Del cielo al infierno: Epílogo 2/2

—-AKB48

Jurina conversa alegremente con Akane y con Airi. Rena vigila la escena de cerca. Sabe que Jurina tiene algo extraño.

-¿Y tú? Airin.- pregunta Jurina animada mirándola fijamente a los ojos.

-¿Por qué me lo preguntas a mí?- dice sonrojada.

-Pues tú Churi. No es justo que solo responda yo.

-Pues…- se fija en los profundos ojos de Jurina quien la mira fijamente- Ahora mismo no me gusta nadie.- dice muy sonrojada.

-Ya…- se acerca a su oído- ¿Segura?- se aparta mostrando una sonrisa pícara.

Akane la mira intrigada. Ahora Jurina mira a Airi.

-Tu turno.- dice con la misma sonrisa.

-Pues…- piensa un momento- Yo…- se apoya en la barra. Parece mareada- Yo…- esconde la cabeza entre los brazos. Jurina también se encuentra mal.

(-¿Quién eres? Déjame.

-Airin, soy yo..).

-Airin.- dice Rena acercándose a donde está ella- ¿Estás bien?- le pone la mano sobre una de las suyas que cubre su cabeza- ¿Qué ha pasado?- le pregunta a Akane.

-Estábamos jugando a hacernos preguntas.- se gira a mirar a Jurina. Ve que está igual- Jurina-chan, ¿qué te pasa?- se acerca más a ella- ¿Qué pasa?- le pregunta a Rena.

(-¿Segura que quieres ser tú? No quiero hacerte daño.)

-Airin.- sigue llamándola Rena- Responde.

(-No me dejes… Airin… Soy yo…

-No me toques.)

(-¿Dolerá?

-No lo sé. Es la primera vez que lo voy a hacer.)

(-¿Qué me has hecho? No creía que lo ibas a hacer.

-¿No me creías?

-¿De qué me hablas?)

-Airin, responde, por favor.- apoya su cabeza en la de ella.

(-No me dejas otra alternativa. Lo siento…

-¿Qué vas a hacer?

-No te acordarás de nada…)

-Déjala.- dice Jurina a Rena.- ¿Qué le has hecho?

-¿De qué hablas? ¿Qué le has hecho tú?- dice acariciando a Airi.

(-Intentaré que no te acuerdes de esto.

-¿Vas a borrarme la memoria?

-No me dejas otra.

-¿Por qué haces esto? Rena.)

“Rena. ¿Es ella?” Empieza a incorporarse. Mira a Rena y después a Jurina.

-¿Qué me has hecho?- le pregunta recuperándose- Rena,- se dirige ahora a Rena- ¿qué pasó?

-¿De qué habláis?- pregunta Akane. “¿Qué está pasando?”- ¿Qué ha pasado? ¿Qué has hecho Jurina-chan? Parece que sabes lo que nos pasa o lo que pensamos.

-No sé de qué me hablas.

-¿Segura?- dice mirándole directamente a los ojos- Mejor no.- aparta la mirada. Se masajea las sienes.

-Te has dado cuenta, ¿eh…?- dice seria.

-Y tú, ¿te has dado cuenta de quién soy?- dice un poco insinuante Rena.

-Tenéis algo extraño.- dice Jurina intentando que le mire a los ojos.

-Ya me ha pasado antes, no voy a volver a caer.- sonríe maliciosamente.

-¿De qué estáis hablando?- dice Akane un poco confusa.

-Ya hemos chocado antes.- dice Rena restándole importancia.

-¿Lo has visto?- pregunta Airi- ¿Lo has visto?- mira directamente a Jurina.

-No veo nada, simplemente lo siento.- dice Jurina acariciándose las sienes- Puedo notar los sentimientos de los demás.- mira directamente a Rena- Menos a vosotras. Sois interesantes.

-Entonces, ¿has sentido lo que yo estaba sintiendo?- insiste Airi.

-¿Qué te pasó?- la vuelve a mirar fijamente.

-Esta vez no.- aparta la mirada. Mira a Rena- Lo siento.

-¿El qué?- pregunta intrigada.

-Lo que te dije e hice.- dice arrepentida.

