Unidas por el destino 9/9

—-AKB48

Rena está vigilando a Jurina escondida en la esquina de una casa vecina de donde se encuentra. “Esta casa tiene toda la pinta de estar abandonada. A parte…” Mira analizando los alrededores. “Juraría que en su expediente pone que vive en otro barrio. Tampoco se ha notificado ningún cambio de dirección.” Rena sigue confusa mirando a Jurina entrar en esa casa. Cuando la pierde de vista se acerca con cuidado para mirar el interior. Está todo oscuro. Da la impresión de que no hay luz. Las ventanas y la puerta están tapiadas con madera menos por donde ha entrado Jurina. “¿Que hace aquí?” Naito salta de sus brazos y se mete en el interior de la casa.

-Naito.- le llama susurrando- Ven aquí, Naito. Naito.- intenta mirar en el interior- ¡Dios mío!- grita apartándose del agujero. Analiza lo que le ha dado el susto- Ma-Matsui-sa-san.- habla nerviosa levantándose con la mano en el pecho.

-¿Qué hace aquí?- pregunta furiosa- Me has seguido.- sale con Naito en las manos- Toma.- se lo tira con suavidad. Rena lo coge sin dificultad.

-E-es que.- mira por los alrededores, confusa, buscando una escusa- ¡Naito!- dice al posar la mirada en él- Se-se había escapado. Yo-yo he-he sa-salido tras él.- a cada palabra que dice se va poniendo más nerviosa por la mentira- No-no qu-quería molestarte.- intenta clamarse- Me-me voy ya.- termina hablando cabizbaja. Se dispone a irse.

-Yo…- habla Jurina con un poco de arrepentimiento en las palabras- Lo siento…- aparta la mirada al toparse con la sorprendida de Rena- No quería hablarle así…- sigue de la misma forma.

-No es nada. He entrado en tu propiedad sin permiso.- se gira completamente para estar frente a Jurina.

-No es mi propiedad… Estoy ocupando la casa…- se sienta en el escalón de madera. Rena se agacha a su lado para estar a su altura.

-¿Por qué lo haces? ¿No estás bien en tu casa? ¿Le ha pasado algo a tu madre?- intenta buscar la respuesta.

-Mi madre es la culpable de todo.- mira a Rena con rabia.

-¿Te ha echado de casa?- le pone una mano sobre la rodilla.

-No de forma directa.- habla un poco enfadada.

-¿Habéis discutido?

-Algo así…- agacha la mirada- Ella me… descubrió…

-Si no quieres decirlo, no me lo digas.- dice al notar la dificultad que tenía al intentar decirlo.

-Me dijo que no podía tener una hija así.- ahora mira a Rena, quien la mira confundida- Que fui un error, que no debí nacer.- vuelve a mirarla con rabia- Fui producto de una noche loca, no me buscó y solo le causé problemas.

-¿Qué madre le dice eso a una hija?- no da crédito a lo que acaba de escuchar- No creo que puedas haber hecho algo tan grave para que te diga algo así.

-No fue la primera vez que me lo dijo, lo de que fui producto de una noche loca. Pensé que como mínimo no se arrepintió de haberme tenido.- los ojos, que muestran rabia, empiezan a cubrirse de lágrimas- Pero me dijo que ella nunca me quiso, que simplemente no tenía dinero para abortar.

-Dios mío… Eso es terrible.

-No aguanté más y me fui de casa.- ahora habla con indiferencia.

-¿Desde cuándo?

-Casi dos semanas.- suaviza la mirada al ver la preocupación de su profesora- No quiero que nadie lo sepa porque me obligarán a volver con ella y no quiero. ¿A qué no ha preguntado por mí en la escuela?- Rena niega- Estoy muy bien aquí.

-No diré nada en la escuela, pero no puedes seguir viviendo aquí. ¿No tienes otro lugar al que ir?- Jurina niega- No puedes seguir aquí…- baja la cabeza pensativa. Naito maúlla. Rena lo mira extrañada. Mira a Jurina- Sé que puede sonar precipitado,- empieza a hablar nerviosa- pero podrías venir a vivir conmigo. Vivo sola.- coge aire al terminar la frase.

