Del cielo al infierno 4/10

—–AKB48

-Takahashi-san, despierta.

Minami se encuentra acostada en una cama. La habitación está oscura. No lleva camisa y siente un dolor ardiente en el hombro.

-¿Dónde estoy?- dice analizando la situación medio dormida- Al final lo has hecho.- dice tocándose el hombro.

-Te recuerdo que fuiste tú quien insistió.- dice, aun sentada al lado de la cama, con suavidad- Faltan tres horas para que tengas que ir a abrir. He mandado que lleven a la chica a su casa. Recordará que ha estado enferma.- sigue con la misma calma y suavidad.

-¿Quién se la ha llevado?- se incorpora un poco y se apoya en el cabezal.

-Tranquila, es de confianza.- se levanta y coge la camisa de la mayor y se la da avergonzada- Ten, cúbrete.

-Oh… gracias.- dice cabizbaja.

-Gracias a ti.- le acaricia el brazo y sale de la habitación.

Minami sigue sentada en la cama mirando la puerta. Se toca el hombro e intenta ver que tiene. “No creo que se vea mucho. No ha dejado mucha marca.”

—–

Ōba Mina se encuentra en su cama. Lleva puesto el pijama. “Que mal me encuentro. Espero que les haya ido bien en la cafetería.” Se pone boca arriba.

-¿Cómo te encuentras?

Mina se asusta al oír la voz a su lado.

-Soy yo, Kumin.- dice cogiéndola la mano.

-¿Qué haces aquí?- se incorpora del futon– No es que no me alegre de verte, pero…

-Le he preguntado a Aki-san y me ha dicho que estabas enferma y he venido a cuidarte.

-Gra-cias.- baja la mirada- ¿Por qué?- la mira fijamente a los ojos.

-Yo…- busca por la habitación la respuesta- Qui… Te…- posa la mirada en su mano, que aun tiene la de Mina, y la aparta sonrojada- Quiero ser tu amiga.- está jugando con sus manos.

-Yo… ¿Yo? ¿Por qué? Casi no nos conocemos.

-Yo quiero conocerte…- mantiene un momento la mirada con la de ella, pero la aparta enseguida.

-Si quieres… Me parece bien- posa una de sus manos en las de la otra.

Kumi se sorprende, tanto por la acción que por lo que ha hecho. Sonríe para sí.

-Gracias- dice bajito.

-¿Por qué lo agradeces?

-¿Y por qué siempre preguntas el porqué?- no se cree de dónde ha salido tanta confianza.

-Te he preguntado primero.- le da un golpecito en el hombro.

-Porque me vas a dejar conocerte.

-No soy nada interesante.

-Porque siempre te ves…- se calla de golpe tapándose la boca.

-¿Qué ibas a decir?- Kumi baja la mirada y la fija nuevamente en sus manos- Dime, ¿qué era?

-Nada.- dice en un hilito de voz.

-¿Segura?

Asiente.

Ōba se echa encima de ella y empieza a hacerle cosquillas. Le vuelve el malestar por lo que para de golpe, dejando a Kumi bajo de ella, acorralada entre sus brazos. Sus miradas se juntan. Algo dentro de ellas pide algo que no saben lo que es. Empieza a acortar la distancia entre ellas. Cada vez están más cerca. Sus narices entran en contacto con un roce. Ahora pueden sentir sus alientos reclamando que se rompan las distancias, quieren abrazarse. Sus labios se rozan.

——

-Venga, ven conmigo Annin.- Rina va detrás de la chica.

-Eres muy insistente.- dice deteniéndose de golpe y girándose para estar cara a cara con la chica que la persigue, esto hace que ambas queden a escasos centímetros la una de la otra. Se quedan un momento, breve pero intenso, mirándose. Anna rompe el contacto visual y se aleja un poco- ¿Tengo que quedarme?

-No, voy a por ti.- dice sonriendo.

-Si ya estoy aquí, ¿cómo vas a por mí?- se cruza de brazos.

-No te estoy diciendo que vengamos al abrir. Sigues la rutina de siempre.- dice orgullosa- Y a las 22h paso a por ti.

-A las 22h seguramente ya esté medio dormida.- dice pensando en su rutina habitual.

-Pues…- busca en la cafetería y fija la mirada en la mesa donde se encuentran las amigas de Aki- Ya sé.- dice dando un golpe a su propia mano- Te invito a cenar. ¿Dónde te apetece ir?

-No hace falta que me lo pagues, voy contigo.

-Yo quiero pagártelo.- hace un puchero.

-Vale…- baja la mirada al suelo- Pero tú decides dónde ir.

-Bien.- dice dando saltitos. Abraza a Anna y le da un beso en la mejilla- Voy a mi casa a cambiarme y vengo antes de que cierres.- sale saludándola con la mano.

