Blue Rose – Epílogo [WMatsui] 1/3

Holaa!! Genteee!!! Para los que se quedaron con ganas de saber que pasará con nuestras WMatsui os dejo la continuación de esta pareja =3 Y como podéis ver, voy a hacer lo mismo con las otras dos  =D

Espero que os guste el primer epílogo =)

——————————————————————————————————

Avanzando por las calles solitarias, a casusa de la noche, bajo la luz de la luna, va una moto, rompiendo el silencio de la noche con el sonido de su motor. La moto se detiene delante de una casa. La dos ocupantes siguen encima de la moto, sin cambiar sus posiciones.

La conductora gira el espejo retrovisor de la derecha, enfocando a su acompañante, a la cual solo le puede ver los ojos, ya que lleva puesto su casco. Su acompañante tiene los ojos cerrados, parece que se ha dormido; aunque si fuse así, probablemente hubiese caído.

Devuelve el espejos a su posición, y detiene el motor para que no haga más ruido y despierte a los padres de su acompañante. Le pone el caballete, para dejar de sujetar el peso de su moto. Su acompañante se suelta, pero no se baja, al igual que la conductora.

No quiere dejarla ir. Es la primera vez que está con alguien sin golpearle, sin ordenes y, sobre todo, sin terminar haciendo, cualquier cosa, en cualquier lugar con ella, sin querer realmente hacerlo con ella. Siente esos impulsos, de empotrarla contra la pared con deseo, de besarla, hacerla suya y no dejarla escapar; pero, a la vez, quiere acariciarla, desearla suavemente, besarle sin morderle. Se deja caer en el manillar. Esa mezcla de sentimientos le vencen.

Su acompañante reacciona al ver como se tumba en la moto. Analiza la situación, mientras se desabrocha el casco. Después de todo lo vivido esa noche, su mente ha cambiado y se ha vuelto un lío al estar cerca de ella. Es la primera vez que se ha fijado en los labios de alguien, y son los de una mujer, y no los labios de una mujer cualquiera, sino de una que hace unas horas se la había llevado con su moto para divertirse con ella. El ambiente del bar también le ha hecho cambiar, ya que si no hubiese ido con ella, probablemente no se abría acercado ni a la puerta.

Inspira hondo, invadiéndole un dulce aroma, antes de quitarse el casco. Descubre su rostro, sintiendo el aire pasar entre su pelo. Todavía siente el olor del casco, un olor que le ha gustado. Lo sujeta entre sus brazos, para evitar que caiga.

La imagen que tenía de la chica que tiene delante también ha cambiado desde que le ha visto al salir del instituto. Ya no le da miedo e incluso se siente bien a su lado. Mira su casa, con el interior a oscuras, y después a su secuestradora, que sigue tumbada.

Rena no quiere dejarse vencer por todos esos sentimientos, así que e incorpora, respirando hondo el aire fresco de la noche.

-Ya hemos llegado.-dice con voz apagada. Sabe que dejarle ir es lo correcto.

Jurina asiente y baja de la moto, dejando el casco encima del asiento. Empieza a andar, a paso lento, hacia la puerta, pasando por el lado de la mayor.

Al verle pasar por delante de ella, un impulso quiere evitar que se aleje y le coge de la muñeca, para acercarla a ella, mientras baja de la moto. Sin que Jurina pueda hacer nada, su cuerpo se pega al de Rena. Rena, negando sus impulsos de besarla y hacerla suya, le rodea con los brazos, fuertemente.

Jurina, sorprendida, una vez más, entre los brazos de su secuestradora, no sabe cómo reaccionar. Coge aire, el que había retenido al ver que se acercaba a ella, y un aroma conocido le invade los sentidos, el del casco, dejándole desarmada. Mira hacia arriba, para poder verle la cara, pero sus ojos se detienen en sus labios. Se aferra a la chaqueta de Rena, al sentir una extraña corriente recorrer sus cuerpo y vuelve a bajar la mirada.

Rena reprime sus sentimientos y sus impulsos. Sin querer, la aparta fuertemente de su cuerpo. Jurina la mira asustada por este acto, hasta que los labios de Rena se encuentran con los suyos, de forma inesperada y lentamente.

La mayor la sujeta por los hombros, para que no se aleje, aunque la menor no muestra resistencia. Lo contrario, le responde al beso torpemente.

Otro impulso, más fuerte que el anterior, de la mayor, hace que Jurina termine en sus brazos y apoyada en la moto. Rena quiere profundizar el beso, por lo que su lengua busca invadir la boca contraria. Jurina le cede el paso, pero esta vez su cuerpo se ha tensando. Al notar esto, Rena abre los ojos, y ve que su acompañante está incomoda; sin saber que realmente es porque no sabe como besarla, al ser este su primer beso. La conciencia de Rena interviene, haciéndole ver que lo que tiene entre sus brazos es una menor.

Rena la suelta y se aleja hasta el otro lado de la calle. Jurina la observa, sin bajar, nuevamente, de la moto. Los pensamientos de Rena se vuelven un lío, todos en contra de lo que acaba de hacer. Tiene miedo de haberle robado su primer beso, de haberle asustado o presionado.

-Lo siento.-le dice cubriéndose la cara, avergonzada y asustada por sus actos.

Jurina no sabe que responderle. Ni siquiera sabe porque se está disculpando. Baja de la moto y se acerca a ella. Hace notar su presencia acariciándole suavemente el brazo. Rena se aparta de su contacto.

-Por favor.-suspira-No hagas eso.-dice arrepintiéndose de sus palabras-No quiero hacerte daño.

Al escuchar estas palabras, Jurina se da cuenta del porque de su reacción.

-No me has hecho daño.-dice torpemente al recordar su primer beso- Y…-busca las palabras que pueden ser adecuadas para el momento-No creo que me lo hagas.-se sonroja al ver el posible doble significado de esas palabras.

Rena se gira sorprendida. Su mente sigue bloqueada por los hechos de hace un momento, por lo que no consigue ver el significado de esa frase. Jurina, al ver que no hay ninguna reacción por parte de la mayor, se acerca lentamente a ella, y esta vez, dejándose llevar ella, le besa en los labios.

-Quiero conocer a Rena de todas las maneras.-rompe el contacto con sus labios-No me das miedo, y sé que no me harás daño.-baja la mirada sonrojada-Quiero que me enseñes tu vida y…

Rena, al verle así, se acerca y le besa, pero esta vez suavemente, sin aumentar la intensidad. Ahora no necesita que su conciencia le dicte lo que está bien o no, ya que ahora tiene a alguien que le guiará.

———————–——–———–FIN del 1er Epílogo ————————–——————

Si no os ha gustado: podéis comentar el por qué =)

Si os ha gustado: podéis comentar que parte os ha gustado y cual no; también, por supuesto, darle a Like ;·)

Si os ha gustado mucho: podéis comentar por qué os ha gustado; por supestísimo, darle a Like y, por último, compartir ;·P

Y si queréis estar al día con nuestras publicaciones, darle click a “Seguir” o “Follow” =3

Advertisements
This entry was posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s