-¿Te refieres a…?- no lo cree- ¿Lo recuerdas?- no sabe exactamente que sentir, alegría o preocupación.

-Sé que te hice daño. Lo siento.- le coge la mano.

-No tienes porqué disculparte, fue una confusión que tuvimos. ¿Todavía… tienes miedo?- dice sin mirarla directamente.

-Fui una estúpida por haberlo hecho.- pone su otra mano sobre la de Rena- ¿Podemos hacer como si nada?

——

Es la 1:30. Está sondando Escape. La gente está muy animada. Las trabajadoras están contagiadas por el ambiente. Haruka sigue durmiendo en los vestuarios. Mayu está más animada. Conversa alegremente con Sumire. Hablan de Karen.

-Es impresionante que pueda leer en un sitio como este.- dice Sumire.

-A mí lo que me resulta curioso es que admire a Takahashi-san.- se burla Mayu.

-Ya…- dice un poco decepcionada.

-¿Ya?- la analiza- ¿Y esa reacción?- dice mostrando una sonrisa con un poco de malicia.

-No sé de qué me hablas. Es decir…- duda un momento- Yo tampoco me lo esperaba.

-Eso será…- sonríe- ¿Ya os conocíais de antes?

-La mayoría nos conocemos, sobre todo si nos ayuda Takahashi-san.

-Entiendo…- dice pensativa- Ella, es menor, ¿verdad?

-Sí, aun le faltan unos años.

-¿Y qué te ha llamado la atención de ella?

-Es una chica interesante. ¿Por qué lo preguntas?

-Por nada…- sigue pensativa.

-Parece que me estás interrogando.- se ríe.

-Solo me ha llamado la atención la forma con la que te comportas con ella.

-¿Cómo me comporto con ella?- dice juguetona.

-No sé… te ves diferente. Sacas como dos tú diferentes al mismo tiempo.- dice con pose de detective.

-¿Dos yo?- se para a analizar sus palabras.

-Tienes tu lado normal, el infantil, y otro que pensaba que no tenías.

-¿Cual?- está realmente intrigada.

Mayu se acerca a ella y la abraza por la espalda. Apoya las manos en la cadera. Se acerca para hablarle al oído.

-Un poco más seductor… más… provocativa.

-¿Qué?- dice gritando un poco- ¿Qué dices?- baja la voz- ¿Provocativa? ¿Yo?- dice poniendo a Mayu frente suya.

-Sí.- dice alegremente- No imaginaba verte así.

-Y yo tampoco.- sigue hablando cogiendo a Mayu por los brazos.

-Parece que te gusta.- usa un tono un poco pícaro.

-Es una niña.- dice un poco alterada.

-¿Y? Como si eso importase mucho.- dice restándole importancia al hecho.

-No le restes importancia. Son cinco años y ella todavía es menor. Si no fuese menor…

-Sería diferente, lo sé. Pero puedes estar con ella igual.

-Sería complicado…

-Si lo dices por hacer cosas de pareja, ella tiene pinta de ser más hentai.

-No lo había pensado…- dice sonrojada.

-Que inocente eres. Si mostrases más el otro lado serías más kakoii.- dice burlándose.

-Oi… no te burles. Si ni siquiera sabía que tenía esa faceta.

-Será que el momento que has estado hablando con ella te lo ha pegado.- sigue con el mismo tono.

-Que mala eres.- sonríe. “O puede que fuera el aura de Iriyama-san.” Ve a Karen levantar la mano para pedir- Voy a atender.- Mayu asiente. Sumire se acerca a ella- ¿Qué te pongo?- dice un poco nerviosa. “¿Por qué estás nerviosa? Mira que has hecho Mayu-chan.”

-¿Te encuentras bien?- dice al ver el cambio de carácter de la mayor.

-No es nada. Es algo que me ha dicho Mayu-chan.- finge una sonrisa.

-¿Puedo…- duda un momento- ¿Podría esperar a que cerréis?

-¿Quieres hablar con Takahashi-san?

-No es eso…- se sonroja- Si siempre trabajas de noche… no podré quedar contigo… Si pudiera acompañarte a casa…

-¿Cómo?- se sorprende- ¿Quieres acompañarme a casa? ¿Por qué?

