Unidas por el destino 2/9

—–AKB48

Empieza la mañana en el instituto Sakurabara. Las estudiantes van entrando al centro. Anna y Rina conversan mientras esperan a Haruka.

-Entonces, vamos a tu casa a hacer los deberes después de clase. Espero que Paruru no esté muy afectada.- comenta animada Rina.

-Espero que esté mejor.- dice poco animada Anna.

-Eso lo veremos cuando venga.- se desanima un poco, pero enseguida se vuelve a animar- ¿Habrán pasteles?

-Podemos ir a comprarlos paso.- dice sonriendo.

-¿¡En serio!?- Anna asiente- ¡Qué bien! Annin, daisuki.- la abraza.

Anna se sonroja. Se pone un poco nerviosa. Ve que se acerca alguien conocido.

-Por ahí viene Paru.- Rina suelta un poco el abrazo para comprobarlo- Y no viene sola.

-¿Quién será?- Rina suelta completamente a Anna por la sorpresa.

-Después le preguntamos.

Haruka se detiene cerca de ella.

-Gracias por acompañarme.- dice Haruka.

-No hay de qué.- Yui le muestra una sonrisa- ¿Nos vemos luego?- Haruka asiente sonrojada- ¿A qué hora sales?

-¿Sabe qué estamos aquí?- comenta Rina a Anna, quienes están muy sorprendidas mirando la escena.

-Hoy termino a las cinco.- responde Haruka haciendo un esfuerzo por recordarlo.

-Me da tiempo a pasar a por ti. Te espero a la salida.- Yui le acaricia la cabeza y se despide con la mano.

Anna y Rina reaccionan y se esperan a que Haruka también lo haga. Se acercan a ella.

-Está ida.- dice Rina divertida.

-Paru.- Anna intenta llamar su atención acariciándole el brazo.

-Oh… Ohayou.- dice volviendo a la realidad.

Ohayou.- responde Anna divertida- ¿Vamos?

——-

En la puerta de la sala de profesores está Jurina esperando apoyada cerca de la puerta. La puerta se abre y se pone derecha. Se decepciona un poco al ver que no era la persona a quien espera.

Ohayou, Matsui-san.- dice la profesora- ¿Pasa algo?- pregunta un poco preocupada.

-No es nada, Kojima-sensei.- dice volviéndose a apoyar en la pared.

-No tardarán en empezar las clases, no te entretengas mucho.- le dedica una amplia sonrisa y empieza a andar- Nos vemos en clase.

Jurina se queda mirando como se aleja. “Esta profesora es tan alegre.” Piensa animándose ella también.

Ohayou, Matsui-san.- dice Rena detrás de ella- ¿Qué haces aquí? ¿Pasa algo?

-¡Oh! Matsui-sensei.- dice un poco sorprendida- No-no es na-nada.- dice mirando el suelo.

-Pues no te entretengas mucho, ya casi es hora.- dice mirando el reloj de pulsera- Nos vemos luego.- empieza a andar.

-Matsui-sensei.- dice poniéndose a su lado- ¿Cómo está el gato?- dice intentado mostrar indiferencia.

-Se ha portado muy bien.- responde animada- Después de clase lo llevaré al veterinario.

-¿Pu-puedo ir?- dice un poco sonrojada. Rena esconde que se está riendo.

-Pensaba que te daba igual.- se detiene delante de una clase.

-Y me da igual.- busca como acreditarlo- Es que yo lo cogí.- dice ahora mostrando otra vez indiferencia.

-De acuerdo.- piensa un poco- Si no tienes nada después de clase espérame en la sala de profesores.

-No tengo nada.- dice animada- Allí estaré.- entra en clase.

Rena se queda un ratito pensativa. Suena el timbre. “Tengo que ir al aula.” Piensa retomado la marcha un poco más apresurada. “No puedo creer que esté llegando tarde.”

——

En una clase están las alumnas sorprendidas por la impuntualidad de la profesora. La mayoría de las alumnas lo comentan, menos una distraída Karen, quien está sentada mirando por la ventana.

Entra Rena mostrando calma.

-Buenos días.- dice dejando los papeles en la mesa- Voy a pasar lista.- coge una libretita y empieza a decir nombres- Iwata Karen.- mira a la distraída chica- Iwata Karen.- repite levantando un poco el tono.

-¡Sí!- dice volviendo a la clase.

Rena la mira fijamente y sigue pasando lista. Karen sigue mirando por la ventana como hacen educación física mientras la profesora da clase.

Juri y Mako están haciendo estiramientos para jugar al vóleibol.

-¿Entonces te lo puedes quedar?- dice Juri . Mako asiente.- ¡Qué bien! Como te he visto un poco extraña en los vestuarios…

-Es que se ha pasado la noche maullando.- habla cansada- Parece que no quiere estar conmigo…

-No creo que sea eso.- piensa un momento- ¿Puedo quedarme esta noche a dormir en tu casa?

