Arashi no Yoru ni wa [RenAirin] – Prólogo

Hola genteee!!! 0w0 Algunos recordaréis este Fic como un OS RenAiri, ¿verdad? o.o Pues me ha venido la inspiración y he decidido continuar la historia de esta pareja de SKE48, que me gusta igual o más que el WMatsui ^.^’ .

Así que solo quería avisar por si veis el cambio de una a página a otra, para que sepáis que es el mismo cap. =3 Todo lo que queda bajo es el OS original =D

———————————————————————————————————

———————————————————————————————————

Gentee!! Aquí os dejo un RenAiri XD

Espero que os guste la idea =)

Pd.: Ya tengo más o menos el epílogo de Blue Rose!!! 8)

———————————————————————————————————-

Es de noche, bastante tarde. Un bar está cerrando, después de una larga noche de fiesta, y solo queda una de sus empleadas, limpiando el suelo. La luces del local parpadean un par de veces y seguidamente se escucha un trueno.

La empleada mira por la ventana, preocupada, mientras se empieza a escuchar el susurro de la lluvia. Mira a su alrededor y comprueba, un poco desilusionada, que ya ha terminado, ya que no lleva paraguas. Vuelve a mirar por la ventana, parece que no parará de llover.

Recoge los productos de limpieza y se dirige a la puerta. Mira la hora, ya no quedan autobuses. Usa la chaqueta para cubrirse y sale a la calle, pero llueve demasiado y la chaqueta deja inmediatamente de protegerle. Resignada, se vuelve a poner la chaqueta y empieza a andar, sin prisa, para no resbalar, dejando que la lluvia acaricie su piel.

El sonido de un coche la distrae. Levanta la mirada, preguntándose quién va por la calle a esas horas, y ve un coche blanco, de alta gama, que al pasar por su lado a disminuido la velocidad. Ella lo mira extrañada, pero sin dejar de andar. Aparta la mirada del vehículo y sigue con su camino. Al dar un par de pasos, se da cuenta de que el coche se ha detenido, justo a su lado.

El miedo se apodera de su cuerpo. Baja la cabeza y se aleja todo lo posible del vehículo para seguir con su camino.

La ventanilla del coche empieza a bajar. Se le aceleran las pulsaciones por el miedo. Quiere andar más rápido, incluso correr, pero su cuerpo se ha quedado inmóvil.

Nee, Ojou-san!-se escucha la voz de una mujer proveniente del vehículo.

Su cuerpo sigue sin reaccionar. A la falta de respuesta corporal, se limita a escuchar.

-¿Quiere que le lleve?-la voz de la mujer suena preocupada-Llueve demasiado.

Se queda en silencio. Desde pequeña le han enseñado que no tiene que subirse a un vehículo de un desconocido. Mira de reojo al coche. Una chica joven se ha asomado a la ventanilla. Sin poder controlar el movimiento de su cuerpo, se gira para poder contemplarla mejor. Parece bastante blanca de piel, con el pelo negro, largo, con flequillo. Parece elegante, guapa, pero la lluvia no le deja ver más.

-No le haré nada, yakosuku.-parece que le sonríe- Solo estamos mi chofer y yo.

La chica se adentra en el coche. Al momento, la puerta del piloto de abre, y sale un hombre, vestido con traje negro, y algo , parecido a un bastón, en la mano. Se acerca a ella, casi corriendo. Un rayo le alumbra el rostro, dejando ver un rostro bastante imponente. Siente como el cuerpo le falla una vez más y se pone nerviosa. Las pulsaciones se le aceleran, y junto al cansancio de la noche de trabajo, siente un ligero mareo. Antes de que pueda caer, el chofer logra cogerle.

Con la visión un poco borrosa, y el cuerpo sin fuerzas, nota como la coge en brazos. En la mano, el hombre lleva un paraguas, pero no lo abre. Se dirige rápidamente al vehículo, el cual tiene la puerta trasera abierta. Siente como su cuerpo reposa en el asiento y oye como se cierra la puerta. Una mano aparece en su campo de visión, y le acaricia la cara.

Daijoubudesu ka?-le pregunta la chica con una voz dulce.

No puede responder, le cuesta respirar y le cuesta moverse.

-¿A dónde, Matsui-sama?-le pregunta el chofer al subir al coche.

-A casa, kudasai.-le responde con voz seria, mientras sigue acariciándole la cara.