-Siempre me has llamado la atención, pero siempre trabajas de noche…

-Mañana no trabajo, es domingo.- le dedica ahora una sonrisa sincera.

-¿En serio?- se emociona- Entonces, ¿podemos quedar?

-Claro.- sigue sonriendo.

——

Rina está tirada sobre la cama. Anna está acurrucada en una esquina. Las dos están llorando.

-Lo siento…- dice casi susurrando Rina- Te dije que lo haría…

-No debí dejar que fueses tú…- hablan las dos igual.

-Fui yo quien ha insistido.- se seca las lágrimas y se incorpora- No te tengo miedo. ¿Puedes venir aquí?- le hace indicaciones para que se acerque donde ella. Anna la mira. Duda un momento. Se seca las lágrimas y se acerca a ella medio a gatas- ¿Todavía sigues igual?- le acaricia la mejilla. Anna está cabizbaja.- Siento haberme asustado.

-No eres tú la culpable.- le mira a los ojos- No es algo normal lo que iba a hacer.

-Quiero volver a intentarlo.

-No creo que esta vez sea tan suave.

-Me acostumbraré a eso.

-No es cuestión de acostumbrarse. Deja marca y esencia.

-Me da igual si eres tú.- se acerca más a ella. Anna se aparta- No tengo miedo.- se sigue acercando más. Anna evita mirarla. Rina termina arrinconando a Anna contra la pared- Anna, no tengo miedo. No puedo verte así.

-Rina, no quiero hacerte daño.- sigue sin mirarla.

-¿Por qué no me miras?- le coge por la barbilla y obliga a que la mire. Anna analiza su cuerpo, todavía descubierto, mientras sube a mirarla a los ojos.

Anna empuja a Rina, tumbándola, y se pone sobre ella. Le acaricia el cuello con la nariz. La piel de Rina cambia por el contacto. Anna al ver el cambio no puede evitar darle besos. Respira hondo y muerde por segunda vez. Rina esta vez lucha contra el dolor. Se coge a las sábanas. El dolor cambia a medida que Anna bebe. No es tan doloroso. Empieza a encontrarse mal.

-Anna…- consigue decir- Anna…

Anna se deja caer sobre la cama. Las dos tienen la respiración agitada. Rina por el dolor sentido, Anna por la lucha contra los impulsos.

-¿Estás… bien?- dice Anna girándose hacia Rina. Rina simplemente asiente- ¿Te he hecho mucho daño?- se acerca a ella entrando en contacto. Rina niega. Anna se apoya en el pecho de Rina. Nota el latir acelerado del corazón. Le acaricia con poco contacto la barriga.

-¿Estás mejor?- pregunta Rina acariciando el cabello de Anna.

-Los impulsos son más suaves.- le da un beso en la clavícula.

-¿Sigues teniendo impulsos?- pregunta intentando verle la cara.

-Son… diferentes- el tono de voz es insinuante. Sigue acariciándola- No sé que es exactamente.- miente. Se pone prácticamente encima.

-Puede que la chica del bar te lo pueda decir.- dice intentando encontrar una solución.

-No creo que ella pueda solucionarlo.- le retira un mechón de cabellos de la cara.

-Parece que estás como esta tarde en el bar.- la mira extrañada- ¿Segura que ya estás bien?

Anna lucha contra unos impulsos completamente distintos. Su mirada no puede evitar mirar sus labios. Se muerde los suyos. Apoya la frente en la de su amiga. Respira hondo.

-Anna…- le acaricia la mejilla- ¿Estás bien?- con las dos manos aparta la cabeza de su amiga rompiendo el contacto- ¿Anna?

-Rina, yo…- se vuelve a dejar caer sobre la cama- creo que voy a dormir. Voy a preparar el baño.- se levanta- ¿Vas a bañarte?- dice evitando mirarla. Rina asiente- Quédate tumbada mientras lo preparo. Cuando esté te aviso.

-De acuerdo.- dice Rina incorporándose un poco.