-Yo sola me lo arreglo bien. No me hace falta nadie.- sigue con indiferencia. “¿Vivir con una profesora?” Piensa irónica.

-Parece que no tienes luz. ¿Tienes agua?- le mira fijamente a los ojos para que sea sincera.

-No tengo luz, pero si agua. No me hace falta luz.- habla mirando a un lado de Rena.

-¿Y la ropa? O cuando sea invierno, ¿te ducharás con agua fría?- intenta convencerla con juego sucio.

-Tengo suficiente ropa…- baja la mirada- Me acostumbraré al agua fría, dicen que es buena.

-No saldrá solo fría.- sigue con la misma táctica- Te puedes resfriar. Y la comida, ¿cómo la conservas?

Jurina no sabe cómo responder. Mira nerviosa los alrededores.

-¿Te alimentas bien?- habla ahora preocupada- ¿Es por eso que últimamente has estado con mareos?- mira a Jurina, no espera que le responda- ¿Segura que quieres seguir viviendo así?- Jurina sigue sin saber cómo responder. Mira a Rena, muestra derrota- ¿Qué me dices? A cambio…- intenta romper el ambiente que se está formando- harás las tareas de casa.- concluye con un golpecito sobre su mano.

-No puedo estar dependiendo de ti. Buscaré trabajo.

-¿Eso quiere decir que si que aceptas?- dice mirándole de reojo escondiendo su sonrisa de victoria.

-No quiere decir eso.- mira sonrojada ahora al suelo- Solo será temporal.- murmura- Pero nadie lo debe saber.- le mira seria.

-Tranquila, a mí tampoco me interesa que se enteren que estoy viviendo contigo.- dice acariciando a Naito con satisfacción.

-¿Qué quieres decir con eso?- se arrodilla a su lado y la coge por los hombros. Rena se sorprende por la acción.

-Porque tienes fama de pervertida.- le saca la lengua. Jurina le sonríe pícara.

-¿Eso es cierto?- habla insinuante. Rena se pone nerviosa, no esperaba que reaccionara así. Mira divertida la reacción de Rena- Por tu reacción,- rompe la distancia- lo tomaré como un sí.- concluye satisfecha.

Rena sigue agachada, echada un poco hacia atrás, sorprendida. Sigue analizando lo que acaba de ocurrir. Sacude la cabeza volviendo a la realidad. Se levanta lentamente. Mira a Jurina quien sigue divertida.

-¿Todavía sigues pensando que es buena idea?- le mira fijamente a los ojos con esa sonrisa felina.

-Eh…- sigue nerviosa- Sí-sí. ¿Crees que he cambiado de opinión?- recupera la compostura- Me hace ilusión tener a alguien que me haga las tares de casa.

-¿Solo quieres que vaya por eso?- se cruza de brazos.

-Tampoco quiero que sigas viviendo en este estado. No es bueno para nadie.- habla ahora con tono maternal- ¿Vamos? Tengo hambre. ¿Tienes que recoger algo?- dice mirando el interior de la casa.

-Son pocas cosas.- dice entrando. Un momento después sale con un par de bolsas- Ya lo tengo todo.- sale con una sonrisa.

-Sí que es poco…- analiza las bolsas- Deja que te lleve una.- extiende la mano para que se la dé.

-No, tranquila, ya lo llevo, no pesa.- dice acomodándose las bolsas.

-Irás más cómoda solo con una.- se acerca y se la coge sin que le diga nada- Sabes que todavía nos queda camino. Te cansarás si vas tan cargada. A parte de que no has cenado.

-Tú tampoco.- le reprocha.

-Pero yo soy más mayor.- dice con superioridad- Tengo más aguante.

-Por eso, porque eres mayor. Deberías cuidarte más o te puedes hacer daño.- dice insinuando que es una persona de tercera edad.

-¡Oye!- se pica- Que solo tengo 24 años.

-Vieja.- se burla y le saca la lengua.

