Sentimientos Confusos 4/10

—–f(x)

-So-solo llamaba pa-para saber có-cómo estás…- me sale más torpe que antes. ¿Por qué me cuesta tanto hablar con ella? No me ha pasado antes.

-¿Po-por qué lo preguntas?- sigue nerviosa. ¿Por qué está tan nerviosa? ¿Qué le pasará?

-Por… No-no…- me cuesta hablar. Respira- Hoy no nos hemos visto.- consigo decir de forma natural.

E-es que estaba con Su-Sul Li.- suena un poco incómoda.

-Luna te ha visto de paso esta mañana y me ha dicho que te ha visto extraña.- espero que no me esté evitando…

No-no es nada…– va apagándose- No hace falta que te preocupes. Estoy bien…– ahora suena triste.

-¿Te estoy molestando?- tengo que saberlo. No quiero que me aparte como lo está haciendo Luna.

No-no… So-solo que… Estoy haciendo los deberes…- suena entre nerviosa y a excusa.

-Oh… Lo-lo siento…- que mal me sabe- No quería interrumpirte. Supongo que tendrás muchos pendientes… ¿Necesitas ayuda en algo? Puedo ayudarte… Si quieres.

T-tranquila… No-no pa-pasa nada…- se escucha que respira hondo- Me-me está ayudando Su-Sul Li…– ¿por qué se pone tan nerviosa?

-Veo que estás bien acompañada.- le pico un poco.

-¿Y ese tono?- ahora suena como a ella.

-¿Qué tono? Lo he dicho normal.- sigo con el pique.

Joo… Amber…- suena infantil.

-Te dejo con los deberes.- le interrumpo. No quiero que pierda más tiempo- No te canses mucho. No vemos mañana.

-Hasta mañana.- termina de decir apagada.

Cuelgo el teléfono y me dejo caer sobre el sofá. ¿Qué te pasa? Krystal. ¿Por qué te comportas así? Y si… Puede que sea un disparate pero… Podría ser que… ¿Cómo puedes pensar algo así? Es Krystal.

Me tumbo completamente en el sofá y me quedo mirando la lámpara del techo. Y si he molestado en algo más que en los deberes…

——

¿Por qué se pone tan nerviosa? Normalmente no le pasa. Aunque… Últimamente ha estado extraña con todas. Más distante…

A decir verdad se ha distanciado de Amber i de mí, sigue portándose como siempre con Luna.

Sé que puede resultar extraño por ser quien es. Me resulta, incluso pensarlo, extraño. Es Krystal… Puede que sea otra cosa, no sé… No sé qué pensar exactamente. Su carácter hacia Amber, que se distancie de mí… De ambas…

-Sul Li, ¿has terminado?- salgo de mis pensamientos al escuchar mi nombre. Krystal está prácticamente sobre la mesa a escasos centímetros de mí.

-Sí-sí… Ya he terminado.- digo nerviosa apartándome de la mesa. Voy a recoger la mesa.

-Déjalo, ya lo hago yo.- lo recoge ella- Prepara para hacer los deberes.- dice antes de salir por la puerta.

Preparo mis deberes y cojo la mochila de Krystal para hacer lo mismo con los suyos, siempre preparamos los de la otra. Saco todas sus libretas para comprobar lo que le falta por hacer. Voy a mirar su agenda.

-Ya lo miro yo.- dice cogiéndome la agenda de las manos nerviosa.

-¿Y esa desconfianza?- me atrevo a preguntarle.

-No-no es desconfianza.- sigue nerviosa. ¿Por qué reacciona así?- Sabes que confío mucho en ti.- dice cabizbaja y hablando bajo.

-No quería que lo pusieses en duda…- me sabe muy mal.

-Tranquila… Ha sido mi culpa por reaccionar así…

———

¿Por qué habré escrito eso en la agenda? Y más sabiendo que tenemos la confianza de mirárnosla.

-Lo siento…- le digo finalmente.

-¿Tiene que ver con lo que no me quieres contar?- me dice poniendo su mano sobre la mía.