Anna sale de la habitación entrando en el baño. Empieza a preparar la bañera. Cando el agua está bien se aparta y se acerca al lavabo y se lava la cara. Se mira al espejo. “Otra vez. ¿Por qué tengo que sentir esto?” Se gira y mira la bañera. Todavía le falta bastante. “Necesito un baño.” Se acerca a la bañera y se agacha a su lado. Mete una mano en la bañera tocando el agua. “No sé si he hecho bien en decirte que te quedes.” Después de unos minutos la bañera está lista. Cierra el grifo y se levanta. Va a salir del baño. Al abrir la puerta se topa con Rina.

-Ya está el baño listo.- dice sin mirarla directamente- Ves entrando, voy a traerte ropa.- sale del baño. Elige un pijama y ropa interior. Coge dos de cada. Vuelve a entrar al baño- Te dejo la ropa aquí.

-¿Te bañas conmigo?- dice sentada en el borde de la bañera- No me encuentro muy bien.

-¿Quieres bañarte más tarde?- dice acercándose a ella.

-Prefiero bañarme contigo.- intenta desabrocharse el sujetador.

-Deja que te ayude.- se acerca y se lo desabrocha.

-Gracias.- se levanta para quitarse los pantalones. Está a punto de caer.

-¿Estás segura de querer bañarte ahora? Deberías estar acostada.- dice mientras evita su caída.

-Una vez dentro no creo que esté mal. Es cuando estoy de pie.

-Como quieras. Apóyate en mí.- dice mientras le agacha los pantalones. A cada centímetro que baja el pantalón sus pulsaciones se aceleran- Siéntate.- ayuda a que se siente. Termina de quitárselos. “Ahora lo más difícil.” Duda. Mucho. “Se las tengo que quitar.” Cada segundo que pasa por la duda, más nerviosa se pone- Falta…- se sonroja. Rina se vuelve a poner de pie. Anna siente los mismos impulsos de hace un momento, cuando estaba sobre ella después de morderla. Se decide a quitárselas. Una vez quitadas, Anna le ofrece la mano para que entre en la bañera.

-¿Tú no entras?- le hace señas para que entre.

-Prefiero estar aquí.- se agacha a su lado.

-Quiero bañarme contigo.- dice haciendo un pequeño puchero.

-De acuerdo.- dice desistiendo. Se quita la ropa y entra con ella.

-¿Puedo… hacerte una pregunta.- dice dudosa.

-Claro. ¿De qué se trata?- dice intentando calmarse.

-¿Takahashi-san y tú sois hermanas?

-¿Lo dices por los apellidos?- la cara de Rina lo dice todo- Es una historia un poco larga…

-Si no quieres contarla no hace falta.- dice nerviosa.

-Simplemente es una historia larga.- se ríe para calmarla- Ella no es como yo, es como tú. Su padre es cazador… Era… Murió de enfermedad…

-Lo siento…

-No es nada, tranquila.- vuele a sonreír- El salvó a mi madre de mi padre. Mi madre transformó sin querer a mi padre y los hombres no se pueden controlar… son asesinos por naturaleza… Él escuchó los gritos de mi madre y entró a salvarla… Tuvo que matarlo… No le recuerdo, era muy pequeña. El único padre que recuerdo es él. Vino con Minami-neesan. Cuidó mucho de mí. Todavía me cuida. Ella tenía seis años cuando me conoció y me aceptó como hermana.

-Se nota que os lleváis muy bien.-se acerca y la abraza- Debió ser duro.

-Estaba Minami-neesan para cuidarme.

-Le admiras mucho, ¿verdad?- rompe el abrazo.

– Mucho.- se levanta y sale de la bañera. Le ofrece la mano para que haga lo mismo. Le ayuda a salir. La sienta en el taburete. La ducha. Al frotarle la espalda se detiene en el hombro- ¿Te duele?

-Solo me ha dolido cuando me has mordido. Después de un momento no duele.

Ambas terminan de ducharse y van a la cama. Anna carga con Rina. La deja sentada en la cama. Anna da la vuelta y se sienta en el otro lado. Las dos se acuestan.

-Que descanses.- le dice Anna.

-Que descanses.- Rina se acerca a ella y se acurruca a su lado. Anna la abraza.