Anna se ha quedado parada detrás de la barra, con una mano posada en la mejilla donde le ha dado el besos, mirando como se va. Fija la mirada en el reloj. Las 16:00. Respira hondo.

-Aki-san.- dice aun un poco distraída.

Aki está limpiando una mesa que ha dejado un cliente.

-¿Si?- dice poniéndose detrás de la barra para dejar el trapo.

-No tardaremos en cerrar.- mira la mesa donde están sus amigas- ¿Te están esperando?

La camarera se gira a mirarlas.

-Si.- dice poniendo una mano detrás de su cabeza- ¿Quieres que les diga que se vayan?- dice seria.

-No hace falta. Si quieres, puedes irte. Termino de limpiar yo.

-Pero…- mira que quedan cosas que, visiblemente, están por hacer- Termino de limpiar…

-No hace falta.- le corta- Ya me encargo yo.

La chica observa el carácter de su jefa.

-¿Te encuentras bien? No me importa decirles que se vayan. Entre las dos terminaremos antes.- le pone una mano en su brazo.

-Tranquila. Solo necesito estar un rato sola.- dice fingiendo una sonrisa.

-De acuerdo.- dice dubitativa- Como quieras. Voy a quitarme el uniforme.- se acerca primero a sus amigas- Voy a cambiarme y salgo.

-¿Ya has terminado?- dice Rie mirando el reloj de la puerta- todavía es pronto.

-Me deja… no, mejor dicho, quiere que me vaya.- la mira- Está extraña.- vuelve la mirada a sus amigas.

-Puede que venga su pareja a recogerla y le da vergüenza que la vean.- dice con tono de burla Rie.

-No creo que sea eso.- dice Mariya mirando a Anna.

-¿Y qué es?- preguntan sus amigas al unísono.

-No estoy muy segura,- mira a Rie- pero estoy segura que eso no es.- dice empujándole un poco la cabeza.

Las dos se miran fingiendo desafío.

-Ahora salgo.- va a los vestuarios dejando al par solas.

-Sé que sabes lo que le pasa.- dice Rie volviendo a un estado serio- ¿Por qué no quieres decirlo?

-¿Qué te hace pensar eso?

-Porque hace un buen rato que la observas. Ha habido algo que te la llamado la atención.- le habla cerca para evitar que puedan escucharla.

-Tiene mucha suerte.- dice casi en un susurro.

-¿Qué?- se acerca más a ella. La distancia corta de antes casi no existe. Las dos se hunden en los ojos de la otra.

-Na… nada- dice agrandando la distancia.

-Te preocupa algo.- dice volviendo a acortar la distancia- Sabes que no me lo puedes ocultar.

-No… no es…

-No me mientas.- le corta poniéndose muy seria.

-Yo…- la mira fijamente a los ojos- Yo… Lo que me preocupa es…- se acerca más a ella, dejando la distancia como estaba antes de romperla por los nervios. Las dos siguen manteniendo la mirada- es que…- suspira cerca de los labios de Rie, la distancia se ha convertido en escasos milímetros- que la persona que me gusta…- las dos respiran el aliento de la otra.

-Mariya.- suspira Rie- No… no…- baja la mirada a sus labios- No está bien.- termina susurrando antes de intentar romper el poco espacio entre las dos.

En ese momento entra Haruka corriendo, tropezándose con una mesa, que a su vez tira una silla.

La pareja, Aki, que las observaba desde la puerta del vestuario, y Anna, que seguía en su mundo mientras limpiaba.

-Lo siento.- dice recogiendo la silla y poniéndolo todo en su lugar- Me he dejado la cartera.- dice de manera acalorada.

-Tranquila.- dice Aki yendo a la barra. Rie y Mariya se han girado casi asustadas ante la voz de su amiga- Mi compañera se la ha encontrado y me ha pedido que te la guardara. Me había dicho que vendrías.- le dedica una sonrisa sincera- Ten.- se acerca a dársela.

-Gracias.- baja la mirada avergonzada.

-Ve con cuidado donde la dejas, puede haber gente con mala idea.- al darle el objeto sus manos se tocan- ¿Esta noche vienes?

-¿Esta noche?- dice como saliendo de un trance en el que llevaba todo el tiempo.

-Hay noche especial.- le sonríe.

-Me lo pensaré.- habla cabizbaja.

-Nos vemos esta noche.- suelta la cartera.

Haruka reacciona. Se la ve distraída.

-Buenas tardes.- hace una reverencia y se va.

-¿Qué ha sido eso?- pregunta Rie con cara pervertida.

-A eso se le llama atraer a la clientela.- dice orgullosa y olvidando lo que acababa de ver.

-Pues eres fantástica.- le alaga Mariya.

