo le impide que avance se aferra a mi cuello para besarme.

Una lágrima se desliza por mi mejilla. Siento que me pesa el corazón. Levanto la cabeza para evitar que más lágrimas salgan, sin éxito.

-Soy horrible…-murmuro hundiéndome en la bañera hasta que mi espalda toca el fondo.

Abro los ojos. Desde ahí veo el techo, mi cabello, como si fuesen algas; y las solapas de la camisa. Cierro los ojos, que todavía desprenden lágrimas, a la espera de abrirlos y que todo siga como antes. Los pulmones me empiezan a arder, pero no quiero abrir los ojos todavía.

-Sae…

Abro los ojos. Sigo en la bañera, pero me siento débil para poder salir. Veo las burbujas de aire salir de mis labios. Estiro los brazos, desesperada, hacia fuera de la bañera, hasta alcanzar el borde. Me cojo con fuerza y me impulso para poder salir.

Una bocanada de aire llena mis pulmones de aire, mientras sigo tosiendo.

-Yuki…-miro rápidamente a mi alrededor.

Me levanto para poder salir de la bañera. El sonido del agua que desprende mi ropa, chocando con la de la bañera, me molesta. Salgo apoyándome en el borde, para no caer.

-¿Yuki?-le llamo con la esperanza de no haber imaginado su voz.

Fuera del agua, mi ropa se sigue escurriendo y choca contra el suelo. Miro el suelo, que se está llenando de agua.

-A Yuki no le gustará que deje el baño así.-analizo el baño.

Me quito la ropa, dejándola caer en el suelo. Busco una toalla para secarme un poco el cabello, y voy a la habitación para buscar otra ropa que ponerme.

Al entrar a la habitación veo que la cama está hecha. Su pijama está doblado en su lado. Miro al otro lado, donde todavía sigue el mío, también doblado. Me lo pongo y voy a limpiar el baño.

Al terminar, me siento en el sofá, cansada. Me suenan las tripas. Miro la mesita, donde sigue la comida de la noche. Busco un plato para poder comer. Como rápido, hasta que se terminan los platos. Me dejo caer sobre el sofá.

-Ven, apóyate aquí.-le señalo mi pecho-Yo seré tu almohada.

Yuki se apoya en mi pecho, abrazándome la cintura.

-Pues entonces, no hace falta que compremos más cojines.-levanta la cabeza para poderme mirar a los ojos-Aquí se está mejor.-cierra los ojos-Puedo escuchar el latir de tu corazón.-sonríe al notar que se me aceleran las pulsaciones.

El latir de mi corazón, acelerado, me hace abrir los ojos. Miro el sofá, desecho por dormir en el. Me levanto para estirar la funda, pero está sucia y huele a alcohol.

-No puede estar así el sofá.-digo quitando la funda-Así no se volverá a sentar.

Echo la funda en la lavadora, junto con la ropa que llevaba antes, y la pongo. Me quedo un instante mirando como da vueltas la lavadora.

-Pensaba que sería más difícil ponerla.-me sonrío.

Me levanto y me dirijo al salón. Me doy cuenta de que está muy desordenado. Recojo los embases de comida, los vasos, la botella de sake. Lo llevo a la cocina, tiro los envases a la basura; los vasos, los dejo en la pila y la comida china restante, la dejo en la encimera. Friego los vasos y los dejo en su sitio.

El sonido del agua del grifo y de los besos inundan la cocina. Su cuerpo se descubre ante mis ojos ansiosos, mientras mis labios abren camino. Se abraza a mi cuello. Le levanto y le apoyo en la encimera, para poder manejarme mejor.

Paso la bayeta por la encimera.

-Así no nos mancharemos si nos apoyamos ahí.-digo sonriente, como si Yuki estuviese a mi lado.

Miro la hora. Es la hora de comer. Abro la nevera, para prepararme algo.

-¿Cómo puede ser?-me desanimo al ver la nevera medio vacía-Solo con su sueldo…

Voy a la habitación a vestirme. Cojo algo de dinero para comprar para comer y las llaves. En la entrada, unos papeles encima del mueble, llaman mi atención. Me acerco y los cojo para ver que son. Currículos. Los leo atentamente, intentando recordar cuando los hice.