-Gracias.

——

Son las 5:00. Suena Rinjin wa Kizutsukanai. Solo quedan mujeres en el bar. Haruka sigue dormida en los vestuarios. Minami sale de ellos después de comprobarlo. Se topa con Yui en la puerta al salir.

-¿Sigue dormida?- le pregunta cabizbaja. Minami asiente mirándola fijamente a los ojos- Será una carga.

-Es posible. Habrá que averiguar dónde vive.

-¿Por qué?

-No podemos dejarla aquí.- aparta la mirada- Quiero irme a mi casa a dormir.

-Entiendo…- deja salir a Minami- Voy a seguir trabajando.- vuelve a la barra.

Minami la sigue con la mirada. Después de estar un momento observándola decide volver a trabajar. “¿Por qué te preocupas tanto por ella?” Mientras trabaja no puede evitar mirarla de vez en cuando. “Tendré que seguir el mismo consejo que le he dado a Mayu-chan.” Suspira.

A medida que el tiempo pasa el bar va vaciándose. Busca a Yui. Ve que está atendiendo. La observa hasta que termina.

-Yu… Yokoyama-san.- le llama. Yui se acerca.

-¿Si?- espera a que hable. Minami se acerca más a ella.

-¿Podrías averiguar dónde vive la chica?- pregunta Minami no muy alto.

-¿De quién? ¿La chica que está dormida?- Minami la mira extrañada.

-¿No sabes cómo se llama?

-¿Por qué debería saberlo? Hoy es la primera vez que la veo.-mira el comportamiento de Minami- ¿Por qué me preguntas?

-No… Por na-nada. Déjalo.- dice intentado que no se le noten los nervios- Entonces… ¿Podrías?

-De la forma en la que he estado hoy y lo de esta mañana, no creo que pueda sin beber después, y no quiero que vuelvas a ser tú. Tampoco está Kumi para tomar de ella y no quiero quitársela a la chica que está durmiendo.- dice seria.

-Entiendo…- mira por el bar- Le preguntaré a Rena-san.- va a alejarse. Yui le coge la muñeca para que no se aleje.

-Si nadie puede, como último recurso, dímelo a mi.- le dice mucho más seria que antes.

-Espero que eso no pase.- fuerza una sonrisa. Yui la suelta. Se quedan un rato mirándose fijamente a los ojos. Minami rompe el contacto visual- Voy a buscarla.- se aleja. Se acerca a Rena quien está distraída mirando a Airi- ¿Todo bien con ella?- Rena se gira sorprendida- Tranquila, soy yo. Es que he visto lo que ha pasado antes.

-Sí… todo bien.- se ruboriza un poco. Analiza los gesto de Minami. Se nota que no ha preguntado simplemente por eso- ¿Qué pasa?- le pregunta seria.

-Yo… Me gustaría saber si podrías averiguar dónde vive la chica que está dormida en los vestuarios.

-Podría intentarlo. No he tenido nunca la oportunidad de hacerlo.- le sonríe.

-¿Te importaría hacerlo ahora? Antes de que se haga más tarde.

-Claro, no hay problema.- sigue con la misma sonrisa- ¿Puede estar alguien conmigo?- dice ahora pensativa- No sé cómo me va a afectar.

-Como quieras. Puede ir quien quiera.- dice compresiva- Gracias.

-No hay de que.- le vuelve a sonreír. Minami también le sonríe y sigue con su trabajo. “Si me lo ha pedido a mi es porque Yokoyama-san no puede.” Piensa frustrada. “Y ahora, ¿a quién elijo?” Busca con la mirada por el bar. Ve a Sumire con el grupo de chicas escandalosas. Les está atendiendo. Mayu esta con Nao. Asuka está hablando con una de las componentes del grupo Scandal, Rina. “Solo me queda ella.” Piensa un poco desanimada. Se acerca a Yui, quien ahora no está atendiendo a nadie- Yokoyama-san.- le llama un poco temerosa.

-¿Qué pasa? Matsui-san. ¿Has hablando con Takahashi-san?

-Sí… ¿Me podrías acompañar?- habla cabizbaja.