-¿A qué terminas cargándolo tu sola?- hace mención de dejar la bolsa en el suelo.

-Vale, vale.- se apresura a decir- Retiro lo dicho.

-Así me gusta.- Rena se queda parada analizando la zona donde están. Se rasca la cabeza y mira sonriendo a Jurina.

-No sabes dónde estás, ¿verdad?- dice suspirando. Rena sigue mirándola sonriendo, le enseña un poco la lengua- ¿En serio?

Hai.- responde muy animada.

-Eres impresionante.-dice un poco deprimida- La verdad es que desde aquí queda bastante lejos. Tendremos que coger el tren.

Rena mira la hora. Cuenta hasta tres y le sonríe.

-Acaba de pasar el último tren.- sigue con su sonrisa.

-¿Por qué estás tan tranquila?- dice un poco enfada.

-Voy a llamar a un taxi.- dice sacando el móvil del otro bolsillo donde no está Naito. Jurina la mira interrogante mientras llama- Konbanwa.- habla con el mismo tono animada- Sí, me gustaría contratar un taxi. … Sí, un momento.- tapa el altavoz y mira a Jurina- ¿Qué dirección es esta?- Jurina se encoge de hombros- ¿No sabes dónde has estado viviendo?

-¿Para qué?- habla bajo.

-Después me dices a mí que no tengo remedio.- se vuelve a poner el móvil en la oreja- ¿Se puede esperar un momento? Estamos buscando un punto de referencia.- le hace señas a Jurina para que lo haga por un lado mientras ella va por otro. Jurina se acerca corriendo.

-En la esquina de aquí detrás está el teatro Akihabara.- dice tirándole de la manga como una niña muy emocionada.

-¿En serio?- responde de la misma forma- Estamos en el teatro Akihabara.- le indica a la persona del otro lado del teléfono recuperando la compostura. Le indica a Jurina de ir haciendo marcha- Sí. … Buenas noches.- cuelga. Y mira ilusionada a Jurina- ¿No sabías que tenías el teatro ahí?- dice señalándolo cuando lo ve.

-Voy al instituto en sentido contrario.- le indica la dirección con el dedo pulgar a sus espaldas.

-Si te portas bien… Puede que vengamos…- dice mirando de reojo.

-¿En serio?- se ilusiona Jurina.

-Solo si te portas bien.- dice como si fuese su madre.

Hai…- agacha la cabeza. Ahora la mira con una sonrisa pervertida- Puedo portarme todo lo bien que quieras contigo.- dice rompiendo la distancia que había entre las dos, arrinconándola contra la pared- Por eso no tendrás problemas.- apega su cuerpo a su profesora.

Cho-chotto matte hentai.- dice intentado apartarla- Qu-que soy tu-tu profesora.

-¿Y?- dice con tono insinuante.

-Que es algo imposible.

-Imposible no es.- se acerca a su rostro.

-Jurina, que esto no está bien.- se escurre por la pared pasando por bajo de sus brazos para liberarse.

-Veo que ya me llamas por mi nombre, sensei.- sigue con el mismo tono.

-No-no es… Es… Es porque es confuso llamar a alguien con tu mismo apellido.- habla nerviosa.

-Eso será.- coge la bolsa- Ya está aquí el taxi.- abre el maletero y deja la bolsa en él. Espera a que Rena haga lo mismo. Una vez las dos bolsas están en el coche, cierra el maletero y entra en el taxi detrás de Rena- Tú das la dirección.- le susurra casi al oído. Rena se sonroja y le da la dirección al taxista- No piensas decir nada.- Rena evita el contacto directo con la mirada de la menor.

Una vez fuera del taxi y dentro de casa de la profesora, después de decirle donde dormirá.

-Gracias.- dice Jurina a la oreja de Rena cogiéndola por la espalda.

———–Fin

Advertisements
This entry was posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , . Bookmark the permalink.

5 Responses to Unidas por el destino 9/9

  1. supaishi neko says:

    Muy Lindo 😀 muchas gracias por compartirlo 🙂

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s