Abre un poco más los ojos, para poder ver mejor el rostro de la chica. Un rayo le facilita la visión, aunque solo momentáneamente. Ella le mira fijamente, mientras le acaricia, por este motivo sus miradas coinciden. Siente como le arden las mejillas. El tacto de su mano en sus mejillas le produce un cosquilleo en el estomago, le parece agradable. Los parpados le pesan, y sin querer, cierra los ojos.

El vehículo se detiene. El en el exterior todavía se oye la lluvia y los truenos. Los ocupantes salen de él. El conductor coge el cuerpo dormido de la chica, y va detrás de su jefa hasta una habitación. Ella prepara una muda para su invitada y sale de la habitación.

La soledad de la habitación la invade, al igual que la oscuridad, rota solo por los rayos que la iluminan por un instante. Se siente relajada, cómoda. Algo húmedo cubre su frente. Levanta una mano para ver que es. Este movimiento hace que se mueva la manta y se descubra un poco su cuerpo. Un rayo vuelve a iluminar la habitación, iluminando también su brazo, descubierto. Lo analiza mientras la habitación vuelve a la oscuridad. Con la otra mano se toca el brazo, desnudo, y seguidamente el resto del cuerpo.

Se incorpora asustada. La toalla húmeda que cubría su frente cae delante de ella. Con ambas manos se toca el cuerpo, comprobando que lleva la ropa puesta. Sí está vestida, pero no es su ropa. Lleva un camisón, que parece de color claro, de tirantes y algo escotado. Es suave, parece seda.

Analiza la habitación, aprovechando que sus ojos están acostumbrados a la oscuridad y, de vez en cuando, la iluminación de los rayos. Es una habitación grande, decorada de forma elegante y antigua, con ventanas grandes, cortinas para poder cubrir la cama, una gran alfombra, una lámpara en el techo de araña, muebles y puertas decoradas.

En su análisis del decorado de la puerta, esta se abre y entra despacio, Matsui-san. Instintivamente se cubre.

-Ah, ya ha despertado.-le dice con voz suave, encendiendo la luz y acercándose a ella.

Se sienta en la cama y junta sus frentes.

-Parece que ya no tiene fiebre.-le dice al apartarse-¿Cómo se encuentra, …?

-Furukawa Airi.-se presenta tímidamente-Bien, gracias.

-Le he pedido a una de mis empleadas que le cambiase la ropa mojada por lo que lleva puesto.-le dice un poco temerosa-Espero que no le haya importado. Hubiese podido coger un resfriado.-le sonríe.

Ie.-le responde sonrojada mirando las sabanas-Arigatou, …

-Rena, Matsui Rena.-le responde recogiendo la toallita que cubría su frente y el barreño-¿Le apetece un té caliente? He preparado una tetera.

Airi le indica con la mirada que lleva poca ropa. Rena le acerca una bata, que estaba a los pies de la cama.

-Tranquila, solo estamos nosotras dos.-le responde haciéndole ver que también lleva ropa de ir por casa.

Ella lleva una bata más larga que la suya, abrochada por la cintura con la cuerda, y va abriéndose a medida que va subiendo, dando la impresión de que no lleva nada debajo de ella.

-Voy a preparar el té. Le espero en el salón.-le dice con voz pausada, saliendo de la habitación.

Airi duda unos instantes. Está un poco helada, y un té calentito no le vendrá mal. Se levanta, estirando un poco las sabanas para que la cama no quede tan desecha, y se pone la bata. Sale de la habitación, y para la luz de donde ha visto que la encendía la propietaria. Sale al pasillo, ancho, iluminado con candelabros eléctricos y decorado con grandes cuadros.

Gira a la izquierda, donde de fondo se ven unas escaleras. Se acerca a una de las barandilla para poder contemplar mejor los detalles, espirales de hojas y flores. La escaleras desaparecen delante de un gran salón, de techo alto, grandes ventanales, una lámpara de araña de tamaño bastante considerable en el centro, del cual solo hay encendidas una cuarta parte de las bombillas, iluminando la sala con una luz tenue. Delante de uno de los ventanales hay un sofá de cuatro plazas, una mesita delante de éste, y a los lados dos butacas. Encima de la mesita hay una bandeja con una tetera, un azucarero, leche y dos tazas. El aroma del té afrutado inunda la sala, al igual que una música, clásica, que suena de fondo; procedente de un tocadiscos que está en una esquina, al lado de una gran jarrón con flores.