-Claro.- sonríe- No es recomendable estar sola cuando se hace algo así.

-Gracias.- le sonríe ella también.

Las dos van a los vestuarios. Haruka sigue dormida.

-¿Cómo puede dormir tanto?- dice Yui intentando calmar el ambiente.

-Será la primera vez que bebe.- sonríe- Bueno… Allá voy.- respira hondo y se pone sobre ella, dejando la cadera de la chica entre sus piernas. Se acerca lentamente a ella y apoya su frente en la de ella. Le sujeta la cabeza con ambas manos. Aplica fuerza en estas. Cierra los ojos. Empieza a sentir malestar producido por el alcohol en sangre de Haruka.

[(Visión Rena) Todo está muy borroso. Distingue al borrón que está siguiendo, Yui. La imagen va hacia atrás. Minami, por la altura, y Yui la cargan. Salen, o mejor dicho, vienen del callejón de la puerta de atrás. Ahora solo ve el suelo. Rena cada vez está más mareada. Oscuro. Yui. Yui la está acorralando. Ahora es ella quien la busca. Vuelve al bar arrastrada por Yui y cae. Intenta sacar a Yui fuera del bar. Habla con Minami. Ve el concierto. El movimiento de la multitud de la gente le provoca más malestar. Alguien le habla, parece Mayu. Se lleva la copa que le ha servido, en total tres. Vuelve a atenderle Yui. Le quita la primera copa que ha bebido. Sale del bar contemplando las luces. El movimiento de las luces le crea confusión. Se para a acariciar un perrito que lleva una chica. Sigue el trayecto hacia atrás. Entra en casa.]

Rena se aparta corriendo de Haruka. Cae al suelo por el mareo. Yui evita que caiga completamente. La respiración de Rena es muy agitada. Tiene ganas de devolver. Yui le sostiene la cabeza.

-Tranquila, ya ha pasado.- le dice Yui mientras le acaricia la cabeza- Ya ha pasado.- Rena se acurruca entre sus brazos- ¿Necesitas algo?- le rodea con los brazos. Rena niega- Me quedaré contigo hasta que me lo digas.

Minami mira el reloj que está encima de la puerta de entrada del bar. Las 5:40. Llevan veinte minutos en el vestuario. “¿Habrá ido todo bien?” Mira que todos los clientes están servidos. Todos lo están. Se acerca a los vestuarios.

Rena rompe el contacto del abrazo de Yui.

-Ya estoy mejor, gracias.- dice sonrojada e intentado levantarse. Yui le ayuda.

-No ha sido nada.- le dedica una sonrisa.

-Sé donde vive.

-Quédate aquí sentada.- le indica que se siente- Voy a llamar a Takahashi-san.

Minami se aparta de la puerta al ver a Yui acercarse.

-Takahashi-san.- le llama al verla cerca- Ya sabemos donde vive.- dice bajo pero, por la corta distancia que hay entre ambas, se puede escuchar- Matsui-san te espera.- le indica los vestuarios.

-Gracias.- dice casi murmurando.

-Dáselas a ella, ha sido quien ha hecho el esfuerzo.- le pone la mano en el hombro y se aleja. Minami entra y ve Rena con la cabeza agachada entre las piernas.

-¿Te encuentras bien?- dice corriendo a su lado para sujetarla.

-Solo estoy un poco mareada.- le sonríe un poco- No le sienta bien el alcohol.

-Lo he comprobado antes yo también.- le sonríe también.

-Sé donde vive.

-Ya me lo dirás después, primero tienes que recuperarte. ¿Necesitas algo?

-No, gracias.- las dos se quedan un rato en silencio- Eto…- llama la atención de Minami- ¿Va todo bien con Yokoyama-san?

-Eh… ¿Cómo?- se sorprende por la pregunta- ¿Por qué lo dices?

-He visto algo a través de ella.- mira a Haruka, quien sigue durmiendo sin enterarse de nada- Pero estaba borroso y no lo he entendido muy bien. Parece que habéis discutido…- mira a Minami.

-No-no hemos discutido.- se pone un poco nerviosa- Ha sido un mal entendido.