-Gracia.- usa un tono fingido de superioridad- ¿Nos vamos?- dice normal.

-Si.- dice muy contenta Rie- Nos vemos Annin. Buenas tardes.

Anna responde con una reverencia.

-Buenas tardes.- dicen al mismo tiempo.

Anna responde de la misma forma. Se acerca a la puerta, está a punto de cerrar.

-Te había dicho que vendría antes de que cerrases.- dice medio gritando y corriendo Rina sin el uniforme escolar.

Lleva puesto una camisa de botones vaquera y una falda negra de tela, botines bajos planos y los cabellos completamente sueltos. No parece la misma. Anna la mira sorprendida. Sobre ser mejores amigas, su vida social no iba más allá de la cafetería. Es la primera vez que quedan. La primera vez que llevará a alguien a casa. Consigue reaccionar.

-Pa… pasa.- tartamudea un poco- termino un par de cosas y nos vamos.- mira el reloj. Las 16:20- Que lento pasa el tiempo.- murmura.

-¿Decías algo?- estaba a punto de sentarse.

-Nada… solo que… te ves muy bien.- dice sonrojada.

-¿Si?- se pone muy contenta- Gracias.- Da un vuelta.

-Es verdad.- va donde ella está y se sienta a su lado.

-No tenías que hacer algo?- se sienta también.

-Yo… No puedo irme todavía. 25 minutos más.- habla nerviosa.

-Tienes que espera a tu hermana.- dice apoyando la cabeza sobre la mesa.

-Si…- “¿Cómo no lo he pensado antes?”

-¿Qué hacemos?- levanta la cabeza.

-No sé.- ahora es ella quien tiene la cabeza sobre la mesa.

-Te ves muy mona así.- le acaricia el pelo y se vuelva a tumbar.

Anna está muy sonrojada. “¿Por qué me siento así? ¿Será porque es la primera vez que viene a mi casa?” Se pone más colorada. Rina mira como su amiga va cambiando de color.

-¿Te pasa algo? Estás muy roja.- apoya su frente en la de ella para comprobar su temperatura- Estás fría. Ten.- se incorpora y se desabrocha la camisa.

-¿Qué haces?- también se incorpora. Ahora está todavía más roja.

-Llevo una camiseta bajo.- le muestra una camisa de tirantes también negra- Toma.- le entrega la camisa.

-No tengo frío.

-Póntela, estás helada.- le echa la camisa por encima. Al resistirse un poco hace que Rina esté casi pegada a ella. Cada vez se encuentra peor. No sabe qué le pasa. Siente el cuerpo de su amiga en el suyo.

-Que fría estás, ven aquí.

La abraza para darle su calor. Anna siente que se va a prender fuego en cualquier momento. “¿No lo nota?” Siente cada detalle de su cuerpo acoplándose al suyo.

-Rina, para…- le cuesta respirar- No puedo…- siente su aroma. “¿Desde cuándo huele tan bien?”- No aguanto…

Rina se aparta un poco para verla a la cara. Está roja. Tiene la mirada perdida.

-¿Annin?- dice acariciándole el pelo- ¿Estás bien?

Anna coge la mano con la que la estaba acariciando con fuerza. Fija su mirada en la de ella. Muestra furia, quizá ¿deseo?. Rina se asusta un poco e intenta apartarse. Anna, al sentir que se alejaba la atrae hacia ella cogiéndola de la cintura.

-Annin, me estás asustando.- está aterrada.

-Lo siento, no puedo controlarlo.

Pone una mano detrás de su cabeza y la atrae hacia ella. Roza sus labios por sus mejillas hasta llegar a los labios. Los acaricia con los suyos.

-Annin, esto no está bien.- susurra.

-Tranquila.- la coge y la pone sobre la mesa. Rina está sorprendida.

-No sabía que tenías tanta…

-Sh…- pone un dedo en sus labios para callarla- Hablas mucho.- la tumba y se pone sobre ella.

-¿qué haces? Queda muy raro. Eres mi ami…

-Te he dicho que sh…- se susurra a la oreja. Le roza con su nariz. Rina se sorprende.

-An…

Se pone otra vez sobre ella, cara a cara.

-No voy a hacerte nada.- vuelva a acariciarle los labios con los suyos. La sujeta por las muñecas y tiene una pierna a cada lado de su cadera.

-Me he cansado de jugar. Déjame Anna.- está a punto de ponerse a llorar.

Anna analiza la situación y se aleja casi de un salto de ella.

-Lo siento…

—-Fin del capítulo—-

Advertisements
This entry was posted in AKB48 Fanfics, Fanfics, J-Pop Fanfics and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Del cielo al infierno 4/10

  1. Pingback: Tina-senpai

  2. Pingback: Tina-senpai

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s