-Siéntese.-se oye su dulce voz detrás suyo.

Se gira, y ve que Rena la está mirando fijamente. Le sonríe y señala la bandeja con el té.

-¿Cuántas cucharadas quiere?-le pregunta sirviendo el té.

-Dos, por favor.-se sienta en una de las butacas.

Después de servir el té, se sienta en la otra butaca, quedando una en frente de la otra. Airi desvía la mirada al gran ventanal, que muestra el cielo oscuro, nocturno, cubierto de nubes y rayos, mientras la lluvia golpea insistentemente al cristal.

-¿Qué hora es?-le pregunta preocupada.

Rena mira por la ventana, vuelve la mirada a Airi y sonríe nuevamente.

-Puede que la una.-le dice con indiferencia, dándole un sorbo al té.

-¿La una?-se sorprende-Es muy tarde.-deja su taza en la mesita, encima del posavasos-Tengo que irme.

-¿Le espera alguien?-le pregunta con un tono grave.

-¿Eh?-se gira sorprendida-No…-se le entrecorta la voz por el tono de la otra chica.

-Puede quedarse.-le da otro sorbo al té-Como he dicho antes, estamos solas.-se levanta-Para mí sería un placer,-se acerca a ella-que rompiera mi soledad.

La mirada de Rena se clava en la de Airi, dejándola completamente inmóvil. Su corazón se acelera, pidiendo a gritos una escapatoria que su cuerpo no le ofrece. La proximidad de Rena invade a Airi de un dulce aroma.

El cosquilleo del estomago vuelve. Siente como su cuerpo se vuelve extraño y empieza a arder.

Un rayo ilumina la sonrisa de Rena, seguida de un trueno, cerca. Las paredes vibran a causa de su proximidad. De un impulso, causado por el miedo, se abraza a Rena. Al contrario de lo que esperaba, los brazos de Rena le rodean sutilmente, acariciando su cuerpo mientras realiza el abrazo.

-Sh.-le susurra-No tenga miedo. Yo le protegeré, Furukawa-san.-estrecha el abrazo.

Airi le devuelve el abrazo y hunde la cabeza en su pecho.

La música sigue sonando de fondo, Oh fortuna, dándole una extraña banda sonora a la noche junto con la tormenta. La música hace juego con el momento. Rena empieza a tararear la melodía. Airi, desde su posición, puede escuchar perfectamente la melodía de su voz. Suena dulce, triste, sola.

Los dedos de Rena marcan el compas en su espalda. El volumen de la melodía aumenta. Airi sigue refugiándose en ese tierno abrazo. Sus cuerpos empiezan a marcar inconscientemente la melodía del Vals del Beso, de Johann Strauss.

Rena deshace un momento el abrazo, para poder verle la cara a su invitada.

-¿Quiere bailar conmigo, Ojou-san?-le ofrece la mano.

Ocultando su sonrojo, Airi le coge la mano. Rena le rodea la cintura con un brazo, mientras con la otra le sigue sosteniendo la mano.

Ichi, ni, san. Ichi, ni, san.-susurra Rena mientras empieza a marcar el paso-Hoy no han tocado ningún vals.-empieza a hablar mientras le va indicando los pasos-Y me he quedado con las ganas de bailarlo.

Airi simplemente se deja llevar, por el baile, la música, el sonido de su voz, los rayos.

Arigatou.-le dice Rena al terminar la canción.

Airi le hace una pequeña reverencia.

Iie. Ha sido un placer.

Rena le vuelve a rodear la cintura con sus brazos, esta vez un poco más fuerte.

-El placer ha sido mío, Ojou-san.-se acerca diciéndole en un susurro hasta que sus rostros quedan a escasos milímetros.

Airi siente sus mejillas arder por la proximidad y el tono de voz de Rena. Su cuerpo, esta vez, actúa solo y rompe la distancia entre sus labios.

———————–——–———–FIN ————————–——————

Si no os ha gustado: podéis comentar el por qué =)

Si os ha gustado: podéis comentar que parte os ha gustado y cual no; también, por supuesto, darle a Like ;·)

Si os ha gustado mucho: podéis comentar por qué os ha gustado; por supestísimo, darle a Like y, por último, compartir ;·P

Y si queréis estar al día con nuestras publicaciones, darle click a “Seguir” o “Follow” =3

Advertisements
This entry was posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s