-Me alegra que estéis bien.- otra vez en silencio- No vive muy lejos.- Minami le mira extrañada- Te puedo escribir el recorrido en un papel.

-Gracias. Si quieres… el lunes no hace falta que vengas. Te doy el día libre.

-No hace falta. No ha sido nada. Mañana, o sea hoy, puedo descansar todo el día.

-Te digo que cojas el día libre.- insiste Minami.

-Débemelo para cuando me haga falta.

-Sabes que siempre que te haga falta te voy a dar todos los días que quieras. Cógelo.- dice ahora seria.

Hai… Takahashi-san…- desiste.

-Aprovecha y queda con ella.- le da un golpecito con el codo.

-¿Con quién?- la mira extrañada.

-La chica de la barra, es ella, ¿verdad?- le pone una mano en la rodilla. Rena agacha la mirada- Parece que ya os lleváis bien, aprovecha.- se levanta- No tardaré en anunciar que es hora de cerrar. Recupérate rápido.- sale dejando a Rena confusa. Vuelve a mirar la hora. Las 5:50. “Si que pasa rápido el tiempo.”

-Gracias, Takahashi-san.- le dice Rena detrás de ella.

-Ve a hablar con ella antes de que se vaya.

-Gracias.- le vuelve a decir yendo hacia Airi.

Muchas clientas se van. Saben muy bien la hora del cierre. Muchas pasan a despedirse de Minami y le dicen un “Hasta el lunes.” Minami les responde a todas con una sonrisa. El grupo de chicas escandalosas hace lo mismo.

-Nos vemos el lunes.- dicen todas al unísono.

-Portaros bien.- dice como una líder- ¿Tú también te vas?- le pregunta a Tomu.

-Se me ha hecho tarde.- mira al grupo con quien se va- Voy a acompañarlas a casa.

-Cuídalas.- dice de la misma forma.

Hai, senpai.- dice haciendo medio saludo militar.

-Descansa.

Sumire se despide de Karen y va a recoger mesas. Mayu se despide de Nao y le ayuda. Yui está fregando los vasos y copas. Minami coge un trapo y limpia la barra que está libre. Mira la hora. Las 5:55. Coge un micrófono.

-Buenos días.- dice muy animada- Gracias por estas otra noche aquí pero por hoy se acaba la fiesta.- dice fingiendo tristeza- Os dejo la última canción. Nos vemos el lunes.- deja el micro donde estaba y pone Juunju na Slave. Las clientas que quedan animan la elección de la canción. Rena, después de despedirse de Airi, se acerca a Minami.

-¿Y esta canción?- le dice dándole un golpecito con el codo.

-La he escuchado esta mañana, ayer, me ha gustado y la he buscado.- dice restándole importancia al tono de Rena.

-La deberías de haber puesto antes…- dice insinuante con tono de broma.

-Es lo que tiene agregarla la última.- mira el reproductor- Cambiaré el orden. No lo había pensado.- dice pensativa.

Poco a poco van terminando sus tareas. Las 6:00. La música termina. Las clientas se despiden. Minami las acompaña a la puerta y cierra.

-Bueno, chicas.- se gira hacia ella- Ya hemos terminado por hoy. Si ya habéis terminado podéis iros.

Mayu y Sumire, que ya han terminado con las mesas, van a quitarse el uniforme de trabajo. Rena está limpiando el suelo y Yui sigue fregando. Minami ayuda a Rena con el suelo.

-Nos vemos el lunes.- dicen Sumire y Mayu saliendo del vestuario.

-Hasta el lunes.- dicen las otras tres.

-Esto ya está.- dice Yui secándose las manos- Voy a cambiarme.- va a los vestuarios.

-Ve tú también. Yo termino.- le dice Minami a Rena.

-Así terminaremos antes.

-Ya no queda nada. Ve.- le empuja un poco para que se vaya- Yo termino.

Rena desiste y va con Yui. Minami termina de limpiar el suelo y va también a los vestuarios. Yui ya ha terminado de cambiarse y cierra la taquilla. Rena está a medio vestir.

-Nos vemos el lunes.- le dice Minami a Yui.