-Claro. No hay problema. Mis padres hoy saldrán a cenar.

-Bien. Y ya que estoy veo lo que le pasa al gatito. ¿Ya le has puesto nombre?

-Creo que sería mejor que lo mirásemos entre las dos.

-Ya está bien de cháchara.- dice la profesora.

Hai, Takahashi-sensei.- dicen las dos a la vez.

——-

En otra parte del colegio, en una sitio apartado y poco transitado, está Mayu. En la parte trasera del centro hay un pequeño jardín donde se encuentra tumbada. “¿Qué es esta sensación? ¿Por qué me siento así? No es la primera vez que me atrapa, pero es tan excitante huir de ella.” Cierra los ojos y respira hondo. Se cubre la cara con un brazo. “¿Qué son estos pensamientos?”

(Corren con dificultad esquivando la gente. La estudiante entra por un callejón. Tropieza con algo y cae al suelo. La agente se lanza sobre ella.

-Te llevaré a que te curen.- se levanta y le ofrece la mano para que ella también lo haga- Pero primero tienes que venir conmigo.)

Se mira la mano con la que Yuki le ayudó a levantarse. “Estoy fichada por la policía y ella me ayudó. Es tan cálida.” Analiza su mano mientras intenta alcanzar el cielo.

La imagen de Yuki ofreciéndole la mano no para de pasarle por la cabeza. Esa sonrisa triunfante por haberla atrapado. “Me gusta su sonrisa.” Se ríe. “¿Qué pensará de mi?”

(- Has tenido suerte de topar otra vez conmigo.)

“¿Qué quiere decir eso? Ahora que lo pienso, siempre es ella quien me atrapa. ¿Es solo suerte? Siempre es ella…”

——-

Acaba de entrar Sumire al veterinario. Yui está hablando con la veterinaria. Lleva al gatito con ella.

-Está perfecto.- dice la veterinaria mirando unos documentos.

-Perfecto.- dice Yui sonriendo. El gatito maúlla- Muchas gracias. Nos vemos en otro momento.- se levanta y se dispone a irse.

-Gracias a usted. Vuelva pronto.- se levanta y hace una pequeña reverencia.

-¿Yokoyama-san?- le pregunta Sumire mientras pasa por su lado. Yui se detiene y la mira.

-Sumire-chan, ¿cómo estás?- dice alegre al volverse a encontrar.

-Muy bien. He venido a que le hagan una revisión.- dice indicándole al gatito que lleva entre brazos. El gatito maúlla. El de Yui le responde.

-Parece que se han hecho amigos.- acerca su gatito al de Sumire- ¿Tienes algo qué hacer después de la revisión?

-No tengo pensado hacer nada especial.- dice poniendo el horario en orden mentalmente.

-Pues te espero y hablamos. ¿Te parece bien?

-Bien. Espero que no tarde mucho.- le dedica una gran sonrisa.

-Te espero fuera.

——

Yuki está en su casa. Tiene al gatito encima de la cama donde está ella tumbada. Está acariciándolo. “¿Por qué tengo ganas de que pase la mañana? Una mañana libre, de pocas que tengo.” El gatito maúlla. Yuki le mira.

-¿Oyes lo qué pienso?- le habla directamente. Vuelve a maullar- ¿Eso es un sí? Eso no está bien.- le dice fingiendo enfado. El gatito se mima en ella- No intentes disculparte.- Se tumba boca arriba. El gatito se pone sobre ella- ¿Tú por qué crees qué es? Sé que es la primera vez que no voy a seguirla. Nos vamos a reunir porque queremos, aunque sea por ti.- suspira- Esto no hubiese pasado si no te hubiese herido. No es que me alegre. La veterinaria dijo que solo era una pequeña fractura. Tienes mucha suerte. Ella se hizo más daño que tú.- vuelve a suspirar.

Recuerda la sensación que tubo cuando le cogió la mano para levantarse. El tenerla tan cerca cuando la llevaba a comisaria. El momento de espera en el médico para que la curasen. Poder sentir su perfume de tan cerca. Se levanta y se acerca al uniforme. Lo abraza. “Todavía huele a ella.” Respira el aroma.

-Sabes,- vuelve a dirigirse al gatito- es la primera vez que siento algo así.- suelta el uniforme y se acerca a la cama. Se queda de rodillas al lado de esta- Pero…- se apoya en la cama- es una delincuente. Nuestra relación es de tú huyes y yo te busco. Sé que puede cambiar, por eso siempre me dan ganas de vigilarla. Sé sus horarios y lugares donde suele ir. Nunca he querido que le pasase nada. Al principio… creo que solo era preocupación. Después se volvió divertido seguirla. Parece un juego de supervivencia.- hunde la cabeza entre sus brazos- Parece que ella también se divierte.

—–Fin del capítulo.

Advertisements
This entry was posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s