-Va cariño.-se acerca y me abraza por la espalda-No te desanimes.-se pone delante de mí para mirarme a los ojos-seguro que encuentras otro empleo que te guste.

-No lo creo…-le giro la cara.

-Intenta verlo como una oportunidad de hacer algo nuevo.-me habla todo el rato con las manos en la espalda, escondiendo algo.

-Déjalo.-me siento en el sofá-Ya lo haré más adelante.-enciendo la tele-Ahora no estoy de humor.

Gommen’ne. No tendría que haberte hablado así.-digo en voz baja, con los currículos todavía en la mano.

Vuelvo a entrar en la casa para buscar un sitio donde dejarlos, para que no se arruguen, y salgo de casa.

De camino al supermercado voy entrando en todos los locales y tiendas para dejar el currículo.

Vuelvo a casa, después de hacer la compra y de agotar todos los currículos. De camino a casa paso por una floristería. Me detengo delante, dubitativa. Meto las manos en los bolsillos en busca de algo de dinero. Saco todo lo que tengo y entro en la floristería.

Entro y dejo las flores, con la tarjeta, en la entrada. Seguidamente voy directa a la cocina, para guardarla y empezar a preparar algo de comer. Miro la hora; ya no es hora de comer. Pienso que es mejor dejar preparado para hacer la cena y cojo la comida restante de la noche anterior.

Me siento en la mesa y vacío en contenido de la bolsa para poder ver mejor que queda para comer. Al fondo de la bolsa quedaba todavía una galleta de la fortuna.

-Qué raro…-la miro extrañada-Si me había pedido un menú de uno.

Abro la galleta, desanimada. Sé que no me va a decir nada bueno: “Ya casi la has encontrado. No te desanimes”. Dejo caer el papel sobre la mesa.

-Sí que es verdad que ha desaparecido.-me levanto corriendo-Tengo que ir a buscarla.

Cojo las llaves, una chaqueta y voy corriendo a la puerta. Abro y salgo, pero choco con alguien.

Gommen.-hago una rápida reverencia antes de volver a correr.

-¿Sae?-me giro rápidamente hacia la voz-Daijoubu desu ka?-me pregunta preocupada.

-¿Yuki?-siento como las lagrimas empiezan a caer por mis mejillas-Yuki.-le abrazo fuertemente, para sentirla, saber que es ella; para que no se vaya.

———————–——–———–FIN ————————–——————

Si no os ha gustado: podéis comentar el por qué =)

Si os ha gustado: podéis comentar que parte os ha gustado y cual no; también, por supuesto, darle a Like ;·)

Si os ha gustado mucho: podéis comentar por qué os ha gustado; por supestísimo, darle a Like y, por último, compartir ;·P

Y si queréis estar al día con nuestras publicaciones, darle click a “Seguir” o “Follow” =3

Advertisements
This entry was posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , , . Bookmark the permalink.

5 Responses to Koi Suru Fortune Cookie – Cap. 2

  1. Gaku says:

    ¡SaeYuki! Gracias por escribir sobre esta hermosa pareja.

    Like

  2. Tina says:

    Me ha gustado mucho ^.^ Pero… ¿qué es lo que le pasa a Yuki? ¿Por qué desaparece? ○.○
    He dudado en preguntarlo o no porque puede que sea solo porque sí pero… ¿puede haberuna explicación o solo es la suerte de la fortuna? ○.○’

    Liked by 1 person

    • mairemegami says:

      Explicación a la desaparición…??? O.O Sí, la suerte de la fortuna tiene bastante a ver OwO porque es quien le advierte de lo que puede pasar o.o La desaparición es más bien como un ajuste de cuentas del destino (o fortuna ^.^) para que Sae vea quien es importante en su vida 😍 No sé, al principio pensé en otro tipo de desenlace o trama (maaaás suspense y esas cosas XD) pero me gustó la idea de que fuese por ella =D aunque no sé si ha quedado claro del todo -.-‘

      Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s