-Me esperaré a ti. Te ayudaré a llevarla.- mira a Haruka de reojo.

Rena termina de cambiarse y le escribe el trayecto a casa de Haruka. Se lo entrega a Minami.

-Aquí está la dirección.- Minami coge el papel- Yo me voy ya. Iba a esperarme pero como se espera ella…- mira a Yui- Nos vemos el martes.- sale alegre de los vestuarios. Las dos se quedan en silencia mirando el suelo. Minami se cambia la ropa. Cierra la taquilla.

-Ya estoy… ¿Vamos?- se acerca a Haruka para cargarla.

-Ya la cargo yo.- le aparta. Coge a Haruka y se la sube a la espalda.

-¿Estás insinuando que soy floja?- hace un puchero.

-Sí.- le sigue la broma- ¿Cierras?- sale del vestuario seguida por Minami, quien va cerrando luces. Las dos salen en silencio. Minami comprueba las luces y cierra la puerta trasera.

Andan en silencio. Minami va mirando el papelito y contando las calles. Yui lleva a Haruka. Siente su aroma. Se pone nerviosa. Detiene la marcha. Minami la adelanta distraída. Se da cuenta y se detiene ella también.

-¿Pasa algo?- se acerca a ella. Yui tiene la mirada perdida- ¿Yui?- le toca la cara. Yui la mira- Tu temperatura… ¿Estás bien?

-Es ella… Vamos.- reanuda la marcha- Dejémosla cuando antes.

-¿Qué pasa?- dice siguiéndola.

-No es nada.- piensa un momento- La espalda, me duele.

-¿Quieres que la llave yo?- dice intentando coger a Haruka.

-¿Queda mucho?- Minami mira el papel y cuenta las calles. Se gira dirección a una casa.

-Es aquí.- dice sorprendida de haberla encontrado tan fácilmente.

-Mira a ver si está abierto.- empieza a encontrarse mal.

Minami lo comprueba. Está abierto. Entra preguntando si hay alguien. Sale corriendo.

-No hay nadie.

-Perfecto.- entra apresurada y la deja en el primer sofá que encuentra- ¿Vamos? Antes de que se haga de día.- dice intentando calmarse y no sonar borde.

-Tienes razón. Te acompaño a casa.- dice mientras salen de la casa.

-¿Quieres quedarte a dormir?- los impulsos empiezan a apoderarse de ella.

-¿Eh…? ¿Cómo…?- dice muy sorprendida.

-Lo digo por… Anna…- mira al suelo- Está con su amiga… Para no molestarles…

-Ti-tienes razón.- se sonroja- No lo había pensado.

-¿Eso es un sí?- dice mirándola de reojo.

-Mejor así.- dice pensativa- Es la primera vez de Anna, no sé cómo le sentará, estoy un poco preocupada.

-Es mejor dejarlas solas.- dice un poco insinuante.

-Le preguntaré cuando le vea mañana.- sigue pensativa.

-Aunque para ti puede que no sea íntimo, lo es. Es como la primera vez…- se sonroja un poco.

-¿Enserio?- dice sonrojándose- Iba a preguntártelo.- dice murmurando.

-Pues no lo vas a saber.- Yui se pone seria. “Fuiste tú…”- A no ser…- se anima- que me cuentes tu primera vez.

-Ya hablaremos de eso…- intenta cambiar de tema.

Llegan a casa de Yui. Yui abre la puerta.

-Adelante, conoces el camino.- le indica que pase. Cierra la puerta tras Minami. Minami se dirige a la habitación. Yui se queda sola en la puerta.- Te voy a llevar del cielo al infierno.- dice murmurando.

———-FIN———

Advertisements
This entry was posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics, SCANDAL Fanfics and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Del cielo al infierno: Epílogo 2/2

  1. Em says:

    eso que murmuro yui a lo ultimo fue positivo o negativo? ._. xD

    Like

  2. tinasenpai says:

    Depende de como se mire. Son dos personas completamente opuestas por lo que hace difícil una relación normal.
    Puede que haya continuación y quede todo más claro XD Quién sabe… :p
    Gracias por leer el fic, espero que lo hayas disfrutado.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s