Le miro directamente a los ojos. Perece estar muy preocupada. ¿Cómo puedo hacer que se preocupe? Ya se lo he hecho pasar bastante mal esta semana pasada.

-Yo estaré esperando a que estés preparada para hablar del tema, no tengo prisa.- se termina de acomodar para hacer los deberes- ¿Qué es de lo que más tienes?- cambia de tema.

Gracias por ser tan compresiva. Ojalá fuese tan fácil de decir… Por ser así es por lo que me llamó tanto la atención. Tengo el día apuntado para no olvidarlo, y de eso no hace mucho, desde que empecé a faltar a clase. Por ese motivo no quiero que lo mire, para que no lo sepa…

Paso ese día rápido y reviso los deberes que no he tachado.

-Esto…- le digo mostrándole la agenda.

Ella mira la agenda sin tocarla. Pobre… La he hecho sentir incómoda…

-Pues a ello.- busca entre sus apuntes- Yo ya los tengo, si los quieres los dejo aquí.- me los deja al lado- Si tienes alguna duda, coméntamela, ¿vale?

-Gracias.

———-

Hoy puedo acompañarla a casa, pasar más tiempo sin ser su profesora y ella mi alumna. Me gusta este breve periodo de tiempo porque se muestra tal y como es hacia mí sin mantener esa distancia que estamos obligadas a mantener.

-Y entonces… ¿dónde?- me pregunta un poco indignada.

-No sé… Cualquier lugar fuera de la ciudad…- odio tener que hacer esto, da la impresión de que lo oculto por vergüenza- ¿La playa?- veo poco probable encontrarnos a alguien conocido allí.

-Me parece muy bien.- dice muy animada colgándose de mi brazo. Miro alrededor por si hay alguien- Tranquila,- se separa- ya lo he comprobado yo.- muestra una sonrisa pero sus ojos muestran un poco de tristeza.

¿Por qué tiene que estar prohibido? ¿Qué mal hacemos? No le favorezco más que al resto del alumnado y no rompemos la norma que prohíbe las muestras de afecto en la escuela. No es que no lo hacemos por el hecho de estar prohibido estar juntas, no lo haríamos aun si no lo estuviese. No me he planteado ni el hecho de tocarla.

-¿Qué piensas?- me saca de mis pensamientos.

-Solo tengo ganas de que sea sábado.- le cojo de la mano.

-¿Has comprobado que no haya nadie?- ahora es ella quien lo comprueba nerviosa.

-Ahora me da un poco igual.- solo un beso, no pido más.

———

-Ahora me da un poco igual.- me arrincona contra la pared con suavidad y me da un beso, cálido y delicado.

-¿Y eso?- le pregunto divertida. Es muy complicado verle actuar así.

-Tenía ganas de hacerlo.- sigue en la misma posición.

-¿Y si nos ve alguien?- con mi mano libre le acaricio la mejilla.

-No creo que pase nadie ahora.- habla con un tono de reto en su voz. Las pulsaciones se me aceleran.

Estoy viendo un lado de ella que todavía no había visto. Respiro hondo y ahora soy yo quien le besa. Me sabe mal romper el momento pero…

-Creo que será mejor volver a casa. No quiero preocupar a Amber.- lo siento mucho…

Respira hondo y se aparta. Tira un poco de mí para apartarme de la pared. Retoma la marcha sin soltarme de la mano. Me acerco más a ella y me apoyo en su hombro.

Es la primera vez que vamos andando así y me alegra que haya sido ella quien lo haya provocado. Por momentos como este es por lo que me gusta vivir lejos del instituto, aunque siempre nos despedimos en la entrada del parque para que no nos vea Amber…

Me gustaría tanto podérselo decir… Me siento culpable por no decírselo… Pero no sé cómo se lo tomaría o cómo reaccionaría… Sé que quedamos en que nos lo contaríamos todo pero esto es muy complicado. No es algo que se puede decir tan a la ligera. Si fuese una chica normal…

—–Fin del capítulo

Advertisements
This entry was posted in f(x) Fanfics, Fanfics, K-Pop Fanfics and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s